ABERASTURI: Incoherencia absoluta

 

 

 

 



 

 

 

 

 

 

 

 

Jose Luis Aberasturi

adoracionyliberacion.com

5 de abril de 2019

 

Vaya por delante que la incoherencia no es católica. Como el pecado no es “religión”; ni comulgar conscientemente en pecado mortal no es “comulgar”.

Viene esto a cuento de bastantes de los comentarios que le han salido a mi anterior post titulado “Cornudos y apaleados. ¡Sí, los católicos”.

No me refiero, lógicamente, a algunos que lo único que pretenden es hacer daño a la Iglesia Católica y a los católicos: sobre estos, ni medio segundo de atención, pues sus mismas palabras los retratan.

Me refiero explícitamente a los que comentan las cosas en plan de “súpercatólicos”, “católicos como los que más y nadie me gana en eso”, y luego, cuando llega lo de “ser auténticamente católicos y manifestarlo públicamente”, como se les ha ido la fuerza por la boca criticando a miembros de la Jerarquía que ellos, autorizadísimos intérpretes y valedores, descalifican -en muchos casos con razón; en otros no- con las palabras más gruesas que encuentran en el diccionario, porque “¡no se pueden consentir tamaños desatinos!”, que para eso están ellos al quite y denuncia, ya no les llega -no les queda- para juzgarse a sí mismos, y alardean de su postura y de sus decisiones; nada católicas, por cierto.

Y me explico.

El cardenal de Valencia, mons. Cañizares, ha escrito un extenso artículo, bien razonado intelectual, doctrinal y moralmente, o sea, desde lo que es, para ilustrar y ayudar a los católicos en esta tesitura de las próximas elecciones. Lo mismo ha hecho -mucho más lacónico, como es él-, el cardenal de Valladolid y Presidente de la CEE, remarcando las “líneas rojas” que un católico ha de tener en su conciencia a la hora de acercarse a votar. E, igualmente, el obispo Secretario y Portavoz de la misma CEE, como no podía ser de otra manera.

“Líneas rojas” que un católico no puede, en conciencia, obviar, si quiere que su voto sea verdaderamente “católico”, coherente con su vocación de hijo de Dios, con su vocación cristiana.

Pues estos comentaristas, metiéndose en mi blog, y sin contestar a ninguna de las múltiples cuestiones planteadas allí -en el post citado anteriormente-, sin dar ninguna explicación coherente con lo que son -según ellos: católicos cien por cien-, manifiestan públicamente que se van a pasar por el forro esas “líneas rojas”.

Por cierto, uno de los comentaristas aporta, con coherencia, acierto y valentía, unas palabras del entonces cardenal Ratzinger, diciendo explícitamente que “es PECADO mortal, votar a un partido o a unos políticos que, directamente, defienden el derecho al aborto”; o sea: están por el aborto. Añade que eso, no se puede apoyar “directamente”, ni mucho menos como el “principal motivo” para votarles.

El problema es que, tal como están montadas las cosas en este país, el voto que se emite, se quiera o no, NO ES SEPARABLE de ninguno de los temas que están en los programas de los partidos: se vota todo el bloque. Además, se vota, aunque no se sepan aún los cambalaches posteriores, esos mismos manejos: que ya han dicho que los van a hacer.

¿Qué significa esto? Significa, se quiera o no, que no se puede hacer una restricción mental diciendo, por ejemplo: “no, yo de aborto nada, porsu”. Si votas a un partido abortista, votas abortista: como abortista, y a favor del aborto, aunque digas que tú de eso nada de nada; votas para que se siga manteniendo la escabechina de niños triturados, troceados, y/o quemados en soluciones cáusticas.

Y lo mismo en cualquiera de los demás temas contenidos en las defendibles absolutamente -o sea: sin excepción- “líneas rojas”.

Así que, agradecería mucho que, si uno va de católico, cosa que respeto profundamente, vaya con coherencia; y si uno no va de católico, cosa que también respeto porque “necesito” y quiero respetar la libertad de todos, pues no va de católico. Pero siempre con coherencia, es decir, con VERDAD.

No se puede ser católico para criticar desde la Verdad de la Doctrina, y luego no serlo para votar. Como no se puede ser católico para acercarse a comulgar, y no serlo para no ir a confesar antes, sabiendo que está uno en pecado mortal. O ser católico para casarse por la iglesia, y luego no serlo para divorciarse y arrejuntarse con otra, y pretender comulgar… “porque yo soy muy católico, ¿sabe usted?”.

La Iglesia Católica es la Iglesia de la VERDAD. Y lo es -y así se presenta coherentemente- porque “viene de Dios, y no de nosotros mismos”. Ser católicos es posicionarse exactamente ahí, en la VERDAD de DIOS, haciéndola la VERDAD de mi VIDA. Y si no he sido coherente en algún tema y/o en algunas ocasiones, en la Iglesia Católica todo tiene remedio: arrepentirse, y confesarse.

Esto es lo católico. Otras cosas, no. Y, desde luego, la Iglesia Católica no es “de gelatina”, ni “de goma”, ni “meliflua”, ni unos días blanco y otros negro. No. La Iglesia verdadera, la que ha salido de las manos de Jesucristo -y a la que nos ha traído, y la que nos ha entregado-, es: “sí, sí; no, no”; sabiendo que lo que no es esto, “de mal espíritu proviene”.

Y esto mismo es SER CATÓLICO.

 

 

 

—————————————————————

¡MÁS QUE NUNCA NECESITAMOS TU AYUDA!

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

 

Si prefieres, además de pinchando en el anterior botón para Pay Pal o tarjeta de crédito; puedes hacer tu donativo, puntual o periódico, por trasferencia a la cuenta número ES2500730100570163476193, indicando en el concepto “Donativo Adoración y Liberación”.

 

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar con nosotros puedes hacerlo en:

Consultas generales: info@adoracionyliberacion.com
Redacción: redaccion@adoracionyliberacion.com
Donativos: donativos@adoracionyliberacion.com
Vicente Montesinos (Director) : director@adoracionyliberacion.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a info@adoracionyliberacion.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En el mismo mensaje indícanos si prefieres recibir los mensajes por Whatsapp o por Telegram. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.



Categorías:BLOG DE JOSE LUIS ABERASTURI

Etiquetas:, , , , , , , ,

38 respuestas

  1. ¡Mucho ánimo P. José Luis!

    Hacen más falta oración y reflexión, que opinión.

  2. Aplausos!!!! Siga padre!! Gracias

  3. D. José Luis, esos «católicos» de los que Ud. habla, son los liberales de tercer grado de los que León XIII trató en Libertas Praestantissimun, encíclica maravillosa. Claro que, como es una encíclica preconciliar, no la conoce casi nadie. Así nos va.

  4. Votar en unas elecciones no significa avalar todo lo que hace o propone aquel a quien se vota, sino contribuir a que gobierne aquel que vaya a hacer más bien, o menos mal. Pudiera darse el caso, y de hecho se da en el caso del aborto, de tener la obligación moral de votar a quien menos va a matar, a quien, de una forma u otra, va a salvar más vidas (a ejemplo de Polonia y Hungría). Quienes, por pretender una especie de pureza ritual, piensan que quedarían contaminados por votar en esas condiciones se hacen responsables de todas esas vidas no salvadas.

    • Lo que opinas es exactamente lo que UN CATÓLICO NO PUEDE HACER, porque NO LO PUEDE PERMITIR… si quiere ser y actuar como un católico coherente. Si te da lo mismo que se mate mucho o poco, siempre que se siga matando, pues estupendo: pero esa postura, como deberías comprender, asumir y defender -caso de que seas católico, y te quieras presentar como tal-, no es católica. Y lo que te digo no es mi opinión, sino la DOCTRINA OFICIAL CATÓLICA, reafirmada por los Cardenales Cañizares y Blázquez y por el obispo Secretario y Portavoz de la CEE.

      • Significa exactamente avalar todo lo que propone o defiende el partido y las personas que lo representan: porque no son cosas separables -tu voto y el programa del partido: van a poner en práctica TODO su programa con TU VOTO-, más que con la imaginación, si se tiene especialmente calenturienta.

      • Eso es, ciertamente, indiscutible, como lo dice el padre

      • Precisamente porque no me da lo mismo que se mate mucho o poco, pues, evidentemente, preferiría que no se matara nada, es por lo que digo que tenemos la obligación moral de votar al que vaya a matar menos. No seamos hipócritas irracionales.

        Y aprovecho para añadir que un buen cristiano no puede pretender imponer a quienes no tienen fe una moral que vaya más allá de la moral natural. Por ejemplo, no puede prohibir por ley el divorcio en determinadas circunstancias ni los métodos anticonceptivos; aunque para él no sean admisibles.

    • Es un debate, ciertamente, apasionante

      • El divorcio es antinatural, es decir, va contra la ley natural: lo natural es el matrimonio, q es lo q fundó Dios, y lo que confirmó Jesús con aquello de «no separar lo que Dios ha unido». Como lo natural es respetar siempre la vida propia y la del otro, sin excepcion: «No matarás», dijo el Señor.
        Lo tuyo es irracional, Sancho. Y antinatural.

      • Absolutamente de acuerdo

      • Lo irracional y antinatural es prohibir por ley a un no cristiano que se divorcie de su cónyuge por, por ejemplo, haber sufrido el adulterio de este, cuando ni siquiera Jesucristo dijo que fuera injusto apedrear a la adultera, sino que el que estuviera libre de pecado tirara la primera piedra. Además, Jesucristo dijo lo que dijo del divorcio, pero no abolió la ley que lo permitía.

      • Sancho, con todo el respeto, lo suyo es una interpretación libre de la biblia, desde luego

  5. Gracias por recordarme lo obvio. Gracias, por que en el ajetreo de la lucha se pierde el horizonte y el norte.

  6. Antes que nada, la democracia es un engaño. Iguala el parecer de una persona honrada, que nunca quitó a nadie nada en esta vida, etc., con otro que no robó más porque no pudo. Lo mismo en otros asuntos.
    Iguala el voto de una persona abortista, sionista, etc., con otros que no lo son.

    Eso es lo primero.

    Segundo, si hablamos de «San» Juan Pablo II, que besó el Corán, que promovió todo aquel «ecumenismo» y tantas otras cosas, ¿qué podemos esperar? ¿O hablamos de «San» Pablo VI que promovió la misa protestantizada? ¿O es que Bergoglio fue el primero en promover esto lo que está haciendo?

  7. Belzunegui
    6 abril, 2019 a las 8:18 am
    Me pregunto porqué Infovaticana ha retirado el artículo de Carlos Esteban sobre el cardenal Sarah y las migraciones. Era magnífico.
    Antonio
    6 abril, 2019 a las 9:48 am
    He buscado hoy el articulo de Sarah, que ayer no pude leer. Y ha desaparecido . A ver, no parece muy serio que de una publicación aparezcan y desaparezcan artículos no por arte de magia. Lo normal es, a mi entender: “rectificados el articulo… Por motivo…”, retiramos el articulo por motivo…” (de presiones o lo que sea). Sinceridad y verdad, y ya esta.

    ¿ Lo habrá pedido el propio Sarah ante alguna amenaza del misericordítico ?

  8. Para Sancho, q da la impresión d no comprender bien el castellano, y d no entender a Jesucristo; y, además, d inventarse lo q no es.
    No hay ninguna ley, en las democracias occidentales, ni la ha habido, q «prohíba» a nadie divorciarse. El divorcio, además d una desgracia, es un invento d los mundos q no son católicos, especialmente los mundos ateos. Como el aborto o la eutanasia.
    Menos aún existe una ley en la Iglesia q prohíba, ni de lejos, q un «no católico» se divorcie, xq la Iglesia no tiene potestad sobre los no católicos.
    No sé a donde quieres ir a parar, pero con esto acabo: no quiero darte tampoco un caché q no tienes.
    Fin. Corto y cierto.

    • Permítame recordarle antes de terminar, desde mi pobre «caché», que Dios toleró el divorcio a los israelitas; y que todo este debate viene de a quien debe votar un católico para evitar todo el mal posible, incluido el evitar que alguien llegue a gobernar teniendo en cuenta sólo a una parte de la sociedad, aunque sean los católicos. Un saludo.

  9. sancho puedes opinar como creas conveniente, pero es erroneo lo que dices desde el punto de vista de lo que enseña el evangelio, la doctrina de la iglesia y el sentido comun

  10. Cuando habla Ud. de comulgar en pecado mortal, como el caso de alguien separado ó divorciado y vuelto a casar, que quiere comulgar, me ha recordado Amoris laetitia, que tuve la oportunidad de leer, y que me ocasionó una gran indigestión…

    Y al final de su artículo sale el tema de la » Iglesia verdadera «, tema muy actual, por lo demás…que enlaza con el libro del Apocalipsis, pero qué le voy a contar, Padre José Luis, que Ud. no sepa.

    Pensaba votar a Vox, pero visto lo visto, votaré de nuevo en blanco, y ya van 3.

    Gracias por su claridad. Dios le bendiga.

  11. Están como cabras locas con bergoglio todo por no querer dar el brazo a torcer y reconocer que sin los anteriores desde roncalli NADA hubiera podido hacer bergoglio. Tienen lo que se merecen por tercos cobardes, por no querer denunciar los errores de los posconciliares, los errores del conciliábulomasón vaticano dos y sus gestores. Sigan sentados en sus sillones comodones se merecen las consecuencias si defienden las causas.

  12. A Vox le sucede como a Salvini y su Lega: Tiene a la jerarquía, en especial Francisco, en contra, pero, a más críticas de la jerarquía y sus acólitos y monaguillos, más votos, muchos más, de los católicos. El divorcio entre la jerarquía y los católicos es ya patente, descomunal. Los católicos le damos a la jerarquía donde más le duele, con el voto y con el bolsillo. El voto católico, en España como en Italia, es fundamentalmente un voto anti episcopal. Se lo han ganado a pulso los señores obispos, incluido el de Roma.

  13. Realmente no se que debo hacer….
    Por un lado se habla de que VOX va a hacer lo.imposible X terminar erradicando el aborto…no se si me lo creo…
    Pero es que no veo otra.opcion…
    No se si no votar es peor como catolica xq al día de hoy este es el menos malo.
    Sinceramente me crea un cargo de.conciencia pues es cierto que aunque en menor medida los abortos seguirán estando permitidos y costeados con nuestros impuestos
    Pregunto al padre Aberasturi.
    Que debo hacer como catolica apostólica romana?
    Es lo.unico que me importa,hacer la voluntad de Dios sea cual sea…y yo…no la se.
    Agradecería infinitamente me contestara.
    A.M.G.D

    • querida Ana, a mí me pasa lo mismo. Estuve investigando en la página de Vox y me resultó poco clara, encontré ambigüedades de esas que se pueden interpretar desde todos los puntos de vista, y que tanto les suelen gustar a los políticos para luego hacer lo que les venga en gana, y a mí eso no me gusta. Sinceramente creo que no votaré a nadie. (por si te sirve de algo)

      • Gracias.
        Estamos igual..
        Agradecería muchísimo el padre nos orientara…
        No se si es peor no votar…
        Que hacemos Padrs?

  14. Perdone Padre.
    Leyendo el.post último he entendido perfectamente.
    Muchísimas gracias.
    Que Dios lo Bendiga.
    Que falta nos hacen los buenos pastores.

  15. Votare en blanco..

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: