Vicente Montesinos

 

 

 

 

 

En Adoración y Liberación avanzamos la destitución “misericordiosa” de Monseñor Héctor Aguer; y le pusimos fecha; el 2 de junio de 2018, como así finalmente sucedió.

También avanzamos, antes de que saliera a la luz, el nombramiento como sucesor de Aguer de Monseñor Victor Manuel “Tucho” Fernández, nombrado Obispo sin Diócesis porque yo lo valgo, en cuanto Francisco ascendió al Papado; y posteriormente rodeado de ósculos y amores de Leticia.

Avanzamos también que el tránsito iba a ser rapidísimo; en cuestión de 15 días… Con premura… Con necesidad… Con urgencia…

Por avanzar hasta avanzamos que de forma inopinada Monseñor Aguer no iba a poder quedar como Administrador Apostólico hasta la toma de posesión de Tucho; ya que Francisco lo quería fuera inmediatamente, sin darle tiempo, como quien dice, ni a despedirse de sus colaboradores. Y así fue.

Incluso dijimos quién iba a ser el Administrador apostólico temporal, Monseñor Bochatey; y así fue…

No dejamos pues margen alguno para la sorpresa…, aunque a todos nos sorprendiera el mal hacer y la crueldad de lo que iba a suceder; y muchos (y los entiendo) me dijeran que eso era imposible; que si Francisco actuaba así iba a dejar demasiado a la vista su falta de la tan cacareada “misericordia”.

Pero miren ustedes por donde; al parecer, Francisco tuvo que sacar un as más de la manga. Uno que permitiera que no le chafasemos toda la exclusiva. Y que abundaba más aún en la vergonzosa actuación que se ha tenido con el buen pastor Aguer.

Y es que, lo que no avanzamos, porque no lo sabíamos, y porque nuestros cerebros normales y corrientes son incapaces de concebir tal grado de maquiavelismo; es la medida que iba a poner colofón a todos este despropósito: y es que Bergoglio ordenó el mismo día 2 de junio a Aguer que, finalizada la celebración del Corpus Cristhi, ese mismo día, se fuera de la arquidiócesis inmediatamente, teniendo prohibido residir en ella como arzobispo emérito.

Lo nunca visto. Una ‘deportación’ humillante para el fiel obispo Héctor Aguer.

Una deportación en la que Bergoglio demuestra todas sus ansias de venganza, y lo que es la “misericorditis”. Me vengo de ti porque eres católico fiel,  buen obispo, coherente con la sagradas escrituras, el magisterio bimilenario, la sana doctrina y la tradición, y eso no lo soporto. Puedo soportar a gays, eutanásicos, herejes luteranos, ecologistas radicales, ateos, comunistas, populistas y enemigos de la Iglesia. No solo soportarlos, sino quererlos y buscarlos.

Pero a un obispo fiel que con su humilde servicio a Cristo deja a la vista mis vergüenzas; no.

Eso demuestra que Monseñor Aguer ha sido y es un buen católico, un buen sacerdote, un buen obispo y un buen Arzobispo. Y que hubiera sido (y Dios sabe si lo será) un buen Cardenal y hasta un buen Papa.

Y eso demuestra que Bergoglio… Lo vamos a dejar ahí….

Dios os bendiga

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.
.

 

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que ¡Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

Anuncios