En aquel tiempo dijo Jesús a la gente: «¿Pero, con quién compararé a esta generación? Se parece a los chiquillos que, sentados en las plazas, se gritan unos a otros diciendo: ‘Os hemos tocado la flauta, y no habéis bailado, os hemos entonado endechas, y no os habéis lamentado’. 
Señor, que sepamos pulir nuestro carácter. Que reconstruyamos  nuestra manera de hacer. Que desterremos el orgullo, la ambición, la venganza, la dureza de corazón… Perdónanos Señor. Ayúdanos Señor. 

Anuncios