Buscar

Adoración y Liberación

Por Vicente Montesinos

Etiqueta

S.S EL PAPA BENEDICTO XVI

Acerca del 3 de mayo: Católicos fieles, pudríos. Herejes todos, venid. Es el lema de este Pontificado.

Vicente Montesinos

 

marxfranc
 Marx y Bergoglio

 

Quedan dos días. Pasado mañana; 3 de mayo; cardenales y obispos de Alemania van al Vaticano a abordar el asunto del acceso a la Eucaristía de los cónyuges no católicos en los matrimonios mixtos.

Al frente: Marx (no, no el de “El Capital”, aunque no se vean muchas diferencias, sino el presidente de la Conferencia Episcopal Alemana) Como escuderos los monseñores Woelki, Genn, Wiesemann, Voderholzer, Feige, y toda la patulea germana.

En el “equipo romano” un “dream team”: el ilustre Ladaria; el cardenal Koch (el de la Promoción de la Unidad de los Cristianos); el salesiano Graulich; y el P. Hermann Geissler.

El montaje ya sabemos por qué viene precedido: Marx vendiendo a los 4 vientos que el Papa no les ha prohibido la intercomunión; Kasper afirmando que los luteranos no tienen el porqué creer en la transubstanciación para comulgar; y siete pobres Obispos alemanes marginados, firmando una carta contra la intercomunión, cercados por la manada catolico-luterana que desgobierna la Iglesia en Alemania; y con el apoyo de Su Santida el Papa Benedicto XVI, a quién Dios sigue manteniendo en la Tierra para, desde su prudencia y silencio, buenamente, y como puede, luchar contra el mal.

Día importante. Día trascendental. Otro.

Como lo fue el día que nos clavaron la Amoris Laetitia. El día que empezaron a clavarnos el fin de la Humanae Vitae. El día que mataron a Alfie. O el día que callaron al Padre Aberasturi..

Otro día trascendental.

En el que avanzaremos en la escenificación de la “discusión y el diálogo” para una Intercomunión, sacrílega y herética, que se nos viene encima, porque Bergoglio ya lo ha decidido.

Otro pasito a pasito… Suave suavecito…

La opulenta Iglesia alemana; forrada y a “tuti plen”, a la cabeza de los planes masones de la “Iglesia de los Pobres”. Cosas del nuevo Paradigma.

Si no crees que Cristo está presente en la Eucaristía, como los protestantes, es un terrible sacrilegio dársela.

Lo que resulta evidente es que los primeros que no creen en que la Comunión es Cristo son los propios obispos y Cardenales que viajan pasado mañana a Roma, y me temo que tampoco en exceso los que por allí  moran.

Y entre tanto, lo impensable es que los cardenales de las dubia viajen a Roma para tratar la cuestión. Para esos cardenales el Papa no está. Aún viendo que poco a poco mueren.

Católicos fieles, pudríos. Herejes todos, venid. Es el lema de este Pontificado.

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

 

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que ¡Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

 

Anuncios

La continuidad de Francisco con el Papa Benedicto XVI y la de un servidor con Pablo Iglesias.

Vicente Montesinos

 

 

 

 

Algunas de las homilías dadas por Francisco en Santa Marta en las últimas semanas han tratado de abordar el tema de la autoridad, tanto la de Jesucristo, como la de los pastores de la Iglesia.

Bergoglio, con su “especial lenguaje”, ha venido manifestando que lo que “le da autoridad a Jesús es su cercanía con la gente, porque él entiende sus problemas, dolores y pecados, los acoge, los sana y les enseña a acercarse a ellos“.

Ciertamente, puesto que Bergoglio en Santa Marta habla sin notas, y como dice él, “desde el corazón“, aproximarse a sus palabras en estas “homilías” sirve en muchas ocasiones para saber quién es realmente este hombre. Y sirve sobre para todos aquellos que, vete a saber porqué, después de estos cinco años, siguen sosteniendo que estamos ante un Pontificado modélico y “en plena continuidad con el de Su Santidad el Papa Benedicto XVI” (lo cual es lo mismo que decir que yo estoy en continuidad con Pablo Iglesias; el primero, o el segundo, que tanto tiene)

El ejemplo con el que empezaba este texto no es casual. En esa manifestación de Bergoglio sobre “de donde proviene la autoridad de Dios”, se deja ver, en conjunta con muchas otras similares, el porqué de la duda que tantas veces ha atenazado a tantos católicos: ¿Pero es que el Papa Francisco cree realmente que Jesucristo es Dios? 

Porque si uno cree, como un servidor, y tantos otros, y a la cabeza Su Santidad el Papa Benedicto XVI, que el hecho de que es Dios es lo que le da la Autoridad, con mayúsculas, a Nuestro Señor Jesucristo, estas frases de pasquín y muchas otras, llenas de populismo y soberbia, están completamente fuera de lugar.

Claro… Si con sus palabras y actuaciones es capaz de hacer dudas a tantos millones de católicos sobre si realmente asume la Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo… ¿Como esperar que asuma sin confusiones la sana, santa y tradicional doctrina de la Iglesia por Cristo fundada?

A continuación viene lo de que la autoridad de los pastores de la Iglesia se la da “el olor a oveja“. Y ya estamos con que la abuela fuma…

Hace pocos días le decía este humilde servidor a un buen sacerdote, entusiasmado con el dichoso olor a ovino: ¿Pero no sería mejor que los pastores olieran a santidad, más que a oveja? – vamos, digo yo.

Evidentemente tras estas frases de acampada, power point o cadena de whastapp, lo que se deja ver es que Francisco tiene una absoluta falta de respeto por el sacramento de las Ordenes Sagradas, que es el que configura al hombre para Cristo y lo imbuye de la autoridad para enseñar, gobernar y santificar al pueblo de Dios.

Los que sostienen que Francisco no cae en contradicción a la doctrina, te sueltan que él no ha declarado en ningún sitio, y nos ceñimos al ejemplo concreto (tantos otros hay) que Jesucristo es sólo hombre. Claro. No lo esperamos.

Pero lo que sí que esperamos a este paso es que impulse nuevas iniciativas en las que pueda dejar claro que la autoridad para participar en el ministerio sacerdotal simplemente “se despierta” en un individuo “por medio de la oración”, siempre que exista la voluntad de “estar cerca de la gente”. ¿Y qué es lo que seguirá?

¿Misas ecuménicas? (los ministros protestantes están cerca del pueblo)… ¿Fin del celibato clerical? (los hombres casados también pueden orar…)… ¿Diaconisas, sacerdotisas…? (tantas santas han estado cerca de Dios…)

Pero seguirán diciéndonos… ¡Venga, fundamentalistas, que son solo homilías, y este Papa habla en un lenguaje cercano al pueblo, no en un lenguaje teológico preciso!

Y a seguir…

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

 

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que ¡Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

 

¡Felicidades, Santidad!

Vicente Montesinos

 

Felicidades 91

 

S.S el Papa Benedicto XVI cumple hoy 91 años; y en su austero y sencillo retiro en Mater Ecclesiae, en la Ciudad del Vaticano, lo celebra junto a su hermano y unos pocos amigos.

Benedicto XVI, que fue elegido Papa el 19 de abril de 2005, anunció su renuncia como Obispo de Roma el 11 de febrero de 2013, que se haría efectiva a las 20.00 del 28 de febrero siguiente.

No hace falta glosar, porque se glosa por sí misma, la imprescindible aportación de Joseph Ratzinger a la Iglesia. Como sacerdote, obispo, Cardenal, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y Presidente de la Pontificia Comisión Bíblica y de la Comisión Teológica Internacional; entre otras muchas responsabilidades dentro de la Curia, que nos han dejado un legado perpetuo de sana doctrina, fe y catequética para la Iglesia de Cristo.

Evidentemente estamos ante un eminentísimo teólogo (posiblemente nadie como él desde Santa Teresa de Ávila y San Juan de la Cruz) que ha guiado a la Iglesia durante decenios en la tradición, el magisterio bimilenario y la sana doctrina, y no sólo como Papa.

Todo esto cae por su propio peso, y es indiscutible.

Las que ya no están tan claras son las circunstancias en las cuales hubo de ejercer su dolorosa renuncia; a la que siguieron las no menos extrañas circunstancias en la preparación y ejecución del Cónclave que debía elegir a su sucesor, y en el ascenso al Papado de Francisco. Quizá algún día sepamos más… Y quizá algún día podamos contar más…

Hoy Benedicto XVI vive preparándose para la vuelta a la casa del Padre; y mientras reza y sostiene al resto fiel con su testimonio; es víctima del fuego que contra él se ha preparado al fracasar el intento de enrolarlo entre los admiradores de la “teología de Francisco”. Su veraz juicio negativo al alemán Peter Húnermann ha desatado la ira de los enemigos de siempre de la Iglesia; hoy encantados de conocerse y de haber conocido a Bergoglio.

¿El motivo de estos ataques? Pues que Su Santidad Benedicto XVI, desde su prudencia y buen hacer, sigue siendo el sostén de la fe en la Iglesia de millones de católicos, y el principal baluarte para todos en la defensa de los pilares fundamentales de la fe católica, que la corriente progresista postconciliar lleva 50 años intentando abatir, y que con Bergoglio ha alcanzado el zenit del ataque.

Por todo ello y por mucho más, y de forma absolutamente egoísta, pido a Dios que lo conserve en vida y salud en esta tierra durante muchos más años.

Y desde Adoración y Liberación alzamos hoy un jubiloso grito, dando gracias a Dios por el Papa Benedicto XVI… ¡Felicidades, Santidad!

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

 

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que ¡Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

 

Bergoglio “admite” la renuncia de Viganò, mientras le ruega que sea su asesor de comunicación y elogia su “gran esfuerzo”.

Vicente Montesinos

 

Viganó
Monseñor Viganò y el “Super Papa”

 

Hay quien hoy se ha apresurado a “felicitar” al Santo Padre por “admitir la renuncia de Viganò”, celebrando con optimismo desmedido este hecho.

Los mismos que estos días han quemado en la hoguera a este hombre que, con sus evidentes fallos, no es más que un pequeño engranaje en un sistema donde el problema, evidentemente, va mucho más allá que él. Pero bueno, como no es el Papa, se puede descargar sobre él todo tipo de improperios. Que eso no es faltar a la caridad.

Nada que celebrar. No hay nada que celebrar.

Lo de aceptar la renuncia es un formalismo forzado por un escándalo sin precedentes en la manipulación de las palabras de un Papa para tapar las vergüenzas de otro; que además se realiza dándole otro cargo (al más puro estilo político mundano de “puerta giratoria”), y además, con un descaro inverosímil, elogiando “su gran esfuerzo” (evidentemente, si el esfuerzo era el de intentar conseguir, aunque fuera inventándosela, la bendición benedictina para este caótico pontificado, el elogio es entendible)

Así, monseñor Darío Edoardo Viganò, que esta mañana ha presentado su dimisión como Prefecto de la Secretaría de la Comunicación de Vaticano, seguirá como asesor de comunicación dentro de ese organismo. Además, Francisco ha manifestado que acoge la decisión de Viganò, “no con pocas dificultades”.
Si han leído estas breves líneas sobre este asunto en el que poco más hay que contar, convendrán conmigo en que nada hay que celebrar.

Pareciera que hay quien está esperando cualquier cosa “medianamente normal” que provenga de Francisco, ante la ausencia de noticias positivas, para sacar la artillería de elogios. En este caso además, como ven, su ansia les lleva a equivocarse, porque la noticia de buena, vista en su totalidad y contexto, no tiene nada.

Cualquier día Francisco dirá que Jesucristo es el Hijo de Dios, y saldrá el glorioso coro de los aduladores a celebrarlo.

¡El Señor nos ampare!

 

—————————————————————

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

La ignominia sigue en el Vaticano…

Vicente Montesinos

 

 

Captura-de-pantalla-2018-03-14-a-las-21.17.20
Viganó, Bergoglio y el Papa Benedicto XVI

 

Tremendo. Mezquino. Vergonzoso. Ignominioso.

No hace falta que les recuerde de que forma se descubrió a Viganó, a la Secretaría de Comunicación del Vaticano y al Papa de Roma en la mentira de intentar atribuir una tremenda admiración de Benedicto XVI a Bergoglio, eliminando el párrafo de la carta del Papa Emérito en el que se afirmaba que:

 

Sin embargo, no tengo ganas de escribir una página teológica breve y densa porque en toda mi vida siempre ha estado claro que escribiría y me expresaría solo en libros que también había leído realmente. Lamentablemente, incluso por razones físicas, no puedo leer los once volúmenes en el futuro cercano, tanto más porque ya estoy esperando otros compromisos. Estoy seguro de que comprenderá y lo saludo cordialmente. Suyo, Benedicto XVI

 

Este descubrimiento de manipulación, mentira y tergiversación de la realidad, utilizando al anciano Papa Benedicto para intentar tapar las vergüenzas de un pontificado desastroso; ha incendiado los medios generalistas, católicos y las redes sociales, y ha llegado mucho más lejos de lo que los manipuladores y torpes que pululan alrededor de Bergoglio hubieran previsto.

La pregunta para todos es: ¿Qué escondió el Vaticano?

Ante tanta polémica, el Vaticano decidió este 17 de marzo publicar el texto completo de la controvertida carta, de cuya lectura emana que Benedicto XVI rechazó hacer comentarios acerca de los 11 tomos de ‘La Teología del Papa Francisco’, alegando no poder leerlos debido a su estado físico, como ya habíamos publicado (aunque deja lúcidamente bien claro que “incluso por razones físicas”…)

Pero es que además, en esta publicación forzosa, hemos podido conocer también que el papa emérito expreso su “sorpresa por el hecho de que entre los autores figura también el profesor Hünermann”, que durante el pontificado de Benedicto salió a la luz por haber encabezado iniciativas antipapales y participado en las iniciativas que atacaron de “forma virulenta la autoridad magisterial del Papa, especialmente en cuestiones de teología moral”.

En definitiva; claros y elegantes toques de atención de un callado y sufriente Papa Benedicto al desmadre Vaticano; que ellos han convertido en una alabanza a Francisco para intentar dar algún tipo de oxígeno a un Pontificado que vacía Basílicas, plazas, “x en la renta”, y sobre todo, y lo peor, almas.

Ignominioso.

 

—————————————————————

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

 

FIRMA INVITADA: ¿Qué te pasó, Padre Santo…?

Carlos Núñez

 

 

ea8a2667e79841adf26742965f2059e1--roman-catholic-catholic-mass
Siempre de rodillas…

 

 

¿QUÉ TE PASÓ, PADRE SANTO,
PARA QUE ASÍ TE TIRARAN?
¿CON QUÉ TE CHANTEJEARAN,
Y TAPASTE CON TU MANTO?

¿QUÉ SABE EL GALLEN ODIOSO
PARA QUE TU DECIDIERAS
IRTE PRONTO A LAS AFUERAS
ANTE ALGUIEN TAN PODEROSO?

¿QUÉ HIZO EL PODER DE LA CIA
EN MANOS DE AQUEL OBAMA,
PARA HACERTE ASÍ LA CAMA,
SACÁNDOTE DE LA VÍA?

¡DA IGUAL!, PUES QUE TE QUEREMOS
POR TU SABER MAGISTRAL.
POR TU BONDAD PROVERBIAL.
POR LO QUE, TUYO, TENEMOS.

POR LA HUMILDAD QUE DESTILAS.
POR LA MIRADA QUE CLAVAS.
POR LAS IDEAS QUE GRABAS.
POR LA PACIENCIA QUE ESTILAS.

PADRE SANTÍSIMO Y GRANDE,
DEL QUE, EN VERDAD, ”DIGO-BIEN”.
MI BENDICIÓN, POBRE, TEN.
Y QUE EL CIELO, MIENTRAS,…¡ MANDE!…

 

 

—————————————————————

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

Pronto será demasiado tarde para decirle cuánto lo amamos…

Vicente Montesinos

 

2018-03-07-PHOTO-00002092

 

El mundo lo va a extrañar; y pronto será demasiado tarde para decirle cuánto lo amamos.

Un mundo que no leyó sus libros, ni sus encíclicas, ni su preciosa teología, ni sus profundas y bellas homilías…

Todo buen católico lo recordará como aquel hombre que fue Papa, y que con una valentía realmente varonil decidió apartarse por amor a la Iglesia…

Vas a morir tranquilo, amado Santo Padre.

Sin homenajes pomposos;  sin un cuerpo revestido con bellos ornamentos exhibido en San Pedro.

Sin miles de fieles llorándote y esperando a que la luz de tu cuarto se apague.

Vas a morir un día en silencio, en la soledad de tu retiro, con tu pequeña compañía espiritual.

¡Que gran lección de humildad!

Morirás como viviste; aún siendo Papa.

Morirás como lo expresara San Juan María Vianney: “Ved al Padre: vestido como un Rey, pero humilde como un campesino”

Morirás en silencio… ¡pero habrá fiesta en la Patria Celestial!

Siempre gracias. Siempre.

Siempre gracias. ¡Santidad!

 

—————————————————————

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

Décimo aniversario del Motu Proprio “Summorum Pontificum”, de S.S el Papa Benedicto XVI.

 

33

 

Este verano se cumplieron diez años de  la promulgación, el 7 de julio de 2007, del motu proprio Summorum Pontificum, mediante el cual S.S el Papa Benedicto XVI, reconoció la igualdad de los ritos nuevo y antiguo de la Santa Misa —llamados desde entonces formas ordinaria y extraordinaria, respectivamente— y autorizó a todos los sacerdotes católicos para celebrar lícitamente en cualquiera de las dos formas.

El texto reconoce además que los fieles tienen el derecho a pedir la celebración de la Misa tradicional y que las autoridades eclesiásticas no pueden negarse.

“Summorum Pontificum”, autorizó el uso del misal tradicional, codificado por varios papas, desde Gregorio el Grande hasta Juan XXIII.

Cuando Pablo VI promulgó, en 1969, el misal nuevo, muchos católicos de buena fe pensaron que podía seguirse usando el antiguo de igual manera, ya que no fue nunca abolido. Ni el Concilio Vaticano II ni ningún Papa lo prohibieron. Pero, en nombre de un entendimiento erroneo, nuevamente,  del Concilio Vaticano II, se impuso la misa nueva de forma obligatoria.

¿Lo obligado a partir de ahí en el uso que fue? Lenguas vulgares, volver los altares, supresión de ritos y gestos sagrados, introducción de músicas profanas, etc…

Pero si todo hubiera quedado ahí… La realidad es que con el tiempo cada celebrante fue agregando por su cuenta interrupciones, liturgias abreviadas, comentarios, coloquios, posturas, ritos que no se sabe de donde salen, innovaciones sin ninguna base litúrgica, etc… En definitiva, en  ocasiones, una absoluta ocultación  del carácter sagrado y ceremonial del Santísimo Sacrificio de la Eucaristía.

Ni que decir tiene que los cuatro caracteres de la Santa Misa (latréutico, impetratorio, propiciatorio y eucarístico) se han ido desdibujando hasta cometerse auténticas barbaridades de la que cada uno de nosotros deberemos dar cuenta ante Dios según nuestras distintas responsabilidades. Sin olvidar nunca que, sobre todo,  la misa es la renovación incruenta del sacrificio del Señor que el sacerdote, actuando “in persona Christi”, ofrece al Padre en nombre propio, de los presentes y de todos los fieles, vivos y difuntos.

Muchos pensamos que el nuevo culto desdibujaba muchas de las características anteriormente mencionadas, lo cual no ha sido óbice para que participemos en cada una de las Eucaristías diarias con la devoción, y atribución del eterno e inconmensurable valor que cada una de ellas tiene. De ahí que esperaramos con impaciencia y obediencia un cambio normativo; y de ahí la enorme alegría que nos supuso el Motu Proprio que ahora cumple diez años.

 

De ahí que esperaramos con impaciencia y obediencia un cambio normativo; y de ahí la enorme alegría que nos supuso el Motu Proprio que ahora cumple diez años.

 

Y es que no hay que olvidar que la cuasi supresión del canon romano tradicional, así como que se sacase al Santísimo de su lugar central sobre el altar mayor, y que el celebrante mirase al pueblo, que no es el punto de referencia; amén de la eliminación de ritos, lengua, vestimentas y silencios sagrados, hacían más daño a la fe, que la pretendida ayuda a la misma que la supuesta “modernidad” iba a aportar.

Por ello ahora hace diez años muchos manifestamos nuestra más profunda complacencia y gratitud hacia S.S. Benedicto XVI, quien satisfizo nuestra esperanza, nos confirmó en la fe y nos hizo un acto de enorme de caridad.

 

Por ello ahora hace diez años muchos manifestamos nuestra más profunda complacencia y gratitud hacia S.S. Benedicto XVI, quien satisfizo nuestra esperanza, nos confirmó en la fe y nos hizo un acto de enorme de caridad

 

Somos  muchos más de los que a simple vista parece (entre otras cosas porque las escasas opciones que los celebrantes siguen dando impiden manifestarse) los que deseamos continuar viviendo nuestro cristianismo dentro de la fidelidad a Cristo, a la Iglesia y a la más exquisita tradición litúrgica.

 

22.jpg

 

Por otra parte, todo sea dicho, y gracias a Dios, en algunos lugares, aún celebrando la Santa Eucaristía dentro de la forma ordinaria,  el cuidado de la liturgia y de lo sagrado es exquisito, lo cual palía  la situación de desamparo en qué quedó el católico  que participaba de la forma extraordinaria con absoluta devoción y alabanza (vienen a mi cabeza las Eucaristías tan dignamente celebradas por algunos piadosos sacerdotes que tengo el privilegio de conocer y cuyo cuidado de la Santa Misa es exquisito).

Sin duda, este documento ha sido uno de los más importantes en la Iglesia en los últimos tiempos, y los católicos debemos agradecimiento a S. S. el Papa Benedicto XVI por haberlo promulgado, ya que, con todas las dificultades, y a pesar de los “palos en la rueda” puestos, y que se siguen poniendo  (permítaseme la expresión vulgar) ha dado buenísimos frutos,  a lo largo de la última década; y los lugares en los que es posible asistir a misa en forma extraordinaria (como se la reconoce) se han duplicado. Frutos que esperamos puedan seguir produciéndose. Y aumentando. Por el bien de la Iglesia. Por el bien del Mundo.

Todo a mayor Gloria de Dios

 

                                              Vicente Montesinos

Inhumano desprecio a S.S Benedicto XVI. 

Cardenal Robert Sarah

El Cardenal Sarah ha tenido que salir en defensa de Benedicto XVI, tras las desmesuradas e inhumanas críticas recibidas por el Santo Padre por escribir un epílogo de su último libro.

Sarah ha tachado de “vulgaridad y bajeza” dichas descalificaciones, que considera “diabólicas“.

«La arrogancia, la violencia del lenguaje, la falta de respeto y el desprecio inhumano por Benedicto XVI son diabólicos y cubren la Iglesia con un manto de tristeza y vergüenza», ha afirmado rotundamente el cardenal.

Robert Sarah ha añadido que  «Estas personas destruyen la Iglesia y su naturaleza profunda», ya que el hecho de que S.S Benedicto XVI escribiera el epílogo del libro «La Fuerza del Silencio», tildando de maestro espiritual al cardenal africano, ha motivado un aluvión de críticas desde determinados ámbitos, mediáticos y eclesiales,  acusando al siempre prudente, sencillo, humilde y callado Benedicto XVI de “intervenir” en el papado de Francisco.

Ciertamente no erra Sarah al defender a Su Santidad y calificar de malvadas dichas acusaciones, vertidas sobre un modelo de prudencia como el que está siendo Benedicto XVI desde que se inició el pontificado del Cardenal Bergoglio.

S.S Benedicto XVI

Y es que Ratzinger  ha elegido un estilo de vida monacal. Sólo sale cuando el Papa Francisco se lo pide. No acepta otras invitaciones.

Ahora, el epílogo de un libro para un gran cardenal como Sarah,  le convierten, injustamente, en objeto de todo tipo de infundios.

Gracias a Sarah por su valiente, justa y necesaria defensa a nuestro Papa Emérito. 

Y desde adoracionyliberacion.com, llenos de gratitud hacia ese “humilde servidor”, que es Benedicto XVI, elevamos una oración agradecida y una súplica confiada a Dios Padre, por el Hijo, en el Espíritu Santo, con la intercesión de la Virgen Santísima y de los Santos, por la paz, la salud y las intenciones de Benedicto XVI.

Gracias siempre, y que Dios le bendiga, Santidad.
Vicente Montesinos

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑