Si tu ojo te induce a pecar, sácatelo.

Evangelio de hoy jueves 24 de febrero y Santo Rosario

1 580

 

SIGUENOS EN TELEGRAM

 

 

Lectura del santo evangelio según San Marcos (9,41-50)

 

 

 

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«El que os dé a beber un vaso de agua porque sois de Cristo, en verdad os digo que no se quedará sin recompensa. El que escandalice a uno de estos pequeñuelos que creen, más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y lo echasen al mar. Si tu mano te induce a pecar, córtatela: más te vale entrar manco en la vida, que ir con las dos manos al infierno, al fuego que no se apaga.
Y, si tu pie te induce a pecar, córtatelo: más te vale entrar cojo en la vida, que ser echado con los dos pies a la “gehenna”.
Y, si tu ojo te induce a pecar, sácatelo: más te vale entrar tuerto en el reino de Dios, que ser echado con los dos ojos a la “gehenna”, donde el gusano no muere y el fuego no se apaga.
Todos serán salados a fuego. Buena es la sal; pero si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salaréis? Tened sal entre vosotros y vivid en paz unos con otros».

Palabra del Señor

 

 

 

SANTO ROSARIO DE HOY EN LATÍN

 

 

SANTO ROSARIO DE HOY EN ESPAÑOL

 

 

 

 

 

 


…AYUDA A AyL A PODER SEGUIR
Únete ahora a ayl.tv y ayúdanos a seguir y crecer:
Canal de Telegram: t.me/adoracionyliberacion
 DIRECCIÓN POSTAL: «Adoración y Liberación». Apartado de Correos nº 5 – 46113 ESPAÑA
  E-MAIL CONTACTO: info@ayl.tv
 E-MAIL PEDIDOS DE ORACION Y SECRETARÍA: miguelgomez@ayl.tv
——————
MODOS DE COLABORAR CON EL SOSTENIMIENTO DEL PROYECTO
Todo el contenido de la plataforma independiente y propia AYL.TV es gratuito para todos. Sin embargo para poder ser una alternativa real necesitamos medios. Puedes apoyar a AYL.TV con una suscripción de pago en la propia plataforma, aquí:
Si lo prefieres también puedes hacer una donación, puntual o periódica, en Cuenta bancaria Openbank (Banco de Santander) : ES2500730100570163476193
Y también puedes desde cualquier rincón del mundo hacer tu aportación puntual o periódica por Paypal en paypal.me/adoracionyliberacion
Si deseas colaborar de otras formas, o tienes dudas, escribe a: info@ayl.tv
Dios te bendiga. ¡Gracias por unirte a nosotros!
1 comentario
  1. Alberto Ramón Althaus says

    La promoción de lo inmoral
    No me estoy preocupando demasiado en corregir mis comentarios porque nadie los lee pero por lo menos la verdad debe ser dicha.
    En el aborto, la eutanasia, el divorcio y la ideología de género lo que se ofrece a las masas bajo la denominación, muchas veces, del respeto irrestricto del proyecto de vida del prójimo es la imposición desde el poder de una “moral” contraria al orden natural.
    En ese sentido, el aborto, la eutanasia, el divorcio y la ideología de género son presentados como derechos y como bienes y esta presentación está basada en el relativismo como doctrina que niega que exista alguna verdad, bien, justicia o belleza que deba ser absoluta, esto es, no sólo impuesta al individuo sino obligatoria para el gobernante y para el poderoso.
    El relativismo, en definitiva, lo que hace es desarmar a las masas de cualquier posible defensa ante los poderosos de este mundo, los cuáles les dan a las masas verdades relativas o de juguete que no pueden serles impuestas para oponerse al poder absoluto del poderoso.
    El poder absoluto requiere por parte de las personas e instituciones para que ese poder se limite y controle que se le pueda oponer al mismos verdades, derecho, bienes, acciones justas, etc. que puedan considerarse absolutas e indiscutibles.
    Las verdades relativas o de juguete juegan el papel de destruir toda defensa que pueda oponer la población a la arbitrariedad del poderoso.
    Como vemos el tema de la moral no es una cuestión de incumbencia privada como, muchas veces se dice, porque si una persona puede tener libertad absoluta para decidir sobre sí misma, el poderoso y el gobernante pueden, con esa misma libertad absoluta y sin que hayas verdades absolutas que se le puedan oponer, decidir sobre las personas argumentando un bien mayor o el bien común y éstas no podrán oponerle ningún derecho, argumento o verdad a la decisión del gobernante porque como lo que opondrán será relativo y la decisión del gobernante también será una decisión fundada en las verdades relativas lo que en definitiva resuelve el dilema es el ejercicio del poder y la voluntad y poder del gobernante y del poderoso.
    Lo que algunos grupos, en un principio, minoritarios reclamaban con el aborto, la eutanasia, el divorcio y la ideología de género eran libertades absolutas para decidir sobre sí mismos, sobre su cuerpo y alma, sobre su vida, sobre su sexualidad, sobre el hijo que se tiene en el vientre, y lo que se reclamaba de la libertad no era la libertad para el bien sino la libertad para el mal diciendo que no hay bien ni mal y que todo es relativo.
    Esa libertad absoluta que se reclamaba no era en realidad para el bien sino para el mal, para realizar el mal para con su cuerpo y alma, con su sexualidad, con su vida, con el hijo que se tiene o se puede llegar a tener en el vientre. Se pedía derecho para divorciarse y formar otra familia, derecho para casarse con la persona del mismo sexo, derecho para que lo ayuden a terminar con su vida, derecho para matar al hijo que está en el vientre, a pesar de que todo era relativo la única cosa que debía imponerse era la relatividad de todo y la libertad absoluta, no habría otra verdad reconocida por el Estado que la libertad absoluta de la persona o libertad para el mal y que la relatividad de todo, ese era el nuevo dogma y la nueva moral que debía enseñarse que todo era relativo.
    La relatividad de todo lo concerniente a la persona humana implicaba que la persona humana no tendría una naturaleza humana, si podía con libertad absoluta decidir sobre sí mismo eso significaba que la persona humana era una construcción, de allí que se pudiera hablar luego de la muerte de Dios, de la muerte del hombre, de la muerte de la mujer o del asesinato de Dios, del hombre y de la mujer.
    Al no existir una naturaleza humana, una ley natural, un derecho natural y un Dios ante el cual responder el resultado era que el gobernante y el poderoso no debía responder ante nadie por sus decisiones de gobierno y que podía hacer con el hombre lo que quisiera porque el ser humano era una construcción social y como el gobernante es el que ordena la comunidad al bien común y no había naturaleza humana el gobernante tendría una libertad absoluta y un poder absoluto sobre los ciudadanos que pasarían a ser considerados materia prima para la construcción de la nueva sociedad, del nuevo orden mundial y del gran reinicio.
    Como vemos la eliminación de verdades absolutas de la sociedad y su reemplazo por verdades relativas o de juguete favorecía en última instancia al poderoso que no debía dar explicaciones muy fundadas de sus decisiones, ante la ausencia de naturaleza humana el gobernante tenía un poder absoluto y libertad absoluta de decidir.
    Pero para ello se necesitaba implementar una “moral” que fuera contraria al orden natural y crear nuevas “instituciones” y “derechos” contrarios al orden natural.
    Cuantas más verdades absolutas haya perdido la sociedad y mayor cantidad de verdades relativas o de juguete tenga la población bajo la argumentación del pluralismo la capacidad de maniobra del poderoso con respecto a la población se incrementaba, no necesitaba responder por nada porque lo que un sector entendía por justo relativo el otro lo podría entender por injusto relativo y así la libertad absoluta del gobernante se basaba en la verdad relativa o mentira relativa de cada una de las decisiones que tomaba e imponía a la población.
    Por supuesto estas verdades relativas fueron impuestas de manera absoluta y con poder absoluto por el gobernante. Si el aborto, la eutanasia, el divorcio y la ideología de género eran bienes y derechos ellos exigían obligaciones para el resto de la población.
    Lo que era relativo en manos de los individuos y de las instituciones se transformó en absoluto por el gobernante, el gobernante al no tener ninguna naturaleza o verdad que respetar podía imponer de manera absoluta una determinada decisión que debía ser contraria a la naturaleza humana para demostrar que la misma no existía.
    El gobernante debía gobernar y si bien desde el relativismo el aborto, la eutanasia, el divorcio y la ideología de género eran verdades relativas una vez sancionados como ley y como derecho se convertían en verdades absolutas no por la parte inteligible o el conocimiento que tuvieran sino por la voluntad del gobernante y los derechos del gobernante de legislar y aplicar la coacción y coerción.
    La “moral relativa” y las “verdades relativas” del aborto, la eutanasia, el divorcio y la ideología de género dejaron de ser opinables y se convirtieron en normas absolutas una vez legisladas y constituidas en derecho.
    Lo que rechazaba el orden natural y que afirmaba la no existencia del hombre y su construcción por el individuo y el Estado se convirtió en una serie de verdades absolutas y dogmáticas no desde lo inteligible sino desde lo normativo y coercitivo.
    Pronto los nuevos derechos reclamaron nuevas obligaciones por parte de la población, debía dejarse a las empresas que se dedicaran al aborto, al cambio de sexo, a la eutanasia, libre de todas molestias de personas que rezaran en los alrededores, debía enseñarse desde los colegios e Iglesias los nuevos derechos y bienes como si fueran absolutos y sin discusión porque lo eran desde el momento en que el Estado las imponía, debían los medios de comunicación y las instituciones colaborar con la implantación de los nuevos derechos, debía perseguirse toda manifestación pública en su contra y toda opinión pública en su contra.
    Lo que estaba detrás de eso era la construcción de una nueva realidad sin tener presente al hombre, lo que se llama el pos humanismo, luego, del asesinato de Dios y del asesinato del hombre y de la mujer lo que correspondía hacer era desde el poder decidir los poderosos como hombres con alma divina o como dioses qué se debía hacer con los hombres con alma de animal, o sea, aquellos que careciendo de poder debían ser definidos en cuando a su constitución por el gobierno.
    El aborto, la eutanasia, el divorcio y la ideología de género le permitían a los poderosos decidir sobre la población y establecer un control absoluto sobre la población, no solamente adoctrinar sobre los nuevos derechos y las nuevas obligaciones sino que pronto podrían los poderosos como dioses decidir sobre la sexualidad, la vida, el honor, los bienes, la reproducción o no y la inducción o no de la eutanasia promovida y vuelta obligatoria.
    Pronto sobre la base de los nuevos derechos y nuevos bienes los poderosos de este mundo podrían decidir quién vive, cómo vive, qué consume, cuántos hijos tiene, cuánto puede vivir, qué sexualidad debe tener porque invocando un bien mayor o el bien común de la salvación del Planeta o la ecología o la Madre Tierra o Pachamama estarían en condiciones de gobernar como dioses que deciden sobre el destino de los demás hombres como si fueran animales. Ese es el nuevo imperio global, la nueva Bestia del Mar, el último imperio del que habló Daniel.
    Y si alguno piensa que exagero sólo debe contemplar cómo van obligando a los distintos estamentos de la población a hacer lo que ordenan los poderosos de este Mundo sólo basta con que contemplen cómo se ha llevado a cabo una experimentación en masa con vacunas experimentales bajo la excusa de pandemia y sin que asuman responsabilidad alguna ni los gobiernos ni las farmacéuticas sino con cláusulas de exclusión de responsabilidad.
    Si eso no es poder absoluto sobre la población no sé qué puede serlo y todo ello apoyado y respaldado por la Iglesia en la gran apostasía general. Los han vacunado con vacunas experimentales, los han encerrado, les han obligado a usar barbijo, les han impedido trabajar y viajar, no sé qué otro poder puede ser más absoluto. De allí que decidan imponerles un sexo determinado a cada individuo, esterilizarlo, obligarlo a abortar u obligarlo a ser eliminado no hay demasiada distancia. Todo está muy listo para el gobierno del Anticristo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: