9a-jesus-es-ayudado-por-el-cirineo

Os digo, sin embargo: Elías vino ya, pero no le reconocieron sino que hicieron con él cuanto quisieron. Así también el Hijo del hombre tendrá que padecer de parte de ellos»

Señor Jesús, tú ya anunciabas con valentía a tus apóstoles los caminos de dolor por donde ibas a transitar. Que yo descubra cada día el intenso amor que guía los designios de Dios hacia mí y, que sea consecuente con la fe y la moral que me revelas, para que no me extrañen los malos tratos, las difamaciones y las persecuciones.

Que tenga claro, Señor, que estar en el buen camino no nos evita las dificultades de la vida y que Tú, a pesar del sufrimiento, nos enseñas a continuar.

Anuncios