El PCB: Respuesta al análisis engañoso del obispo Schneider sobre la obediencia. Texto escrito y acceso a la vídeo-carta

1 1.237

 

SIGUENOS EN TELEGRAM

 

RESPUESTA A ANÁLISIS ENGAÑOSO DEL OBISPO SCHNEIDER SOBRE LA OBEDIENCIA. PATRIARCADO CATÓLICO BIZANT.

 

 

El obispo auxiliar Schneider ha escrito un análisis engañoso bajo el título «El significado correcto de la obediencia al papa», con el que deliberadamente confunde a los católicos. Utiliza frases piadosas con el fin de hacer someter a los fieles al papa inválido no solo externamente, sino también internamente. No menciona ni una palabra sobre el acto supremo de apostasía de Bergoglio, a saber, su entrega pública a los demonios y a Satanás en Canadá. Durante el evento, un chamán invocaba demonios mientras tocaba un silbato de hueso de pavo salvaje. Bergoglio se puso la mano sobre su corazón en señal de recibir a los demonios. Como idólatra y hereje manifiesto, Bergoglio se ha excomulgado a sí mismo de la Iglesia católica según Gal 1, 8-9 y según la bula dogmática Cum ex apostolatus officio.

¿Por qué Schneider no señala esto? ¿Por qué no menciona la entronización del demonio Pachamama o la participación activa de Bergoglio con hechiceros y hechiceras en un ritual pagano en los jardines del Vaticano? ¿Schneider no conoce la vida de los mártires? Esos santos prefirieron sufrir las más crueles torturas y la muerte antes que arrojar un solo grano de incienso ante los ídolos paganos.

Schneider también guarda un silencio hipócrita sobre el llamado proceso sinodal suicida de Bergoglio. De hecho, se trata de la transición de la Iglesia de Cristo a la sinagoga de Satanás. Esto está relacionado con la legalización eclesiástica de la perversión LGBTQ. La Sagrada Escritura hace una seria advertencia contra la sodomía, hablando del castigo del fuego temporal y eterno (2 P 2, 6; Judas 1, 7).

En sus reglas, San Basilio explica la verdadera obediencia y añade una cita de las Escrituras relativa a la necesidad de separarse del falso pastor: «(Las ovejas) no conocen la voz del extraño, sino que huirán de él» (Jn 10, 5). Así que se apartarán radicalmente de él – ¡huirán de él! San Basilio no admite en absoluto la obediencia a un hereje. Por el contrario, advierte enérgicamente contra los pastores heréticos, citamos: «Huimos de ellos y arrojamos el anatema sobre ellos». Schneider, en cambio, induce a los creyentes a una falsa lealtad a un judas eclesiástico, usando frases sutiles:

Cita de Schneider: «El límite insuperable de la autoridad es el respeto a la ley divina de la integridad y claridad de la fe católica, y el respeto a esta ley divina de la integridad y claridad de la fe católica es también el límite insuperable de la obediencia».

Si Schneider no abusara de esta declaración para defender la obediencia a un hereje, no habría nada que objetar. Pero Schneider ignora que Bergoglio está en rebelión contra Dios y lo defiende falsamente como el papa legítimo. Ahí radica el engaño y la manipulación de Schneider. Bergoglio cínicamente pisoteó y superó con creces el límite insuperable del respeto a la ley divina. Mediante la idolatría pública quebranta el primer y mayor mandamiento, del que depende nuestra relación con Dios y la esencia de la fe. Al promover la legalización de la sodomía, también deroga todas las normas morales de la ley de Dios y de los mandamientos de Cristo. En lugar de la claridad de la fe católica, predica enseñanzas ambiguas y herejías. Al hacerlo, separa a la Iglesia de su fundamento, es decir, de Jesucristo, y desgarra su integridad. Por tanto, no es un papa legítimo, y los fieles católicos no pueden ni deben obedecerle.

Schneider, sin embargo, impone un pensamiento falso, como si Bergoglio fuera el verdadero papa. Procurar mantener una relación filial con Bergoglio según las instrucciones de Schneider y admitir solo una especie de resistencia respetuosa en esta situación intolerable, cuando Bergoglio comete públicamente una idolatría del más alto grado, es un crimen y un engaño de las almas sinceras. En la situación actual, Schneider debería haber advertido rotundamente a los fieles como San Basilio: «¡Huid de este antipastor antes de que sea demasiado tarde!». Pero en lugar de eso, Schneider como falso profeta afirma: Tenéis que permanecer en la sumisión; a lo sumo podéis ofrecer una resistencia ineficaz y respetuosa.

Dios ha permitido manifestaciones tan provocadoras de la apostasía de Bergoglio para que los católicos sinceros abran los ojos y se separen de él. Pero en esta situación, Schneider llega con su falsa profecía con vistas a la transición de la Iglesia a escala global a la anti-Iglesia de la Nueva Era bajo el manto de la supuesta integridad y conduce a las almas a la perdición eterna.

Schneider no aborda en absoluto la cuestión esencial de si Bergoglio, un idólatra y hereje público, es un papa válido o no. La respuesta es bastante clara: el apóstata Bergoglio no es un papa. Schneider, sin embargo, deliberadamente no se hace esta pregunta y solo confunde a los fieles con frases sobre la Madre Iglesia, regla de la devoción, obediencia filial y resistencia respetuosa.

Actualmente, nos encontramos en una situación paradójica. Quien permanece fiel a Cristo y a Sus enseñanzas, ya sea sacerdote, obispo o creyente, es perseguido por Bergoglio y su secta y expulsado de la Iglesia como «cismático» y «rebelde». Pero del que acepta el espíritu del Anticristo se dice que está en devoción filial y obediencia a la Madre Iglesia. Esta es una burda manipulación del falso profeta Schneider.

A diferencia de Schneider, el ex nuncio estadounidense, Carlo Maria Viganò, tiene una posición absolutamente clara respecto a esta situación difícil. Bergoglio, designado por los globalistas para el cargo más alto de la Iglesia, no es considerado por él como un papa válido. Además, Viganò habla claramente de la «Iglesia profunda». Schneider pretende ser ortodoxo y perspicaz en cuanto a la crisis de la Iglesia, pero ofrece una falsa solución a quienes ya se dan cuenta de la apostasía de Bergoglio. Dice que deben permanecer en sumisión filial e ir al infierno en unión con Bergoglio.

Muchos obispos y sacerdotes son conscientes de que si alzaran su voz en defensa de Cristo y Sus enseñanzas, serían castigados sin piedad por Bergoglio, sin ninguna escucha, acogida o diálogo incisivo. Por eso, los que quieran permanecer fieles a Cristo, a Sus enseñanzas y a la Madre Iglesia, deben separarse, al menos interiormente, del espíritu promovido por Bergoglio. Es el espíritu del Anticristo que confunde a los fieles con frases piadosas detrás de las cuales hay mentira y muerte.

Con su escudriñamiento sobre la llamada obediencia correcta, Schneider manipula a obispos, sacerdotes y creyentes para que mantengan unión filial, es decir, interna, con Judas. Al hacerlo, trae la maldición de la ceguera espiritual sobre aquellos que le crean. Y eso es un gran crimen.

Al final, Schneider describe un sueño piadoso del cardenal Nicolás de Cusa. Una monja orante, de pie con brazos extendidos hacia el cielo, parecía sostener espiritualmente al papa en sus manos. Esta carga era pesada para ella, pero, supuestamente, estaba muy alegre. Y Schneider concluye su análisis diciendo: «Esta actitud debemos emularla». De nuevo incita a los católicos a considerar al papa inválido, el archihereje Bergoglio, como el papa legítimo, incluso si es difícil, incluso a costa de ser transferidos por él a la Iglesia del Anticristo y, de este modo, llevados a la perdición eterna.

Hace algunos años, un autor católico ortodoxo publicó un artículo con el título «Satanás vendrá a gobernar una Iglesia falsa». Citamos de él:

«Satanás se ha introducido en el seno de la Iglesia y en muy poco tiempo vendrá a gobernar una Iglesia falsa» (San P. Pío).

«… hoy está bastante claro que las formulaciones ambiguas son el instrumento especial de Bergoglio y él las utiliza en Amoris laetitia muy deliberadamente para propiciar un cambio en la doctrina eclesiástica vigente… Lo que Bergoglio introduce y difunde conduce inevitablemente a la desmoralización total. … La falsa autonomía de conciencia trastorna por completo el orden moral. Bergoglio está siguiendo las intenciones de Satanás, y quien quiera considerarlo “santo padre” insulta a todos sus predecesores y, sobre todo, al mismo Dios.

… Incluso los críticos más sagaces de Bergoglio parecen pasar por alto el punto más esencial, a saber, el hecho de que el credo personal de Bergoglio está totalmente fuera del evangelio y fuera de la Iglesia desde el principio. … Hermanos, ¡es hora de despertar del sueño!

¿No es evidente que este antipastor se ha puesto enteramente al servicio del bando opuesto? Es una situación chocante, sin precedentes en la historia de la Iglesia, y en realidad nosotros tenemos miedo de tenerla presente. …

Bergoglio avanza gradualmente hacia el establecimiento de la supremacía universal masónica intraeclesiástica. Con gran perspicacia, ha movilizado y, si era necesario, “rehabilitado” a subversores y rebeldes de toda clase y los ha involucrado activamente en la obra de destrucción. …

Este antipapa no ha surgido de la nada. Sabemos desde hace dos mil años que un sinvergüenza de este tipo surgirá en la Iglesia, y San Padre Pío lo confirmó. … No sirve de nada cerrar los ojos, porque entonces no podremos ver el abismo al que, en consecuencia, se aboca todo. Es hora de abrir los ojos y separarnos terminantemente del astuto y falso profeta que hace mucho tiempo abandonó al Dios uno y trino y la fe divinamente revelada».

Hasta aquí el artículo. El obispo Schneider tiene un espíritu completamente diferente al del autor del artículo. Su análisis titulado «El significado correcto de la obediencia al papa» de ninguna manera interpreta el significado correcto. Su interpretación no solo es incorrecta, sino que además es falsa y engañosa. El propio Schneider sirve a sabiendas al falso profeta y archihereje, y lo que es más, pone así incluso a los creyentes sinceros en el camino al infierno. ¡Es evidente para cualquier persona razonable que el archihereje Bergoglio no es un verdadero papa, y, por lo tanto, nadie debe obedecerle si quiere ser salvo!

 

+ Elías

Patriarca del Patriarcado católico bizantino

 

+ Metodio OSBMr + Timoteo OSBMr

obispos secretarios

 

 

 

 

 


…AYUDA A AyL A PODER SEGUIR
Únete ahora a ayl.tv y ayúdanos a seguir y crecer:
Canal de Telegram: t.me/adoracionyliberacion
 DIRECCIÓN POSTAL: «Adoración y Liberación». Apartado de Correos nº 5 – 46113 ESPAÑA
  E-MAIL CONTACTO: info@ayl.tv
 E-MAIL PEDIDOS DE ORACION Y SECRETARÍA: miguelgomez@ayl.tv
——————
MODOS DE COLABORAR CON EL SOSTENIMIENTO DEL PROYECTO
Todo el contenido de la plataforma independiente y propia AYL.TV es gratuito para todos. Sin embargo para poder ser una alternativa real necesitamos medios. Puedes apoyar a AYL.TV con una suscripción de pago en la propia plataforma, aquí:
Si lo prefieres también puedes hacer una donación, puntual o periódica, en Cuenta bancaria Openbank (Banco de Santander) : ES2500730100570163476193
Y también puedes desde cualquier rincón del mundo hacer tu aportación puntual o periódica por Paypal en paypal.me/adoracionyliberacion
Si deseas colaborar de otras formas, o tienes dudas, escribe a: info@ayl.tv
Dios te bendiga. ¡Gracias por unirte a nosotros!

1 comentario
  1. Alberto Ramón Althaus says

    La inmundicia del modernismo

    Dudar de la duda metódica y dudar de los métodos que se presentan como absolutos y que no pueden llegar a una sola verdad absoluta.
    La metodología se transforma en la única verdad no cuestionable, la forma sin fondo, pero las verdades naturales nos son dadas, no somos la Verdad pero las verdades naturales nos son dadas con el ser creado o participado.
    La verdad es uno de los transcendentales del ser como la realidad, es decir, debemos partir de la realidad para llegar a la verdad.
    El hombre puede llegar a poseer verdades participadas junto con el ser de las cosas.
    Algunas verdades las puede conocer en su conciencia si no duda de ella, si no duda de la división del bien y del mal, si duda de todo, incluso, la matemática se presentará como una pura forma sin contenido y dependerá de los principios y no de la realidad.
    Que se pueda razonar bien a partir de principios erróneos no prueba que las conclusiones sean verdaderas sólo prueba que se puede razonar bien desde principios erróneos o arbitrarios.
    La verdad como adecuación de la inteligencia a la realidad nos habla de que existe una realidad que nos es dada y que encontramos y que debemos adecuar nuestra inteligencia a ella para estar en la verdad y conocer la verdad.
    Pero es evidente que nuestras acciones humanas pueden ser verdaderas en tanto adecuemos la inteligencia a la realidad y que ello, muchas veces, no requiere necesariamente que tengamos conocimientos científicos o filosóficos ciertos y por las causas.
    Con un poco de sentido común y de fe tendremos suficientes verdades absolutas para saber cómo vivir y cómo morir si no dudamos de ellas y de nosotros mismos.
    El sentido común, la ley natural presente en nosotros y la filosofía perenne presente en germen en el sentido común nos facilita adecuar nuestra inteligencia a la realidad de las cosas.
    No sólo encontramos verdades participadas en el ser de las cosas sino que encontramos verdades reveladas por Dios a las creaturas y que no podríamos conocer si Dios no las hubiera revelado.
    Estamos en la misma situación que la realidad por eso es posible hablar de una revelación natural de Dios por medio de la Creación a los hombres y de una revelación sobrenatural de Dios por medio de los patriarcas, profetas y de su Hijo.
    En el caso de las verdades reveladas es necesario creerlas para a partir de allí progresar en la teología pero, incluso, un teólogo que fuera una mala persona podría, según Santo Tomás de Aquino, sacar de esas verdades reveladas por medio del razonamiento otras verdades que están presentes en el tesoro de la fe.
    Es cierto que el catolicismo supone la unión de razón y fe pero es evidente que toda ciencia parte de ciertos principios que no cuestiona y en los que se funda y a partir de esos principios trata de razonar bien.
    O sea, que la teología como las demás ciencias parte de principios que no se ponen en discusión.
    Para discutir los principios de una ciencia es necesario retrotraerse a una ciencia que se ocupe de esos principios y estas son la epistemología, la lógica y, por último, la metafísica.
    En las verdades sobrenaturales reveladas, en cambio, no es posible buscar los principios de esas verdades ni en el hombre ni en la cosas porque los mismos se encuentran en Dios que no es accesible al hombre de manera natural o por la sola inteligencia.
    Entonces, para poder ascender a los principios de las verdades sobrenaturales reveladas y a la Verdad misma se necesita del auxilio del organismo sobrenatural de la gracia y en relación con el mismo la fe, la esperanza y la caridad y con mayor precisión de los dones del Espíritu Santo de inteligencia y sabiduría que requieren un elevado grado de caridad y santidad.
    Pero las verdades que Dios ha revelado de sí se presentan a los hombres como superiores a su naturaleza de manera que con lo racional o natural aunque puede probar que esas verdades reveladas no son absurdas no puede tenerlas de la manera en que las posee Dios mismo que es la Verdad misma ni de la manera en que los bienaventurados participan de las mismas.
    La participación del hombre de las verdades reveladas sobrenaturales sólo puede ser de manera oscura y por la fe.
    Como superan el entendimiento humano son un misterio que el hombre por su razón no puede comprender porque sino podría tener a Dios mismo en su inteligencia natural y el hombre sería Dios mismo, cosa que es imposible y si bien puede participar el hombre de la vida divina, no es el hombre el que tiene a Dios en el alma sino Dios quién tiene el alma del hombre en su Ser.
    Aunque puede decir que Dios está en el alma del creyente es más correcto decir que el alma está injertada en Dios de manera que puede participar de la vida divina aunque sea en germen y por el organismo sobrenatural de la gracia. No soy yo quién vivo sino Cristo quién vive en mí.
    En un cierto sentido, no es el hombre el que recibe a Cristo sino Cristo el que recibe al hombre como un miembro más de su Cuerpo, de la Iglesia santa.
    Entonces, estamos ante verdades que superan lo natural y que requieren del hombre una gracia siempre en crecimiento en el amor para crecer en la verdad, o sea, en los dones de inteligencia y sabiduría.
    Pero el amor del hombre a Dios, no lo debe sólo para conocer a Dios sino porque todo lo que tiene y lo que es lo ha recibido de Dios de manera que sin Dios nada es porque Dios lo mantiene en el ser participado y en la existencia sin confundirse la creatura con el Creador y la creatura le debe todo a Dios.
    Pero también el amor si es verdadero amor, ama primero y ordenadamente lo más amable de todo y lo más digno de amor es Dios, no hay otro ser que el hombre pueda amar y que sea verdadero amor si no ama a Dios sobre todas las cosas.
    Este orden en el amor le permite al hombre los otros amores sobrenaturales y naturales.
    Y como de Dios lo primero que recibimos es el ser creado y la Creación es un acto de amor sobreabundante es evidente que se requiera un crecimiento en el amor para acercarnos al conocimiento de Dios.
    Porque si el primer acto y el último acto de Dios con respecto a la creatura humana es el amor, es obvio, que la única forma en que el hombre puede responder adecuadamente aunque limitadamente a ese amor es con amor y pidiendo a Dios amor para amarlo dignamente y eso es sólo posible por medio de Dios mismo y su Espíritu Santo que es Amor gracias al cuál podemos amar A Dios como Dios debe ser amado.
    Después del amor viene el conocimiento del hombre, es cierto que el hombre debe crecer en conocimiento por la fe y en el amor pero ambos crecimientos dependen en parte del hombre que debe colaborar en la obra de Salvación y en todo de Dios que suministra el Espíritu Santo con sus virtudes y dones para que podamos amarlo como Él se ama y eso sólo puede hacerse por medio de una de las Personas de la Santísima Trinidad que es el Amor aunque lo conocemos por el Verbo que creó todas las cosas y se encarnó en una Virgen pero ello también por amor sobreabundante de Dios.
    Pero también el acto de Cristo de ofrecerse como sacrificio para la salvación de muchos es un acto de amor y, por ello, la respuesta adecuada del católico debe ser una respuesta de amor.
    El hecho de que podamos dudar de las verdades absolutas naturales y reveladas no dice nada a favor de la duda, muy por el contrario, dudar de una verdad es una forma de perder una verdad, dudar de la realidad es una forma de perder la realidad, de no adecuar nuestra inteligencia a la realidad.
    Cuando dudamos de una verdad de la que no debe dudarse o perdemos el tiempo o perdemos la verdad.
    Diferente es la actitud del sabio que mantiene su fe o confianza en esa verdad mientras profundiza en la misma.
    Entonces, la duda metódica se presenta como una pretensión de ser como dioses conocer las cosas sin necesidad de las cosas y de Dios es la pretensión de ser el creador y ser un nuevo dios, buscar construir la realidad es plantarse ante la realidad como dioses y es una actitud de soberbia y pecado mortal que repite el pecado de los primeros padres.
    Es evidente que aquellos métodos científicos, teológicos y filosóficos que se niegan a tener por buena las verdades naturales y la realidad tal como es y que busca en las ideas y en el hombre una verdad absoluta de la que no pueda dudar y que dependa del hombre mismo son métodos gnósticos, o sea, son planteos ideológicos que reproduce el pecado original originante de Adán y Eva, el pecado original consumado en el deicidio de Cristo que Éste transformó en sacrificio para la salvación de muchos y el pecado original esjatológico de la apostasía general y del Anticristo que se pone en lugar de Cristo.
    Es evidente que estos métodos y las filosofías, teologías, ideologías y ciencias modernas a las que dan vida que se presentan como absolutos buscan salvar al hombre sin necesidad de contar con la Creación y con el Creador.
    Por ello, todas las filosofías y ciencias modernas nacen del pecado mortal y su fruto es amargo.
    Todos son gnosticismos voluntaristas, intelectualistas o sentimentales búsquedas de ser como dioses y esa es la novedad del modernismo, traer todo lo que estaba en el hombre viejo y muerto y volverlo a la vida en una cultura y civilización anticristiana preparando los tiempos finales en la Iglesia y en el Mundo volviendo a la vida un imperio global que fue en la Babel que ahora no es completamente pero que será pronto por poco tiempo.
    No otra cosa traen todas estas teorías que tiranos como antitipos del Anticristo, falsos jerarcas de la Iglesia y falsos profetas como antitipos del Falso Profeta o prefiguraciones o manifestaciones del mismo, la Bestia del mar que como el mar es el terreno de la política y Daniel habla de imperios se refiere a un imperio global y la Bestia de la Tierra una religión global ecuménica como el politeísmo del imperio pagano de los césares que descansaban en el reconocimiento del Cesar como hombre dios y como el politeísmo de los faraones.
    Para traernos eso nuevo que es viejo fueron al Renacimiento primero y por la cábala masónica se remontaron hasta Egipto. Vienen con su nuevo Reinicio y agenda 2030 con sus inversiones del orden natural y su destrucción de instituciones. Vienen a esclavizar a los hombres y a ponerse ellos en el lugar de Dios haciéndose llamar Dios.
    No se trata de otra cosa pero si lo logran y lo están intentando, entonces, Cristo vuelve pronto porque estos necios no saben que de Dios nadie se burla.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: