Fallece el canónigo de la Catedral de Valencia y celador del Santo Cáliz de la Cena del Señor; el Rvdo. D. Juan Miguel Díaz Rodelas

Fallece el canónigo de la Catedral de València y celador del Santo Cáliz.
Juan Miguel Díaz Rodelas era también el Director del Instituto Superior de Ciencias Religiosas

 

 

 

El Rvdo. D. Juan Miguel Díaz Rodelas, de 69 años, fallecido ayer, Festividad de la Virgen del Pilar.

 

 

 

Vicente Montesinos

 

El sacerdote y canónigo de la Catedral de València, Juan Miguel Díaz Rodelas, ha fallecido este sábado en València un año después de que fuera designado como Canónigo Celador del Culto al Santo Cáliz en el Cabido de la Catedral de Valencia y Director del Instituto Superior de Ciencias Religiosas (ISCR) de Valencia, institución académica que depende de la Facultad de Teología San Vicente Ferrer.

Juan Miguel Díaz Rodelas (1950) nació en la localidad tinerfeña de Arico Nuevo y se trasladó a Valencia donde cursó Teología.

Recibió la ordenación sacerdotal en Ontinyent en 1976 y fue designado sucesivamente Vicario parroquial de la parroquia S. Carlos de Onteniente, y párroco del Niño Jesús del Huerto en El Palmar y de Nuestra Señora del Carmen en El Perellonet.

Además de ello, Díaz era Doctor en Ciencias Bíblicas desde 1993 y desde 1999 canónigo en la Catedral de València, a lo que se sumaba su trabajo como profesor de la Facultad de Teología de Valencia, de la que había sido decano en dos periodos, de 2005 a 2007 y de 2010 a 2015; del Pontificio Instituto Juan Pablo II y del Instituto Diocesano de Ciencias Religiosas.

En la actualidad también era presidente del Patronato del Colegio Imperial de Niños Huérfanos de San Vicente Ferrer.

Autor de numerosos libros y artículos en revistas especializadas, Díaz Rodelas, fue miembro de la Pontificia Comisión Bíblica, la Asociación Bíblica Española y la Real Academia de Doctores de España.

El sacerdote ocupó asimismo el puesto de Secretario del Comité Técnico para la Traducción y Edición de la Sagrada Biblia en la versión Oficial de la Conferencia Episcopal Española.

Durante muchos años me unió una especial relación con él; ya que compartimos responsabilidades, cuando él era el Consiliario Diocesano de la Adoración Nocturna en Valencia; y quien les escribe Vicepresidente Diocesano, Vocal Diocesano de Juventud; y Presidente Nacional de la Juventud de la Adoración Nocturna Española.

Ofició además mi boda; y en una circunstancia igual falleció ayer, día de la Virgen del Pilar, durante el convite de la boda que también él mismo acababa de celebrar.

Desde aquí ruego una oración por su alma; y transmito mi más sentido pésame por su fallecimiento, en nombre propio, de mi familia; y del Equipo de Adoración y Liberación.

Descanse en Paz, Don Juan Miguel.



Categorías:Actualidad religiosa

Etiquetas:,

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: