Primeras palabras de Benedicto XVI

Hoy me han venido a la cabeza, a fuer de una encomienda del Señor, aquellas bellas palabras. ¡Tantas veces las he recordado y admirado! Son las primeras palabras de Su Santidad Benedicto XVI al ser elegido Sumo Pontífice, desde el balcón, y ante la multitud congregada en la Plaza de San Pedro, y ante toda la grey católica del mundo. ¡Qué belleza, que humildad, que mensaje!





«Cari fratelli e sorelle, dopo il grande Papa Giovanni Paolo II, i signori cardinali hanno eletto me, un semplice e umile lavoratore nella vigna del Signore. I trarre conforto dal sapere che il Signore sa lavorare ed agire anche con strumenti insufficienti. E soprattutto mi affido alle vostre preghiere. Con la gioia della risurrezione del Signore e la fiducia nel suo aiuto permanente, andiamo avanti. Il Signore ci aiuterà e Maria sua Santissima Madre, sta dalla nostra parte. Grazie»



“Queridos hermanos y hermanas, después del gran Papa Juan Pablo II, los cardenales me han elegido a mí, un simple y humilde trabajador de la viña del Señor. Me consuela el hecho de saber que el Señor sabe cómo hay que trabajar y actuar, incluso con instrumentos inadecuados. Y sobre todo confío mi persona a vuestras oraciones. Con la alegría de la resurrección del Señor y con confianza en su permanente ayuda, iremos adelante. El Señor nos ayudará y María, su madre santísima, estará a nuestro lado. Gracias”.




Categorías:BLOG ADORACIÓN Y LIBERACIÓN

Etiquetas:,

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: