Vicente Montesinos

 

 

Pasados los días de la Semana Santa, y de vuelta gozosa a la realidad pascual de la Resurrección de Nuestro Señor, le pedimos fuerzas y luz para afrontar todos los temas que hemos ido viviendo en esta Semana, nunca mejor dicho, de Pasión. Semana de Alfie contra las cuerdas, semana de vergüenzas y desvergüenzas, y semana de… INFIERNOS QUE NO EXISTEN y ALMAS QUE SE DESVANECEN.

Y a este tema quería llegar…

Ya saben todos ustedes que el ateo periodista de cabecera de Francisco, el tal Scalfari; suele hacer declaraciones de palabras que Francisco nunca dice de forma oficial, pero que nunca desmiente, y que ahí quedan… en el limbo de las confusiones y los desconciertos.

Pero es que las que hemos conocido esta Semana Santa, en la que Scalfari ha asegurado que el Papa de la Iglesia Católica manifestó que el infierno no existe; y que las almas “no puras” se desvanecen…, suponen, de ser dichas oficialmente, una HEREJÍA como la copa de un pino. Y de no ser desmentidas, y atendiendo a la repercusión mundial que han tenido, también.

Durante horas todo el planeta se hizo eco de que el Papa de la Iglesia católica había manifestado eso. Solo con tardanza y torpeza se produjo una especie de intento de aclaración (que no negación), más confusa y chapucera, si cabe,  llevada a cabo por los inteligentes muchachos de la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

Hay católicos que leen Infovaticana, Adoración y Liberación , y otros lugares similares, donde encuentran claridad sobre las barbaridades que se están cometiendo; explicación de la sana doctrina, y ánimo y fuerza para seguir luchando desde dentro de esta Iglesia atribulada ya a más no poder.

Pero… ¿y los centenares de miles de católicos cuya única referencia sigue siendo, por desgracia, en esta Iglesia de la Papolatría, lo que dice un hombre llamado Jorge Mario Bergoglio, por muy papa que sea? ¿Qué debieron pensar un Jueves Santo al descubrir en las redes que el Romano Pontífice le ha dicho a su viejo amigo de correrías que el infierno no existe y que las almas que no se arrepienten… “desaparecen”?

A mí ya no me valen más medias tintas ni más componendas. SE TRATA DE UN PAPA QUE NIEGA DOS VERDADES INMUTABLES DE LA FE: EL INFIERNO Y LA INMORTALIDAD DEL ALMA.

ES LA PRIMERA VEZ EN LA HISTORIA QUE SUCEDE ALGO DE ESTE CALIBRE, Y ES LA CONFIRMACIÓN A LO SIEMPRE MANTENIDO POR NOSOTROS: ESTE ES EL PEOR PONTIFICADO DE LA HISTORIA. PERO NO SOLO ESO… ES QUE DE SER ESTO CIERTO, SE HA CAÍDO YA EN LA HEREJÍA MÁS SOLEMNE.

¿Con qué no existe el infierno? Entonces tampoco la salvación.

Y entonces… ¿Para que narices queremos una Iglesia, un Papa y una corte celestial?

NO QUIERO NI OIR HABLAR DE LA TONTERÍA DE QUE NO ES UN TEXTO MAGISTERIAL, y que sólo se trata de la TRANSCRIPCIÓN DE UNA CONVERSACIÓN ENTRE BERGOGLIO Y SCALFARI, quien dio su sentido a las palabras mencionadas…

¿Y qué mas da como lo transcribiera o dejara de transcribir el trasnochado periodista, si el contenido de lo que manifiesta está clarísimo y es, además, una flagrante herejía?

Nos hemos cargado ya la indisolubilidad del matrimomio… la sacralidad de la Santísima Comunión con el acceso a ella de los pecadores públicos no arrepentidos… Y ahora también el infierno y la inmortalidad del alma.

¿Quiere dejar algo Francisco en pie de la sana doctrina, el magisterio bimilenario, la tradición y las Sagradas Escrituras?

¿Ha habido una demanda del Vaticano contra Sacalfari por poner en boca del Papa las palabras de toda la historia con consecuencias más devastadoras para la fe de los millones de católicos del mundo? ¿No?

¿Ha habido un desmentido del Vaticano al apoyo de Paglia a la muerte de Alfie? ¿No?

¿Las demandas se guardan para ir contra Infovaticana? ¿Y contra este supuesta mentira de Scalfari no hay demandas?

Lo que ha manifestado Francisco según Scalfari equivale a decir que llevamos viviendo 2000 años de mentiras. Es, en definitiva, el fin de la Iglesia misma. Y aquí no pasa nada… Nadie sale a desmentirlo rotundamente, nadie lleva a juicio a Scalfari, ningún obispo, ningún cardenal… nadie… mueve su santa sotana de su sede episcopal para pedir de una vez por todas que este martirio se acabe.

¿Pero qué me están contando de que hay que estar siempre con el Papa? ¿Aún en la Herejía? ¿Pero qué es esto?

¿Pero con que cara las decenas de sacerdotes que habéis dejado de hablarme podéis sostener esa actitud, a parte de poco caritativa, falsaria y mendaz? ¿Dentro de un rato cuando os paséis unos a otros el artículo del hereje Montesinos para misericordiarlo…, no tendréis ninguno la santa dignidad de ver que lo que intenta hacer este humilde siervo de Dios es denunciar la herejía?

El Catecismo de la Iglesia Católica, no. 1035 dice: “La enseñanza de la Iglesia afirma la existencia del infierno y su eternidad. Inmediatamente después de la muerte, las almas de aquellos que mueren en un estado de pecado mortal descienden al infierno, donde sufren los castigos del infierno, el “fuego eterno”. El principal castigo del infierno es la separación eterna de Dios, en quien sólo el hombre puede poseer la vida y la felicidad para la cual fue creado y por la que anhela “. ¿Pero de qué os sirven tantos años de seminarios, carreras, teologías, estancias en Roma, doctorados, postgrados y cebollas en vinagre si ni uno solo de los centenares de sucesores de los apóstoles del mundo habéis pedido a Francisco que se vaya; que se retire a un convento a orar, y deje de destrozar Nuestra Iglesia?

¿Que diferencia hay entre negar esto y todo lo que después venga? ¿Cuando vamos a oir que se niega la Santísima Trinidad? ¿O que Dios se ha encarnado? ¿Que la Virgen fue concebida sin mácula?

Esto, señores, es negar la Iglesia en sí. Y lo estamos haciendo desde dentro.

El comunicado de la Santa Sede después de horas y horas de terremoto en todo el mudo, y de horas y horas de Pasión, nunca mejor dicho, de millones de católicos, se descolgó con esto:

“El Santo Padre recibió recientemente al fundador del periódico La Repubblica en una reunión privada con motivo de la Pascua, sin concederle una entrevista. Lo que informa el autor en el artículo de hoy es el fruto de su reconstrucción, en la que no se citan las palabras precisas pronunciadas por el Papa. No hay citas en el artículo antes mencionado, entonces, no debe considerarse como una transcripción fiel de las palabras del Santo Padre”

Es muy fuerte. Muy fuerte. ¿Es qué esta es toda la acción que va a llevar a cabo el Vaticano ante este hecho? ¿Esto es una negación? ¡Pero si más parece una confirmación! Oye, que  sí, que se reunieron una vez más el Papa y el ateo (los cardenales de la Dubia siguen esperando respuesta, mientras mueren…) y el Papa dijo esto, y Scalfari lo ha reconstruido… pero no es una transcripción exacta… Y…

El contenido de la negación es absolutamente inadecuado atendiendo a la gravedad del asunto. No dicen que Scalfari se ha inventado esto.  Lo que se escribió en La Repubblica, según la Oficina de Prensa Vaticana, no se inventó sino que fue una “reconstrucción”. Y ya está. Esto ante la mayor barbaridad dicha por un pontífice en la historia de la Iglesia, sea magisterial, sea en una conversación privada, sea construida, reconstruida o embadurnada. Me da igual.

¡Si además no es la primera vez, hombre! ¡Si en 2017 Scalfari, a quien pareciera que Francisco encomienda estos globos sonda devastadores, dijo que:  “El Papa Francisco ha abolido los lugares de residencia eterna en la Vida futura de las almas. La tesis que sostiene es que las almas dominadas por el mal y los que no se arrepienten dejan de existir, mientras que aquellos que han sido redimidos del mal serán llevados a la bienaventuranza y la contemplación de Dios “. La tesis que sostiene… ¿Pero porque el Papa tiene que sostener ninguna tesis? ¿Acaso es Cristo? ¿Pero como entendemos la religión católica? ¿Qué ha de pasar para que un Papa sea cuestionado? ¿Pero porqué nos acusáis de pecadores a quienes sostenemos que esto no puede seguir así; mientras os tragáis las ruedas de molino de la condenación que sean necesarias, mientras las lance un Papa?

Esto no da para más. La lucha lleva fraguándose años. Pero ahora ha sido declarada abiertamente. Y aquí solo hay dos bandos: o con Cristo y su Iglesia, o fuera. Lo demás son tonterías. Que Dios nos asista.

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

 

 

Anuncios