LA PALABRA DE DIOS DEL DOMINGO: Último domingo después de Pentecostés

NOTA DEL DIRECTOR: El comentario a la Palabra de Dios del Domingo que nos regala en esta ocasión nuestro hermano Juan Donnet, miembro del Consejo Asesor de Adoración y Liberación, es, si cabe, muy superior al que nos regala cada semana. Es un texto para enmarcar, y tener delante de nosotros en muchas ocasiones, al ser un análisis total de lo que Cristo nos ha ido pidiendo como Iglesia desde su fundación, y de porqué y como hemos fallado; y de como estamos llamado a reconducirnos y esperar la llegada del Señor en Gloria y Majestad. Es un completo manual del fiel católico, y un completo antídoto contra el modernista, que compendia, como dijo San Pío X, en su haber, todas las herejías habidas y por haber. No se lo pierdan, por favor. ¡Y gracias, Juan! Vicente Montesinos

 

 

Juan Donnet

 

 

ULTIMO DOMINGO DESPUÉS DE PENTECOSTES

II CLASE

(Comentario después de las oraciones de la Misa)

 

INTROITO

Dice el Señor: Yo pienso pensamientos de paz y no de aflicción: me invocaréis, y yo os escucharé: y os haré volver de vuestra cautividad en todos los lugares.— Salmo: Bendijiste, Señor, tu tierra: redimiste la cautividad de Jacob. V. Gloria al Padre.

La práctica de las buenas obras nos hace alcanzar con la ayuda de la gracia una gracia mayor. Pidamos con la Iglesia, en la Colecta, una acción eficaz de este divino motor sobre nuestras voluntades.

 

 

COLECTA

Suplicárnoste, Señor, excites la voluntad de tus ñeles: para que, buscando con más diligencia el fruto de buenas obras, reciban de tu misericordia mayores remedios. Por Nuestro Señor Jesucristo.

 

 

EPISTOLA

Lección de la Epístola del Ap. San Pablo a los Colosenses (Col., I, 9-14).

Hermanos: No cesamos de orar por vosotros, y de pedir que seáis llenados del conocimiento de la voluntad de Dios, con toda sabiduría y toda inteligencia espiritual: para que caminéis dignamente, agradando a Dios en todo: fructificando en toda clase de obras buenas y creciendo en la ciencia de Dios: confirmándoos en toda virtud según el poder de su claridad, en toda paciencia y longanimidad, con gozo, dando gracias al Dios Padre, que nos hizo dignos de participar de la herencia de los Santos en la luz: que nos arrancó del poder de las tinieblas y nos trasladó al reino del Hijo de su amor, en el cual poseemos la redención, por su sangre, la remisión de los pecados.

 

 

GRADUAL

Nos libraste, Señor, de los que nos afligían: y confundiste a los que nos odiaron. V. Nos gloriaremos en Dios todo el día, y alabaremos tu nombre por los siglos.

Aleluya, aleluya. V. Desde lo profundo clamo a ti, Señor: Señor, escucha mi oración. Aleluya.

 

 

EVANGELIO

Continuación del santo Evangelio según San Mateo (Mat., XXIV, 15-34).

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: Cuando viereis la abominación de la desolación predicha por el Profeta Daniel caer sobre el templo: el que lea, que entienda: entonces, los que estén en Judea, huyan a los montes: y el que esté en la terraza, no baje a tomar nada de su casa: y el que esté en campo, no vuelva a tomar su túnica. Y ¡ay de las preñadas y de las que alimenten en aquellos días! Rogad, en cambio, para que vuestra fuga no sea en invierno, o en sábado. Porque habrá entonces una tribulación muy grande, como no ha existido ni existirá otra, desde el principio del mundo hasta hoy. Y, si no fuesen acortados aquellos días, no se salvaría nadie: pero, por amor de los elegidos, serán abreviados aquellos días. Si alguien os dijere entonces: Aquí o allí está el Cristo: no lo creáis. Porque surgirán seudocristos y seudoprofetas: y harán grandes milagros y prodigios, de tal modo que sean engañados (si fuese posible) los mismos elegidos. Ya os lo he predícho. Si os dijeren, pues: Está en el desierto; no salgáis: Está escondido; no lo creáis. Porque, como el relámpago sale de Oriente y aparece al punto en Occidente,, así será también la llegada del Hijo del hombre. Donde estuviere el cuerpo, allí se congregarán las águilas. Y, en seguida, después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no lucirá, y las estrellas caerán del cielo, y los pilares del cielo se tambalearán: y entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del hombre: y entonces llorarán todas las tribus de la tierra: y verán al Hijo del hombre venir en las nubes del cielo con mucho poder y majestad. Y enviará sus Angeles con trompeta y con gran voz: y congregarán a sus elegidos de los cuatro vientos, desde lo más alto de los cielos hasta su extremo. Y aprended esta parábola de la higuera: cuando ya está tierna la rama, y han nacido las hojas, sabéis que está cerca el verano: así también vosotros, cuando viereis todas estas cosas, sabed que el Hijo del hombre está cerca, está a las puertas. En verdad os digo, que no pasará esta generación, hasta que se realice todo esto. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.

 

 

 

 

OFERTORIO

Desde lo profundo clamo a ti, Señor: Señor, escucha mi oración: desde lo profundo clamo a ti, Señor.

Pidamos al Señor en la Secreta que, al acercarse el último juicio, dirija hacia Sí todos los corazones y se digne reemplazar en nosotros los apetitos terrenales por los deseos y gustos del cielo.

 

 

SECRETA

Sé propicio, Señor, a nuestras súplicas: y, aceptadas las oblaciones y preces de tu pueblo, convierte a ti los corazones de todos nosotros; para que, libres de las ambiciones terrenas, nos llenemos de anhelos celestiales. Por Nuestro Señor Jesucristo.

 

 

COMUNION

En verdad os digo: Todo lo que pidiereis en la oración, creed que lo recibiréis, y se os concederá. Ojalá el divino Sacramento, como lo pide la Iglesia en la Poscomunión, cure del todo por su virtud lo que pueda quedar todavía de vicioso en nuestras almas al fin de este año.

 

 

POSCOMUNION

Suplicárnoste, Señor, hagas que, por medio de estos Sacramentos que hemos recibido, todo lo que haya de vicioso en nuestra alma, sea curado con el don de su medicamento. Por Nuestro Señor Jesucristo.

 

 

 

 

 

COMENTARIO

LA PARUSÍA DEL SEÑOR

 

Este magnífico Evangelio constituye el Discurso Escatológico de San Mateo; el mas fuerte y completo de los Sinópticos; se podría decir que el Apocalipsis es una explanación de él; una explicitación a mayor detalle: una ampliación.

Fin del Año Litúrgico, en la Palabra se señala también al Fin del Mundo y la Parusía, Segunda Venida del Señor y los acontecimientos precedentes y relacionados con ella.

Parusía se puede traducir del griego como Venida, Llegada, Advenimiento. El Señor vuelve; esta vez no humilde y oculto, vulnerable; sino en Gloria y Majestad, como Dios-Hombre Omnipotente, visible a todo el mundo de manera maravillosa. Esta vez no viene a predicar y sufrir para salvar; viene a Juzgar; viene a traer la Justicia Radical y Definitiva y a fundar Nuevos Cielos y Nueva Tierra donde habite la Justicia. Viene a resucitar a los hombres; a todos los muertos: los buenos para bienaventuranza eterna, los malos para castigo eterno.

La Parusía del Señor y los textos escatológicos que la presentan tienen un valor y una importancia capital, extraordinaria para la Fe y la praxis cristiana. La Parusía del Señor es el Descenlace de la Historia de la Salvación, su cierre: el Triunfo definitivo de Cristo sobre el Mal, triunfo que comparten sus salvados.

La Parusía del Señor no es un acontecimiento de este mundo, no es un hecho intrahistórico: proviene de la Eternidad Divina; viene de mas allá de la historia; de la Trascendencia de Dios; pero entra en la Historia y la termina; la cierra.

Ella nos habla de la caducidad de este mundo y el Poder Infinito de Dios que aplastará el Mal hasta el fondo del abismo. La esperada Justicia de Dios en la que muchos no creyeron o desesperaron. Todos verán que es más infinitamente radical, magnífica y terrible de lo que se imaginaban.

No hay triunfo inmanente del hombre. El Triunfo es de Dios.; triunfo, que volvamos a decir, también es el triunfo de sus salvados, por Gracia.

La Parusía, por tanto, es el Evento por antonomasia, la Resolución del Plan de Dios: Creación, Encarnación, Rendención, Parusia- indeciblemente feliz y glorioso para los santos creyentes; para los católicos en serio. Ella constituye el Final de este mundo y el inicio del Nuevo, ya con Cielos y Tierra regenerados, resucitados también con el hombre.

 

EXPLOSIÓN E IMPLOSIÓN DEL EVANGELIO: NO HAY TRIUNFO INMANENTE DE LA IGLESIA A NIVEL CUANTITATIVO

Posteriormente a la Pasión y Muerte del Señor, a su Resurrección y Ascensión, a Pentecostés y Fundación plena de la Iglesia (ya existía en germen antes), se produce un movimiento de expansión y triunfo inmanente provisorio de la Iglesia en el mundo; la audaz misión conquista mundo irredento para Cristo. La Iglesia tiene claro el imperativo de la Instauración del Reino Sociopolítico de Cristo. Vayan y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos, bautizándolos en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo y enseñándoles a guardar todo lo que les he mandado.

Junto con esta expansión, la cizaña de la herejía, la conspiración, la traición, la abdicación y corrupción de muchos, también hace su trabajo dentro de la Iglesia conquistadora. Pero a partir de la última Edad Media, la cizaña comienza a trabajar no solo fuera, sino con mas intensidad dentro de la Iglesia.

Nominalismo y otras yerbas malas comienzan un trabajo de solapada corrupción de la teología. Luego viene el Renacimiento, Iluminismo, la Revolución Francesa, y se comienza a detectar una lucha terrible contra el Reino de Dios. El César vuelve a cobrar fuerza (mas que en la antigüedad) Comienza a verificarse una especie de retirada de la Iglesia acosada….aunque siempre luchadora. Vendrá el Racionalismo, luego el primer Modernismo secularista y racionalista, luego el terrible siglo XX con dos guerras mundiales, la guerra civil española -con la gloriosa isla de resistencia de Franco, un punto de triunfo dentro de un panorama oscuro-….

Vendrá Yalta y el optimismo de posguerra porque han vencido los buenos (lluvia de comillas a discreción) y el II Concilio Vaticano mimetizado con el mundo; con su optimismo correlativo, ingenuo, inmanente. Su neomodernismo, ahora mas anómico, subjetivista, personalista. El movimiento de retirada se convierte en claudicación formal. Se aceptan las condiciones, las reglas de juego del Leviathan, del César; sobre todo, puntualmente con la aceptación del laicismo masónico en la Libertad Religiosa. Licuación de la fe, apostasía; expulsión de la Fe de la vida pública aceptada.

Otra religión reemplaza a la Fe Católica de 1962 años que se basó en la Escritura, vivida por la Tradición e interpretada por el Magisterio. Se reniega del Imperativo del Establecimiento del Reino Sociopolítico de Cristo en la Tierra. Se abdica de la potestad de castigar la herejía. Se ha verificado un punto de Inflexión en la Iglesia visible: claudica de sus funciones esenciales con los cuatro cauces funestos del II Concilio: Reforma Litúrgica, Colegialidad, Ecumenismo, Libertad Religiosa.

Hoy vemos la Apostasía rampante en la estructura visible de la vieja iglesia católica. Aunque la Fe, la verdadera Iglesia, el Resto Fiel, vive, aunque con poco peso en la estructura, extra estructuralmente sobre todo.

El movimiento de retirada se ha acentuado.

El Catecismo de la Iglesia Católica Conciliar (sí,  aún este catecismo) lo dice bien en sus puntos 676 y ss.

De allí hasta la Parusía del Señor no parece haber éxitos inmanentes apoteóticos de la Iglesia en el mundo.

 

 

EL RACIONALISMO, EL MODERNISMO Y LA LICUACIÓN DE LA FE Y LA REVELACIÓN. El Método Histórico-Crítico y el abuso del recurso del Lenguaje Apocalíptico.

La primera teología modernista, positivista, racionalista, cientificista, que dividió al Jesús de la Fe, del Jesús de la Historia, se concentró en Cristo, como en la Biblia como un objeto puramente humano inmanente y natural. Algo comprensible dada su atrofiada cosmovision. De alli surgió el Método histórico-crítico y la desmitificación de la Escritura. Una limpieza (comillas) de residuos míticos y místicos, trascendentes, sobrenaturales. Esta influencia se extendió y sufrió cierta mutación en la época conciliar, hacia el subjetivismo, la anomia, el fideísmo sentimental….

El hecho es que de ese acercamiento puramente cientificista y natural a la Escritura, (que es Palabra de Dios antes que nada) se abusó del estudio y consecuencias de Los Géneros Literarios de la Escritura. En el caso que nos ocupa, el LENGUAJE APOCALÍPTICO.

Se concluyó que dicho lenguaje era propio de comunidades perseguidas, estresadas, ¿un tanto desequilibradas, porqué no? Con temor y rencor del mundo, que exageraban y tremendizaban la nota; se volvían de un pesimismo paranoico…usaban una cantidad de códigos y símbolos extraños en su plasmar en el papel la palabra de Dios….En fin, lenguaje apocalíptico..,.hay que tomarlo con pinzas, con indulgencia….Digámoslo claramente, no es un lenguaje para tomar en serio…

Bueno, en realidad el progremodernista no se toma en serio nada de la Biblia, sino para interpretarlo a su manera y antojo. Pero sobre todo el objeto preferido de su vilipendio es el lenguaje apocalíptico. Su veneno está dirigido a la Escatología: lógico; aniquila su optimismo utópico inmanente y terreno.

De manera que el Apocalipsis y sus homólogos de los Evangelios y Cartas, así como Daniel y otros profetas, no son libros para tomar realmente muy en serio…. Son libros de circunstancia, que sirvieron para dar aliento a comunidades perseguidas. No tienen proyección escatológica, y todo se termina ahí, en la coyuntura en que fueron escritos (hasta acá hablo como progremodernista, para que alguno no se confunda)

Asistimos a una verdadera destrucción de la Escritura.

Los Discursos escatológicos de los Evangelios Sinópticos, especialmente el de Mateo, el más crudo y completo, son despreciados, tergiversados, licuados y proscriptos por el neomodernismo actual. Neomodernismo que cunde en toda la estructura de la Iglesia conciliar.

¿Discurso Escatológico de San Mateo? ¡No tomarlo muy en serio por favor! Lenguaje apocalíptico… Siempre hubo problemas en el mundo; siempre hubo pestes; siempre hubo terremotos; siempre hubo traiciones…. ¿Signos del Sol y los astros? Ah, meros símbolos que expresan la perplejidad y el estrés algo alucinado de aquellas comunidades antiguas…que digámoslo…je je, un poco fanáticas y paranoicas…..no sabían dialogar con el mundo, como nosotros sí sabemos… ¡Ese pesimismo deprimente! ¡Por favor! No es cristiano. El Progreso y la Evolución del Mundo, la Ciencia y la Técnica hacen evolucionar al hombre y la sociedad hacia un punto donde una cantidad de conflictos producidos por el fanatismo arcaico y bruto desaparecerán….Vamos hacia el Punto Omega…¡Optimismo! Optimismo en la Historia y el Hombre. La Historia después de Cristo no tiene vuelta atrás… (hablo como progremodernista)

Resultado: abolición de la Escatología y de la Soteriología Católicas. Abolición de la Parusía del Señor. Reemplazo de esto por un Progreso hacia una plenitud inmanente; un Paraíso en la tierra; un milenarismo terreno de la ciencia y la tecnología, coronado con una nueva y plena espiritualidad humanista. Theilar y Rhaner….se ven huellas de Hegel, de Spinoza….Hasta de Marx…de la Nueva Era…

Resumiendo, el progremodernista ve el Discurso Escatolótico de San Mateo y otros textos similares, como un pasaje de lenguaje apocalíptico, de puros símbolos que prácticamente tiene poco o ningún correlato en la realidad. HAY QUE ESQUIVAR LA LITERALIDAD, HACERLO COMO SISTEMA. No se debe tomar seriamente…

 

PERO EL DISCURSO ESGATOLÓGICO NOS DICE COSAS ESENCIALES

No se puede negar que puede haber símbolos, pero irse al símbolo, a la interpretación simbólica, a la alegoría a priori sin necesidad es locura interpretativa. Cuando algo puede ser interpretado literalmente sin caer en un absurdo, debe ser interpretado literalmente.

Si nos ponemos a ver, no hay casi nada en este discurso que no pueda ser interpretado literalmente. Nada impide que haya cataclismos cósmicos, nada impide el aumento del mal de manera alarmante, la pérdida de la caridad…lo vemos hoy. Nada impide que haya prodigios diabólicos….

Si hay afirmaciónes simbólicas como aquella, donde esté el cuerpo, se juntarán las águilas. Diversamente interpretadas por los SSPP. El Cuerpo es el de Cristo adveniente; las águilas son los salvados que lo rodean…dice algún Padre.

Vayamos a la médula: El Señor nos está diciendo que en los últimos tiempos el mundo se pondrá endiablado, peor que nunca. No solo en la relación entre los hombres, sino incluso la naturaleza estará conmovida.

No se debe quedar la interpretación en que todo se cumple en la Destrucción del Templo de Jerusalén. Queda claro que la cosa va más allá de eso. Jesús predice cosas que no sucedieron con la destrucción del Templo y la diáspora. Es absolutamente obvio que apuntan a tiempos finales.

El Tiempo Final, aquella tribulación como no hubo otra ni habrá mas, es un tiempo de maldad, de odio, de apostasía, de confusión, de cataclismos cósmicos, de perdición, de castigo de Dios.

¡UNA TRIBULACIÓN COMO NO HUBO OTRA NI LA HABRÁ MAS!. Esto va más allá de la destrucción del Templo, lo volvemos a decir. Solo la falta de rectitud y la falta de sensus fidei del progremodernismo puede interpretar esto como cumplido allí en la Ruina de Jerusalén.

La Ruina de Jerusalén es el Typo de un suceso posterior en que el Profeta (Cristo en este caso) hace pie para remontarse a un suceso lejano y final en el tiempo, y similar pero más amplio y grave , si puede decirse. El Antitypo.

Símbolo y figura de la realidad del momento (Typo) para remontarse a un suceso del final mas importante y crucial (Antitypo)

 

ESPERANZA VERSUS OPTIMISMO
LA ESCATOLOGÍA BÍBLICA NO ES PESIMISTA, SINO ESPERANZADA.

El cristiano es realista, no optimista.

 

El progremodernismo, que no es catolicismo, no es Fe en Cristo, carece de virtudes infusas teologales. Como no tiene la Esperanza sobrenatural, aquella que nos proyecta hacia las realidades gloriosas y eternas que promete el Señor en el Nuevo Testamento (los justos brillarán como el Sol en el Reino del Padre; la Nueva Jerusalén; Cielos y Tierra nuevos donde habite la Justicia; Dios será todo en todo….) debe reemplazarla por Optimismo. Es muy difícil vivir sin nada bueno adelante, en el tiempo. El Optimismo Histórico no es cristiano. El milenarismo inmanente no es cristiano; es un reemplazo idolátrico de la Esperanza cristiana.
El cristiano no necesita ningún optimismo: la Esperanza sobrenatural es tan potente que levanta al hombre de las penas de este mundo y lo hace vislumbrar el gozo eterno. El cristiano no necesita ponerse anteojeras color de rosa para ver la realidad del mundo mejor de lo que es. La Esperanza proyecta a la Eternidad gozosa y da realismo para ver el acá y ahora. Y no aliena de ninguna manera, sino que la mirada sobrenatural sobre las realidades terrenas, realista y seria, posibilita un diagnóstico de la Verdad sobre ellas, dando a su vez la acción mas constructivas para actuar aquí y ahora. No hace falta ninguna utopía ni evasión. El Optimismo Histórico es utopía y evasión, además de idolatría del hombre por el hombre. La Esperanza es tanto más excelsa y sublime que algún optimismo terreno,-mas allá de que el optimismo histórico es evasión y pecado al fin y al cabo- como lo es Dios de su Creación.

POR ESO A LOS HOMBRES SIN ESPERANZA SOBRENATURAL, A LOS PROGREMODERNISTAS, LA ESCATOLOGÍA LES PARECE DELIRANTE Y PESIMISTA.

Porque ven solo la inmanencia, no tienen vuelo trascendente, el que da la Esperanza, el que da la Gracia. Por eso ese vacío de Esperanza lo llenan con Optimismo.

El Discurso Escatológicoco de San Mateo, como el Apocalipsis, les resulta de un delirio y un pesimismo insoportable, porque aniquila su optimismo utópico en un milenarismo terreno y mundano.

Entonces, lo decimos una vez más: Este Discurso es un Discurso de Esperanza: Cuando vean que suceden estas cosas (dice San Lucas en su Discurso Paralelo), ¡LEVANTEN LA CABEZA QUE SE ACERCA VUESTRA REDENCIÓN!

Es un discurso profético de como terminará el mundo también: entre la Apostasía, el odio, el auge del Mal en su máxima virulencia, los cataclismos cósmicos.

NADIE SABE EL DÍA NI LA HORA, PERO HAY SIGNOS QUE PRECEDEN EL FIN

Jesús con la parabolita de la higuera, nos dice que hay signos claros de la cercanía del Fin. El aumento del Mal, los Falsos Profetas, las calamidades cósmicas, la Abominación de la Desolación…..

 

LA ABOMINACIÓN DE LA DESOLACIÓN

El Typo de esto es la estatua del César que Pilato levantó en el Templo de Jerusalén, profanándolo. Pero su Antitypo, su proyección escatológica es mas amplia y grave, aunque de la misma naturaleza sacrílega.
La Abominación de la Desolación en el Lugar que no debe.
La mentira en el lugar por antonomasia para la Verdad.
En la Cátedra de San Pedro desde donde se debe difundir la Verdad, el Enemigo de Cristo se sentará y difundirá la Mentira, dice Leon XIII en su exorcismo.
Dicen los SSPP que el el Anticristo se sentará en el Templo de Dios, como si fuera Dios y haciéndose adorar como Dios. Está profetizado en Daniel, tomando como Typo a Antíoco Epífanes. Pero Daniel ya insinúa fuertemente que esa profecía se proyecta hacia el tiempo final.

No vamos a la afirmación de que Francisco es el Anticristo o el falso Profeta. No le vemos sustento a esto. La Trinidad Satánica actuará con simultaneidad y gran poder, incluso con prodigios portentosos de orden preternatural diabólico, corroboran los Santos Padres.

De todas maneras hoy desde el Sillón de San Pedro se difunde la ambigüedad, la confusión, la oscuridad, se reivindican herejes condenados Ex Cáthedra por Concilios Ecuménicos Dogmáticos, como Trento a Lutero. Lutero es anatema. Hoy fue erigido por Francisco en Testigo del Evangelio con estatua y todo en el Vaticano……Estamos presenciando ya la Abominación de la Desolación….

Bueno, Mahoma, enemigo acérrimo de la cristiandad ya fue reivindicado en cierta manera con aquel desdichado beso al Corán….

Sumado a esto, veamos el arte….de la Sala de Audiencias Pablo VI del Vaticano….y los inverosímiles excesos sacrílegos y profanatorios de la liturgia Novus Ordo… Las comilonas de Francisco dentro de Basílicas y Templos, con pobres servidos por mozos Hilton… Las afirmaciones sobre la Santísima Virgen María de que era una chica normal que buscaba casarse….

 

CIELO Y TIERRA PASARÁN, PERO MIS PALABRAS NO PASARÁN

La Palabra del Señor es Eterna, Inmutable, Divina, Veraz. Ella tiene más entidad que el universo creado: Cielo y tierra pasarán, mas mi Palabra no pasará.

La palabra de Dios no es un apéndice del mundo que se debe adaptar a él; es el mundo que debe convertise a la Palabra de Dios. Al revés de lo que predican los inicuos, impíos progremodernistas.

Este mundo es transitorio: pasa. La apariencia del mundo pasa, dice San Pablo, San Pedro y San Juan en sus cartas.

La Palabra de Dios es Eterna. Al Principio era la Palabra. Y en el Fin de este mundo también será la Palabra. Eternamente será la Palabra.

Cuando Cristo dice que no pasará aquella generación sin que todo se cumpla, se debe entender, que esa generación malvada (así llama Jesús a los judíos conspiradores y corroboran algunos Padres) quiere decir que esa generación malvada durará hasta el Fin. No se refiere a generación temporal, de 30 años, diferencia entre padres e hijos, sino a una ralea, a una casta malvada.

TIEMPOS DIFÍCILES, LITERALMENTE ENDIABLADOS

Abominación en el Lugar que no debe; Falsos prodigios, poder aparentemente omnímodo del Mal, tan virulento que si fuera posible engañaría a los propios elegidos, traición, entrega, apostasía desaforada…

Aquellos días serán acortados en atención a los elegidos.

SI NO FUERAN ACORTADOS ESOS DÍAS NADIE SE SALVARÍA.

Que pesimismo insoportable, hay que licuarlo y endulzarlo, diría un progremodernista….
Pero en lo mas grave de la tribulación La Cruz de Cristo en el firmamento será visible a todos los hombres.
Es el Momento de la Parusía.

<<Y en aquel momento aparecerá en el cielo la señal del Hijo del Hombre. Y entonces todas las tribus de la tierra se golpearán el pecho y verán al Hijo del Hombre que viene sobre las nubes del cielo, con gran poder y majestad. Él enviará a sus ángeles con una trompeta atronadora, para que reúnan a sus elegidos de los cuatro vientos, de un extremo a otro del cielo.>>

Los que perseveraron en la Verdad del Señor, los que creyeron en su Palabra, en la Escritura, los que vivieron y amaron su Tradición, los que obedecieron al Magisterio que interpreta la Palabra, serán liberados y llamados a la Gloria Eterna.

Y todos los mentirosos, los asesinos, los perros, los degenerados, los traidores, irán al Lago de Fuego, junto con la Trinidad Satánica, según avisa el Apocalipsis.

¡Todo aquel que haya quitado algo a esta Revelación, le será quitado su lugar en el Libro de la Vida! …. esto lo manda el Señor a los progremodernistas….

¡VEN SEÑOR JESÚS!

El Espíritu y la Esposa claman: VEN SEÑOR JESÚS, dice Apocalipsis.
Desear la Venida definitiva del Señor es la piedra de toque del católico en serio. Como dijimos antes, el progremodernista, el continuador de aquella generación malvada….la detesta, la oculta, la proscribe, la licúa, la reemplaza por un delirante milenarismo mundano, por una estúpida utopía inmanente, por un insensato optimismo en el progreso humano….por una demencial adoración de la actualidad del aquí y ahora…
Pero el Católico la desea intensamente porque es el contenido de la Esperanza: Cristo mismo en Gloria y Majestad en su Triunfo definitivo y Eterno.

¡ESPERANZA!

¡En el mundo tendrán tribulación, pero ánimo! Yo he vencido al mundo. Dice el Señor.
El que persevere hasta el final, ese será salvo.
La eternidad de gozo nos espera si permanecemos en la Verdad y no cedemos a los falsos profetas con apariencia de piedad; a los falsos evangelios del facilismo, de la falsa misericordia, de la aceptación y bendición del pecado, de la degeneración; del acomodamiento al mundo, de la genuflexión ante el César; del culto de Leviathan.
¡Si no cedemos a la Falsa Iglesia legitimadora del Sistema anticristiano! – digamos en un lenguaje mas actual.

 

ORACIÓN FINAL

La Santísima Virgen nos de la Gracia de la Esperanza sobrenatural y todas las demás virtudes y gracias necesarias para perserverár en la difícil prueba escatológica;
Nos de la Gracia de de permanecer en la Verdad expresada en la Escritura, vivida por la Tradición e interpretada por el Magisterio de la Iglesia Católica hasta 1962.
Nos de la Gracia de fortalecernos con el verdadero y santo culto católico de la Misa Tridentina de San Pío V.
Nos alcance fortalece y virilidad en esta lucha hasta llegar a la victoria.

 

LECTURAS RECOMENDADAS Y RELACIONADAS

El Apocalipsis de San Juan, Leonardo Castellani
Los Papeles de Benjamín Benavídez, Leonardo Castellani
La Santa Biblia, por Monseñor Juan Straubinger
También: Escatología, de Joseph Ratzinger
Ejercicios de Fe, Esperanza y Amor, Joseph Ratzinger
(excelentes materiales estos dos últimos, a pesar de la sabida adhesión del autor a la Hermenéutica de la Continuidad conciliar. Se recomienda leer antes de hacer alguna crítica a priori)

 

 

—————————————————————

¡MÁS QUE NUNCA NECESITAMOS TU AYUDA!

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

 

Si prefieres, además de pinchando en el anterior botón para Pay Pal o tarjeta de crédito; puedes hacer tu donativo, puntual o periódico, por trasferencia a la cuenta número ES2500730100570163476193, indicando en el concepto “Donativo Adoración y Liberación”.

 

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

Anuncios


Categorías:BLOG ADORACIÓN Y LIBERACIÓN, LA PALABRA DE DIOS DEL DOMINGO

Etiquetas:

11 respuestas

  1. Excelente. Me parecen excelentes puntos dos: el tema de las comunidades perseguidas alucinadas y paranoicas que generaron el lenguaje apocalíptico; tu crítica a eso, y la diferenciación entre Esperanza y Optimismo. Ahí veo rastros de Ratzinger; el hombre de las grandes luces y las sombras abisales.

    Le gusta a 2 personas

    • Gracias Eugenio. El primer tema, se me quedó algo en el tintero. Digan lo que digan los progremodernistas, los textos sagrados no fueron escritos por las comunidades, sino por el Autor Sagrado. No fue una comunidad, una nueva iglesia surgiente la que engendró un San Pedro, un Juan evangelista, un San Pablo; sino al revés; fueron San Pedro, San Pablo, San Juan, los que engendraron comunidades y las afirmaron con sus escritos, escritos por ellos mismos. Con algún amanuense quizás, pero escritos por ellos. Y lo otro, si hay que reconocerlo. Ejercicios de Fe, Esperanza y Amor, y otros del controvertido aquel Panzer-cardinal…

      Le gusta a 1 persona

  2. El tema del análisis de los géneros literarios se convirtió en manos de los modernistas un pretexto para licuar el contenido de la Escritura. Totalmente de acuerdo.

    Le gusta a 2 personas

  3. Sin Escatología no hay verdadera Fe católica. Sin el Descenlace, la Historia de la Salvación queda trunca.

    Le gusta a 2 personas

  4. Ha sido un gusto conocerles, y no malinterpreten, no es cobardía, es mejor para ustedes, y saben que si.
    bye.

    Le gusta a 1 persona

  5. Una Iglesia que no condena el error no preserva la verdad. Una Iglesia que no condena el pecado no preserva la virtud, ni siquiera está en condiciones de dialogar con nadie, pues, si no hay convicciones, el diálogo es de besugos, como el de la misericorditis, cuya pobreza argumental es alarmante, aunque si se atreve a condenar, pero sólo a los católicos, precisamente por sus convicciones y dogmas, que los tacha de rigidez. ¡ Bendita rigidez !

    Le gusta a 2 personas

Trackbacks

  1. LA PALABRA DE DIOS DEL DOMINGO: Primer domingo de Adviento | Infovaticana Blogs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: