Buscar

Adoración y Liberación

Por Vicente Montesinos

Etiqueta

Monseñor Héctor Aguer

Mons. Aguer: “¿Educación Sexual Integral o corrupción de menores?”

La Iglesia debe resistir a que le impongan programas, textos, profesores; que van a enseñar en materia de educación sexual lo contrario de la moral cristiana – manifestó Aguer.

 

 

Vicente Montesinos

 

 

 

El ex Arzobispo de La Plata, miembro de la Academia Nacional de Ciencias Morales y Políticas, Mons. Héctor Aguer, en el programa “Claves para un Mundo Mejor”, que se emite por canal 9, dedicó su comentario a los diferentes ataques a la Iglesia, que se observan en la Argentina. Y, al detenerse en el tema educativo, se preguntó “si se propone Educación Sexual Integral o corrupción de menores… Ahora se viene una andanada muy fuerte, y con la calumnia de que la Iglesia no cumple con este ámbito de la educación. Eso es falso, pues tenemos esa educación sexual, que llamamos como corresponde: Educación para el amor, la castidad, el matrimonio y la familia”.

Sostuvo que “después del fracaso en el Senado de la Nación de la ley abortista, parece que han recrudecido los ataques contra la Iglesia. Ha habido enojos, pintadas, insultos… Pienso que hace tiempo que la enemistad contra la Iglesia se viene manifestando en cosas concretas. Diría que hace unos 35 años, más o menos, porque la democracia recuperada nos ha regalado el divorcio vincular, que ha destruido el matrimonio y, con él, la familia… Luego vino el así llamado matrimonio igualitario, con lo cual se introdujo la ideología de género y, hoy día, vaya uno a decir lo que estoy diciendo acá, porque enseguida lo denuncian ante el INADI, por discriminador. Porque si uno sostiene que la única discriminación que existe es la que aparece en el Génesis 1,27 que dice: Dios creó al ser humano a su imagen, a imagen de Dios lo creó, varón y mujer lo creó, van a decir que es un discriminador”.

Dijo, asimismo, sobre la educación sexual que “ahora se viene una andanada muy fuerte. Y se calumnia diciendo que la Iglesia no cumple con este ámbito de la educación, lo cual es falso. Nosotros, en nuestros colegios católicos, tenemos educación sexual, que llamamos como corresponde Educación para el amor, la castidad, el matrimonio y la familia. Nuevas disposiciones legislativas agravan las ya vigentes, con el intento de naturalizar lo antinatural. El intento perverso comienza por el jardín de infantes. ¡Corrupción de menores!”

Aseguró que “el Estado no cumple con sus propias obligaciones, y quieren hacernos cumplir a nosotros lo que va en contra de nuestras convicciones. Pienso en la provincia de Buenos Aires. En el artículo 199 de la Constitución Provincial, promulgada en 1994, se lee: Los escolares bonaerenses deben recibir una educación integral, de sentido trascendente, según los principios de la moral cristiana respetando la libertad de conciencia. Eso está dicho de las escuelas estatales, de gestión pública, no de las nuestras, es obvio; pero nunca se cumplió. O sea que los Gobiernos desde 1994 han incumplido con el Artículo 199 de la Constitución pero no solo eso, ahora quieren enchufarnos a nosotros, en nuestras escuelas, que enseñemos contra la libertad que asiste a las familias y a la Iglesia, lo que habría que llamar, en realidad, perversión sexual integral”.

Aclaró, de inmediato, que usa la palabra perversión “porque es la palabra que emplea Sigmund Freud en su Introducción al Psicoanálisis. Allí enumera once perversiones, y no las nombro a todas, entre las que hay vicios horrendos… No lo está diciendo San Pablo ni San Juan Pablo II, sino que lo dice Sigmund Freud en esa obra. Y dice, además, que esas perversiones son actos impúdicos, porque en ellos el cuerpo se da como carne y no de un modo verdaderamente personal… La enseñanza moral cristiana no es un código imposible de observar; es, simplemente, la puesta en claro de la ley natural”.

Concluyó que “esto es lo que se quiere imponer a la nueva juventud argentina. La Iglesia debe resistir a que le impongan programas, textos, profesores; que van a enseñar en materia de educación sexual lo contrario de la moral cristiana. Y espero que algún Gobierno de la Provincia de Buenos Aires desempolve el artículo 199 que los legisladores desconocen olímpicamente, y enseñen en las escuelas moral cristiana. Y es así cómo la gente va a ser un poquito más buena. Tal vez antes, quizás, habría que preocuparse para que salgan del colegio estatal sabiendo leer y escribir”. Alentó, asimismo, a que “muchas familias, tanto de la escuela estatal como de gestión privada, presenten ante los tribunales correspondientes, acciones de inconstitucionalidad contra estas leyes inicuas”.

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.
.

 

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

Anuncios

Mons. Héctor Aguer: “La contraposición doctrina – pastoral es una estafa al pueblo de Dios”.

Desgraciadamente, se ha extendido una contraposición entre doctrina y pastoral. La exposición de la doctrina, su difusión, el empeño para que ésta sea comprendida y aceptada, es un gesto exquisitamente pastoral, sobre todo una obligación irrenunciable del obispo, sucesor de los apóstoles. El epískopos es el centinela, el vigía, puesto en alto (epí) para observar, registrar qué está bien, y qué está mal. No sería un buen pastor si omitiera esta dimensión de su ministerio; faltaría a la caridad que debe a su rebaño. Lo dicho vale análogamente del presbítero

 

 AyL – Redacción 

 

 

Monseñor Héctor Aguer

 

En estas semanas de 2018 se están cumpliendo tres aniversarios de tres encíclicas fundamentales: 50 años de Humanae Vitae del Beato Pablo VI (25 de julio de 1968) sobre la propagación humana de la prole rectamente ordenada, y 25 años de Veritatis Splendor (6 de agosto de 1993) sobre algunas cuestiones fundamentales de la doctrina moral de la Iglesia, y 20 años de Fides et Ratio (14 de septiembre de 1998) sobre las relaciones entre la fe y la razón, ambas de San Juan Pablo II.

El ex arzobispo de La Plata, Mons. Héctor Aguer, miembro honorario de la Pontificia Academia de Santo Tomás de Aquino, considera en una entrevista concedida a Germán Masserdotti, que se trata de “textos fundamentales”, que asientan “una doctrina inmodificable”, y que contraponer la doctrina y la pastoral “hace mucho daño, el peor cuando se instala metodológicamente en el proceso formativo de los futuros sacerdotes. Constituye, además, una estafa al pueblo de Dios y a todos los hombres de buena voluntad, que tienen derecho a que se les ofrezca el don inapreciable de la verdad”.

Ofrecemos, a continuación, la entrevista completa:

 

 

-En ambas encíclicas San Juan Pablo II se dirige a sus “venerables hermanos en el episcopado”, y no, como es frecuente, a todos los fieles cristianos y a los hombres de buena voluntad…

-Esa diferencia no me parece especialmente significativa. La pregunta parece interpretarla como una advertencia al episcopado. Podría ser. En realidad, todas las encíclicas han sido dirigidas en primer lugar a los obispos, aunque a través de ellos están destinadas a toda la Iglesia.

»Lo que sí considero importante subrayar es que los documentos citados de San Juan Pablo II son textos fundamentales para esclarecer la enseñanza católica en el contexto de la cultura vigente, marcada por el relativismo, la negación del orden natural y aun de la ratio de la naturaleza humana.

»El constructivismo gnoseológico y social impregna profundamente el modo de pensar y de vivir de nuestros contemporáneos –vale una generalización considerando la extensión del fenómeno y las proporciones estadísticas que pueden establecerse. Se infiltra cada vez más en las comunidades católicas.

»Los ambientes universitarios, especialmente los estatales, y la abrumadora mayoría de los medios de comunicación se muestran como ámbitos en los que la descristianización de la cultura conlleva la deshumanización de las personas y de las sociedades.

»El magisterio del Papa Wojtyla fue continuado luminosamente por su sucesor, Benedicto XVI. En relación con Fides et Ratio, se puede señalar la importancia de la lección académica que el Papa Ratzinger impartió en la Universidad de Ratisbona, el 12 de septiembre de 2006.

 

-Como fiel cristiano, encuentro sacerdotes o religiosos que no tienen mucha idea de lo que enseña el Magisterio de la Iglesia. Me pregunto si, al menos, leyeron los documentos…

 

-Es verdad que existe una extendida indiferencia por el magisterio eclesial. El desconocimiento preciso de los textos quedaba otrora de algún modo disculpado porque –sin hablar de la carencia de medios de difusión como los actuales– se verificaba una aceptación general de la doctrina católica de fide et moribus, una especie de vulgata del catolicismo, aunque no faltaran baches en la formación de los sacerdotes, y más aún de los fieles. Pero la confusión generada por lo que dio en llamarse el espíritu del Concilio, en contra de la enseñanza expresa del mismo, hizo un daño inmenso, y en buena medida continúa haciéndolo; a aquel eslogan se han sumado otros flatus vocis que llevan gato encerrado.

»Recuerdo que siendo adolescentes, con un grupo de amigos –uno de ellos es obispo, y otros profesionales destacados– nos reuníamos semanalmente para estudiar las encíclicas sociales de León XIII, publicadas en un volumen por la Acción Católica Argentina. Altri tempi! La ignorancia de esos textos clave del Magisterio sería más disculpable que la oposición, sobre todo si ese desconocimiento se debe a deficiencias de la organización formativa de los seminarios y otros centros académicos. Con ideas correctas y buena disposición esos defectos se podrían remediar.

 

-¿Qué relación podría establecerse entre Humanae Vitae y Veritatis Splendor?

-Humanae vitae tradendae fue una encíclica profética, que costó mucho dolor al Beato Pablo VI, y que no fue aceptada por vastos medios eclesiales; obispos, teólogos y pastores desorientaron e indujeron a error al pueblo de Dios.

»Un caso particularmente escandaloso fue la oposición a la encíclica de Carlo María Martini, SJ, el biblista filólogo que llegó a ser cardenal arzobispo de Milán, y chef de file del progresismo eclesiástico. Martini perseveró en su error hasta el final, como aparece en su último libro, Conversaciones nocturnas en Jerusalén.

»Humanae Vitae trata el problema específico de la moralidad de los métodos artificiales de regulación de la natalidad, al cual aplica la doctrina de la Iglesia sobre la responsabilidad de la libertad y la objetividad del orden moral, por referencia a la naturaleza humana y a las leyes que la rigen, como creación de Dios. El orden sobrenatural de la redención eleva y sana la naturaleza; la gracia hace posible lo que parece imposible a las meras fuerzas humanas.

»Veritatis Splendor enfoca los fundamentos del orden moral, cuya demolición sistemática comenzó con la crítica y el rechazo a la encíclica de Pablo VI. El texto de Juan Pablo II, como el de su predecesor, asienta, a mi parecer, una doctrina inmodificable; no creo que cualquier instancia magisterial se atreva a contradecirla, al menos expresamente (porque devaneos, ocultamientos y simulaciones, desgraciadamente son siempre posibles, y temibles). Si la Iglesia modificara autoritativamente esa doctrina se destruiría a sí misma.

 

-San Juan Pablo II confirma la misma enseñanza de Humanae Vitae. ¿Habría alguna tonalidad propia en cuanto a la explicación de la doctrina permanente de la Iglesia?

-Es lógico que descubramos en ambos documentos tonos diversos de acentuación y estilo.

»Humanae Vitae es una encíclica concisa, cuyo lenguaje podía resultar familiar a cualquier sacerdote, y hasta a cualquier católico fiel, no infectado por el virus modernista-progresista.

»Veritatis splendor, veinticinco años posterior, contiene un desarrollo filosófico-teológico más amplio, y desde sus palabras iniciales enfoca una cuestión cultural clave: el reconocimiento de que existe la verdad, de la cual reciben las opiniones su validez y legitimación. Esta obra de San Juan Pablo II es tan actual, o más todavía, que el día de su publicación.

»A la relación entre las dos encíclicas podría aplicarse la norma que rige en la Iglesia el desarrollo doctrinal, una evolución homogénea in eodem scilicet dogmate eodem sensu, eademque sententia; hay una actualización permanente en plena continuidad, sin alteración esencial. En el caso señalado se advierte una voluntad expresa del magisterio de afirmar la doctrina católica ante los errores contemporáneos.

 

-En Veritatis Splendor, la primera referencia que hace Juan Pablo II a Humanae Vitae es sobre la reprobación de la doctrina que separa el acto moral de las dimensiones corpóreas de su ejercicio. ¿Qué implican estas afirmaciones?

-La referencia al orden corpóreo, a la base biológica de la persona humana, se opone a los lances que proceden de un pseudoplatonismo, en el cual prima la voluntad de poder que aspira a modificar a su antojo la realidad unitaria del compuesto humano. Estas afirmaciones son de máxima actualidad y permiten un correcto discernimiento de situaciones impuestas por el totalitarismo cultural que nos invade, por ejemplo en la ideología de género y la educación sexual pretendidamente integral que más que educación debe llamarse perversión (es este el término que Sigmund Freud emplea en su Introducción al psicoanálisis para calificar al onanismo y a la sodomía).

»El mismo criterio vale para juzgar el intento de legalizar el aborto, presentado como una ampliación de los derechos de la mujer y un problema de salud pública, desconociendo la realidad de la concepción y el carácter humano y personal del fruto de la misma.

»El constructivismo no acepta la existencia de leyes biológicas ni de la dimensión corpórea de la persona como una realidad dada, no fabricada culturalmente. Un ejemplo clásico: Simone de Beauvoir en El segundo sexo sostiene que mujer no se nace, se hace, y la considera un estado intermedio entre el macho y el castrado. ¡Un modelo de feminismo!

 

-Un texto al respecto de Humanae Vitae remite a Santo Tomás de Aquino en la Suma Teológica…

-La referencia de Humanae Vitae n. 10 al texto tomasiano de I-II, q. 94 a.2 subraya que la paternidad responsable implica el reconocimiento de que existen leyes biológicas que forman parte de la persona humana. Santo Tomás, en el lugar citado, afirma que el orden de los preceptos de la ley natural es paralelo al orden de las inclinaciones naturales. Además de la inclinación general a la conservación de la vida, hay también otras que aspiran a bienes más particulares conforme a lo que tenemos en común con los demás animales (de allí quod omnia animalia natura docet), como la relación sexual y la crianza y educación de la prole. La inteligencia descubre el sentido de las pasiones y los impulsos innatos, y la voluntad puede ejercer sobre ellos el dominio racional necesario para permanecer en el bien a pesar de las dificultades.

»Este planteo ya se encuentra claramente establecido por Aristóteles en su Ética a Nicómaco: es la virtud que el Filósofo llama sofrosýne, es decir, moderación, templanza.

 

-Más adelante, Juan Pablo II vuelve a citar Humanae Vitae cuando se ocupa de los “actos intrínsecamente malos”. Parece un lenguaje de Jurassic Park…

-Considero que la afirmación de que existen actos intrínsecamente malos en razón de su objeto, y que no pueden justificarse en ninguna circunstancia, es una enseñanza irreformable de la Iglesia. En el Catecismo de la Iglesia Católica se presenta la existencia de actos intrínsecamente malos como una doctrina común: hay actos que por sí y en sí mismos independientemente de las circunstancias y de las intenciones, son siempre gravemente ilícitos por razón de su objeto, como la blasfemia, el perjurio, el homicidio y el adulterio (1756).

»Me llama la atención que en la exhortación apostólica postsinodal Amoris Laetitia no se cite una sola vez la Veritatis Splendor, lo cual podría haber evitado la ambigüedad de los pasajes que han creado confusión, la que se siguió a la publicación del documento, y que aún perdura. Las dudas advertidas por notables teólogos, desgraciadamente no han sido explicadas.

»Es sabido que algunos teólogos y pastores niegan la existencia de actos intrínsecamente malos, o por lo menos eluden esta enseñanza y, por consiguiente, crean confusión entre los fieles y los que no lo son. Como consecuencia se induce una situación equívoca respecto del orden sacramental.

»La apelación a la misericordia está fuera de lugar en este caso, porque se la propone de modo heterodoxo, y no tal como la Iglesia la ha entendido y aplicado siempre. Es un despropósito afirmar que antaño la Iglesia se aferraba cerrilmente a la justicia y su aplicación, y ahora se derrite dulcemente ofreciendo misericordia. Para contradecir esta desviación basta citar la encíclica Dives in Misericordia, de San Juan Pablo II.

»A propósito del lenguaje propio de Jurassic Park, el escritor Mario Vargas Llosa, quien por haber ganado el Nobel de literatura cree que puede pontificar de omni re scibili, ha repetido, en un artículo reciente sobre el aborto publicado en La Nación, el eslogan masónico sobre la Iglesia cavernícola y oscurantista.

»Algo semejante machaca de continuo Loris Zanatta, historiador de Bolonia que mira de lejos nuestras peripecias, y cree que la Iglesia argentina está empecinada en promover el mito de la Argentina católica, y de vivar a Cristo Rey. ¡Ojalá esto fuera verdad!, considerando autocráticamente que el nuestro es un Estado confesional. Se nota que este señor no lee las declaraciones siempre chirles, anodinas, dialogantes, democráticas del episcopado. Lo mueve su postura ideológica.

 

-Tanto Juan Pablo II como Pablo VI reiteran que Cristo fue intransigente con el mal, pero misericordioso con las personas. ¿En dónde quedaría, entonces, esa versión moral “rigorista” que nos quieren vender como propia de la Iglesia?

-Desgraciadamente, se ha extendido una contraposición entre doctrina y pastoral. La exposición de la doctrina, su difusión, el empeño para que ésta sea comprendida y aceptada, es un gesto exquisitamente pastoral, sobre todo una obligación irrenunciable del obispo, sucesor de los apóstoles. El epískopos es el centinela, el vigía, puesto en alto (epí) para observar, registrar qué está bien, y qué está mal. No sería un buen pastor si omitiera esta dimensión de su ministerio; faltaría a la caridad que debe a su rebaño. Lo dicho vale análogamente del presbítero.

»La pastoral, la caridad pastoral, no es burocracia organizativa, ni marketing mediático, ni buenismo sentimental, ni populismo ideologizado, maniobrero o politizado, sino amor efectivo que busca el bien de todos, y en especial el bien supremo de la salvación que la sangre del Crucificado pone a nuestro alcance.

»La verdadera experiencia pastoral no se aprende solamente en un curso de teología pastoral, o de ensayos o de improvisaciones, sino en la doctrina de la fe eclesial, en la oración íntima con el gran Evangelizador, en la comunión con el Espíritu Santo, y en la devoción a los Apóstoles, los Padres de la Iglesia, los grandes misioneros; y, en general, se la recibe como una gracia por la intercesión de la Madre de la Iglesia.

»La contraposición antedicha doctrina-pastoral hace mucho daño, el peor cuando se instala metodológicamente en el proceso formativo de los futuros sacerdotes. Constituye, además, una estafa al pueblo de Dios y a todos los hombres de buena voluntad, que tienen derecho a que se les ofrezca el don inapreciable de la verdad.

»La divagación pastoralista, que tiene varias décadas de existencia, es retomada ahora en el eslogan Iglesia en salida, como si ella no haya estado en salida desde el día de Pentecostés, con sus más y sus menos en cada época. Aquella contraposición doctrina-pastoral resulta más peligrosa cuando impone presuntas renovaciones de la formación en los seminarios. Por ejemplo, cuando se impulsa a los seminaristas, prematuramente, desde los primeros años, a meter barba en cáliz, como expresa el dicho castizo, y a vivir los fines de semana en las parroquias, dejando así de hecho su formación pastoral en manos del clero, de sus virtudes y de sus manías; muchos se convertirán en padres abandónicos, en patrones, en ideologizadores. En este caso hay que rezar mucho para que quienes sean elegidos para el ministerio sacerdotal sean hombres valientes, serenos, orantes, inteligentes y modelos de caridad.

»Es de temer que se imponga la vieja manía de postergar la ordenación, dejando en remojo a los candidatos avanzados, como si fueran sospechosos o tarambanas, y extendiendo arbitrariamente el ejercicio de los ministerios y del diaconado. Los resultados ya conocidos de esos últimos años de Iglesia en salida deberían hacernos reflexionar.

»Señalo un último ejemplo respecto de la liturgia. Se ha presionado en muchas diócesis para que la música sagrada que se practica en los seminarios sea remplazada por una música más pastoral, la que se ejecuta en parroquias y capillas. En estas suele reinar la guitarra, castigada con buena voluntad por jóvenes y adultos. Cantos sentimentales, carentes de contenido teológico o de recia espiritualidad; lo inferior, el mal gusto, los ritmos percutidos que favorecen el movimiento semidanzante y los aplausos, ha remplazado a la música sagrada: no sólo al gregoriano y la polifonía, sino también cantos vernáculos, viejos o nuevos, que pueden cantarse a cappella, o acompañados de un modesto órgano o armonio; ¡o siquiera por una guitarra bien tocada por un guitarrista experto!

»Los salmos, las dos colecciones editadas hace décadas por el padre Catena, han desaparecido.

»En una asamblea plenaria de los obispos argentinos he oído a dos de ellos sostener que no hay ya diferencia entre lo sagrado y lo profano; contradiciendo lo que enseña el Concilio Vaticano II, en su Constitución sobre la Liturgia, en especial en el capítulo VI sobre la Música Sagrada. Se ha desacralizado la liturgia, se ha abolido un valor imprescindible para gozar de una plena humanidad, y de la belleza de Dios, que puede atisbarse a través de la belleza litúrgica.

»Lo razonable es formar a los futuros sacerdotes en la tradición musical siempre nueva de la Iglesia, para que una vez ordenados puedan renovar el repertorio del cantoral litúrgico, en lo literario y en lo musical. Pero se procede exactamente al revés: se destruye la obra educativa sostenida durante años, que iría dando fruto con los años, y se introducen en los ámbitos de aprendizaje y cultivo del repertorio eclesial, los modelos penosos, las migajas que tantos años de incuria han arrojado al pueblo de Dios.

»El populismo eclesiástico deja en manos de laicos incompetentes lo que debería ser tarea de verdaderos maestros. ¡Es el pueblo el que decide! Deciden más bien la ignorancia y los prejuicios progresistas de los clérigos; de los obispos primero. Platón se escandalizaría, porque para él la educación del hombre comienza con la música, que alcanza su plenitud en el amor de lo bello. Por allí debería comenzar la educación del seminarista, para que llegue a ser verdadero liturgo de Dios.

 

-Tanto Pablo VI como Juan Pablo II piden de los teólogos moralistas “un asentimiento leal, interno y externo, a la enseñanza del Magisterio, sea en el campo del dogma como en el de la moral”. Parece que, en algunos, brilla por su ausencia…

-Como ya he señalado, la oposición a Humanae Vitae desencadenó una crítica demoledora de los fundamentos del orden moral, de la teología moral. Quizá ha sido en esta sección de la ciencia de la fe, del lógos sobre Dios y su Palabra de vida, donde se ha sentido más el efecto del desarraigo de la actividad teológica respecto de lo que Benedicto XVI llamó, en más de una oportunidad, la gran tradición de la Iglesia.

»Es verdad que también en el campo dogmático hubo y hay autores que se deslizan hacia la heterodoxia, so capa de renovación y sintiéndose reformadores de lo que no es necesario reformar. Una teología plenamente actualizada puede percibir argumentos nuevos, jamás empleados, y resolver aquellas cuestiones que la Iglesia ha dejado a la libre discusión. El despiste o derrape se produce por influjo de filosofías subjetivistas e inmanentistas; por no comprender, o por no querer aceptar, lo que con tanta claridad y copia de argumentos expresó el Papa Ratzinger en su lección de Ratisbona, en 2006; a saber, que la metafísica griega ha entrado a formar parte de la fe cristiana.

»Sin embargo, ha sido en el espacio de la moral donde el daño se hizo más notorio, porque se refiere más directamente a las costumbres de los fieles, donde el paganismo vigente se impone tiránicamente a través de los medios de comunicación, y del anonimato relativo de las redes. Si la enseñanza en los seminarios y facultades de teología, y otros institutos de formación de religiosos y laicos, admite programas, profesores y textos inadecuados al fin tan delicado de formar buenos sacerdotes, ilustrados y santos, fieles a la doctrina católica, el mal se difundirá con una progresión negativa, lamentable, desorientando a los fieles, dejándolos inermes ante el declive neopagano de la cultura vivida en la sociedad actual.

»No faltan los maestros timoratos, los equilibristas, los extremistas de centro, de cuyos labios solo se caen las palabras diálogo y encuentro con la cultura. Conviene releer las Cartas del Apóstol Pablo, y subrayar pasajes que vienen al caso, por ejemplo: Rom 1, 18-32; 1 Cor. 6, 9-29; Fil 8, 18-21; Col 3, 5-12; 2 Tim. 4, 1-5. Nadie podrá decir que esa enseñanza apostólica está desactualizada; al teólogo le corresponde actualizarla debidamente, tomando en cuenta la analogía entre la situación que vivían las primeras comunidades, y la que afrontan los fieles de hoy, en una sociedad paganizada.

 

-En lo que se refiere a la teología moral, Juan Pablo II enseña que necesita de una visión filosófica correcta tanto de la naturaleza humana y de la sociedad como de los principios generales de una decisión ética. ¿No le parece que esta enseñanza, en general, cayó “en saco roto”?

-Respondo, también en general, afirmativamente. Esa frase de Fides et Ratio es actualísima, y creo que no faltan en la Iglesia, obispos, sacerdotes, intelectuales y comunidades de fieles que desarrollan el diálogo con la cultura contemporánea de acuerdo con esos principios.

»Insisto en el valor extraordinario del magisterio de San Juan Pablo II y Benedicto XVI; la Iglesia no puede desdecirse de esas enseñanzas, que son definitivas, aun cuando no se trate de definiciones ex cathedra. Por lo general, quienes siguen esa ruta no suelen merecer ascensos, y son blanco de la indiferencia, la crítica o la burla de los periodistas especializados en cuestiones religiosas; o, mejor dicho en chismes eclesiásticos.

 

-Juan Pablo II también subraya “el papel fundamental que corresponde a la verdad en el campo moral”. A partir de la experiencia de homilías que uno oye, ¿le parece que esto se cumple?

-El relativismo ético y el subjetivismo individualista se han infiltrado en los fieles católicos por contagio de la cultura vigente; que se impone con ambición totalitaria. Señalo un planteo erróneo muy difundido, el que opone una moral que podíamos calificar de trascendental (hacer el bien… ¡sean buenos!) a otra que llamaríamos predicamental que establece normas bien precisas, como los Diez Mandamientos del decálogo de la Torá, que Jesús ratificó y reinterpretó en el Evangelio, comentados con amplitud en el Catecismo de la Iglesia Católica. Son los problemas éticos más urgentes, que menciona Fides et Ratio 98.

»Falla muchas veces la referencia a una sana antropología, y a una metafísica del bien. Se hace desear también muchas veces la falta de una concepción correcta del pecado, lejos tanto del rigorismo como del laxismo. San Juan Pablo II reclamaba una atenta reflexión que ponga de relieve su arraigo en la Palabra de Dios, en la Sagrada Escritura, los Padres y Doctores de la Iglesia (incluyo a Catalina de Siena, la Gran Teresa, y Teresita del Niño Jesús), y el posterior desarrollo homogéneo de la teología. Son el fundamento imprescindible para dar respuesta a las inquietudes, dramas y esperanzas de los hombres y mujeres de hoy.

 

 

Mons. Aguer: “Falta mucho para que con la democracia se coma, se viva y se eduque”.

Vicente Montesinos

El ex Arzobispo de La Plata, Monseñor Héctor Aguer, en el programa Claves para un Mundo Mejor, que se emite los sábados a las 9 por el canal 9 argentino, se refirió a la necesidad de construir “una democracia verdadera” desde lo que enseña el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia. Y advirtió que “si la vida de los ciudadanos elige placer libertario más que trabajo y generoso empeño social, si solo busca su propio bien, perece el bien común… Si como un conocido dirigente proclamó: con la democracia se come, se vive, se educa…falta mucho para que el pueblo alcance, en su conjunto, esos bienes”.

Consideró que se necesitan “menos discursos prodemocráticos y más democracia en serio. Esto vale para los políticos ciertamente (lo de los cuadernos no lo voy a tocar ahora) pero vale también para nosotros, para cada uno de los ciudadanos. Nosotros no cumplimos simplemente nuestro deber como ciudadanos cuando vamos cada dos años a poner una boletita en la urna, con nombres que no conocemos, con gente que sostiene principios que tampoco conocemos. La democracia se vive si uno cumple sus deberes y reclama sus derechos”.

El prelado recordó que “la democracia suele ser definida como el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo. Y se le añaden adjetivos, y nosotros estamos acostumbrados a hablar, en los últimos años, de la democracia recuperada. Es decir el retorno a un régimen democrático, después de aquella doble tragedia del siglo pasado, en los años ´70 y a principios de los ´80, que fue la irrupción de la guerrilla, con el propósito de instituir acá un estado marxista; y luego la dictadura militar, con los excesos que conocemos. Se restauró la democracia; una vez concluida la guerra interna, desencadenada por múltiples demonios, una legión. Se recuperó la democracia. Yo diría, con perdón, ma non tropo, no demasiado, porque queda mucho por recuperar todavía. En lugar de eso, yo diría, tenemos que lograr una verdadera democracia, llegar a una verdadera democracia”.

También leyó el punto 406 del Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, donde se explica lo que se considera “una verdadera democracia” y donde se señala que “una auténtica democracia es posible solamente en un Estado de derecho y sobre la base de una recta concepción de la persona humana. Requiere que se den las condiciones necesarias para la promoción de las personas concretas, mediante la educación y la formación en los verdaderos ideales, así como de la “subjetividad” de la sociedad mediante la creación de estructuras de participación y de corresponsabilidad… Hoy se tiende a afirmar que el agnosticismo y el relativismo escéptico son la filosofía y la actitud fundamental correspondientes a las formas políticas democráticas, y que cuantos están convencidos de conocer la verdad y se adhieren a ella con firmeza no son confiables desde el punto de vista democrático, al no aceptar que la verdad sea determinada por la mayoría o que sea variable según los diversos equilibrios políticos”.

Es lo que está pasando aquí. En nuestra deshilachada Argentina se ha perdido el sentido de los valores humanos; se habla de derechos que no tienen deberes correspondientes.

En los últimos 35 años el daño está a la vista: caída continua de la vida económica, devastación del mundo laboral, impunidad de los políticos indignos y ladrones; uso perverso e ideológico de temas de lesa humanidad, caída abrupta de las costumbres sociales.

Tales los frutos de la democracia recuperada. No se trata de perderla sino de hacer una nueva, con gente nueva, sin los eternos funcionarios atornillados a sus puestos”.

Desde el texto leído, Monseñor  Aguer indicó: “Observen que así, nosotros los católicos, en todo caso, no somos confiables democráticamente, dice el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, porque sostenemos que existe una verdad objetiva y que esa verdad objetiva está sostenida por esa verdad suprema que es Dios. La cuestión de Dios es insoslayable en una auténtica democracia. Si Dios no existe, todo está permitido, decía Jean Paul Sartre. Pero en el preámbulo de nuestra Constitución histórica se apela todavía a Dios, fuente de toda razón y justicia: de esa fuente ha de brotar la razón y la justicia que encaminen el presente y el futuro de la Nación Argentina. Razón, verdad, no mentira; justicia, no rencor ni venganza”.

Monseñor Aguer se refiere a los claroscuros del “debate” de los senadores por el aborto

ADORACIÓN Y LIBERACIÓN – REDACCIÓN

 

 

45012651_303
Imagen del debate en el Senado

 

 

El Arzobispo emérito de La Plata, Monseñor Héctor Aguer, en el programa Claves para un Mundo Mejor, que se emite por canal 9, los sábados, a las 9, hizo referencia a lo que denominó los “claroscuros del debate de los senadores”, ante la ley de aborto. Sostuvo que “me he tomado el trabajo, o la pena digamos mejor, de escuchar no todas pero sí muchas de las intervenciones de los senadores. Ahí hemos oído un poco de todo: cosas magníficas, admirables diría yo, y otras que daban vergüenza, pena; piezas lamentables desde todo punto de vista. Lo mismo había dicho unos días antes, y sin ruborizarse, el ministro de Salud Pública de la Nación”

Mencionó ejemplos como el de “una senadora por Mendoza, que habló largamente. Para ella la cuestión del aborto se reducía a esto: ampliación de los derechos de la mujer y un problema de salud pública. Y un Senador por Córdoba, que hizo una especie de crítica de los Diez Mandamientos, y acusó a la Iglesia de convertir los pecados en delitos”

Habló, también, del presidente del bloque justicialista del Senado, “que se definió como un católico laico. Allí hay una pequeña confusión, porque laico viene de laos, que en griego significa pueblo; o sea que un católico laico es el pueblo de Dios. Él habrá querido decir católico laicista, que no es lo mismo. Laicista no es lo mismo que laico. A veces se confunden esos adjetivos. La tradición masónica ha inyectado, ya en el siglo XIX la ideología masónica en la política argentina. Este senador también le echó en cara a la Iglesia ser la responsable que aquí impide todos los desarrollos, todos los avances, todos los progresos. Hay algo allí muy característico del lenguaje masónico. Pero además ese senador incurrió en un pequeño desliz bíblico pues dijo que David escribió en tablas de piedra los Mandamientos de la Ley de Dios, y debemos decir que se equivocó por unos cuantos siglos parece. Es disculpable, porque seguramente no leyó la Biblia”.

También reparó en que “otros discursos han sido muy buenos, verdaderamente muy buenos, y sobre todo destaco este punto: han insistido en que ese proyecto es inconstitucional. El senador por San Luis, Rodríguez Saá, por ejemplo, hizo un discurso, muy concreto, enunciando los puntos de la Constitución Nacional, de los Tratados Internacionales unidos a ella, de las aclaraciones que la Argentina hizo por ley respecto de esos mismos Tratados, y de la Constitución de San Luis, su provincia.

“Varios otros Senadores –agregó- aludieron también a sus Constituciones Provinciales: aquí hay algo muy interesante, y es que apareció la Argentina profunda. Es decir apareció el país federal, que está como obnubilado o tapado por el unitarismo porteño. Esto es lo valioso: mirar el país federal y las Constituciones Provinciales, que han sido sancionadas en el marco que ofrece la misma Constitución Nacional que está de acuerdo con ello. Todo esto que se ha dicho contra la Iglesia y la presencia de la Iglesia tendrían que resolverlo convocando una Asamblea Constituyente y borrando el Artículo 2° de la Constitución, sacando el “nombre de Dios” del Preámbulo, etc”.

Se permitió, igualmente, una “digresión”: “es alarmante comprobar el desconocimiento que muchos legisladores nacionales y provinciales exhiben de las cartas fundamentales, la Nacional y la de los estados provinciales. Tengo una experiencia directa respecto de la Provincia de Buenos Aires. Podría presentar varios ejemplos, pero me limito a uno. Hace unos años se votó una ley de Educación Sexual Integral; ni los legisladores ni el Poder Ejecutivo que la promulgó (en ambos casos “en paquete”, “de apuro”) advirtieron que es inconstitucional. Se trata de la 14.744, que contradice al artículo 199 de la Constitución Provincial de 1994, en el cual se lee que los escolares bonaerenses deben recibir una educación integral, de sentido trascendente, según los principios de la moral cristiana, respetando la libertad de conciencia. No hace falta ser jurista para comprender que se refiere a las escuelas estatales. Nunca se ha cumplido este precepto constitucional, y además ahora pretenden imponer en los colegios católicos un programa de perversión sexual integral. ¿Nos toman por giles o creen que comemos vidrio?”.

Concluyó que “es interesante notar que el senador del bloque justicialista al cual me referí antes, no sólo atacó a la Iglesia Católica sino también a las Iglesias Evangélicas. ¿Qué quiero decir con esto?: que nuestros hermanos cristianos evangélicos han dado un ejemplo, en este caso, de coherencia y de valentía extraordinario que, desgraciadamente, no se dio en muchos ambientes católicos. Hay que revisar qué entendemos por democracia”.

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.
.

 

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

 

BREVE, CLARO, VALIENTE Y VERAZ: Carta de Monseñor Aguer sobre Mons. Angelelli y Sacheri

Vicente Montesinos

 

 

 

 

 

Si Monseñor Aguer ha sido un excepcional Arzobispo de La Plata, recientemente misericordiado por Bergoglio a mayor gloria del “Tucho” Fernández; todavía pareciera que es más excepcional Arzobispo Emérito.

¡Qué Cardenal nos hemos perdido! De momento… (mientras Francisco gobierne, desde luego…)

Les dejo copia de la carta de Mons. Aguer sobre Mons. Angelelli y Sacheri, publicada en el diario “La Nación”, de Buenos Aires, ayer, Domingo 5 de agosto de 2018.

Asunto, sobre el que Adoración y Liberación ya trató hace dos meses, como pueden recordar AQUÍ.

 

 

 

 

“Soy licenciado en Teología, estudié esta disciplina toda mi vida y la enseñé en distintos niveles, también el universitario. Pero tengo la impresión de que cada vez entiendo menos. Comparto los conceptos del editorial del 30 de julio sobre la beatificación de monseñor Angelelli. Allí se cita a monseñor Bernardo Witte, sucesor suyo en la diócesis riojana, quien afirmaba que no había pruebas suficientes para considerar aquella muerte un asesinato.

Yo mismo, siendo joven obispo, escuché a monseñor Witte decir en una Asamblea Plenaria del Episcopado que la tragedia aludida fue un accidente.

¿Por qué no se declara el martirio del filósofo Carlos Sacheri, maestro de la Doctrina Social de la Iglesia, asesinado por el ERP a la salida de misa y cuya sangre salpicó a su mujer y a sus hijos? Sospecha: se piensa que Sacheri era “de derecha”, y en su libro “La Iglesia clandestina” había denunciado los errores del progresismo y la infiltración marxista en ambientes católicos. Su beatificación sería “eclesiásticamente incorrecta”.

Mons. Héctor Aguer

Académico de número de la Asamblea Nacional de Ciencias Morales y Políticas

 

 

Histórica y valiente intervención de Monseñor Aguer: “Si la Iglesia negara la Humanae vitae se destruiría a sí misma”.

Vicente Montesinos

 

 

Monseñor Aguer en la exposición de ayer, 31 de julio.

 

 

El Arzobispo emérito de La Plata, Mons. Héctor Aguer, ha sostenido que “si la Iglesia se desdijera y negase la Humanae vitae se destruiría a sí misma… Se puede decir que jamás la Iglesia debió pronunciarse sobre un problema de entidad semejante, salvo quizá las esenciales cuestiones dogmáticas resueltas en los concilios de los primeros siglos, y las discusiones sobre la gracia y la libertad, en el Concilio de Trento“.

Este martes 31 de julio, memoria de San Ignacio de Loyola, el prelado expuso en un acto recordatorio de la trascendental encíclica, promulgada por el beato Papa Pablo VI el 25 de Julio de 1968, en un encuentro realizado en el colegio San Pablo, de la Capital Federal Argentina. Hablaron, también, los conocidos defensores de los derechos humanos, y líderes provida y profamilia, doctor Roberto Castellano, y doctora Chinda Brandolino. Fueron organizadores del acto el agrimensor Julio Eduardo Posse, por Cruz y Fierro Ediciones, que reeditó la encíclica; y el Centro Guadalupano – Librería Imagen y Palabra.

Mons. Aguer agregó que “Pablo VI debió soportar presiones continuas para que se pronunciara en sentido contrario a la tradición. No quiso agradar a los hombres, sino ser fiel al ministerio petrino, y a la responsabilidad que éste conlleva. El resultado es un texto conciso, cuidadosamente argumentado, y definitivo, cuya factura y publicación hubiera sido imposible sin una especial asistencia del Espíritu Santo. En algo tan delicado e íntimo para la vida de los cristianos, la Iglesia no podía equivocarse“.

Explicó, al respecto, que “el desarrollo de la doctrina católica es una evolución homogénea; la verdad se actualiza y asume nuevos elementos para responder a los nuevos problemas que se presentan, pero siempre -como reza la vieja regla- in eodem scilicet dogmate, eodem sensueademque sententia, es decir que no se trasforma ni contradice formulaciones anteriores, sino que conserva su inalterable identidad… Por eso, la encíclica, en el marco de una visión integral del hombre aclara el sentido del amor conyugal, que para ser plenamente humano es total, fiel, exclusivo y fecundo“.

 

 

Fin unitivo y procreativo del acto conyugal

Añadió que “la paternidad responsable no procede arbitrariamente; se ejercita tanto en la generosa decisión de fundar una familia numerosa, cuanto en la de espaciar los nacimientos y evitarlos respetando la ley moral y por graves motivos. El argumento capital de la encíclica es el respeto a la naturaleza y finalidad del acto conyugal, que debe quedar abierto a la trasmisión de la vida, ya que su significado es doble: unitivo y procreativo, ensamblados ontológicamente por Dios Creador en la naturaleza de la sexualidad humana. La norma ética se sigue necesariamente de esta realidad antropológica, y está expresada con toda claridad en el párrafo 14 del texto pontificio. Si se separan artificialmente esos dos significados se menoscaba la finalidad de la acción y su carácter auténticamente humano“.

 

El insospechado apoyo de Freud

Enfatizó, seguidamente, que “la enseñanza católica puede apoyarse suplementariamente en una autoridad insospechada. Sigmund Freud, en su Introducción al psicoanálisis, presenta una lista de desviaciones sexuales. El onanismo se suma a otros ismos y filias: exhibicionismo, voyerismo, fetichismo, sodomía, violación, incesto, sadismo, masoquismo, coprofilia, zoofilia. Advierte que en todos estos casos el cuerpo se entrega como carne, no de manera auténticamente personal, y por eso los considera comportamientos impúdicos y perversos, y a propósito escribe: lo que caracteriza a todas las perversiones es que ellas descartan la finalidad esencial de la sexualidad, es decir la procreación. Y añade: es perversa toda actividad sexual que, renunciando a la procreación, busca el placer como una meta independiente de ella…“.

Dijo, a continuación, que “la Humanae vitae fue una encíclica profética. Ante todo en cuanto proclamación de la verdad y confirmación consoladora para los fieles, como testimonio para la Iglesia y para el mundo. Además profética en la previsión de las consecuencias que se seguirían de una aprobación ética del uso de anticonceptivos y de la generalización de ese recurso: la apertura de un camino fácil y amplio a la infidelidad conyugal y a la degradación de la moralidad, habida cuenta de la debilidad humana y de lo vulnerables que son los jóvenes en ese punto de una inclinación temprana de la experiencia sexual; el peligro posible de que la mujer quedara esclavizada bajo el dominio del varón; y el arma que se pondría en las manos de autoridades públicas despreocupadas de las exigencias morales (n. 17)“.

 

 

La funesta intervención del Estado

 

Sobre este último punto recalcó que “la intervención estatal, en los últimos cincuenta años, se ha revelado funesta en todo el mundo, incluida la Argentina, sobre todo desde 1983. Por ejemplo, las campañas de educación sexual son, en realidad, campañas de perversión; empleo a designio este sustantivo, recordando que lo que Freud llamaba perversiones se han convertido en derechos tutelados por leyes inicuas, contrarias no solo a la ley divina, sino también a la natural, a la ratio de la naturaleza humana; podemos enumerar: legalización del matrimonio igualitario, práctica de la fabricación de bebés en probeta mediante donación de gametos y alquiler de vientres, reparto masivo de preservativos, legalización total o parcial del aborto, propaganda desvergonzada del concubinato y la fornicación a través de los medios de comunicación que, entre nosotros, presentan simpáticamente los amoríos provisorios de la gente de la farándula, a la que se asocian deportistas y políticos“.

 

 

El profeta despreciado en su pueblo

Un profeta es despreciado solamente en su pueblo y en su familia (Mt 13, 57), dijo Jesús ante la incredulidad de sus paisanos de Nazaret. Nosotros -concluyó Mons. Aguer- solemos emplear este dicho: “nadie es profeta en su tierra“.

 

La encíclica de Pablo VI no fue aceptada por amplios sectores de la Iglesia, en momentos en que arreciaba la crisis de fe y de obediencia, a la cual el pontífice se refirió abundantemente en sus catequesis, y procuró paliarla con sabias iniciativas pastorales. Se hizo sentir el rechazo de teólogos, sacerdotes y obispos, y a partir del mismo se desencadenó la crítica demoledora de los fundamentos de la teología moral.

Muchos pastores desviaron a los fieles de la auténtica verdad católica sobre el matrimonio, y de ese modo los inducían a adoptar una concepción de la vida cristiana eludiendo el camino estrecho de la cruz y desconfiando de la gracia, que hace posible lo más arduo.

Han echado sobre sus espaldas la responsabilidad gravísima de deformar la conciencia de los fieles“. – concluyó el prelado.

Unas palabras que son sabias, necesarias, fieles a la Iglesia, y aviso a navegantes, que andan locos para, desde la nefasta AMoris Laetita, arremeter contra la Humanae Vitae, y seguir demoliendo el patrimonio moral y teolñogico de la Iglesia Católica.

Una vez más gracias a Monseñor Aguer, quien como ven, no estaba para ser defenestrado como Arzobispo de La Plata, a mayor gloria de “Tucho” Fernández; sino para seguir ejerciendo ese grandioso servicio, y además para ostentar el capelo cardenalicio. Una condición que le ha sido negada, en favor de “prohombres” como Ticona.

Cosas veredes.

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.
.

 

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

Este martes 31, Mons. Aguer expondrá en acto recordatorio de “Humanae vitae”.

Redacción

 

 

Este martes 31 de julio, memoria de San Ignacio de Loyola, el Arzobispo emérito de La Plata, Mons. Héctor Aguer, expondrá en un acto recordatorio de la encíclica Humanae Vitae, promulgada por el beato Papa Pablo VI el 25 de Julio de 1968. El acto será, a las 19, en el colegio San Pablo, ubicado en Pacheco de Melo 2300, esquina Larrea, de la Capital Federal.

     Hablarán, también, los conocidos defensores de los derechos humanos, y líderes provida y profamilia, doctor Roberto Castellano, y doctora Chinda Brandolino. Invitan al encuentro el agrimensor Julio Eduardo Posse, por Cruz y Fierro Ediciones; y el Centro Guadalupano – Librería Imagen y Palabra. La entrada será libre y gratuita.

 

Inspirada y profética

    En su habitual columna en el programa televisivo “Claves para un mundo mejor”, que se emite los sábados por canal 9, Mons. Aguer explicó cómo se gestó la encíclica. “Pablo VI -sostuvo- recibió el dictamen de una comisión convocada al efecto, y que por mayoría decía que la Iglesia podía admitir como moralmente lícitos esos métodos artificiales de regulación de la natalidad”.

     Agregó que “el papa reflexionó ampliamente, oró especialmente; y creo que le ha costado mucho esta encíclica, y en ella hay una especial inspiración del Espíritu Santo. Dice lo central en el número 14: Hay que excluir igualmente, como el Magisterio de la Iglesia ha declarado muchas veces, la esterilización directa, perpetua o temporal, tanto del hombre como de la mujer; queda además excluida toda acción que, o en previsión del acto conyugal, o en su realización, o en el desarrollo de sus consecuencias naturales, se proponga, como fin o como medio, hacer imposible la procreación.

    Sostuvo, igualmente, que “lo que Pablo VI dice, a la luz de la antropología cristiana, es que el acto sexual tiene un doble significado inseparable, según la naturaleza: es unitivo, es decir, expresión física del amor; y procreativo, o sea, trasmite la vida. Fíjense que no solo la Iglesia Católica dice esto; pues Sigmund Freud, en su Introducción al psicoanálisis, enumera once perversiones, como él  las llama, y entre ellas menciona el onanismo, que es poner un impedimento para que del acto sexual no se siga la comunicación de la vida… Para Freud era una perversión, y nosotros decimos que es un pecado grave. Además, Pablo VI argumenta diciendo que hay actos que nunca pueden ser justificados por ninguna razón, que son objetivamente malos. Todo esto luego lo ha desarrollado Juan Pablo II, ampliamente, en la encíclica Veritatis Splendor, en los números 80 al 82, que especialmente tratan sobre esto de que existen actos que son intrínsecamente malos, y que ni la intención subjetiva ni las circunstancias pueden justificar”.

     Dijo, seguidamente, que “este 50° aniversario de la Humanae Vitae es importante porque esta encíclica no fue bien recibida aun por muchos ámbitos de la Iglesia. Obispos, teólogos y sacerdotes no quisieron aceptarla e hicieron como que no existiera. A pesar de eso, la Iglesia sostuvo siempre esta doctrina, porque viene de mucho antes. Ahí comenzó a derrumbarse el fundamento de la teología moral, y lo que ocurrió es que mucha gente se confundió. Obispos, teólogos, y sacerdotes confundieron a muchísimos fieles sobre este punto; y ahora todavía circula la confusión porque se piensa que la Iglesia puede cambiar esta doctrina. Pero la Iglesia no puede hacerlo porque si la Iglesia cambiara esta doctrina se destruiría a sí misma… Es verdad que las costumbres han cambiado pero esta encíclica es la doctrina de la Iglesia. Y esto es algo central para aquel católico que quiere vivir de acuerdo con la Ley de Dios”.

 

Invitación a manifestaciones contra el aborto

    Finalmente, invitó a los fieles a seguir participando de las diferentes manifestaciones contra el aborto, y a favor de las dos vidas. Convocó, al respecto, para el sábado “4 de agosto, a las 16, en el Obelisco, donde habrá una concentración y manifestación de nuestros hermanos evangélicos. Nosotros tenemos que sumarnos a esa concentración porque ellos tienen muy claro esto, y lo han dicho con mucha claridad y valentía; incluso con más claridad que algunos ambientes católicos. Por eso, el sábado próximo vamos con los evangélicos, desde el Obelisco al Congreso, para decir no al aborto”.

“El Papa Francisco preside su primer Tedeum del 9 de Julio en la Catedral de La Plata (Argentina)”

Vicente Montesinos

 

 

Los Obispos del báculo de madera…

 

 

En la Iglesia Catedral  de La Plata; el Arzobispo Víctor Manuel Fernández, presidió su primer tedeum al frente de la Arquidiócesis de La Plata.

Mons. Fernández ahondó en los pasajes de sus discursos tomando las palabras del PAPA FRANCISCO, siendo él mismo quien explica que “cuando se dice que algo tiene espíritu esto suele indicar unos móviles interiores que impulsan, motivan, alientan y dan sentido a la acción personal y comunitaria”.

“Cuando la acción política tiene espíritu, entonces sí es capaz de llegar a lo más hondo de las problemáticas del pueblo. Por eso dice el PAPA FRANCISCO: ‘¡Pido a Dios que crezca el número de políticos capaces de entrar en un auténtico diálogo que se oriente eficazmente a sanar las raíces profundas y no la apariencia de los males de nuestro mundo’”, citó el Arzobispo Víctor Fernández.

Asimismo, Mons. Fernández rememoró que “el PAPA FRANCISCO quiere rehabilitar la política, porque hoy se la suele denigrar hasta tal punto que parece que hay que reemplazarla por la empresa”. “El PAPA FRANCISCO, en cambio dice que ‘la política, tan denigrada, es una altísima vocación, es una de las formas más preciosas de la caridad, porque busca el bien común’”, señaló Mons. Fernández.

En ese sentido, Mons. Fernández añadió que “cuando hay caridad, amor, entonces sí hay espíritu en la política, y así no hay superficialidad, sino dolor, dolor de amor, como dice el PAPA FRANCISCO, quien subraya; “¡Ruego al Señor que nos regale más políticos a quienes les duela de verdad la sociedad, el pueblo, la vida de los pobres y  esta caridad que, es el corazón del espíritu de la política, es siempre un amor preferencial por los últimos”.

El Arzobispo recordó que la defensa de la vida de quienes aún no nacieron y de los derechos humanos, no responde a un dogma de los que son creyentes, sino que es simplemente “humanismo”. Allí, Mons. Fernández citó al actual presidente del Uruguay, Tabaré Vázquez quien vetó una ley de aborto no movido por un dogma, sino por una convicción profundamente humanista.

La opción por los pequeños, por los más débiles, por los más pobres, supone percibir el altísimo valor de cada uno de ellos, e implica, según el PAPA FRANCISCO, ‘servir al otro no por necesidad o por vanidad, sino porque él es bello, más allá de su apariencia… y esto diferencia la auténtica opción por los pobres de cualquier ideología, de cualquier intento de utilizar a los pobres al servicio de intereses personales o políticos’.

Otro de los pasajes de sus palabras en este tedeum del 9 de julio, estuvieron fuertemente marcadas por la necesidad llamar a un “pacto cultural”. 

Junto a esto, Mons. Fernández remarcó el punto referido al “espíritu de la política”, a quien el PAPA FRANCISCO llama una “cultura del encuentro”, en donde “el amor al encuentro entre nosotros se haga cultura, se haga carne, convicción, deseo, y no una mera estrategia de supervivencia”.

 

NECESIDAD DE UN PACTO CULTURAL, VIDA Y NO ABORTO COMO HUMANISMO, Y PAPA FRANCISCO, PAPA FRANCISCO Y PAPA FRANCISCO…

¿ENTIENDEN AHORA MI TÍTULO AL ARTÍCULO?

Y DE PASO EL PORQUÉ LAS PRISAS POR DEFENESTRAR AL GRAN OBISPO MONSEÑOR AGUER…

 

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.
.

 

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

HOMENAJE DE PERSONALIDADES DE LA CULTURA A MONSEÑOR AGUER (y un soneto sin desperdicio…)

Vicente Montesinos

 

 

 

 

 

 

 

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.
.

 

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑