El Cisma de Oriente y la Nebulosa del Cangrejo. Por Abraham García

Es curioso que ha tenido que ser este año 2022 aquel en el que me he percatado de algo que llama mucho la atención y posiblemente no me hubiera dado cuenta si no fuera por el amor que tengo por la Astronomía desde niño...

0 1.259

 

SIGUENOS EN TELEGRAM

 

 

Por Abraham García González

Para Adoración y Liberación

 

 

11 de diciembre de 2022

 

 

Es curioso que ha tenido que ser este año 2022 aquel en el que me he percatado de algo que llama mucho la atención y posiblemente no me hubiera dado cuenta si no fuera por el amor que tengo por la Astronomía desde niño, que creo que me ha acercado más a Dios por la fascinación que siempre he sentido al contemplar el firmamento haciéndome muchas preguntas y pensando en la inmensidad del Universo.

 

Es más curioso aún que me haya dado cuenta recientemente, en vez de hace años, teniendo en cuenta que conozco hace mucho tiempo los datos que me han llevado a comentarlo. Me he dado cuenta (si mal no recuerdo) justo en este año en el que gracias a Dios estoy experimentando la fe con más gozo que nunca junto a un montón de coincidencias inexplicables mediante la razón humana (*1), que para mi sin duda proceden del Cielo y en las que con frecuencia terceras personas que Dios va poniendo en mi camino toman su parte en ellas haciendo que cobren más sentido.

 

Voy a tratar el tema de los signos de los tiempos que con más razón deberían exhortarnos a estar preparados espiritualmente y en vela, tal como nos enseña la parábola de las vírgenes prudentes en San Mateo 25:1-13.

 

Corría el 4 de julio del año 1054 cuando los nativos americanos, los japoneses y los árabes observaron a simple vista el estallido una supernova (*2) que durante veintidós meses permaneció tan brillante que podía verse de día en las noches del hemisferio Norte. Fue un acontecimiento astronómico extraordinario desde el punto de vista humano ya que está fuera de lo común que algo tan brillante en el cielo nocturno pueda ser presenciado por alguien a lo largo de su vida. De hecho me pregunto qué es lo que pensarían en aquel entonces al observar a simple vista este espectacular cataclismo cósmico, pero imagino que muy probablemente muchos pensaron que era el fin del mundo. De hecho, los restos formaron la popular y colorida «Nebulosa del cangrejo» que todo astrónomo aficionado puede llegar a ver fácilmente en la actualidad con un telescopio de aficionado o incluso con unos prismáticos en condiciones ambientales sin contaminación lumínica y noches sin luna.

 

Por otro lado, corría también el año 1054 cuando se produjo el Gran Cisma de Oriente y Occidente, también conocido simplemente como Cisma de Oriente desde nuestro punto de vista católico, que dividió a la Iglesia primigenia en dos, la Iglesia Ortodoxa y la Iglesia Católica, las cuales se excomulgaron mutuamente tras siglos de algunas desavenencias doctrinales y conflictos políticos entre Bizancio y Roma. Según la documentación histórica dicho cisma se hizo oficialmente efectivo con dos acontecimientos. El primero de ellos fue cuando Miguel Cerulario, patriarca de Constantinopla, fue excomulgado el 16 de julio de 1054 mediante una bula que puso sobre el altar de la Iglesia de Santa Sofía el cardenal Humberto de Silva Cándida (uno de los delegados que el papa Leon IX envió allí). El segundo fue cuando 8 días después, el 24 de julio de 1054, Miguel Cerulario respondió excomulgando al cardenal Humberto y a sus acompañantes y quemando públicamente la bula.

 

¿Adónde quiero llegar? En primer lugar, a que creo que esto no fue producto de la casualidad, sino que fue un signo de los tiempos, y más aún teniendo en cuenta que un cristiano no puede creer en las casualidades ya que detrás de todo efecto hay una causa, y las casualidades son irracionales desde un punto de vista lógico. Dios nos habla a través de la creación con una precisión matemática exacta. Fuera del espacio-tiempo, en su eterno presente, con su omnipotencia, omnisciencia y omnipresencia, aquel que es el que es, aquel para el que mil años es lo mismo que un día y un día es lo mismo que mil años, conoce perfectamente todas nuestras obras pasadas, presentes y futuras realizadas dentro del espacio-tiempo del que Él es el creador y criador.

 

 

 

Al conocer Dios de antemano todo lo que en nuestro libre albedrío hemos realizado, realizamos y realizaremos, nos revela a través de los profetas de la Biblia determinados acontecimientos históricos, pero también nos habla de otras formas avisándonos de la cercanía de acontecimientos significativos, por ejemplo a través de determinados eventos cósmicos programados desde su eterno presente para que éstos coincidan en determinados momentos de la Historia. Todo esto causa fascinación a buen número de seres humanos (por desgracia no a todos), y no me cabe duda de que son señales clarísimas del Señor, pero lo más importante, las considero un llamado a la conversión que nos exhorta a estar siempre en vela preparados para el momento en que nos toque abandonar este mundo o para el momento de su segunda venida si seguimos vivos cuando ésta acontezca.

 

 

 

________________

(*1) Algunas de las coincidencias inexplicables mediante la razón humana que he experimentado inesperadamente en este año 2022 las relato en los artículos «Datos inesperados sobre el katejón y la palabra de Dios» y «Datos inesperados sobre la abolición del sacrificio perpetuo». Estas experiencias las viví en fechas significativas durante momentos de gran somnolencia recibiendo información por ciencia infusa que me empujó a hacer varios descubrimientos que es casi imposible que sean producto de la casualidad si aplicamos un cálculo matemático de probabilidades, lo cuál considero una prueba más de la omnipotencia, omnipresencia y omnisciencia de Dios en donde queda patente su absoluto conocimiento de todo el espacio-tiempo creado por Él mismo en el cuál muchas cosas creadas por el hombre a lo largo de la historia de la humanidad son inspiradas por el Espíritu Santo.

 

(*2) Una supernova es una explosión de una estrella que llega al final de su existencia que puede manifestarse de forma muy notable en el espacio y puede llegar a observarse desde la Tierra incluso a simple vista en lugares del firmamento en donde anteriormente no se veía nada. La explosión provoca la expulsión de las capas externas de la estrella por medio de poderosas ondas de choque, enriqueciendo el espacio que la rodea con elementos pesados que eventualmente componen nubes de polvo y gas que a veces pueden alcanzar a otras cercanas, comprimiéndolas y desencadenando la formación de coloridas nebulosas que originan después de cierto tiempo nuevos sistemas estelares (con o sin planetas).

 

 

 

 

 

 

 

 

 


…AYUDA A AyL A PODER SEGUIR
Únete ahora a ayl.tv y ayúdanos a seguir y crecer:
Canal de Telegram: t.me/adoracionyliberacion
 DIRECCIÓN POSTAL: «Adoración y Liberación». Apartado de Correos nº 5 – 46113 ESPAÑA
  E-MAIL CONTACTO: info@ayl.tv
 E-MAIL PEDIDOS DE ORACION Y SECRETARÍA: miguelgomez@ayl.tv
——————
MODOS DE COLABORAR CON EL SOSTENIMIENTO DEL PROYECTO
Todo el contenido de la plataforma independiente y propia AYL.TV es gratuito para todos. Sin embargo para poder ser una alternativa real necesitamos medios. Puedes apoyar a AYL.TV con una suscripción de pago en la propia plataforma, aquí:
Si lo prefieres también puedes hacer una donación, puntual o periódica, en Cuenta bancaria Openbank (Banco de Santander) : ES2500730100570163476193
Y también puedes desde cualquier rincón del mundo hacer tu aportación puntual o periódica por Paypal en paypal.me/adoracionyliberacion
Si deseas colaborar de otras formas, o tienes dudas, escribe a: info@ayl.tv
Dios te bendiga. ¡Gracias por unirte a nosotros!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: