La necesidad de ir a las misas CUM BENEDICTO y no CUM BERGOGLIO (POR ANDREA CIONCI)

El primero en haber lanzado esta bomba de profundidad al estanque fue, hace unos años, el Padre Don Alessandro Minutella, que es "comido vivo" por los "católico-conservadores" que, mientras critican a muerte a Bergoglio, van a misa en comunión con él. Para muchos, de hecho, es muy difícil renunciar a los sacramentos dominicales y, aunque saben que Bergoglio no es el verdadero Papa, se adaptan con diversas autojustificaciones: "Pero yo con el pensamiento estoy con el Papa Benedicto"; "Pero a mi no me importa quién es el Papa"; "Pero es que yo voy para encontrar a Cristo", etc. 

0 2.113

 

SIGUENOS EN TELEGRAM

 

Andrea Cionci

Traducción autorizada:  María Luisa Perez Gherlone

 

 

Los nudos llegan al peine. En el popularísimo blogS tilum Curiaed el decano de los vaticanistas italianos, Marco Tosatti, ha aparecido un llamamiento escrito por algunos fieles con una carta abierta a los sacerdotes: el derecho a que se celebre la misa en comunión con el Papa Benedicto, el único Papa verdadero que existe y que nunca ha abdicado, pero que, como os hemos ilustrado hasta el hartazgo, se encuentra en sede impedida desde hace nueve años. También se propone una carta dirigida a todos los párrocos, que reproducimos al pie.

Trata del irritante tema de “UNA”, de la fórmula de la oración eucarística «Una famulo tuo Papa nostro X», (en comunión con tu siervo y nuestro Papa X) contenida en el misal. No es la primera vez que los católicos rechazan una misa que no está en regla.  Recordemos la Constitución Civil del Clero Francés de 1790: los católicos franceses rechazaron los sacramentos administrados por sacerdotes, aunque legítimamente ordenados, pero que habían jurado fidelidad a la Revolución, que estaba en contra de la Iglesia.

El primero en haber lanzado esta bomba de profundidad al estanque fue, hace unos años, el Padre Don Alessandro Minutella, que es “comido vivo” por los “católico-conservadores” que, mientras critican a muerte a Bergoglio, van a misa en comunión con él. Para muchos, de hecho, es muy difícil renunciar a los sacramentos dominicales y, aunque saben que Bergoglio no es el verdadero Papa, se adaptan con diversas autojustificaciones: “Pero yo con el pensamiento estoy con el Papa Benedicto”; “Pero a mi no me importa quién es el Papa”; “Pero es que yo voy para encontrar a Cristo”, etc. 

 

 

 

No es la primera vez que los católicos rechazan una misa que no está en regla.  Recordemos la Constitución Civil del Clero Francés de 1790: los católicos franceses rechazaron los sacramentos administrados por sacerdotes, aunque legítimamente ordenados, pero que habían jurado fidelidad a la Revolución, que estaba en contra de la Iglesia.

 

 

Entonces se esgrime como un garrote la cuestión de las cuatro condiciones para que la misa sea válida: la materia, la forma, el ministro y la intención, es decir, si se utiliza pan de trigo y vino de uva, si la fórmula de consagración es correcta, si el sacerdote está debidamente ordenado y si tiene intención de consagrar. Si se cumplen estas condiciones, la misa es válida, pero no se menciona la comunión con el (verdadero) Papa, sino que se da por supuesta.

Una cosa es cierta: para quién está en buena fe y cree que Bergoglio es realmente el Papa,”supplet Ecclesia”, es decir, el Espíritu Santo hace que los sacramentos sean igualmente válidos y lícitos.

Pero para los que saben que Bergoglio es antipapa, el asunto no es tan sencillo. Esto es lo que dijo San Cipriano: “Quien se adhiere a un falso papa está absolutamente fuera de la Iglesia Católica”.  Pero es sobre todo Santo Tomás de Aquino, quien responde con extrema precisión en la Suma Teológica “Sobre la importancia vital de estar en unión con la Jurisdicción Papal para recibir la gracia sobrenatural”

 

D. Por lo tanto, ¿es del Soberano Pontífice de quien depende la unión de todo hombre con Jesucristo a través de los Sacramentos y, en consecuencia, su vida sobrenatural y su salvación eterna?

R. Síporque si bien es cierto que la gracia de Jesucristo no depende absolutamente de la recepción de los sacramentos mismos cuando es imposible recibirlos, al menos en el caso de los adultos, y que la acción del Espíritu Santo puede suplir este defecto con tal de que la persona no esté en mala fe; es, en cambio, absolutamente cierto que nadie que se separe conscientemente de la comunión con el Soberano Pontífice, puede participar de la gracia de Jesucristo, y que por consiguiente si muere en ese estado está irremediablemente perdido”.

De ahí la explicación de lo que Card. Ratzinger en 1977 :“Sólo tenemos a Cristo si lo tenemos junto a otros. Dado que la Eucaristía sólo tiene que ver con Cristo, es el Sacramento de la Iglesia. Y por esta misma razón sólo puede ser abordada en unidad con toda la Iglesia y su Autoridad. Por eso la oración por el Papa forma parte del canon eucharístico, de la celebración eucarística. La comunión con el Papa es la comunión con el todo, sin la cual no hay comunión con Cristo”.

Ahora bien, el problema es que como el Santo Padre Benedicto se encuentra en una sede impedida, no puede confirmar ni desmentir su situación si antes no es “liberado”. El único en el mundo que no puede hablar sobre la sede impedida es el impedido, por supuesto. Pero incluso si, una vez liberado, absurdamente, Benedicto admitiera que “el papa es Francisco” (algo que se ha negado a decir durante 9 años) esto tendría que ser confirmado por los canonistas o por un SINODO, como acaba de invocar Fray Alexis Bugnolo, porque si el acto de abdicación estaba mal escrito, es nulo, y Benedicto ha seguido siendo papa incluso contra su voluntad.

Hay poco que hacer: para la abdicación hay que renunciar al munuspetrino y Benedicto no lo ha hecho. El papel canta. De ahí la posición de los erroristas americanos que afirman que Benedicto se equivocó al escribir la Declaratio y siguió siendo Papa sin saberlo. En resumen: es cierto que Domine Dio no recuperó ese munus, sino que quedó en manos del Papa Benedicto, y de eso no hay duda.

La Declaratio es por tanto una renuncia completamente inválida desde el punto de vista canónico, pero como hemos demostrado ampliamente en el “Código Ratzinger” laDeclaratio ni siquiera fue nunca una Renuntiatio (mal redactada), sino una “declaración” (precisamente) de impedimento perfectamente coherente, situación entonces definitivamente establecida por la convocatoria del cónclave ilegítimo de 2013 que eligió a Bergoglio. (El cónclave no puede ser convocado con un papa impedido, sino con un papa abdicado o muerto).

Una sede impedida de la que el Santo Padre es plenamente consciente, como lo demuestra sin lugar a dudas el Código Ratzinger. El padre Paul Kramer, un destacado estudioso estadounidense de Fátima, también se dio cuenta ayer, citando la misma referencia histórica de los papas dimisionarios entre el primer y el segundo milenio que habíamos ya individuado .

Ahora bien, desde un punto de vista lógico, esta petición de los fieles de acceder a los sacramentos una papa Benedicto es absolutamente legítima. El Papa es uno, y no hay duda de ello: “Tu es Petrus”. Pero las montañas de dudas sobre la legitimidad de la abdicación de Benedicto y la consiguiente legitimidad de Bergoglio no están oficialmente despejadas. Incluso Francisco ha declarado recientemente -de forma inédita- que la renuncia de Benedicto debería haberse aclarado (¡!). Y si lo dijo, es ciertamente posible, incluso para los bergoglianos, que el Papa Benedicto no haya renunciado, sino que esté en una sede impedida o haya seguido siendo Papa contra su voluntad. Además, si fuera de buena fe, Francisco es el que EN PRIMER LUGAR debería pedir una aclaración, ¿no? Si alguien planteara dudas sobre la legitimidad de su título, ¿no serían ustedes los primeros en solicitar la regularización? ¿O prefiere ejercer su profesión de forma abusiva?

Por lo tanto, los sacerdotes deben proporcionar los sacramentos en comunión con el Papa Benedicto porque, de lo contrario, los fieles no asistidos por la Ecclesia supplet se quedan sin ellos. Y si Francisco excomulga y reduce a estos sacerdotes al estado laical sin dar cuenta, en cambio, de su legitimidad, como ya ha sucedido con Don Minutella, Don Bernasconi y otros, más razón para que los fieles no confíen en él.

Perdónenme, sentido común básico ¿no?: pero si las cartas están en orden, ¿qué hace falta para dar una explicación completa? Y si en lugar de las explicaciones canónicas llegan aporreos, seguramente hay algo que ocultar, y por tanto tienen razón los fieles que piden misas una Benedicto.

No hay escapatoria.

 

AQUÍ SE ENCUENTRA LA CARTA que debe enviarse:

 

Reverendo Don…..

Como Fiel Católico residente en la diócesis de ………

Le dirijo mi más sentida súplica para que, como prevé el can. 213 – (Los fieles tienen derecho a recibir de los sagrados Pastores los auxilios derivados de los bienes espirituales de la Iglesia, especialmente de la palabra de Dios y de los SACRAMENTOS), se me conceda el derecho de poder participar en la Santa Misa celebrada en comunión con el legítimo Vicario de Cristo Benedicto XVI, único titular del Munus Petrino nunca revocado.

El Sagrado Magisterio de la Iglesia explica, es una gran VERDAD de la fe que:

“En la celebración eucarística, sólo en la comunión con el Papa hay comunión con Cristo”. (10 de julio Mons. Ratzinger 1977); Ratzinger también en 1998 en “PRIMACÍCY OF THE SUCCESSOR OF PETER”, y por el Papa Juan Pablo II a través de la encíclica “ECCLESIAE DE EUCHARISTIA” nº 39.

No hay duda de que el Papa legítimo sigue siendo Benedicto XVI, así lo demuestra su Declaratio en latín del 11 de febrero de 2013, en la que el Santo Padre afirma que sólo renuncia al “EJERCICIO DEL PODER” (ministerium), pero no al “TÍTULO PAPAL” (Munus Petrinum), como en cambio prevé el can. 33§2, encontrándose así en SEDE IMPEDITA dentro de los muros vaticanos. (can. 412 y can. 335).

Está claro, por tanto, que el acto del Santo Padre, experto en Derecho Canónico y refinado latinista, nunca pudo ser una renuncia al papado por ERROR INVALIDANTE, y de esta forma el cónclave posterior fue completamente nulo, incluida la elección del Card. Bergoglio, que como ahora carece del Munus Petrino, no puede ser Papa.

Por lo tanto, como soy plenamente consciente de que el Papa legítimo sigue siendo Benedicto XVI, y como la Iglesia nunca ha desmentido los estudios jurídicos publicados en varios idiomas, las investigaciones periodísticas, las protestas y las declaraciones muy serias de los clérigos (obispos y sacerdotes), nunca podría asistir a la misa en comunión con un antipapa.

Reverendo Don …

Comprendo que no le  resulte fácil salir a la luz y abrazar la cruz a la que Jesús quiere asociarlo junto a quienes, por amor a Él y a las almas, tienen la valentía de reconocerle en la persona de su único Vicario en la tierra, Benedicto XVI, pero lo exhorto encarecidamente a reflexionar sobre el valor infinito de vuestra misión sacerdotal que Cristo le ha confiado.

Como explica el Papa San Pío X:

“EL SACERDOCIO CATÓLICO ES NECESARIO EN LA IGLESIA; pues sin él los fieles se verían privados del Santo Sacrificio de la Misa y de la mayor parte de los sacramentos, no tendrían quien les enseñara en la fe y quedarían como ovejas sin pastor a merced de los lobos, en fin, para nosotros la Iglesia tal como la instituyó Jesucristo YA NO EXISTIRÍA.” (Catecismo Mayor -821)

Reverendo Don …

Le agradezco su paciente atención, con la certeza de que, como padre compasivo, responderá a mi sentida petición.

Mientras tanto, pido al Espíritu Santo que infunda sobre usted y sus cohermanos el amor y el valor necesarios, para que Jesucristo vuelva pronto a gobernar su Iglesia junto con su siervo y nuestro Papa BENEDICTO XVI, también porque no es Dios quien debe adaptarse a los tiempos, sino que es el hombre quien debe plegarse a sus leyes.

Con respeto y devoción filial

Fecha: ……

Firma….

 

 

 

 

 


…AYUDA A AyL A PODER SEGUIR
Únete ahora a ayl.tv y ayúdanos a seguir y crecer:
Canal de Telegram: t.me/adoracionyliberacion
 DIRECCIÓN POSTAL: «Adoración y Liberación». Apartado de Correos nº 5 – 46113 ESPAÑA
  E-MAIL CONTACTO: info@ayl.tv
 E-MAIL PEDIDOS DE ORACION Y SECRETARÍA: miguelgomez@ayl.tv
——————
MODOS DE COLABORAR CON EL SOSTENIMIENTO DEL PROYECTO
Todo el contenido de la plataforma independiente y propia AYL.TV es gratuito para todos. Sin embargo para poder ser una alternativa real necesitamos medios. Puedes apoyar a AYL.TV con una suscripción de pago en la propia plataforma, aquí:
Si lo prefieres también puedes hacer una donación, puntual o periódica, en Cuenta bancaria Openbank (Banco de Santander) : ES2500730100570163476193
Y también puedes desde cualquier rincón del mundo hacer tu aportación puntual o periódica por Paypal en paypal.me/adoracionyliberacion
Si deseas colaborar de otras formas, o tienes dudas, escribe a: info@ayl.tv
Dios te bendiga. ¡Gracias por unirte a nosotros!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: