NUEVA SERIE EN LA WEB. FUNDAMENTAL. «EL PODER DE LA ORACIÓN Y LOS SACRAMENTALES PARA LOS ÚLTIMOS TIEMPOS». Capítulo 3.LOS SACRAMENTALES DEL AGUA , ACEITE Y SAL BENDECIDOS.

Les traemos con este artículo el capítulo 3 de la serie «El poder de la oración y los sacramentales para los Últimos Tiempos», donde Sylvia Zamora, Responsable de Oración, formación y espiritualidad en el Consejo Directivo de esta casa, nos va desgranando este tema de fe y protección espiritual tan importante en los tiempos que estamos… y en los que vienen, describiendo además al detalle los más importantes y necesarios sacramentales.  Como saben, Adoración y Liberación da una importancia suma a la protección espiritual; y a los Corazones Sagrados de Jesús y de la Santísima Virgen Maria, Corredentora del género humano, en los cuales se hallan los más importantes de los Refugios. Disfruten; aprendan; compartan. ¡Oren! Dios me los bendiga. Vicente Montesinos.

Acceso al Capítulo 1: ¿Qué nos dice la ciencia? 

Acceso al Capítulo 2: ¿Qué nos dice la Palabra de Dios?

Acceso al Capítulo 3: Los sacramentales del agua, aceite y sal bendecidos

 

«EL PODER DE LA ORACIÓN Y LOS SACRAMENTALES PARA LOS ÚLTIMOS TIEMPOS».

Capítulo 3. Los sacramentales del agua , aceite y sal bendecidos.

Por Sylvia Zamora

 

 

El uso de los sacramentales es muy común en la iglesia católica y forman parte de ella desde los primeros tiempos.

Han sido instituidos para acercarnos a una relación profunda con Cristo y están hechos para santificar todos los ámbitos de nuestra vida ellos son extensión de los sacramentos y nos traen la gracia de Dios a todo lo cotidiano de nuestras vidas.

En estos últimos tiempos igual que antaño debemos reconocer que ellos pueden protegernos del daño espiritual y físico inspirarnos para intentar  vivir el camino de la santidad.

Pero especialmente en estos tiempos donde el mal impera en todos los ámbitos es muy necesario tenerlos a mano pero hay que hacer una salvedad, «no podemos usarlos de forma supersticiosa» si no cómo se debe, por ser un instrumento espiritual qué el cielo nos regala.

 

 

EL AGUA BENDITA

 

 

 

El agua bendita se utiliza como símbolo de purificación espiritual y está íntimamente unida con nuestro bautismo.

Tiene un gran poder contra el mal expulsando a los demonios en los exorcismos.

El padre Gabriel Amorth dice que con el agua bendita ,se pide al Señor que la aspersión, genere la defensa contra las insidias del maligno y el don de la protección divina.

Si el agua además es exorcizada aplicándole la oración ele exorcismo añade otros efectos como el de ahuyentar todos los poderes del demonio para extirparlo y expulsarlo.

Y aumenta la gracia divina, protege las casas y todos los lugares donde habitan los fieles, contra toda influencia demoníaca.

El agua también brotó del costado de Cristo y trajo la derrota el diablo desde la misma Cruz.

Habitualmente la encontramos en las pilas bautismales, en las fuentes de agua bendita. En estos recipientes que contienen agua bendita que tenemos en las casas que  se usan para bendecirse asimismo y las pilas que hay en las iglesias donde antes de entrar y después de salir podemos bendecirnos con ella.

Usando el agua bendita nos mantenemos al lado de Cristo y nos recuerda que hemos de permanecer limpios y puros es muy eficaz en cualquier influencia maligna.

Los científicos han investigado el poder del agua Bendita.

Han descubierto lo que sucede en el agua antes y después de ser bendecida si se recita el Padre nuestro y se hace el signo de la cruz sobre ella las investigaciones concluyen en que el número de bacterias malignas es 100 veces menor en el agua qué ha sido bendecida.

También la radiación electromagnética se reduce bastante cuando el agua se ha bendecido.

Si bendecimos los alimentos y las bebidas nos ayudará en la protección de nuestra salud, igualmente sucede cuando bendecimos las medicinas que hemos de tomar y los tratamientos médicos que hemos de recibir.

San Mateo recomienda la bendición del agua bendita pues es una poderosa armadura espiritual.

Santa Teresa de Jesús dijo que el agua bendita era muy recomendable para ahuyentar al demonio y dejo escrito:

«Tengo mucha experiencia de que no hay mejor remedio que el agua bendita para ahuyentar de una vez a los demonios. La Cruz también los hace huir, pero vuelven nuevamente»

No cabe duda, de que el agua bendita tiene una virtud muy grande y, por mi parte, nunca la tomo sin experimentar un consuelo muy característico, pues siento una alegría que no sabría explicar, algo como un deleite interior que me conforta enteramente.

Y no puede ser ilusión, porque no me ha pasado una vez sino muchas y me he fijado atentamente en estas cosas.

Pensemos en una persona que tiene sed y calor y se toma un jarro de agua fría, evidentemente todo el cuerpo se refresca.

Igualmente sucede aquí, y en esto reconozco la eficacia de los ritos que ordeno la Iglesia y me alegra ver la fuerza de las palabras con que se bendice el agua, que la hacen tan diferente del agua común» 

Importante tener en cuenta que el agua sólo cura y protege a las personas que creen y tienen fe y cuando se bendice por medio del sacerdote, la bendición y la protección es mucho mayor.

Científicos de San Petersburgo demostraron que el agua bendita es sanadora a nivel físico y espiritual y que con la bendición no sólo se purifica, sino que se vuelve distinta y cambia su estructura.

Se demostró que el agua bendita entiende el sentido de las oraciones que se hacen sobre ella y lo mantienen en su interior.

La ingeniera rusa Angelina Malakovskaia vio qué la densidad óptica del agua es 2,5 punto cinco veces mayor cuando la bendice un sacerdote.

Qué es 1,5. Mayor cuando la bendice un laico piadoso.

Y no tiene cambios significativos cuando la bendice un no creyente y que no lleve la cruz en el cuello.

El agua bendita por tanto, puesta con fé y piedad sobre nosotros mismos, nos aleja de los demonios y nos protege de tentaciones, nos libera de problemas físicos y emocionales y nos protege de daños al alma y el cuerpo.

Es muy recomendable por tanto tener en casa agua bendita, bendecida  por un sacerdote, la cual podemos poner sobre nosotros mismos, en las puertas, en las ventanas, en la cocción de alimentos… por el gran efecto positivo y espiritual qué causa en nuestras vidas.

 

 

LA SAL BENDECIDA

 

 

 

Es muy recomendable tener sal bendita en nuestras casas, aunque es un sacramental que se usa poco, no obstante es un arma poderosa contra el mal, cómo podemos ver en el fragmento de la bendición dicha por el sacerdote en el ritual romano que dice así:

» Te suplicamos, Dios Todopoderoso, que bendigas en tu bondad estás al creada por ti. tú mandaste al profeta Eliseo arrojarla en el agua estéril para hacer la fecunda.

Concédenos, Señor, qué al recibir la aspersión de esta agua mezclada con sal nos veamos libres de los ataques del enemigo, presencia del Espíritu Santo nos proteja siempre.

Por Jesucristo, Nuestro Señor.»

Amén.

 

El padre Amorth, dice que la sal bendecida protege los lugares contra las influencias y presencias maléficas.

Es aconsejable poner sal exorcizada en el umbral de la casa o en los 4 rincones de la habitación que este infectada.

El incienso bendecido también sirve para alejar los demonios.

Los sacramentos actúan con mayor eficacia cuánta mayor es la fé.

Sin fé, es ineficaz.

Podemos usarla también para condimentar nuestros alimentos para diario.

 

 

EL ACEITE BENDECIDO

 

 

El aceite bendecido, se usará de la misma manera para los alimentos y para hacernos la señal de la cruz en la frente como signo de protección.

Igualmente el aceite a de estar bendecido por las manos del sacerdote.

El padre Amorth dice que es bueno para la salud del alma y del cuerpo, antiguamente se ungia con aceite las heridas.

Los apóstoles también ungian con aceite a los enfermos.

Pero el aceite exorcizado posee una propiedad específica, que es separar del cuerpo las adversidades.

Cuando se sufre algún hechizo por haber ingerido algo, el aceite exorcizado ayuda a liberar y desprender el cuerpo de estas impurezas.

 

 

SAN ANDRÉS BESSETTE, Y EL ACEITE DE SAN JOSÉ

 

fecha: 6 de enero

†: 1937 – país: Canadá

canonización: B: Juan Pablo II 23 may 1982 – C: Benedicto XVI 17 oct 2010

 

Elogio: En Montreal, ciudad de la provincia de Quebec, en Canadá, san Andrés (Alfredo) Bessette, religioso de la Congregación de la Santa Cruz, quien trabajó incansablemente en la construcción del insigne santuario dedicado a san José que se alza en aquella ciudad.

Bessette nació en 1845 en una población llamada Mont-Saint-Grégorie, ubicada a 40 kilómetros de Montreal en Canadá, en el seno de una familia de clase obrera. El pequeño tenía tantas complicaciones de salud que sus padres quisieron bautizarlo el día mismo que nació pensando que no sobreviviría. Pero murió 91 años más tarde. Quedó huérfano de padre cuando tenía 9 años y de madre cuando tenía 12 por lo que, tanto él como sus 11 hermanos quedaron bajo el cuidado de su tía Rosalie Nadeau y de su esposo Timothée.

«María y José se convirtieron en sus padres adoptivos», indicó el padre Lasciabell, vicepostulador de la causa de canonización. «Este período le permitió al hermano Andrés consolidar fuertemente su relación con Dios en lugar de alejarse, por los lamentables acontecimientos de su vida». Tenía 20 años cuando viajó a Estados Unidos junto con un grupo de inmigrantes para trabajar en el sector textil. En 1967 regresó a Canadá para realizar otras labores. Y fue entonces cuando su párroco quiso enviarlo a la congregación de la Santa Cruz donde inicialmente fue rechazado por sus problemas de salud, que continuaron a lo largo de su vida. Por ello el obispo de Montreal monseñor Ignace Bourget pidió que reconsideraran la decisión y Alfred fue aceptado en 1872.

El hermano Bessette fue designado como portero del colegio de Nuestra Señora de las Nieves, cerca de Montreal. También realizaba otros trabajos ocasionales. Pero él quiso hacer de ésta, una labor que fue más allá de abrir la puerta: «Él recibía a los visitantes y a sus parientes. El prójimo se convirtió así en una realidad importante para el hermano Andrés». Su vida espiritual, sus palabras sencillas pero llenas de sentido hicieron que cada vez más gente hablara del portero de aquel colegio. Muchos enfermos iban a pedirle consuelo, oraciones y consejos: «él sabía que no se puede amar verdaderamente a Dios sin amar al prójimo ni amar a los demás sin reconocer la presencia de Dios en ellos».

«Una multitud diaria de enfermos, afligidos y pobres de todos los tipos, de discapacitados y de heridos por la vida encontraban en él, sentado en la portería del colegio, acogida, escucha, apoyo y fe en Dios», decía el papa Juan Pablo II en la homilía de su beatificación en mayo de 1982. El hermano Bessette a todos les daba el mismo consejo: buscar la intercesión de San José, orar y acudir a los sacramentos.

Decía a los enfermos que se ungieran con el óleo de la lámpara que había en una capilla que tenía el nombre del santo. Muchos fieles que lo hacían quedaban curados a pesar de que médicamente no tuvieran ninguna esperanza. Algunos comenzaron a decir que este religioso hacía milagros. Él insistía que el responsable de estas curaciones era San José. Y por ello en 1904 tuvo la iniciativa de construir un santuario en su honor. El hermano comenzó a reunir un número cada vez más grande de seguidores, pero su vida provocó también algunas reacciones adversas. Entre ellos el doctor Josep Charette, que ridiculizaba sus actitudes. Un día la esposa del doctor tuvo una fuerte hemorragia nasal que no podía detenerse de ningún modo. Ella pidió ser llevada donde este religioso pero el médico rehusó. «¿Dices que me amas y serías capaz de hacerme morir desangrada?», le dijo su mujer. Charette se dirigió donde Bessette quien le respondió: «Doctor, regrese a casa que la hemorragia se ha detenido». Y así fue.

En 1924 se culminó la construcción del oratorio dedicado al Santo Custodio: «El hermano Andre no fue sólo el constructor de un edificio de piedras sino de una comunidad cristiana viviente. Se convirtió en un notable unificador». El hermano Bessette murió en 1937. «Nunca traje al hermano Andrés una persona enferma sin que regresara contenta a su casa. Algunos eran curados. Otros morían algún tiempo después, pero el Hermano Andrés los consolaba», decía uno de sus amigos. «Más de un millón de personas fueron a rendirle homenaje a pesar de que sus funerales se celebraron con muy mal tiempo invernal. Y aún hoy, más de dos millones y medio de peregrinos y de visitadores vienen cada año al oratorio de San José en el monte Royal», señala el padre Lasciabell.

 

Curación por el aceite de San José

 

El Santo hermano André Bessette

San José es el terror de los demonios.

Qué clase de hombre santo y puro debió ser para que Dios lo escoja como guardián de María y de Jesús!

La curación por el llamado «aceite de San José», fue conocida por la Iglesia, y reconocida con la declaración de Santidad del hermano canadiense André Bessette.

El hermano André, religioso de la orden de la Santa Cruz, fue portero del colegio de Nuestra Señora de las Nieves, cerca de Montreal desde el año 1872, por largo tiempo.

«Una multitud diaria de enfermos, afligidos y pobres de todos los tipos, de discapacitados y de heridos por la vida encontraban en él, sentado en la portería del colegio, acogida, escucha, apoyo y fe en Dios», decía el papa Juan Pablo II en la homilía de su beatificación en mayo de 1982.

El hermano André a todos les daba el mismo consejo: buscar la intercesión de San José, orar y acudir a los sacramentos.

Es esta la única receta de su famoso aceite de San José. La fe en su intercesión.

El hermano André simplemente tomaba el aceite que se usaba para las lámparas, lo consagraba a San José pidiendo su intervención, y lo aplicaba a los enfermos dándoles los tres consejos: Orar, pedir la intercesión de San José y hacer vida de sacramentos.

No hay otro misterio. Mucha fe e intercesión.

Es cierto que el Santo hermano André, recibió la gracia de tener visiones del Santo Patriarca San José, donde este mismo le daba instrucciones sobre su apostolado.

Pero no es menos cierto que en toda su vida el hermano André nunca atribuyó a si mismo, o al sólo aceite, la cantidad de milagros que se han comprobados realizados por su intercesión.

 

COMO DEBE SER LA DEVOCIÓN A SAN JOSÉ SEGÚN SAN ANDRÉS BESSETTE 

 

(Extraído del libro SAN ANDRÉS BESSETTE, EL MÁS GRANDE DEVOTO DE SAN JOSÉ del Padre Angel Peña OAR)

Página 18 “Su devoción a San José”

SU DEVOCIÓN A SAN JOSÉ

Ya hemos anotado anteriormente que la devoción a san José la recibió el hermano Andrés de su madre. En su propia Congregación era como una herencia recibida de su fundador el padre Emilio Moreau. El hermano la fomentó desde niño y se pasaba mucho tiempo en oración en la iglesia delante de una imagen de san José. San José fue su santo predilecto después de la Virgen María. Para solucionar cualquier dificultad acudía a él. Le gustaba hacer procesiones con su imagen, poner papeles escritos debajo de su imagen y curar a los enfermos con medallas de san José bendecidas por un sacerdote y con el aceite que había ardido ante su imagen. Él aconsejaba que, cuando hubiera pleitos judiciales, enviaran una medalla de san José a los abogados de la parte contraria o al juez. A un viajante de comercio le aconsejó tener una medalla de san José en la mano, cuando fuera a visitar a sus clientes. Él, por su parte, acostumbraba llevar en el bolsillo una pequeña imagencita de san José y, riéndose, decía que tenía a san José en el bolsillo. Sor Leblanc refiere: Cuando yo le pedía por ciertas cosas temporales, me decía: “Tal cosa es difícil de conseguir, pero tome una medalla de san José en su mano, cuando vaya a tratar con esas personas. Y, si es posible, envíe a esas personas una medalla de san José por adelantado 27 . Felipe Erard declaró: En una inundación, mi tienda quedó destruida. El hermano Andrés me dijo regañándome: “Has tenido poca fe. Deberías haber echado una medalla de san José a las aguas, cuando se acercaban, y te hubieras salvado” 28 . Cuando iba de viaje a Estados Unidos una o dos veces al año, aprovechaba para visitar a sus familiares. Llevaba miles de medallas de san José para repartirlas a los enfermos que lo visitaban. El señor Gadbois afirma: Un día le hablé al hermano Andrés de mis dificultades en el negocio. Él me dijo: “Toma papel y escribe: Buen san José, haz por mí lo que harías si estuvieras en la tierra en mi lugar. Tengo una numerosa familia y un negocio difícil de administrar. Escúchame”. Después me recomendó dejar el papel al pie de la imagen de san José y todo se solucionó 29 .

El mismo hermano Andrés acostumbraba a escribir sus intenciones en unos papeles y los colocaba debajo de la imagen de san José 30. Esto mismo le aconsejó a la hermana Le Royer 31 . También le gustaba hacer procesiones con la imagen de san José y encargó al señor Barcelo organizarlas 32 .

A este respecto el padre Oseas Coderre dice: Recuerdo que en un caso de epidemia en el colegio de Saint Laurent, los religiosos le consultaron al hermano Andrés y él recomendó hacer una procesión con la imagen de san José por todas las salas y lugares del colegio, rezando. Al día siguiente, la epidemia disminuyó sensiblemente y a los dos días había desaparecido. Lo mismo sucedió en el colegio de nuestra Señora. El hermano Andrés vino a rezar con nosotros, llevamos en procesión una imagen de san José, rezando el rosario, y la epidemia desapareció 33 . Otra cosa que recomendaba era hacer triduos o novenas en honor del santo. Pero sobre todo, consideraba que el primer requisito para obtener favores de Dios era estar en estado de gracia. Por ello recomendaba mucho la oración, la confesión, la comunión y la devoción a san José como remedio para recibir la salud corporal. Sugería decir oraciones fáciles como: San José ruega por mí como hubieras orado, si hubieras estado en mi lugar y con mis problemas. Por otra parte aconsejaba siempre a los enfermos frotarse con una medalla de san José sobre sus ropas, en la parte enferma de su cuerpo, y él mismo también los frotaba algunas veces. Igualmente recomendaba usar el aceite que había ardido ante la imagen del santo y frotarse con él en su cuerpo enfermo. Cuando los enfermos se curaban, les pedía algún ex-voto, como las muletas u otros aparatos que habían usado, para dejarlos en la capilla como recuerdos del poder de san José y aliento para fomentar la fe de otros. El padre Cousineau refiere que con ocasión de la visita canónica al Oratorio del padre provincial, padre George Dion, ordenó que quitaran todos los ex-votos y muletas y aparatos ortopédicos de la capilla. El hermano Andrés manifestó al padre Alary su pena por esta prohibición. Por su consejo, el hermano fue a ver al padre provincial y, a continuación, los ex-votos fueron repuestos en el mismo lugar anterior. Para él los ex-votos eran manifestación del poder de intercesión de san José y ayudaban a extender su devoción 34 . Él se consideraba el perrito de san José 35 . Y decía: A Jesús por María y José. Normalmente decimos: A Jesús por María. Él lo completaba con san José para que la sagrada Familia estuviera siempre unida. Alguien podría preguntar: ¿Por qué necesariamente para curar debía hacerse con medallas de san José y con aceite de san José? Evidentemente es cuestión de fe. Otros santos han usado la llamada medalla milagrosa como la Madre Teresa de Calcuta. En su vida se cuenta que sembró de estas medallas un terreno que quería comprar, y lo consiguió. Regalaba estas medallas a todas las personas que encontraba para incentivarlas en la devoción a María y para que obtuvieran favores y bendiciones. También el hermano Andrés sembró de medallas de san José el terreno de la montaba de Mont-Royal antes que lo comprara su Congregación y, cuando ya lo compraron, iba de paseo con los alumnos y también dejaba caer alguna medalla por el camino para pedir a Dios por intercesión del santo que pudiera hacerse una capilla en su honor. Todo es cuestión de fe, como la curación con el pan bendito de san Antonio de Padua, o el pan de san Nicolás de Tolentino o las rosas de santa Rita o las medallas de María Auxiliadora que usaba san Juan Bosco. Sin embargo, aclaremos que para él lo primero era el amor a Jesús Eucaristía y a Jesús en su pasión. Aconsejaba mucho rezar el Viacrucis; y después el amor a María, nuestra Madre. Rezaba varios rosarios cada día.

 

 

ORACIÓN PARA OBTENER UN FAVOR DE SAN ANDRÉS BESSETTE

¡Oh Dios! Tú tan admirable por ti por tus santos, concédenos, mediante la intercesión del Hermano Andrés, el apóstol de San José, el favor que te pedimos ………. para que el amado Hermano sea glorificado por la Iglesia y nos conduzca a imitar sus virtudes.

Por Jesucristo, Nuestro Señor. Amén

 

 

 

 


…AYUDA A AyL A PODER SEGUIR
Únete ahora a ayl.tv y ayúdanos a seguir y crecer:
¡No se lo pierda y comparta con todos el enlace!
1) ¡Entra ya en AYL.TV y pincha en UNIRSE! Es importante ya que así se suscriben a la nueva plataforma, bien en su modalidad gratuita, o bien en las modalidades de ayuda al proyecto, que hay varias, y desde solo 1 euro al mes; a fin de que podamos mantenerla y hacerla crecer. Sea como fuere denle a UNIRSE. Así podrán recibir los correos; comentar en la plataforma; etc…
Y para no perderte ninguna de las informaciones que podamos seguir dando por nuestras diversas vías:
3) Suscribirte a ADORACIÓN Y LIBERACIÓN Youtube: https://www.youtube.com/channel/UClD06A-_NT1iJ8lxNs-doJw?sub_confirmation=1
5) Suscribirte al nuevo canal VICENTE MONTESINOS: https://www.youtube.com/channel/UC_bDZK4g-aEBieZVoKRAwaA?sub_confirmation=1
5) Suscribirte a nuestro canal de Telegram desde donde te llegará información de todas nuestras publicaciones y datos exclusivos: t.me/adoracionyliberacion
6) Suscribirte a nuestra web escrita: adoraciónyliberación.com
7) Y suscribirte a nuestro Canal de Podcasts en Ivoox (https://www.ivoox.com/podcast-adoracion-liberacion-podcast_sq_f11160985_1.html)
8) Puedes suscribirte también al Canal de Telegram personal de nuestro director Vicente Montesinos en t.me/vicentemontesinos
——————
NUEVAS VÍAS DE CONTACTO
➡️CANAL OFICIAL DE TELEGRAM ADORACIÓN Y LIBERACIÓN: t.me/adoracionyliberacion
➡️CANAL OFICIAL DE TELEGRAM VICENTE MONTESINOS: t.me/vicentemontesinos
➡️VK: vk.com/adoracionyliberacion
➡️ DIRECCIÓN POSTAL: «Adoración y Liberación». Apartado de Correos nº 5 – 46113 ESPAÑA
➡️WEB: adoracionyliberacion.com
➡️  E-MAIL CONTACTO: info@ayl.tv
➡️ E-MAIL PEDIDOS DE ORACION Y SECRETARÍA: miguelgomez@ayl.tv
——————
MODOS DE COLABORAR CON EL SOSTENIMIENTO DEL PROYECTO
Todo el contenido de la plataforma independiente y propia AYL.TV es gratuito para todos. Sin embargo para poder ser una alternativa real necesitamos medios. Puedes apoyar a AYL.TV con una suscripción de pago en la propia plataforma, aquí:
Si lo prefieres también puedes hacer una donación, puntual o periódica, en Cuenta bancaria Openbank (Banco de Santander) : ES2500730100570163476193
Y también puedes desde cualquier rincón del mundo hacer tu aportación puntual o periódica por Paypal en paypal.me/adoracionyliberacion
Si deseas colaborar de otras formas, o tienes dudas, escribe a: info@ayl.tv
Dios te bendiga. ¡Gracias por unirte a nosotros!
————————–
Les invitamos a acceder a estas buenas lecturas; recomendadas para todos en estos tiempos:
– Ana Catalina Emmerich: La amarga Pasión de Cristo:  https://amzn.to/2QQjV8N
– Ana Catalina Emmerich: La vida oculta de Jesús: https://amzn.to/3u51A6a
– Ana Catalina Emmerich: La vida oculta de la Virgen María: https://amzn.to/3csYAdT
– P. Gabriel Amorth (exorcista): 100 oraciones contra el diablo: https://amzn.to/3bH7uE4
– P. Castellani: El Apokalipsys: https://amzn.to/2OYiLH7
– P. Castellani: El Evangelio según San Juan: https://amzn.to/2NiLeqM
– Todo sobre San José: https://amzn.to/3sf7LEp
– Aprender Latín Eclesiástico: https://amzn.to/3r7kMhI
– Laureano Benítez: Canon, una investigación que demuestra la verdad histórica de los evangelios: https://amzn.to/30WK0of
– Laureano Benítez: Historias del Padre Pío: https://amzn.to/3s3Pz0n
– Mauricio Ozaeta: Quinto Reino: https://amzn.to/3tuNPxg
– Roberto De Mattei: Concilio Vaticano II: https://amzn.to/3qGU5jB
– Taylor Marshall: Infiltración. El complot para destruir la Iglesia desde dentro. https://amzn.to/3ldWxNJ– Laureano Benítez: El Himalaya de mentiras de la memoria histórica: https://amzn.to/3s6tHRP
– Laureano Benítez: La dictadura en tiempos del virus: https://amzn.to/3r4QpIT
– Coronavirus: como acabar sigilosamente con la humanidad: https://amzn.to/3eKULCu
– Jose Antonio Bielsa: Agenda 2030: Las trampas de la nueva normalidad: https://amzn.to/2P56p0v

 

 



Categorías:Biblioteca AyL, ORACIONES, REMANESCENTE FIEL CATÓLICO, Sylvia Zamora

Etiquetas:, ,

1 respuesta

  1. Por favor escriban las oraciones de los sacraméntales en latin . Grcs

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: