LA PALABRA DE DIOS DEL DOMINGO: IV Domingo de Cuaresma

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Juan Donnet

 

 

 

TEXTOS DE LA MISA

 

Introito. Is. 66.10,11: Salm. 121.1-  Alégrate, Jerusalén, y regocijaos con ella todos los que la amáis; regocijaos con ella, gozosos, cuantos por ella hacéis duelo; para que os saciéis del pecho de sus consuelos. Salmo. Me alegré cuando se me dijo: Vamos a la casa del Señor, f. Gloria al Padre.

Colecta.-  Concedednos, ¡oh Dios omnipotente!, que quienes su­frimos lo merecido por nuestras acciones, respiremos con el consuelo de tu gracia. Por nuestro Señor Jesucristo.

Epístola. Gal. 4.22-31.-  Con lenguaje alegórico, en que Agar figura a y Sara a , interpreta san Pablo un pasaje célebre del Génesis (16; 21.1-21), para mostrar que en el orden de la salvación todo reposa sobre el don de Dios, sobre «la promesa». De esta promesa son auténticos herederos los cristianos, pues han sustituido a los judíos.

Hermanos: Escrito está que Abraham tuvo dos hijos, uno de la esclava y otro de la libre. Mas el de la esclava nació según la carne, y el de la libre en virtud de la promesa; lo cual se dijo en un sentido alegórico. Por que estas dos madres son los dos Testamen­tos. El uno el del monte Sinaí, que engendra esclavos, es Agar; porque el Sinaí es un monte de Arabia. Corresponde ella a de aquí abajo, la cual es esclava con sus hijos. Mas aquella Jerusalén de arriba es libre; y es madre nuestra. Porque escrito está: Alégrate, estéril, que no pares; prorrumpe en gritos de júbilo tú que no conoces los dolores del parto, pues son más los hijos de la abandonada, que los de la que tiene marido. Vosotros, pues, hermanos, sois como Israel hijos de la promesa, figurados en Isaac. Mas, así como entonces el que había nacido según la carne, perseguía al nacido según el espí­ritu, así sucede también ahora. Pero ¿qué dice ? Echa fuera a la esclava y a su hijo, pues no será heredero el hijo de la esclava con el hijo de la libre. Y así, hermanos, nosotros no somos hijos de la esclava, sino de la libre; y esta libertad nos la ha adquirido Cristo.

Gradual. Salm. 121.1,7.-  Me alegré cuando se dijo: Vamos a la casa del Señor.  Reine la paz en tu recinto y la abundancia en tus palacios.

Tracto. Salm. 124 1-2.- Los que confían en el Señor son como el monte Sión; jamás se tambaleará el que habita en Jerusalén. Jerusalén está rodeada de montañas; así rodea el Señor a su pueblo desde ahora y para siempre.

Evangelio. Juan 6.1-15.-  La multiplicación de los panes es anuncio y símbolo de ristía, el sacramento pascual por excelencia prometido a los bau­tizados. «Vuestros padres comieron el maná en el desierto y murieron. Yo soy el pan vivo bajado del cielo; quien coma de este pan vivirá eternamente. El pan que yo he de dar para salvación del mundo es mi carne.»

En aquel tiempo: Pasó Jesús a la otra parte del mar de Galilea, o de Tiberíades, y le seguía una gran multitud de gente, porque veían los milagros que hacia con los enfermos. Subió, pues, Jesús a un monte, y sentóse allí con sus discípulos. Acercábase ya , día de gran fiesta para los judíos. Habiendo, pues, alzado Je­sús los ojos, y viendo que venía hacia sí tan gran multitud, dijo a Felipe: ¿Dónde compraremos panes para que coma esta gente? Esto lo decía para probarle, pues bien sabía él lo que iba a hacer. Respondió Felipe: Doscientos denarios de pan no les alcanzan para que cada uno tome un bocado. Uno de sus discípulos, An­drés, hermano de Simón Pedro, le dijo: Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes de cebada y dos peces; mas ¿qué es esto para tanta gente? Pero Jesús dijo: Haced sentar a esas gentes. En aquel lugar había mucha hierba. Sentáronse, pues, como unos cinco mil hombres. Tomó entonces Jesús los panes, y habiendo dado gracias, los repartió entre los que estaban sentados; y lo mismo hizo con los peces, dando a todos cuanto   querían.  Y cuando se hubieron saciado, dijo a sus discípulos: Recoged los trozos que han sobrado, para que no se pier­dan. Hiciéronlo así, y llenaron doce cestos con los trozos que habían sobrado de los cinco panes de cebada, después que todos hubieron comido. Aquellos hombres, cuando vieron el milagro que había hecho Jesús, decían: ¡Éste es verdaderamente el profeta que ha de venir al mundo! Y Jesús, notando que habían  de  venir  para  llevársele y hacerle Rey, huyó otra vez al monte él solo.

Ofertorio. Salm. 134.3,6.- Alabad al Señor porque es benigno; cantad himnos a su nombre, porque es amable. Todo cuanto quiso ha  hecho  el  Señor  en  el cielo y en la tierra.

Secreta.- Te pedimos, Señor, mires propicio el presente sacrificio, a fin de que aproveche a nuestra devoción y a nuestra salud. Por nuestro Señor,

Prefacio de Cuaresma-  En verdad es digno y justo, equitativo y saludable, darte gracias en todo tiempo y lugar,  Señor, santo Padre, omnipotente y eterno Dios, que, por el ayuno corporal, domas nuestras pasiones, elevas la mente, nos das la virtud y el premio, por Jesucristo nuestro Señor, por quien alaban los Ángeles a tu majestad, la adoran las Dominaciones, la temen las Potestades y la celebran con igual júbilo los Cielos, las Virtudes de los cielos y los bienaventurados Serafines. Te rogamos que con sus voces admitas también las de los que te decimos, con humilde confesión.

Comunión. Salm. 121.3-4.- Jerusalén está construida como una ciudad de partes bien trabadas. Allá suben las tribus, las tribus del Señor, para alabar tu nombre, Señor,

Poscomunión.-  Concédenos, ¡oh Dios Misericordioso! , la gracia de tratar siempre con sinceros obsequios este sacramento que incesantemente nos sacia, y de recibirle con gran espíritu de fe. Por nuestro Señor Jesucristo.

 

 

 

Dominica Quarta in QuadragesimaI Classis
Statio ad S. Crucem in Jerusalem

 

 

 

Introitus: Isai. lxvi 10 et11

Lætáre, Jerúsalem: et convéntum fácite, omnes qui dilígitis eam: gaudéte cum lætítia, qui in tristítia fuístis: ut exsultétis, et satiémini ab ubéribus consolatiónis vestræ. [Ps. 121. 1]  Lætátus sum in his, quæ dicta sunt mihi: in domum Dómini íbimus. Glória Patri.  Lætáre, Jerúsalem

Oratio:

Concéde, quǽsumus, omnípotens Deus: ut qui ex mérito nostræ actiónis afflígimur, tuæ grátiæ consolatióne respirémus. Per Dóminum.

 

ad Gálatas. iv: 22-31

Léctio Epístolæ beáti Pauli Apóstoli ad Gálatas.
Fratres: Scriptum est: Quóniam Abraham duos fílios hábuit: unum de ancílla, et unum de líbera. Sed qui de ancílla, secúndum carnem natus est: qui autem de líbera, per repromissiónem: quæ sunt per allegoríam dicta. Hæc enim sunt duo testaménta. Unum quidem in monte Sina, in servitútem génerans: quæ est Agar: Sina enim mons est in Arábia, qui conjúnctus est ei, quæ nunc est Jerúsalem, et servit cum fíliis suis. Illa autem, quæ sursum est Jerúsalem, líbera est, quæ est mater nostra. Scriptum est enim: Lætáre, stérilis, quæ non paris: erúmpe, et clama, quæ non párturis: quia multi fílii desértæ, magis quam ejus, quæ habet virum. Nos autem, fratres, secúndum Isaac promissiónis fílii sumus. Sed quómodo tunc is, qui secúndum carnem natus fúerat, persequebátur eum, qui secúndum spíritum: ita et nunc. Sed quid dicit Scriptúra? Ejice ancíllam et fílium ejus: non enim hæres erit fílius ancíllæ cum fílio líberæ. Itaque, fratres, non sumus ancíllæ fílii, sed líberæ: qua libertáte Christus nos liberávit.

Graduale: Ps. cxxi: 1 et 7

Lætátus sum in his, quæ dicta sunt mihi: in domum Dómini íbimus. Fiat pax in virtúte tua: et abundántia in túrribus tuis.

Tractus: Ps. cxxiv 1-2

Qui confídunt in Dómino, sicut mons Sion: non commovébitur in ætérnum, qui hábitat in Jerúsalem.  v. Montes in circúitu ejus: et Dóminus in circúitu pópuli sui, ex hoc nunc et usque in sæculum.

Joann. vi: 1-15
+ Sequéntia sancti Evangélii secúndum Joánnem.

In illo témpore: Abiit Jesus trans mare Galilææ, quod est Tiberíadis: et sequebátur eum multitúdo magna, quia vidébant signa, quæ faciébat super his, qui infirmabántur. Súbiit ergo in montem Jesus: et ibi sedébat cum discípulis suis. Erat autem próximum Pascha dies festus Judæórum. Cum sublevásset ergo óculos Jesus, et vidísset quia multitúdo máxima venit ad eum, dixit ad Philíppum:  «Unde emémus panes, ut mandúcent hi?»   Hoc autem dicébat tentans eum: ipse enim sciébat quid esset factúrus. Respóndit ei Philíppus:  «Ducentórum denariórum panes non suffíciunt eis, ut unusquísque módicum quid accípiat.»   Dicit ei unus ex discípulis ejus, Andréas frater Simónis Petri:  «Est puer unus hic, qui habet quinque panes hordeáceos, et duos pisces: sed hæc quid sunt inter tantos?»   Dixit ergo Jesus:  «Fácite hómines discúmbere.»  Erat autem fœnum multum in loco.  Discubuérunt ergo viri, número quasi quinque míllia.  Accépit ergo Jesus panes: et cum grátias egísset, distríbuit discumbéntibus: simíliter et ex píscibus quantum volébant. Ut autem impléti sunt, dixit discípulis suis:  «Collígite quæ superavérunt fragménta, ne péreant.»  Collegérunt ergo, et implevérunt duódecim cóphinos fragmentórum ex quinque pánibus hordeáceis, quæ superfuérunt his, qui manducáverant. Illi ergo hómines cum vidíssent quod Jesus fécerat signum, dicébant:  «Quia hic est vere Prophéta, qui ventúrus est in mundum.»   Jesus ergo cum cognovísset, quia ventúri essent ut ráperent eum, et fácerent eum regem, fugit íterum in montem ipse solus.

Offertorium: Ps. cxxxiv: 3 et 6

Laudáte Dóminum, quia benígnus est: psállite nómini ejus, quóniam suávis est: ómnia quæcúmque vóluit, fecit in cælo et in terra.

Secreta:

Sacrifíciis præséntibus, Dómine, quǽsumus, inténde placátus: ut et devotióni nostræ profíciant et salúti. Per Dóminum.

 

Præfátio de Quadragesima

Communio: Ps. cxxi: 3-4

Jerúsalem, quæ ædificátur ut cívitas, cujus participátio ejus in idípsum; illuc enim ascendérunt tribus, tribus Dómini, ad confiténdum nómini tuo, Dómine.

Postcommunio:

 

Da nobis, quæsumus, miséricors Deus: ut sancta tua, quibus incessánter explémur, sincéris tractémus obséquiis, et fidéli semper mente sumámus. Per Dóminum

 

 

 

COMENTARIO

 

 

NOTA LITÚRGICA

 

Esta Domínica, conocida con el nombre de Lactare por ser ésta la primera palabra con que empieza el Introito de la Misa, es una de las más célebres del año litúrgico. La Iglesia en este día suspende las saludables tristezas de la Cuaresma: los cantos del Misa no hacen más que invitarnos al gozo santo, a una saludable consolación; el órgano, mudo en los tres domingos precedentes, deja oír sus melodiosas armonías; el diácono vuelve a vestir la dalmática y el subdiácono la túnica, en prueba del gozo de que quiere la Iglesia estemos poseídos en este día. En todo esto guarda perfecta semejanza esta Domínica con la tercera de Adviento, llamada Gaudete.

El motivo que ha inducido a la Iglesia para convidar a una santa alegría, ha sido a fin de felicitar a sus hijos por el celo con que han recorrido la mitad de la Cuaresma, así como para animarles a continuar el tiempo que resta hasta el santo día de Pascua. Esta Domínica de Cuaresma ha sido también denominada Domínica de los cinco panes, por razón del Evangelio de la Misa que nos relata su multiplicación. Este prodigio, obrado por la infinita virtud de Jesús, de vez, según la mente de la Iglesia, recordarnos otro prodigio mucho más grande, debe prepararnos para celebrar la institución de la Eucaristía, al propio tiempo que disponernos a su recepción. Si uno de los fines de la Cuaresma consiste en preparar a los cristianos para que se acerquen dignamente al convite de la Eucaristía, muy justo era recordarle este augusto misterio en día tan señalado, muy debido era proponerles el milagro que Jesucristo obró el día antes de hablar en Cafarnaúm de su real presencia en el Sacramento de su amor. Tanta bondad de nuestro divino Maestro debe llenarnos de saludable alegría, del espiritual gozo que expresar la Liturgia en cada una de las partes de la santa Misa. Fijándonos en ellas, observamos que así el Introito como el Gradual, Tracto y Ofertorio cantan alegría de que deben inundarse nuestras almas; en la Epístola de San Pablo nos manifiesta la dignidad y excelencia de nuestra Madre, y, por ende, la de nosotros sus hijos; el Evangelista nos refiere la misericordiosa bondad y el milagroso poder con que Jesús alimentó a los que en el desierto le seguían fieles para oír sus palabras y que entusiasmados le iban a proclamar por su rey; y en las Oraciones la Iglesia pide, y nosotros con ella, que nos hagamos dignos de las consolaciones divinas, y de participar debidamente preparados de los misterios de la Redención.

Los catecúmenos que querían terminar su preparación para recibir el santo Bautismo, llamados competentes, en esta cuarta Domínica de Cuaresma, según el testimonio de San Agustín en el sermón 213, eran inscritos en el registro o matrícula, de la Iglesia, y en esta ocasión se les daba el nombre espiritual, sin quitárseles el nombre de su familia. Esta imposición se hacía, no como ahora en el día del bautismo, sino antes de recibirle. (1)

 

 

COMENTARIO

 

INTRODUCCIÓN DEL PADRE CASTELLANI

 

Como introducción nos referimos a estos párrafos de Castellani:

 

Cuarto de Cuaresma: la primera multiplicación de los panes (Juan VI, 1-15).

Este milagro se llevó a cabo más o menos en la mitad de la predicación de Cristo,

segundo ano de vida pública, antes del penúltimo viaje a Jerusalén, después de la fuga de Judea a causa de la degollación del Bautista y después del retorno de los Discípulos de la misión–en primavera, cerca de la fiesta religiosa hebrea “de las Tiendas” o “Toldo”–.

Otra multiplicación menor cuentan Mateo y Marcos un poco después, que sería

tentador identificar con ésta reduciéndolas a una; como han hecho algunos Doctores; pero no se puede, porque lo probabilísimo es que fueron realmente dos. Si hubiese sido una sola, la gente de Jerusalén hubiese dicho: “¡Son cuentos de estos provincianos!”. Si hubiesen sido tres, se levanta el Sindicato de Panaderos Metropolitanos.

Los cuatro Evangelistas cuentan el milagro con diferentes pormenores. San Juan le da su sentido pleno, insertándolo en su capítulo VI que trata del“Pan de Vida” y añadiendo la Promesa de la Eucaristía, y el diálogo dramático en la Sinagoga de Cafarnaúm, que es uno de los relatos más sublimes que han salido de péñola humana.

Este milagro es muy popular; excepto, como dije, entre los panaderos. Cuentan que el cura Brochero estaba explicándolo, y se trabucó en los números –porque efectivamente hay dos multiplicaciones que difieren solamente en los números–

y pegó un grito diciendo: “Mirad el poder de Cristo, que con cinco mil panes y dos mil pescados dio de comer a cinco hombres”, a lo cual el sacristán que estaba sentado bajo el púlpito comento en voz alta: “¡Eso lo hago yo también!”, con lo cual se rieron algunos y el cura se abatató del todo y dejó la prédica, para seguirla otro día. El domingo siguiente subió muy alerto y gritó: “Como les iba

diciendo, Jesucristo con 5 panes y 2 peces dio de comer a 5.000 varones”, a lo

cual el sacristán gritó de nuevo: “¡Eso lo hago yo también!”.“–¿Cómo, sacristán sacrílego?” –gritó el canónigo.“–¡Con lo que sobró el domingo pasao!” –ripostó el sacristán, que era un negrito ladino. (2)

 

………………………………………………………………………………………………………

PALABRA Y MILAGROS

Cuanto hay para decir y comentar de este célebre pasaje. Pero vamos a centrarnos en lo que creemos mas esencial e importante, para hacerlo mas fácilmente inteligible.

 

Cristo trae su Palabra como salvación; también signos sobrenaturales de Dios, mostrándonle al hombre un poder Salvador, o viene a saciar el hambre fisiológico?

Bueno, obviamente lo primero es capital; lo cual no obsta que en ocasiones su misericordia lo lleve también a lo segundo; pero esto segundo siempre apuntando y en función de lo primero.

Los milagros buscan que el hombre tome conciencia de que hay un Poder de Dios, una Palabra, que puede romper las ataduras de la vida inmanente y traer una salvación distinta y superior. Es superior siempre la Palabra, la Doctrina,  al milagro. Y el Milagro siempre debe ser tomado para fortalecer la Fe de cara a la salvación, no como un elemento funcional a la vida inmanente del hombre en el mundo. Cosa esta última que hicieron los judíos en este pasaje, con su mentalidad del Mesías de las Tentaciones del Desierto, como veremos mas adelante.

Queda claro en la parábola del Rico Epulón y Lazaro: si los impíos no creen la Palabra de Dios, aunque un muerto resucite, no creerán. Cf. Lc. 16-19ss. Y cuando el Señor dice:

 

Si no me creen a mí, crean aunque sea por las obras…(Jn 10, 38)

 

Es la Palabra la que hace los milagros.

 

Al Principio era la Palabra; y la Palabra era Dios…

 

..Cielo y tierra pasarán, pero mis Palabras no pasarán…

 

El milagro es un recurso de la misericordia de Dios como suplemento a la Palabra, habida cuenta de la debilidad del hombre.  (Cf. Crisóstomo in Ioannem hom. 40)

 

Si ustedes no ven milagros no creen! Se enoja el Señor   (Jn 4, 48)

 

Está claro que la Palabra y la Doctrina son superiores al milagro. Si se quiere, la Palabra es el mayor El Milagro.

 

 

JESÚS PRUEBA AL HOMBRE

 

El acuoso y laxo progremodernismo post conciliar se convenció de que Dios no prueba al hombre; porque, dice, eso es una crueldad. Pero la Tradición y el Magisterio que viven e interpretan la Escritura siempre supieron y siguen sabiendo que Dios prueba al hombre.

No es, obviamente, que lo tienta,  o induce al Mal; esto lo hace el Diablo. Santiago explica bien esto en su Carta. Dios hace otra cosa: permitir o poner, (según su infinita sabiduría y providencia) al hombre en determinadas situaciones difíciles, para que todo lo bueno y lo malo que tiene dentro emerjan y él mismo vea quien es; haga mérito y vea cuales son sus límites, así como cual es el poder de Dios que lo sacará con mucha ganancia de esa prueba si es fiel. Vemos el caso de Sirofenicia con la hija endemoniada, a la que Jesús realmente la pone a prueba con duras palabras. (Mt 15 21-28), y finalmente accede a su pedido, quedando la mujer fortalecida y santificada con creces después de la experiencia, y aún habiendo obtenido lo que quería. Y vemos en este Evangelio de hoy  que Jesús realmente pone a prueba a Felipe.

 

¿Dónde compraremos panes para que coma esta gente? Esto lo decía para probarle, pues bien sabía él lo que iba a hacer.

 

Dios no pone a prueba al hombre como ensayo de prueba y error para ver que pasa….Sino que lo exige en la fe para que el hombre de lo mejor de sí y se fortalezca, haga mérito, se engrandezca, y deje plasmada para la eternidad, y aún para la historia de este mundo, la gloria de su victoria en la prueba, como la cananea sirofenicia.

 

La prueba de Felipe, obviamente, es mas liviana que la de la Cananea. Felipe hace cálculos de dinero sobre el tema. Pero Andrés parece algo mas inspirado y aporta algo que puede parecer insignificante, ridículo:

 

Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes de cebada y dos peces; mas ¿qué es esto para tanta gente?

 

Dios nos suele demandar algo, aunque sea pequeño, para hacer sus portentos en nuestra vida. No porque no pueda hacerlo sin nosotros. Creo el cielo y la tierra sin nosotros. Pero esto nos edifica sobre la colaboración con su Gracia, cosa que necesitaremos siempre en nuestra vida.

 

Las situaciones difíciles del cristiano no son simplemente concatenaciones azarosas de los hechos; son situaciones previstas por Dios para probar la Fe de sus elegidos como el oro en el crisol, dice la Escritura.

 

Jesús puso a prueba acá a sus apóstoles y discípulos para que se engrandezcan en la Fe.

 

 

VERDADERA MULTIPLICACIÓN MILAGROSA

 

La teología crásamente racionalista (hipertrofia y desubicación de la razón) de Bultmann y otros teólgos posteriormente modernistas, hicieron una Desmitologización del Evangelio. Una verdadera interpretación naturalista, inmanente, científica y realista de los hechos del Evangelio, según ellos. La Ciencia debía decir que es lo real o no del Evangelio.

Lo que en realidad hicieron con su atrofia espiritual y el mal uso del Método Histórico crítico, es vaciar la Palabra de Divinidad y Trascedencia Divinas, y reducir a Cristo a un simple hombre: el Cristo histórico, dicen ellos. El Cristo de la Fe, el Cristo de la Escritura, la Tradición y el Magisterio de la Iglesia, es una piadosa ficción catequética, según ellos. Vemos hasta donde llega la estulticia maligna del progremodernismo. Amputado Cristo de su Divinidad y la Palabra reducida a la pura humanidad, el mensaje ha sido anulado completamente y ya no puede salvar.

El método histórico-crítico y las ciencias auxiliares pueden ayudar a la hermenéutica e interpretación bíblica, siempre que conserven la conciencia de sus límites y no pretendan reducir a Dios y su Palabra a sus propios límites; que es lo que ha hecho el modernismo y racionalismo crasos.

La Palabra nunca está contra la Razón, sino que trasciende infinitamente a esta. Tampoco la Revelación se contrapone con la ciencia, si la ciencia es honesta, imparcial y objetiva.

Episodios del Evangelio desmitologizados, es decir, vaciados de contenido divino, sobrenatural, trascendente y reducidos a la pura naturaleza, no sirven para nada en cuanto a la santificación y salvación del hombre. Se anula el Instrumento Divino que salva al hombre; se anula la Palabra; esa con la cual Dios creó el Cielo y la Tierra; esa con la cual Cristo venció al Demonio, y esa con la cual hará Nuevos Cielos y Nueva tierra donde habite la Justicia.

Las posesiones diabólicas reducidas a epilepsias o trastornos nerviosos…o la Multiplicación de panes reducida a

 

actitudes de solidaridad…que no son magia ni idolatría…

 

Como la que hizo Francisco en su homilía sobre la multiplicación de panes…..(3)

 

Si del Papa tenemos el obsequio de estas….reducciones y neutralizaciones de la Palabra de Dios….vemos como está la Iglesia hoy.

 

Pero no: Cristo utiliza su poder divino y realmente multiplica sobrenaturalmente el pan y los  peces. Así como hizo el Cielo y la Tierra de la nada, también puede hacer miles de panes y peces de unos pocos.

 

 

ESTE ES EL PROFETA QUE HA VENIDO AL MUNDO!

Y LO QUISIERON HACER REY!

CRISTO QUIERE QUE CREAN EN ÉL, O NO?

 

¿Rey de qué?

 

Después de hacer el estupendo portento, la gente se dió cuenta que había habido un prodigio  maravilloso:

 

Aquellos hombres, cuando vieron el milagro que había hecho Jesús, decían: ¡Éste es verdaderamente el profeta que ha de venir al mundo! Y Jesús, notando que habían  de  venir  para  llevársele y hacerle Rey, huyó otra vez al monte él solo.

 

Los progremodernistas se regocijarían con esta situación; la glorificación de la masa, de las muchedumbres. El aplauso de la multitud. Esto es lo que buscamos….dirían, Cristo lo consiguió…pero después no fue consecuente con sus triunfos y se empecinó en fanatismos…

 

Pero al Señor no le interesa la glorificación del mundo; la aceptación de las multitudes ni su aplauso: quiere que tengan Fe recta de que Él es el Salvador del mundo, como la samaritana y la gente de su pueblo. Quiere que en sus milagros vean el poder de Dios que quiere salvar.

No le interesa que lo aclamen o lo hagan Rey porque se llenaron el estómago. No le interesa ser el Mesías de las tentaciones del desierto; ese Mesías conque el Diablo lo tentaba: convertir piedras en panes, hacer portentos y signos  a pedido, tener poder mundano como Dominador Político y Militar acá y ahora. Eso no le interesa. Tendrá Poder sobre todo el Universo eternamente, y sí quiere que nos esforcemos en instaurar su Reino desde ahora en la cultura, la sociedad y la Política, con su gracia, nosotros, con la Palabra, la acción y el ejemplo y todos los medios de la Iglesia. Esto es muy distinto al Mesías dominador inmanente político y militar que concebían los judíos.

Los judíos concebían un Mesías funcional a su propia glorificación y exaltación como Pueblo Elegido, pero según su propia concepción, que no era, no es la de Dios.

Repitamos una vez mas: Cristo reinará con Poder omnímodo luego de su Parusía en todo el Universo, y quiere desde ahora que tratemos de instaurar no solo en nuestra conducta privada y nuestro corazón su Reino, sino trasvasarlo a la sociedad humana, a la cultura y a la  política. Este fue el Magisterio de siempre de los Papas católicos hasta el II Concilio Vaticano, en que se abdicó formalmente de este imperativo, aceptando el laicismo masónico-liberal en Dignitatis Humanae, en que se claudica ante la libertad religiosa liberal, aceptando el indiferentismo, bajo un Estado laico, supuestamente neutro, que debe velar por la libertad del ciudadano para elegir cualquier culto y profesarlo sin ser coaccionado de ninguna manera; reduciendo al Catolicismo a una cosmovisión mas al mismo nivel que las otras adámicas. La Verdad y el Error a un mismo nivel. Cristo al mismo nivel que líderes púramente humanos…..como un gato mas en el Jardín Botánico (Jorge Asis).

 

Obviamente el Estado laico, supuestamente neutral y aconfensional es una mentira. El Estado profesa el Dogma de la Revolución y hoy el del Nuevo Orden Mundial.

 

Es obvio que eso es lo contrario de la Libertad Religiosa de siempre según la Iglesia. Libertad de la razón iluminada por la Gracia para elegir el Bien y la Verdad: a Cristo.

 

Sencillamente, se ha abdicado paladínamente del imperativo de la instauración del Reino sociopolítico de Cristo acá en la tierra, aceptando las reglas del juego del Mundo, y poniendo la Iglesia bajo el poder secular. A Cristo bajo el Leviathán: Al César lo que es del César y al César lo que es de Dios, dijo satisfecho el II Concilio Vaticano, aggiornándose bien con el Sistema, con el Leviathán, con el César, con el Mundo. Sometiéndose servilmente a él.

 

Pero como ya lo venimos diciendo en una serie de artículos, el II Concilio Vaticano es un Concilio Pastoral, que no fue encabezado con la fórmula solemne que se usa para Definir Doctrina de manera infalible Ex Cáthedra, por lo cual no es infalible, y solo debe ser aceptado de él todo aquello que no se contrapone a la Doctrina anterior ya afianzada.

 

Por lo cual el imperativo del establecimiento del Reino de Cristo en la tierra y el rechazo de la limitación indiferentista del laicismo liberal-masónico sigue vigente como siempre.

 

 

RECOJAN LO QUE HA SOBRADO PARA QUE NADA SE PIERDA

 

Los dones y la Gracia de Dios son algo de importancia infinita; no deben ser desperdiciados de ninguna manera. Jesús quiere que los Apóstoles se lo lleven para que recuerden siempre y tengan presente el Poder de Dios. Cosa que rápidamente olvidarían, y se llevarían el reto de Jesús cuando les reprocha

 

¿Todavía no entendéis ni recordáis los cinco panes para los cinco mil, y cuántas cestas recogisteis? (Mt 16, 9)

 

 

LA MULTIPLICACIÓN DE PANES SÍMBOLO DEL ALIMENTO DIVINO DE LA MISA

 

El Milagro de la multiplicación de panes y peces es símbolo de un Milagro Mayor, la multiplicación del Cuerpo y Sangre de Cristo, posibilitado por el Sacrificio de Cristo en el  Calvario, que se hace presente en la Santa Misa. En esto el Milagro es infinitamente superior, pues Cristo se hace presente en Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad, en las hostias ofrecidas, y se multiplica para los fieles en todas las Misas, y el resto es guardado en el Sagrario. Así se hace Alimento para vida eterna.

 

Yo soy el Pan bajado del Cielo, el que me coma vivirá eternamente. Y yo lo resucitaré en el último día.

 

En este Domingo de Laudare, nuestra alegría es que tenemos la verdadera multiplicación de Cristo para nosotros en la Misa; el alimento para la vida eterna que además fortalece para esta vida. Ese alimento que nos une a Cristo profundamente y entre nosotros si lo tomamos debidamente. De mas está decir que la Misa Tridentina, la que viene del Concilio de Trento es la Misa Católica. Aquella donde el Sacerdote, primicia del pueblo, mira a Dios en el Tabernáculo, y tras él el pueblo lo mira también, en una bella imagen intemporal, cargada de  eternidad. Donde las oraciones son en la noble lengua del latín, la que la Iglesia siempre ha utilizado por su riqueza y precisión para sus Documentos magisteriales. Donde la Comunión se toma de rodillas y en la boca, solo dada por el Sacerdote. Donde los cantos son gregorianos, o corales pero solemnes, sacros, con posible acompañamiento de órgano, e inducen  a un clima de recogimiento piadoso y serio ante la presencia de Dios. Esa seriedad y solemnidad que, serenando la sensitividad carnal predispone y abre el espíritu y la mente a la Trascendencia, estando en sintonía con Dios; así favorece la verdadera alegría cristiana, interior, profunda, intensa pero bajo la razón y la Fe.

 

 

 

(1) http://rinconliturgico.blogspot.com/

(2) https://radiocristiandad.files.wordpress.com/2017/12/re-a124-el-evangelio-de-jesucristo-pe-castellani.pdf

(3) https://adelantelafe.com/cree-de-verdad-el-papa-francisco-en-los-evangelios/

 

 

 

—————————————————————

¡MÁS QUE NUNCA NECESITAMOS TU AYUDA!

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

 

Si prefieres, además de pinchando en el anterior botón para Pay Pal o tarjeta de crédito; puedes hacer tu donativo, puntual o periódico, por trasferencia a la cuenta número ES2500730100570163476193, indicando en el concepto “Donativo Adoración y Liberación”.

 

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar con nosotros puedes hacerlo en:

Consultas generales: info@adoracionyliberacion.com
Redacción: redaccion@adoracionyliberacion.com
Donativos: donativos@adoracionyliberacion.com
Vicente Montesinos (Director) : director@adoracionyliberacion.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a info@adoracionyliberacion.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En el mismo mensaje indícanos si prefieres recibir los mensajes por Whatsapp o por Telegram. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.



Categorías:LA PALABRA DE DIOS DEL DOMINGO

Etiquetas:, , , ,

8 respuestas

  1. La multiplicación desmitologizada, de actitudes participativas-multiplicadoras de solidaridad, estaba en la estúpida hojita de San Pablo que se repartía en la Diòcesis de Lomas y sus Parroquias hace 15 años o mas.

    • Por cierto hojitas que paga cada parroquia que no son gratuitas, y que vaya uno a saber cuantas terminan en la basura.

  2. Así es Elías. La putrefacción viene de lejos. Del sacrosanto concilio.

  3. En efecto.

  4. ¿Lactare o Laetare?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: