Vicente Montesinos

 

burke-raymondleo

 

Todos adoramos al mismos Dios… Todos creemos en el amor y la paz… Etc… Frases vacías y políticamente correctas que estamos cansados de escuchar, y que hoy no se pueden discutir. Reconozco mi hartura al escucharlas.

Menos mal que por fin hace unas fechas un Cardenal católico puso voz a una sustancial verdad obviada por esta sociedad vacía, buenista, modernista e hipócrita: ¡No! ¡Cristianismo e Islam no adoran al mismo Dios!

Dicho cardenal fue Reymond Leo Burke.

En esa brillante ocasión, manifestaba Burke que  “No creo que sea verdad que adoramos al mismo Dios, porque el dios del Islam es un regidor”. “En otras palabras, el Islam es fundamentalmente la Sharia, ésta es su ley, y esa ley, que viene de Alá, debe dominar a todos los hombres eventualmente”.

Pero la Iglesia no hace pretensiones para regir al mundo”, resaltó Burke. “Sino más bien, para inspirar y asistir a aquellos que rigen al mundo para actuar de manera justa y correcta de cara a los ciudadanos”.

Y más aún, el Cardenal, advirtiendo a los fieles sobre los peligros del relativismo cultural, afirmó que los cristianos tienen que hacer valer la verdad de manera efectiva respecto a la fe, sin dar credibilidad a distorsiones políticamente correctasNuestros antepasados católicos, “tuvieron que pelear para salvar el Cristianismo… porque vieron que el Islam estaba atacando las verdades sagradas, incluyendo los lugares sagrados de nuestra redención”, dijo Burke.

 

Nuestros antepasados católicos, “tuvieron que pelear para salvar el Cristianismo… porque vieron que el Islam estaba atacando las verdades sagradas, incluyendo los lugares sagrados de nuestra redención

 

Burke sabe “algo” de Teología. Y además se atreve a decir cosas que defienden la sana doctrina, que hoy poco importa, si se trata de ser políticamente correcto y de agradar al mundo. Desgraciadamente también desde nuestra Iglesia.

¿Adoramos los católicos el mismo Dios que los musulmanes? No. El Islam enseña que atribuir a Jesús la deidad es el peor de los pecados. Y el individuo no pueda tener una relación personal con Alá. Los musulmanes no pueden llamar a Alá como Padre y además el islam condena y muchas veces con extrema violencia las enseñanzas básicas del cristianismo como son la encarnación del Hijo de Dios y su gracia redentora.

Eso… entre otras muchas cosas… que todos ustedes saben.

Entonces… ¿Qué nos está pasando?

Anuncios