Vicente Montesinos

 

Alfie-Evans-court-case

 

Los padres de Alfie Evans acaban de manifestar rotundamente que la Corte ha condenado a muerte a su hijo, con solo dos años de edad. Así de claro. Y así de cierto.

Según ha podido saber Adoración y Liberación, el Tribunal Supremo de la nación ha recibido una solicitud escrita de los padres del pequeño, en un intento desesperado, nuevamente, de que les escuchen, antes de retirar el ventilador a su hijo, operación prevista para la semana que comienza en próximo lunes 19 de marzo.

Y es que, según nos han informado fuentes legales inglesas,  Kate James, de 20 años, y Tom Evans, de 21, aún deben superar un “obstáculo legal”: “persuadir a los jueces de la Corte Suprema de que tienen un caso que vale la pena discutir“.

Al parecer los jueces podrían tomar esa decisión después de considerar argumentos escritos o podrían organizar una audiencia en la que podrían debatirse los argumentos de la pareja. Vueltas y más vueltas, con el niño en el aire, los padres sufriendo; y un martirio que parece no tener fin.

Y es que Evans y James han perdido ya dos batallas judiciales para obtener permiso para trasladar a su hijo de 22 meses del Hospital Infantil Alder Hey de Liverpool al hospital Bambino Gesu en Roma,  con la esperanza de que los médicos puedan determinar cuál es la causa de su misteriosa enfermedad cerebral degenerativa y proporcionar intervenciones médicas adicionales, antes de, directamente, proceder a su asesinato, que es la palabra que mejor define lo que se quiere hacer con el pequeño Alfie, como les hemos ido contando paso a paso en Adoración y Liberación, a medida que conseguíamos información, dado lo difícil de este cometido.

El 6 de marzo, Lord McFarlane, Lord McCombe y Lady King ; de la segunda corte más alta del país, coincidieron con el fallo del  Juez Hayden, quien el 20 de febrero dio la razón a los médicos del Alder Hey Children’s Hospital que dijeron que el tratamiento de soporte vital debería detenerse.

El día en que los tres jueces del Tribunal de Apelaciones dictaron su decisión, pudimos saber que habían manifestado que una resonancia magnética en noviembre de 2017 mostró que el 70% de la materia en el cerebro de Alfie había sido destruida, y que por tanto, el cerebro de Alfie estaba “completamente más allá de la recuperación”, y sin capacidad de regenerarse.

Los padres ahora disputan enérgicamente el diagnóstico y muestran un sorprendente video de un niño mucho más receptivo de lo que sugieren los testimonios del hospital.

Y todo ello porque, según hemos podido saber, los antecedentes del caso no dan esa seguridad macabra con que los médicos y los jueces quieren acabar con la vida de Alfie, ya que:

 

  • el bebé nació perfectamente sano
  • en sus primeros siete meses perdió numerosos hitos del desarrollo
  • comenzó a hacer “movimientos espasmódicos, como convulsiones” y fue llevado a los médicos, pero a sus padres se les dijo que era “flojo y con desarrollo tardío”
  • cogió una infección en el pecho que le causó convulsiones y se le colocó soporte vital en el Alder Hey Children’s Hospital en Liverpool en diciembre de 2016.
  • y a continuación le dicen a sus padres allí que no iba a sobrevivir
  • pero luchó para vencer la infección y comenzó a respirar por sí mismo.
  • después contrajo otra infección en el pecho y tuvo que volver a usar un respirador, y comenzó a tener más convulsiones crónicas.

 

Con todo este historial de lucha, Alfie parece no haberse rendido nunca; y así, el Sr. Evans ha prometido nunca rendirse. Evans, que se representó a sí mismo durante la audiencia de siete días en la corte civil y familiar de Liverpool, ha manifestado:

 

“Me siento tan bendecido de tener a Alfie aquí. Es mi hijo, se supone. Solo el nombre Alfie Evans es un nombre que será recordado en todo el mundo. Algún día esperamos y creemos que podemos llevarlo a una piscina, es posible que no pueda nadar, pero tendrá la capacidad de experimentar el agua. No estamos rendidos. Vemos que nuestro hijo tiene una vida. Alfie no es solo un niño, es nuestro hijo. Él es un hijo de Dios “.

Además ha añadido en una reciente comparecencia con periodistas:

“¿Pueden creer que mi hijo está siendo sentenciado a muerte?… No lloro, porque sé lo equivocados que están y sé lo fuerte que es mi chico. Mi chico es fuerte. Esto no ha terminado, esto es solo el comienzo. Yo no me doy por vencido. Mi hijo no se da por vencido… Mi hijo tiene dos años y ha sido sentenciado a la pena de muerte”

 

Así que así estamos. El niño lucha, sus padres luchan, unos pocos ayudamos en esta lucha con nuestra humilde difusión y oración. Y millones de católicos, medios de comunicación, y hasta la Iglesia Católica desde su jerarquía hacia abajo; callan, y no desmienten el apoyo de este asesinato en las palabras del Papa Francisco. Es tremendo, pero es real.

Alfie, cariño, no dejes de luchar. Algunos no vamos a olvidarte.

¡Dios te bendiga!

 

—————————————————————

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

 

 

Anuncios