Buscar

Adoración y Liberación

Por Vicente Montesinos

Etiqueta

Oración

Viernes Santo… Hay más amor allí donde el amor sufre su condena…

Vicente Montesinos

 

WhatsApp Image 2018-03-30 at 13.11.12

 

 

Viernes Santo…

Hay más amor allí donde el amor sufre su condena. Por paradójico que parezca, cuanto más se acerca Jesús a la vileza del mundo, más se eleva su oración confiada al Padre, más se ensancha su entraña misericordiosa. De ahí que la humillación de la cruz se haya convertido para nosotros en cauce de salvación; la cicatriz, en bálsamo medicinal. Salva el amor del que lo da todo: su cuerpo, su vida, su corazón entregado hasta el extremo. Salva el amor del que confía del todo: con su silencio, su súplica, su piedad sostenida hasta el final. Salva el amor del que busca a todos: por su intercesión, su perdón, su compasión extendida hasta el último lugar. No hay ninguna situación humana, por débil o empecatada que resulte, que quede lejos o fuera de las lágrimas y la oración de Jesucristo

 

—————————————————————

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

Anuncios

GRAVÍSIMO E INAUDITO: El presidente de la Pontificia Academia para la Vida legitima la desconexión de Alfie

Vicente Montesinos

 

 

MALTEADA PAPAL
Monseñor Vincenzo Paglia

 

 

Seguimos actualizando los datos que podemos conseguir (difícilmente, dado el escaso eco que tiene, incluso en los medios católicos este asunto) sobre la cruel y gravísima historia del pequeño Alfie Evans.

Y es que en una entrevista a Monseñor Vincenzo Paglia, Presidente de la Academia Pontificia para la Vida, publicda en Tempi.it, el purpurado afirma que no es una cuestión de eutanasia este caso, y que no hay asesinato alguno, sino  un “rechazo a la obstinación terapéutica”. Ojo, hermanos a la gravedad de la afirmación, al burdo eufemismo utilizado, y a la paradojica gravedad de que estas palabras lleguen desde la institución papal que se supone existe para la defensa de la vida (sino para qué); que legitima esta muerte, en boca de su presidente. Gravísima conculcación del primer derecho humano (a la vida) y legitimación del mayor pecado posible (acabar con una vida humana)

Hablar de ‘supresión’ no es correcto ni respetuoso. De hecho, si las repetidas consultas médicas realmente mostraban la ausencia de un tratamiento válido en la situación en que se encuentra el pequeño paciente, la decisión tomada no pretendía acortar la vida, sino suspender una situación de obstinación terapéutica” – afirma sin reparo Paglia.

Por lo tanto, para el presidente de la PAV, permitir que un paciente continúe viviendo en una condición de discapacidad es obstinación terapéutica.

No haría falta por lógica primaria humana y cristiana acudir a ningún medio más; pero vale la pena recordar a su excelencia que la Congregación para la Doctrina de la Fe, como se desprende del documento Iura et bona,  afirma que “Por eutanasia se entiende una acción o una omisión que por sí misma o en la intención causa la muerte, para eliminar todo dolor

¿No es acaso esta definición plenamente aplicable al pequeño Alfie?

Y si no le es suficiente a todos los miembros de la Academia Pontificia para la vida dicha afirmación, tomemos el Catecismo de la Iglesia Católica que afirma que “Cualesquiera que sean los motivos y los medios, la eutanasia directa consiste en poner fin a las vidas de las personas con discapacidad, enfermas o casi muertas“. Definición que parece diseñada específicamente para el caso de Alfie.

Seguimos: “El enfermo o persona con discapacidad debe ser ayudado a llevar una vida lo más normal posible” (2276 Catecismo). Las personas discapacitadas como Alfie deben ser apoyadas, no asesinadas.

Y aún más: La violencia terapéutica ocurre cuando hay una desproporción entre los medios aplicados y los resultados esperados (2278 Catecismo). Y el respirador que mantiene vivo a Alfie no es un tratamiento desproporcionado para los objetivos, sino absolutamente proporcional a su propio fin, que es oxigenarlo y, por lo tanto, mantenerlo vivo.

La ventilación asistida a la que Alfie está sometido es absolutamente proporcional a sus propios fines, de acuerdo con los principios expresados ​​ya por el propio Papa Pío XII, y que Paglia quiere usar en favor de sus macabras palabras.

Lo más ruin es que a la objeción planteada por el periodista Valerio Pece alegando que los tribunales ingleses habrían citado las palabras del propio Papa Francisco en el juicio, Paglia responde con una reflexión vagamente teocrática que apoya el trabajo de los jueces británicos: “El juez, teniendo en cuenta que los padres son católicos, decide examinar también la posición de la Iglesia”. Y a continuación, se refiere a tres textos, en búsqueda de una legitimación total: el Catecismo, el documento sobre la eutanasia de la Congregación para la Doctrina de la Fe en 1980; y las palabras de Bergoglio en 2017.

Finalmente el presidente de la PAV se casa con descaro con la dialéctica hegeliana y con la ética fenomenológica afirmando:  “En temas que requieren un conocimiento específico y una preocupación por la vida tanto de la persona como de la sociedad, las ideas maduran en el diálogo y la confrontación, incluso dentro de la comunidad eclesial. La diversidad de opiniones en la Iglesia constituye una riqueza. […] Las leyes de un estado representan una mediación entre diferentes posiciones ».

En resumen: que la Academia Pontificia para la Vida, mientras unas pocas decenas de miles de católicos en el mundo esperamos con dolor que salga en defensa del pequeño Alfie; le da la estocada final por boca de su presidente, legitimando su asesinato; y el Papa Francisco, titular de todas las Academias Pontificias, que llevan su nombre, calla y mira para otro lado.

El asunto es gravísimo. Gravísimo e inaudito. Esperamos palabras de la Iglesia que desmientan el apoyo de los jueces en palabras de Francisco para la desconexión de la vida de Alfie, y lo que encontramos es cada vez más apoyo por la Iglesia a su muerte. El dolor nos atenaza, y no podemos entender el ABSOLUTO SILENCIO de todos. Incluso de los medios de comunicación católicos. Porque claro, esperarlo de los generalistas ya sería una quimera.

Aquí lo que debiera hacer cualquier medio de la actualmente siniestra Academia Pontificia para la Vida que tuviera algo de conciencia católica y recta, es abandonar de inmediato su puesto. No digamos ya el tal Paglia, que ahomda en este gravísimo pecado. O a lo mejor quien debiera abandonar su puesto es quien da nombre a esta Academia y legitima con su silencio su utilización para estirar el respiradero. Porque esto es ya insostenible.

Entre tanto lo único que podemos hacer desde Adoración y Liberación es seguir denunciando en solitario en España este asunto; y rezar. A Dios rogando y con el mazo dando.

Por ello esta noche un pequeño grupo de católicos vamos a realizar una vigilia de Adoración desde las 22 horas hasta las 8 de la mañana (hora española) para pedir por Alfie Evans; por su recuperación, y si no, al menos, por su no asesinato. Estáis todos invitados a uniros en comunión de adoración ante el Santísimo por esta causa, en cualquiera de esas horas.

Y porque hasta el cielo no paramos, que Dios os bendiga.

 

—————————————————————

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

Miércoles de ceniza: ¿Y tú, te rendirás?

Vicente Montesinos

 

cuares

 

“Te adoramos oh Cristo y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo y a mi pecador.” 

Hoy se inicia la Cuaresma, tiempo litúrgico que para el católico es una oportunidad de crecimiento en la fe; una época de maduración y fortalecimiento espiritual; un tiempo rico, único y propio para la reflexión, la oración y el ayuno.

Este Miércoles de Ceniza marca un tiempo de preparación y silencio, en el que el cristiano, con alma gozosa, espera la Pascua del Señor; inicia un tiempo que nos invita a buscar la reconciliación y la verdadera comunión con Dios en el misterio de la cruz, signo de nuestra salvación.

Por eso, este Miércoles de Ceniza luce con santo orgullo esa cruz de ceniza que el sacerdote imponga en tu frente, hazlo, no tengas miedo, no la borres de tu frente al salir de la puerta de la Iglesia por temor al rechazo o al ataque de aquellos que no creen como tú, enséñales que no te avergüenzas de Cristo ni de su Evangelio, que has sido marcado y sellado con la sangre de Cristo y que en correspondencia a su amor, servirás como su humilde instrumento en la construcción del Reino acá en la tierra.

Mira la cruz de Cristo y mira también tu propia cruz y así como Él, entrégate totalmente, con amor, con gozo, no te canses de llevarla; Cristo no se rindió

¿Y tú, te rendirás? No puedes, no debes, si ya elegiste ser cristiano y seguir a Jesús, ¡carga con tu cruz!…

La Cruz de Ceniza podrá ser borrada de nuestra frente, pero la Cruz de Cristo permanecerá eternamente en nuestro corazón…

“Gracias Jesús, por tu cruz y tu resurrección me has salvado Señor, soy todo tuyo. Me pongo a tus pies, si en mi corazón aún hay cosas que me atan a este mundo y no me permiten abrazar tu cruz, te las entregó Señor, porque quiero vivir la eternidad contigo, mi corazón te pertenece. Amén.”

—————————————————————

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

Perla del Evangelio de hoy: “Donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo”

“Os aseguro también que si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, sea lo que fuere, lo conseguirán de mi Padre que está en los cielos. Porque donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”

Nuestro Señor Jesús es un Dios de comunidad, siempre preocupado por los demás, atento a las necesidades, y amante de esa vocación de integración y de reunión. Por que es en comunidad donde mejor se puede buscar y encontrar al mismo Dios.

Y es que la comunión con Dios también es rezar por el otro, amar a tu prójimo, preocuparte por los demás, reunirte e invocar, orar en comunidad, por los perseguidos nuevos mártires, por los ataques a la Iglesia, por la deformación del matrimonio, por el retiro de la educación religiosa, por el fortalecimiento de tu parroquia, etc…

Porque donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos“. Amén. 

                                           Vicente Montesinos

Oración a la Reina de los Ángeles.

Hoy, en el día de Nuestra Señora de los Ángeles, más que nunca, recomendamos esta oración, tan apta para siempre; que fue dictada por la propia Virgen, el 13 de enero de 1863, al Padre Cestac, Fundador de la Congregación de las Siervas de María en Anglet; para combatir y derrotar las potencias del infierno, después de que tuviera una visión de los “destrozos indescriptibles” causados por los demonios en la Tierra.

 

cestac-300x501
Beato Luis Eduardo Cestac

 

Ha sido recomendada por el papa Pío IX, y enriquecida de indulgencia por los papas León XIII y San Pío X.

 

 

 

¡Oh Augusta Reina de los Cielos
y Señora de los Ángeles!
Pues habéis recibido de Dios el poder y la misión de aplastar la cabeza de la serpiente infernal; dignaos escuchar benigna las súplicas que humildemente os dirigimos; enviad la santas legiones para que, bajo vuestras ordenes, combatan a los demonios, donde quiera repriman su audacia y los persigan hasta precipitarlos al abismo.

¿Quién como Dios?
Santos Ángeles y Arcángeles, defendednos y guardadnos. ¡Oh buena y tierna Madre! Vos seréis siempre nuestro amor y nuestra esperanza. ¡Oh divina Madre! Enviad los Santos Ángeles para defendernos y rechazar lejos al demonio, nuestro mortal enemigo. Amén.

 

 

464-GR-nuestra-seniora

Perla del evangelio de hoy: “Rogad, pues, al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies”

Jesús recorría todas las ciudades y aldeas, enseñando en sus sinagogas, proclamando la Buena Nueva del Reino y sanando toda enfermedad y toda dolencia. Y al ver a la muchedumbre, sintió compasión de ella, porque estaban vejados y abatidos como ovejas que no tienen pastor. Entonces dice a sus discípulos: «La mies es mucha y los obreros pocos. Rogad, pues, al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies».



En el evangelio de hoy Jesús ya nos alerta de la desproporción existente entre la cantidad de gente que necesita que se le prediquen las buenas nuevas del reino de Dios, y los obreros existentes. 

Seamos pues nosotros parte de ese ejército de obreros al servicio de Cristo, y, siempre, pidamos al Señor que envíe más obreros a su mies. 

Esta solución nos la da Cristo. No dejemos de hacerla. Hoy también es un buen día, además de para pedir que cada uno de nosotros se comprometa en el apostolado, para rezar por las vocaciones sacerdotales y a la vida consagrada. No perdamos esa oportunidad.

                                         Vicente Montesinos

Perla del Evangelio de hoy: por ellos ruego, no por el mundo.


“Por ellos ruego; no ruego por el mundo, sino por los que tú me has dado, porque son tuyos; y todo lo mío es tuyo y todo lo tuyo es mío; y yo he sido glorificado en ellos. Yo ya no estoy en el mundo, pero ellos sí están en el mundo, y yo voy a ti”



Conmueve ver como en su oración, Jesús pide por cada uno de nosotros.

Jesús, orante, nos tiene presentes. E intercede por nosotros, porque somos sus más preciadas propiedades.

Gracias Señor, por tu pasión, por tu sacrificio, y por interceder por nosotros y querernos tanto.

                                      Vicente Montesinos

Perla del evangelio de hoy: y fue a un lugar solitario y se puso a hacer oración.


De madrugada, cuando todavía estaba muy oscuro, se levantó, salió y fue a un lugar solitario y allí se puso a hacer oración. Simón y sus compañeros fueron en su busca; al encontrarle, le dicen: «Todos te buscan». El les dice: «Vayamos a otra parte, a los pueblos vecinos, para que también allí predique; pues para eso he salido». Y recorrió toda Galilea, predicando en sus sinagogas y expulsando los demonios.



Señor Jesús, tú no cesabas de hacer el bien; pero también te dedicabas momentos diarios a retirarte en oración. 

Cuántas veces nos escuchas decir, señor, que no tenemos tiempo para la oración, metidos en nuestras innumerables tareas y en completar nuestra repleta agenda. 

Ayúdame señor a organizarme para que la oración y el diálogo contigo no falte en ningún momento de mi vida. 

Puede valerme lo que decía San Francisco: «Hay que trabajar fiel y devotamente, sin apagar el espíritu de la santa oración y devoción, al cual han de servir las otras cosas temporales».

Que así sea.

Oración a Jesús Todopoderoso para pedir la Sanacion de un enfermo. 


Mi buen Jesús, te alabo y adoro, te amo con todo mi corazón 

y agradezco tu entrega por nosotros en la Cruz,

acudo ante Ti sabiendo que estás siempre a nuestro lado 

 que todo lo ves, todo lo sabes y nunca abandonas. 

Tú que concedes vida en abundancia

y eres medico verdadero y dador de salud, 

Tú que eres el Buen Pastor y cuidas de tu rebaño

te ruego que desciendas y concedas tu protección y amparo 

a este ser querido que tanto padece por su enfermedad, 

apelo a tu infinito Amor, a tu bondad y clemencia, 

y solicito la gracia de la salud para ……. (nombre del enfermo). 
Dulcísimo Jesús, que dijisteis:

“Yo soy la Resurrección y la Vida”,

que recibiendo y llevando en Ti mismo nuestras enfermedades,

curabas las dolencias y males de cuantos se te acercaban;

a Ti acudo lleno de esperanza, lleno de seguridad,  

para implorar de tu Sagrado y Divino Corazón

la sanación de ……

 

Jesús bendito, por tu inmensa potestad,

y por la intercesión de tu Santísima Madre,

la bienaventurada siempre Virgen María,

que es salud de los enfermos y consuelo de los afligidos,

solicito que alivies y atiendas en la presente enfermedad

a tu siervo-a …….., 

si es conveniente para su bien espiritual y el de mi alma. 
Señor Jesús, que al funcionario real que te decía: 

“Venid, Señor, antes que mi hijo muera”, 

le respondisteis: “Vete, tu hijo vive”, 

te pido con todo mi ser: Señor cura con tu poder a ……. 
Señor Jesús compasivo, que al ciego de Jericó, 

que sentado junto al camino te decía en alta voz: 

“Jesús, Hijo de David, ten piedad de mí”, 

le respondiste: “Recupera tu vista, tu fe te ha salvado”, 

y al momento pudo ver, 

te pido con toda mi fe: Señor, devuelve la salud a …….
Señor Jesús, que diciendo: “Quiero, sé limpio”, 

limpiaste al leproso, que te decía suplicante: 

“Señor, si quieres puedes limpiarme” 

te pido Señor, no dejes que sufra, sana a ……. 
Señor Jesús, que librasteis al mudo poseído del demonio, 

y luego, el que antes era mudo habló elocuente a las turbas, 

te suplico extiendas tu milagrosa Mano y sanes a ……. 
Señor Jesús, que sanaste al enfermo 

que llevaba treinta y ocho años de su enfermedad, 

junto a la piscina de las ovejas, diciéndole: 

“Levántate, toma tu camilla y anda” y anduvo,   

te ruego: cúralo, Señor mío. 
Señor Jesús, todo bondad y misericordia 

que delante del hijo muerto de la viuda de Naím, 

enternecido, dijiste a la madre: “No llores”; 

y tocando el féretro, añadiste: 

“Joven, a ti te digo, levántate” 

entregándolo luego vivo a su madre, 

Señor te suplico, haz un milagro y restituye la salud a ……. 

 

Señor Jesús, que dijisteis:

 “Bienaventurados los que lloran 

porque ellos serán consolados”. 

dale el consuelo y alivio que precisa en su dolor a ……. 
Señor Jesús, que dijisteis:

 “En verdad, en verdad te digo, 

que todo cuanto pidieras al Padre, en mi Nombre, os lo dará”, 

apiádate de tu siervo-a ……. y cura su cuerpo, 

llénalo-a de bendiciones y no lo-a abandones, 

 recurro a Ti con toda humildad y lleno de confianza 

para que lo-a ayudes a vencer su enfermedad, 

 apartes todo sufrimiento y dolor de su cuerpo

y le devuelvas la salud perdida que tanto necesita. 
Omnipotente y sempiterno Dios, 

eterna salud de los que creen, 

escúchanos en bien de tus siervos enfermos, 

por quienes imploramos el auxilio de tu Misericordia; 

a fin de que recobrada la salud, te den en tu Iglesia 

ferviente acción de gracias. 
Por Cristo Nuestro Señor. 
Así sea. 
Rezar el Credo, Padrenuestro, Avemaría y Gloria. 

Repetir la oración y los rezos todos los días. 

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑