Buscar

Adoración y Liberación

Por Vicente Montesinos

Etiqueta

CUARESMA

¡Torquemada; Dios nos hizo para ser felices!

Vicente Montesinos

 

Torquemada 16

 

Estamos en Cuaresma. Sabemos que prácticas hemos de realizar para vivirla como corresponde, y que aspectos hemos de cultivar de forma especial. Pero cada vez más pareciera que los católicos dispuestos a seguir este esquema nadan contra corriente.

Cabe recordar que hace escasos 50 años, el ayuno y la abstinencia se practicaba los viernes y los sábados de todas las semanas; más todos los días de Cuaresma. A ello se sumaba el Triduo Pascual, diversas vigilias (Pentecostés, San Pedro, Navidad…), además de las témporas.

Hoy nos parece testimonial y medio lúdico esto de “los viernes de Cuaresma no comer carne“; y el ayuno del Miércoles de Ceniza y del Viernes Santo nos resulta algo estrambótico, reservado a los más “antiguos”. Además, la explicación al asunto de gran parte de los sacerdotes es la de: “Bueno, no comer carne es un símbolo, en verdad ayunar significa ayunar de palabras hirientes….“, y demás consignas estereotipadas en la modernidad.

Pero lo que se esconde tras todo esto no es más que el progresivo viraje desde la religión católica hacia la religión humanista, mundial, light y vacía de toda sobrenaturalidad.

Lo del ayuno… ¡Eso es cosa de antes, y de mentes rígidas! Antes… Antes el trabajo era cien por cien físico, se iba al campo de sol a sol, y las actuales comodidades no existían… Sin embargo hoy, y con nuestra plácida vida, esas disciplinas, imbuidos como estamos de este mantra relativista, hasta nos parecen ya barbaridades.

El “nuevo paradigma” disminuye nuestro fervor, y con ello nuestra capacidad de sacrificio; y sin sacrificio, la salvación se aleja inexorablemente, ya que el sacrificio ofrecido a Nuestro Señor convierte en sobrenatural algo tan humano como es el dolor.

Ahora es cuando el cura progre me dice: ¡Torquemada, Dios nos hizo para ser felices! Claro. Claro que sí. Pero para serlo hemos de encaminarnos al fin para el que Él nos creó, para de esta forma, salvar nuestra alma. Todo lo que de ahí se escapa, es un obstáculo para nuestra salvación.

Permitidme recordaros que es doctrina tradicional en la espiritualidad cristiana que el arrepentimiento incluye la penitencia, sin la cual al cristiano le es difícil permanecer en el camino angosto y ser salvado. Cristo mismo dijo a sus discípulos que ayunaran una vez que Él partiera. La ley general de la penitencia, por lo tanto, es parte de la ley de Dios para el hombre. La Iglesia Católica, con su autoridad recibida del Salvador, ha especificado ciertas formas de penitencia, para asegurarse que los católicos, de alguna manera, realicen esta práctica, como lo requiere la ley divina, y así hacerles más fácil el cumplir con esta obligación.

Con todo el cariño… Torquemada (del que por cierto, otro día hablaremos, sin tanto mito ni corrección política… si nos dejan…)

 

—————————————————————

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

 

 

 

 

Anuncios

FIRMA INVITADA: La salvación que no cesa…

Carlos Núñez

(… en el miércoles de ceniza)

 

JesucristoCrucificado_Pixabay_2104201711111

 

CRISTO ABRIRÁ SU PASIÓN

EN ESTE MIÉRCOLES SANTO;

EN EL QUE,CON GRAN ESPANTO,

SE VE NUESTRA CONDICIÓN:

UN PUÑADO DE CENIZAS

QUE,CON ALIENTO DIVINO,

-LO MISMO QUE EL AGUA EN VINO-,

SE COMBINAN Y ORGANIZAN…

Y EN CUARENTA DÍAS,DENSOS,

VIVIDOS CON EL SEÑOR,

CAEREMOS EN CUÁNTO AMOR

POR NOSOTROS TUVO,INMENSO…

CON ÉL ENTRAREMOS TODOS,

CON GOZO,EN JERUSALÉN;

CLAMANDO HOSANNA TAMBIÉN

CON NIÑOS,PIEDRAS Y LODOS.

Y AL PONER NUESTROS MANTILLOS,

PARA ALFOMBRAR LA VEREDA,

EL ASNO CASI SE ENREDA

ENTRE SUS PLIEGUES SENCILLOS…

Y LE VEREMOS ECHAR

A LOS CAMBISTAS,DEL TEMPLO;

POR DARNOS DIVINO EJEMPLO

DEL CELO QUE HAY QUE MOSTRAR.

Y CENAREMOS CON ÉL,

EN UNA SALA AMPULOSA;

Y,ARRODILLADO EN LAS LOSAS,

NOS LAVARÁ NUESTROS PIES.

DESPUÉS IREMOS AL HUERTO,

QUE HA DE OLER A VIEJO OLIVO;

Y,TRAS UN BESO,CAUTIVO,

INICIARÁ UN LUTO CIERTO…

PRIMERA ESTACIÓN:ANÁS.

SU PRIMERA BOFETADA.

DIOS AL QUE ULTRAJA LA NADA.

LO MENOS,ODIANDO AL MÁS…

CAIFÁS LLEGARÁ DESPUÉS:

“¿TÚ ERES EL HIJO BENDITO?”.

Y OIRÁ DEL QUE ES INFINITO:

“YO SOY.ÉSTE QUE TÚ VES”.

AL PRETORIO,SITIO ODIADO,

IRÁN SIN INCONVENIENTE.

IREMOS CON ÉL,DOLIENTE,

ANTE UN PRETOR APOCADO.

Y EN UN JUICIO-SIMULACRO,

DE PROVERBIAL COBARDÍA,

SE INICIARÁ LA SANGRÍA

DE ESTE TRIDUO,ATROZ Y SACRO…

LE ARRANCARÁN, A JIRONES,

LA PIEL CON AZOTES RUDOS;

NOSOTROS,…,CALLANDO MUDOS;

BLASFEMANDO,LOS SAYONES.

Y, CON  PUNZANTES ESPINAS,

CORONARÁN SU CABEZA;

SALIENDO UNA POR LA CEJA,

MIENTRAS SU ROSTRO SE INCLINA…

¡TODO EN BALDE!…¡CONDENADO!

LE CARGARÁN CON LA CRUZ.

EL SOL NEGARÁ SU LUZ,

Y EL GÓLGOTA SERÁ ESTRADO.

VERÓNICA;EL CIRINEO;

UNAS MUJERES PIADOSAS…

CAERÁ EL SEÑOR EN LAS LOSAS,

Y LE AZOTARÁN,CUAL REO…

Y EN LA CUMBRE,NUEVA AFRENTA,

PUES HERIRÁN SU PUDOR.

SU CARNE,DE CREADOR,

¡PURÍSIMA!…PUESTA EN VENTA.

LE CLAVARÁN CON GRAN SAÑA.

LE ALZARÁN A NUESTRA VISTA.

SOLDADOS DE LA CONQUISTA,

LE DARÁN VINAGRE EN CAÑA…

DIMAS…,SERÁ RESCATADO,

-IN EXTREMIS-,POR SU AMOR.

Y,PARA COLMO,EL SEÑOR

NOS DARÁ A LO MÁS AMADO:

¡SU MADRE!;QUE,INQUEBRANTABLE,

ESTARÁ A SUS PIES,YA YERTOS…

LE VEREMOS,CASI MUERTO,

HACIENDO EL BIEN,INCANSABLE…

DIRÁ EL SALMO VEINTIDÓS,

Y QUE ESTÁ TODO CUMPLIDO.

UN ESTERTOR.Y,VENCIDO,

ENTREGARÁ EL ALMA A DIOS….

SAN LONGINOS,CON SU LANZA,

TRASPASARÁ SU COSTADO.

AGUA Y SANGRE DE SU LADO

MANARÁN CON GRAN BONANZA:

BROTANDO EN ELLAS LA IGLESIA,

-COMO EVA NACIÓ DE ADÁN-.

AGUA Y SANGRE QUE DARÁN

LA SALVACIÓN QUE NO CESA.

 

 

—————————————————————

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

Miércoles de ceniza: ¿Y tú, te rendirás?

Vicente Montesinos

 

cuares

 

“Te adoramos oh Cristo y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo y a mi pecador.” 

Hoy se inicia la Cuaresma, tiempo litúrgico que para el católico es una oportunidad de crecimiento en la fe; una época de maduración y fortalecimiento espiritual; un tiempo rico, único y propio para la reflexión, la oración y el ayuno.

Este Miércoles de Ceniza marca un tiempo de preparación y silencio, en el que el cristiano, con alma gozosa, espera la Pascua del Señor; inicia un tiempo que nos invita a buscar la reconciliación y la verdadera comunión con Dios en el misterio de la cruz, signo de nuestra salvación.

Por eso, este Miércoles de Ceniza luce con santo orgullo esa cruz de ceniza que el sacerdote imponga en tu frente, hazlo, no tengas miedo, no la borres de tu frente al salir de la puerta de la Iglesia por temor al rechazo o al ataque de aquellos que no creen como tú, enséñales que no te avergüenzas de Cristo ni de su Evangelio, que has sido marcado y sellado con la sangre de Cristo y que en correspondencia a su amor, servirás como su humilde instrumento en la construcción del Reino acá en la tierra.

Mira la cruz de Cristo y mira también tu propia cruz y así como Él, entrégate totalmente, con amor, con gozo, no te canses de llevarla; Cristo no se rindió

¿Y tú, te rendirás? No puedes, no debes, si ya elegiste ser cristiano y seguir a Jesús, ¡carga con tu cruz!…

La Cruz de Ceniza podrá ser borrada de nuestra frente, pero la Cruz de Cristo permanecerá eternamente en nuestro corazón…

“Gracias Jesús, por tu cruz y tu resurrección me has salvado Señor, soy todo tuyo. Me pongo a tus pies, si en mi corazón aún hay cosas que me atan a este mundo y no me permiten abrazar tu cruz, te las entregó Señor, porque quiero vivir la eternidad contigo, mi corazón te pertenece. Amén.”

—————————————————————

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

Santa María, madre de los Dolores, ruega por nosotros. 


Hoy celebramos el viernes de Dolores.
El Viernes de Dolores o Viernes de Pasión, es el viernes anterior al Domingo de Ramos, comprendido dentro de la última semana de la Cuaresma, conocida por la Iglesia como Semana de Pasión.

Meditamos así, de esta forma, los dolores de Nuestra Señora.

Esta antigua celebración mariana tuvo mucho arraigo en toda Europa y América, y aún hoy es día de particular devoción mariana en el tiempo de Semana Santa, al conmemorar los sufrimientos de la Madre de Cristo.
El Concilio Vaticano II consideró, dentro de las diversas modificaciones al calendario litúrgico, suprimir las fiestas consideradas “duplicadas”, esto es, que se celebren dos veces en un mismo año; por ello la fiesta primigenia de los Dolores de Nuestra Señora el viernes antes del Domingo de Ramos fue suprimida, siendo reemplazada por la moderna fiesta de Nuestra Señora de los Dolores el 15 de septiembre.

Aún así, en la tercera edición del Misal Romano (2000), hay un recuerdo especial a los Dolores de la Santísima Virgen en la celebración ferial de ese día, introducida por San Juan Pablo II.
La Santa Sede y las normas del Calendario Litúrgico contemplan que, en los lugares donde se halle fervorosamente fecunda la devoción a los Dolores de María y en sus calendarios propios sea tenida como fiesta o solemnidad, este día puede celebrarse sin ningún inconveniente con todas las prerrogativas que le son propias.
Santa María dolorosa, ruega por nosotros y por el mundo entero.

Perla del Evangelio de hoy: “cuando hayáis levantado al Hijo del hombre, entonces sabéis que Yo Soy”


Les dijo, pues, Jesús: «Cuando hayáis levantado al Hijo del hombre, entonces sabréis que Yo Soy, y que no hago nada por mi propia cuenta; sino que, lo que el Padre me ha enseñado, eso es lo que hablo. Y el que me ha enviado está conmigo: no me ha dejado solo, porque yo hago siempre lo que le agrada a Él». Al hablar así, muchos creyeron en Él.

Cristo Crucificado —¡Cristo “levantado”!— es el gran signo del amor de Dios a la Humanidad caída. Y en esta semana de pasión ya comenzamos a contemplarlo. Al verle así, alzado ante nuestra mirada pecadora, sabremos que Él es. 

Pretender un Evangelio sin Cruz, contagiado del ambiente mundano que nos impide entender el valor redentor del sufrimiento, significaría que no hemos entendido nada.
Que nuestra mirada a la Cruz, sosegada y contemplativa, sea una pregunta al Crucificado: «¿Quién eres tú?» Él nos contestará que es «el Camino, la Verdad y la Vida». 

Y viviremos ya en esta tierra vida de cielo. 

Viernes de cuaresma: Espíritu Santo, tráenos la humildad


El Espíritu Santo también nos ayuda a descubrir que no somos dioses, que no somos el centro del mundo, que no vale la pena vivir cuidando la imagen y alimentando el orgullo. 

La verdad es que somos muy pequeños y pasajeros, y que no vale la pena gastar energías detrás de la vanidad o de la apariencia. Nuestro valor está en ser amados por Dios, no en la opinión de los otros.

Por eso los sabios son humildes, los que se dejan llenar por el Espíritu Santo son sencillos y no se dan demasiada importancia: los verdaderos santos son humildes.
Porque el Espíritu Santo no puede trabajar en los corazones dominados por el orgullo. Están tan llenos de sí mismos que allí no hay espacio para el Espíritu Santo; están tan ocupados cuidando su imagen que no tienen tiempo para abrirse a la acción divina.
Pero la humildad que infunde el Espíritu Santo no es la tristeza de las personas que se desprecian a sí mismas. Es la sencillez de quien se ha liberado del orgullo, y entonces sufre mucho menos. No tiene que preocuparse tanto por lo que digan los demás, y eso se traduce en una agradable paz, en una sensación interior de grata libertad.

¡Ven Espiritu Santo !

Haznos instrumentos de tu Amor.

Tu eres el gran desconocido, pero el que todo lo sondea y conoce.

Llename de ti. 

Úngeme y libérame de todas las miserias.

Hazme mas humilde y mas caritativo.

Dame esa agua viva, que nunca se acaba y brotaran manantiales de Amor a ti.

¡Feliz y santo Viernes de Cuaresma! 

Señor, Dios mío: en tus manos abandono lo pasado y lo presente y lo futuro…

 

entusmanos
San Josemaría y el texto de su preciosa oración

 

Mis muy queridos hermanos: Nos hallamos, por gracia de Dios Nuestro Señor,  inmersos en el tiempo de Cuaresma, y caminando hacia la grandiosa Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo; quien nos sana, libera y salva en este gozoso acontecimiento pascual.

Ello debiera ser suficiente para que nunca, jamás; perdiéramos la alegría, la esperanza, y la confianza en Nuestro Señor, y en su amantísima Madre, que nos guían, alivian y acompañan desde sus sagrados corazones.

La confianza en Dios es vital, caros hermanos. El abandono en las manos de nuestro Señor y el enamoramiento de su bendita voluntad deben guiar la existencia de quienes nos decimos católicos.

El abandono en las manos de nuestro Señor y el enamoramiento de su bendita voluntad deben guiar la existencia de quienes nos decimos católicos.

Me vienen a la cabeza en estos instantes las recientes palabras de mi Director Espiritual, quien me adiestraba, con mucho acierto, en una bellísima y… ¡eficacísima!, (para ti y para mí…) oración de San Josemaría Escrivá. Dice así: “Señor, Dios mío: en tus manos abandono lo pasado y lo presente y lo futuro; lo pequeño y lo grande; lo poco y lo mucho; lo temporal y lo eterno.”

¡Qué inmensa demostración de fe! ¡Qué paz pascual, pero prolongada y permanente, podrían sentir nuestros atribulados corazones con una confianza, abandono y apego tal a nuestro Dios y Señor! Enfermedades, dificultades familiares, económicas, enfados pasajeros o momentos de tristeza prolongada… Los malos ratos son una experiencia común. Pero… ¿se pueden santificar? ¿son una oportunidad, o un obstáculo en la vida de un cristiano?

¿No sería mejor que pensáramos (que sintiéramos) que es ahí, y así, donde (y como) nos quiere Dios en ese momento? ¿No debiéramos ser capaces de reclinar la cabeza en el regazo misericordioso de Nuestro Señor Jesucristo, para repetir, confiados, la oración de San Josemaria? “Señor, Dios mío: en tus manos abandono lo pasado y lo presente y lo futuro; lo pequeño y lo grande; lo poco y lo mucho; lo temporal y lo eterno.”

“Señor, Dios mío: en tus manos abandono lo pasado y lo presente y lo futuro; lo pequeño y lo grande; lo poco y lo mucho; lo temporal y lo eterno.” (San Josemaría Escrivá de Balaguer)

Que esta oración, a modo de jaculatoria, nos acompañe, y pueda servirnos para transitar con fe, devoción y recogimiento la Santa Cuaresma, y vibrar gozosos en la Resurrección de Nuestro Señor.

Esto deseo para todos nosotros, y así lo encomiendo a las manos maternales de María, a quien su Hijo, Nuestro Señor, siempre escucha y atiende.

¡Feliz y Santa Cuaresma, pasión y Resurrección de Nuestro Señor!

 

Vicente Montesinos

Perla del Evangelio de hoy: la parábola del hijo pródigo. 

 
Me levantaré, iré a mi padre y le diré: Padre, pequé contra el cielo y ante ti. Ya no merezco ser llamado hijo tuyo, trátame como a uno de tus jornaleros’. Y, levantándose, partió hacia su padre. 


«Padre, he pecado», debemos decir nosotros, y sentir el abrazo de Dios en la confesión, y en la Eucaristía. 

Es una fiesta, porque el hijo estaba muerto y ha vuelto a la vida.  

Así, ya que «Dios nos espera —¡cada día!— como aquel padre de la parábola esperaba a su hijo pródigo» (San Josemaría), recorramos el camino con Jesús hacia el encuentro con el Padre, donde todo se aclara. 

El protagonista es siempre el Padre. 

Que la Cuaresma nos lleve a interiorizar esta llamada a participar en la misericordia divina, ya que la vida es un ir regresando al Padre.

Perla del Evangelio de hoy: “La piedra que desecharon los arquitectos, es ahora la piedra angular”


«A esos miserables les dará una muerte miserable y arrendará la viña a otros labradores, que le paguen los frutos a su tiempo». Y Jesús les dice: «¿No habéis leído nunca en las Escrituras: La piedra que los constructores desecharon, en piedra angular se ha convertido; fue el Señor quien hizo esto y es maravilloso a nuestros ojos? Por eso os digo: se os quitará el Reino de Dios para dárselo a un pueblo que rinda sus frutos»



Señor Jesus, a veces me cuesta ser fiel a lo que Tú me pides y a mis obligaciones habituales. ¡Es difícil es cargar la cruz de mi vida! A veces quisiera echar todo por la borda y hacer con mi vida lo que yo quiera, pero sé que al final, eso dejaría vacío y seco.

Pero sé, que en esos momentos de dificultad, aunque yo te haya dado la espalda, Tú me ayudas y me proteges más que en ningún otro momento de mi vida.

Gracias Señor, por tu compañía y tu amistad.

Concédeme abrir los ojos para ver y darme cuenta del gran amor que Tú me tienes.
Amen.

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑