¿Hablar? De Cristo y del buen combate… ¿De nosotros? ¡NO!

Vicente Montesinos

 

Tengo muchísimos lectores por los que doy gracias a Dios, ya que, de lectores, están pasando a ser amigos, y en la mayor parte de los casos, hermanos en la fe. En el buen combate.

 

 

Últimamente, muchos de ellos, que me dicen, me proponen, me ayudan… me han venido diciendo, por separado, cosas similares a… ¿Porque no cuentas este “éxito” que habéis tenido? Mira, como hablan de “ti” en tal periódico italiano… ¡Publícalo!… O… “Aquí tienes el comunicado de gracias a Adoración y Liberación por esta tarea…”… ¿Porque no lo difundes…?

En primer lugar he de darles las gracias. Por su cariño al dirigirse a mi y querer con verdadero celo de apego a la causa que difundamos estas buenas noticias. Y además, por informarme. Porque ello me permite poder dirigirme en privado a la persona, o personas, artífices de tal elogio, difusión, comunicación o agradecimiento, para darles yo a su vez mis más sinceras gracias, animarles y ofrecerles mis oraciones más sinceras.

Pero en privado.

Así se lo he venido contestando a mis fieles lectores, uno a uno, haciéndoles entender, con cariño, que estamos aquí para hablar de Cristo y del fiel combate, no de nosotros, que no somos nadie. No de mí, trasto de Dios.

Por eso hoy quiero dirigir este escrito a mis queridos y fieles lectores, seguidores y hermanos en la fe, de forma que sirva como explicación y respuesta para todos.

Es cierto. Y es así. No nos gusta hablar de esto, pero en esta ocasión y sin que sirva de precedente, lo vamos a hacer, precisamente para contestaros que no será nuestra común forma de actuar.

Es cierto. Y es así. Adoración y Liberación crece, solo por gracia de Dios, y nuestro inútil y humilde esfuerzo, del que Dios sabe servirse.

Claro que sí… Han hablado de nosotros en los últimos tiempos medios italianos de la altura de La Nuova Bussola… Claro que sí…

O medios ingleses como LifeSiteNews… Claro que sí. Y lo recibimos con mucha alegría.

Claro que han sido un éxito, a Dios gracias, y para Él; las campañas que hemos ayudado a promover. Y nos han felicitado por ello. Claro que sí. Por lo que damos muchas gracias, a Dios, y a los fieles combatientes de la causa. Por su fidelidad, lucha, carácter, virilidad. Claro que sí.

Claro que nos han felicitado, y se han hecho eco de nuestros escritos en las marchas por la vida que hemos apoyado, en las campañas en defensa de la vida de Alfie y otras causas similares; en las súplicas para la paralización de la beatificación de Angelelli; en la organización para mañana mismo de todas las Consagraciones al Sagrado Corazón de Jesús en Argentina; en tantas y tantas otras luchas y causas que desde Adoración y Liberación llevamos adelante. ¡Claro que sí!

Claro que nuestras estadísticas de lectura crecen exponencialmente, aunque nunca se nos haya ocurrido hablar de ello, y que los lectores que hace un año teníamos en un mes, hoy los tenemos en un día. Claro que sí.

Pero, pregunto yo… ¿Qué espera un lector de Adoración y Liberación cuando entra a diario a leernos?

¿Informarse de las cosas que pasan en esta atribulada Iglesia para estar al día, y poder seguir creándose una opinión propia gracias a saber de cosas que otros no cuentan ni contarán?

¿Encontrar armas para el buen combate, con las que poder seguir estando unidos a la Santa Iglesia Católica, a pesar del desgobierno y la apostasía en que muchas veces cae nuestra propia jerarquía?

¿Informarse de iniciativas, campañas, acciones en defensa de la sana doctrina, el magisterio bimilenario, las sagradas escrituras, y poder colaborar con ellas?

¿Formarse en la sana doctrina?

¿O BUSCA QUE LE DIGAN CUANTOS NOS LEEN, COMO HAN CRECIDO NUESTRAS ESTADISTICAS, SI NOS HAN LEIDO EN ALEMANIA, EN ITALIA O EN LA COCHINCHINA, SI NOS HAN FELICITADO DESDE EL PALACIO DE EL PARDO O NOS HAN MENCIONADO EN TAL SITIO U EN TAL OTRO?

Pues evidentemente no. No buscan esto último. Y sí todo lo anterior.

Por lo que, aunque lo que pudiéramos decir sea verdad, y en nuestro caso les puedo asegurar que mencionarlo no sería falta de humildad ni orgullo, ya que como decía santa Teresa, humildad es la verdad; pienso que a la gente le importa un pimiento este asunto; y que, además, dicho una vez, tira, dicho dos, bueno, pero más mueve a risa. Y pasa entonces de Santa Teresa al Santo Cura de Ars, que hablaba de la humildad como el cordón que enhebra todas las demás virtudes.

Es que… me dicen… ¡no se quién siempre dice que si le lee tal, que si le felicita Pascual, que si lo menciona fulanito, o le felicita sotanito, y gasta artículos en eso…! Pues… les digo (os digo) yo… ¡Y a nosotros qué! ¡Cada uno que gaste su tiempo en lo que quiera; y su espacio, mientras lo tenga, en lo que le plazca! Yo pienso que hay cosas más importantes de las que hablar y que hacer; y que si e centro es uno, y no Cristo, ha perdido el enfoque, pero… ¿Qué le vamos a hacer? Nosotros mandamos de nuestro espacio. Y nada más. Los demás… pues eso, la libertad de los hijos de Dios.

Nosotros a la nuestra… A defender la sana doctrina, el magisterio Bimilenario, la tradición y la Sagradas Escrituras.

A dar el buen combate… doctrinal… y ¡práctico!

¡Y a servir al Rey de Reyes y a su Santa Madre y Madre nuestra!

A hablar de Cristo y del buen combate… ¿No? De eso se trata… ¡Y de nosotros… NO!

¡Duc in altum!

Hasta el cielo… ¡no paramos!

 

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.



Categorías:BLOG ADORACIÓN Y LIBERACIÓN, Editorial, San Miguel Arcángel

Etiquetas:, ,

2 respuestas

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: