Casado versus Ayuso: la noche de los votos rotos (Por Laureano Benítez)

Está claro que Casado no llega a tanto, pero esta “noche palentina” se puede metaforizar como “la noche de los votos largos”, aunque mejor le valdría la expresión “noche de los votos rotos”, por lo que ya saben.

0 422

 

SIGUENOS EN TELEGRAM

 

 

Por Laureano Benítez Grande-Caballero.-

 El 5 de junio de 2019, Pablo Casado descendió de un coche oficial, se abrochó la chaqueta, y entró en el lujoso hotel Fairmont Le Montreux Palace, un complejo de cinco estrellas con vistas privilegiadas al Lago Leman, en Suiza, donde durante 4 días se iba a celebrar la 67ª edición del Club Bilderberg. De un vehículo que iba delante, se bajó Inés Arrimadas.

Y es que hay nombres que lo dicen todo: Arrimadas se arrimó a los luciferinos bilderbergianos, y Casado se casó con ellos, aunque el “sí, quiero” se lo había dado al selecto Club mucho antes, pues de no ser así no habría sido elegido para la cúspide del PP.

Desde este prisma, es de todo punto evidente que la crisis desatada en el PP con la felonía de Casado debe tener su origen en los palacetes de Monte Pelado, más que en los despachos de Génova, porque el arlequín de Casado está para obedecer a los que le pusieron allí.

Que se sepa, Isabel Díaz Ayuso todavía no ha pisado las moquetas bilderbergianas, y no lleva ningún pin de la Agenda 2030, cosa que sí lleva el ínclito Almeida, el alcalde de Madrid. Realmente, habría que coger una lámpara estilo Diógenes para buscar un político que no pertenezca a la logia globalista, pero puede ser que el trasfondo de esta purga contra Ayuso sea precisamente que la putocracia nomera quiera quitar de en medio a una persona que les supone un peligro. Porque, ¿hay algo más peligroso hoy en día que la enorme palabra LIBERTAD con la que arrolló en las elecciones a la Comunidad de Madrid?

Porque esta maniobra mafiosa de Casado es una purga de manual, una conspiración para acabar con un rival que le disputa la primacía en el PP… aunque mejor sería decir que le ha ganado esa primacía, y es justo por eso por lo que se ha disparado contra ella un fuego que de amigo no tiene nada.

Las purgas, tan usadas en política, son maniobras de sátrapas, que quieren compensar sus envidias, sus celos, sus incompetencias, eliminando a sus rivales, ya que no tienen redaños para competir con ellos a cara descubierta… purgas que tienen como víctimas a camaradas de partido, a compañeros de cordada, a colegas de hemiciclo, a amiguetes de despacho.

Lo que sucede es que Casado tampoco sabe hacer purgas, porque a sus fontaneros les suenan las cañerías, de manera que todo acaba en las cloacas, en alcantarillas cenagosas, en pantanos siniestros donde donde los caimanes se enzarzan en tremendas peleas a dentelladas para disputarse una presa, o a una sabana africana donde hediondas hienas se disputan ferozmente los restos de una presa abandonada por un león.

Purgas que tienen como escenarios predilectos noches walpurgianas, donde mamporreros, gorilas, tramposos, bienpagaos y sicarios sacan sus navajas cachicuernas para purgar a los enemigos del mandamás, en noches toledanas donde ruedan cabezas y vuelan chupasangres. Pero mira por dónde el inepto de Casado acaba de inventar la “noche palentina”.

Se habla de noches de cuchillos largos, de cristales rotos, pero las noches nocheras las inventaron en la Revolución Francesa, con el “Gran Terror” desatado por Robespierre, y luego fueron llevadas a su apogeo con el satánico Stalin, que desencadenó desde su mente enloquecida la Gran Purga ―“Bolshaya chistka”―, aunque más comúnmente conocida en la Rusia Actual como Gran Terror ―Bolshói terror―.

Y, ¿qué me dicen de la noche nochera en la que el Terror Rojo quiso purgar en España en 1936 a los tres líderes de la oposición al Frente Popular? Solo cayó Calvo-Sotelo, pero de haber cumplido el plan, la noche habría sido staliniana a tope.

Está claro que Casado no llega a tanto, pero esta “noche palentina” se puede metaforizar como “la noche de los votos largos”, aunque mejor le valdría la expresión “noche de los votos rotos”, por lo que ya saben.

Es evidente que Ayuso ha ganado el envite, que Casado se ha autopurgado, pero mucho cuidado, porque en el horizonte aparece un personaje absolutamente siniestro, mucho peor que el palentino: Feijóo, el “vakuneitor” loco, el personaje de la política española que ha querido imponer la bakuna obligatoria, un sátrapa de tomo y lomo, covidiano y nomero hasta las trancas, que ha desencadenó en Galicia un terror plandémico como en ninguna otra Comunidad Autónoma.

Frente a esta amenaza, solo nos quedará enarbolar la pancarta con la que Ayuso derrotó a sus rivales: LIBERTAD.

Así pues, Ayuso, no te limites a bailar el chotis ni a saborear barquillos: avante toda, que la fortuna ayuda a los audaces.

 

 

 

 

 

 


…AYUDA A AyL A PODER SEGUIR
Únete ahora a ayl.tv y ayúdanos a seguir y crecer:
Canal de Telegram: t.me/adoracionyliberacion
 DIRECCIÓN POSTAL: «Adoración y Liberación». Apartado de Correos nº 5 – 46113 ESPAÑA
  E-MAIL CONTACTO: info@ayl.tv
 E-MAIL PEDIDOS DE ORACION Y SECRETARÍA: miguelgomez@ayl.tv
——————
MODOS DE COLABORAR CON EL SOSTENIMIENTO DEL PROYECTO
Todo el contenido de la plataforma independiente y propia AYL.TV es gratuito para todos. Sin embargo para poder ser una alternativa real necesitamos medios. Puedes apoyar a AYL.TV con una suscripción de pago en la propia plataforma, aquí:
Si lo prefieres también puedes hacer una donación, puntual o periódica, en Cuenta bancaria Openbank (Banco de Santander) : ES2500730100570163476193
Y también puedes desde cualquier rincón del mundo hacer tu aportación puntual o periódica por Paypal en paypal.me/adoracionyliberacion
Si deseas colaborar de otras formas, o tienes dudas, escribe a: info@ayl.tv
Dios te bendiga. ¡Gracias por unirte a nosotros!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: