Ustedes no quieren que yo comulgue de rodillas…

Vicente Montesinos

 

Comulgo de rodillas y en la boca. Siempre. No es ningún mérito. No es nada especial. No es nada de lo que presumir. Es que mis cortas entendederas no lo conciben de otra forma.

En medio de este cenagal litúrgico que nos atribula, aún existen algunas pocas misas “Novus Ordo” medianamente salvables, en las que se intenta cuidar por sacerdotes de cierta piedad los aspectos litúrgicos, el decoro y la belleza. En la mayoría de estas pocas misas se ponen reclinatorios para comulgar. No tiene más misterio. El que quiere los usa, y el que no, no. Pero ofrecen, por supuesto, a los fieles, la posibilidad de hacer lo que, todos, salvo problemas de salud, debiéramos, que es RECIBIR AL REY DE REYES de rodillas. Y por supuesto sin manosearlo.

 

 

 

 

Cuando voy a estos templos lo celebro y doy gracias a Dios. Y cuando no, pues rodilla al suelo, y con golpe militar, para que no quede duda de cuál era la intención. Si de paso que recibes al SEÑOR DE LA HISTORIA con la mínima reverencia debida, remueves alguna conciencia seglar, bendito sea Dios.

En cuanto a las conciencias de los sacerdotes que no nos facilitan los reclinatorios, y que en muchos casos me miran de forma extraña, cuando no desgradable, por arrodillarme al recibir la SAGRADA HOSTIA, ya no tengo nada que remover. Eso se lo dejo a Dios. Bastante tiene con ellos.

Porque lo mínimo que debieran entender estos indigentes espirituales es que todas las parroquias debieran colocar reclinatorios para comulgar. ¿Porqué? Por todo lo que ya he expuesto, y porque de esta forma los fieles que deseen comulgar de rodillas serían respetados en su DERECHO.

Para lo sacerdotes que inmersos en las pastoralitis, cáritas, tómbolas, carreras populares, carteles, cenas de matrimonios progres, centros juniors de estos que van a una misa al inicio de curso y a otra al final, etc, etc…; no tienen tiempo de estudiar lo que deben, les ahorro el trámite:

El punto 90 de la Instrucción «Redemptionis Sacramentum» (Congregación para el Culto Divino y recepción de los Sacramentos) dice así:

«Los fieles comulgan de rodillas o de pie, según lo establezca la Conferencia de Obispos», con la confirmación de la Sede Apostólica. «Cuando comulgan de pie, se recomienda hacer, antes de recibir el Sacramento, la debida reverencia, que deben establecer las mismas normas». Y esta norma, bastante laxa y pobre, por cierto, es la que rige. No voy a entrar ahora en aquello de “la Conferencia de Obispos”, que acabaremos hablando de la sinodalidad. Pero en definitiva, les asiste a los fieles este derecho (y para mí, deber)

Ahora vayan y pregunten a los “católicos guays” porque no hay reclinatorios en las Iglesias para comulgar. Los más sinceros les dirán: “Uy, eso es antiguo, eso era antes…”. Y los más listillos: “Eso lo quitó el Vaticano II”. Ya estamos. Con el concilio de marras hemos topado, Sancho.

Pues bien, teólogos de wikipedia: su idolatrado Vaticano II no contiene ninguna disposición al respecto. Ni siquiera la más ligera insinuación.

Les invito también a buscar, aunque sea en “Google” (tampoco les voy a exigir más) algún documento magisterial posterior que hablara de retirar los reclinatorios.

Ya les adelanto yo la respuesta. NO LO HAY.

¿Entonces? ¿Porque solo los celebrantes de la “Misa Extraordinaria” (o sea, la de toda la vida, la de verdad, que manda narices que se llame extraordinaria) mantienen esa necesarísima costumbre? ¿Porque en el Novus Ordo sólo unos pocos sacerdotes de sana doctrina se atreven a poner reclinatorios, y sin embargo la gran mayoría no lo hacen, pero no vacilan en llenar la Iglesia y el presbiterio de espeluznantes adornos, cachivaches, murales,  carteles, pantallas y demás estolideces fuera de lugar?

Si nos arrodillamos en la consagración,  ¿no es hasta lógico arrodillarse al recibir a Dios?

Si nos arrodillamos al contemplarlo y adorarlo… ¿Cómo no al recibirlo en nuestro ser?

A todo ello sumo la consideración de que en todos los lugares donde los sacerdotes han dispuesto reclinatorios, la gran mayoría de fieles se arrodilla voluntariamente. ¡Y todo los jóvenes! ¡Casi sin excepción!

Amén de que ningún fiel se les queja. A lo sumo, compañeros sacerdotes, de estos que, por no verse retratados, quieren unir a todos en su mediocridad.

Y digo yo… ¿Por qué no quieren mis reverendos señores que comulguemos de rodillas? ¿Qué tienen miedo, que les tachen de “carcas”? ¿O es que no creen en la presencia real de Cristo en la Eucaristía? Lo segundo, gravísimo. Lo primero, patético.

Pues nada. Sigan a la suya. Yo por mi parte seguiré arrodillándome ante el REY DE LOS TIEMPOS mientras mi cuerpo aguante. Y animaré a todos mis lectores, hermanos y amigos a hacerlo. Aunque gusten de dejarnos en evidencia y en una especie de “originalidad” estrafalaria al no facilitar un más discreto derecho a recibir al Señor de rodillas.

Eso siempre que no tenga más remedio que acudir a sus misas. Que, por cierto, con cosas así, se entiende porque van quedando desiertas.

 

 

 

—————————————————————

¡MÁS QUE NUNCA NECESITAMOS TU AYUDA!

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

 

Si prefieres, además de pinchando en el anterior botón para Pay Pal o tarjeta de crédito; puedes hacer tu donativo, puntual o periódico, por trasferencia a la cuenta número ES2500730100570163476193, indicando en el concepto “Donativo Adoración y Liberación”.

 

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

Anuncios


Categorías:ADORACIÓN Y EUCARISTÍA, BLOG, Editorial

Etiquetas:,

10 respuestas

  1. Nada que objetar, pero comprende, Vicente, que quien no tiene mucha Fe, no comulgue ni haga comulgar de rodillas.

    Le gusta a 1 persona

  2. La misericorditis lo tiene prohibido porque sólo cree en los nuevos dogmas laicistas del calentamiento global, el migracionismo y los pobres, que es el papel que el NOM o pensamiento único le ha asignado a la Misericorditis del Nuevo Paradigma si es que quiere tener voz en capítulo.

    Le gusta a 1 persona

  3. En la mayoría de estas pocas misas se ponen reclinatorios para comulgar. No tiene más misterio. El que quiere los usa, y el que no, no. Pero ofrecen, por supuesto, a los fieles, la posibilidad de hacer lo que, todos, salvo problemas de salud, debiéramos, que es RECIBIR AL REY DE REYES de rodillas. Y por supuesto sin manosearlo.

    En mi parroquia San Andrés de Zizur Mayor, a cuyo párroco, Don Jose Luis Morrás Etayo, tanto he criticado, tenemos reclinatorios. Hoy toca felicitar y agradecer de verdad, de corazón.

    Le gusta a 1 persona

  4. Los reclinatorios siempre van con sacerdotes que aman a Dios y cuidan que sus ovejitas reciban bien los sacramentos.
    Cuando los sacan, comúnmente terminan poniendo el Sagrario en un rincón .

    Le gusta a 1 persona

  5. ‘Los que rezan hacen más por el mundo que los que luchan “Si el mundo va de mal en peor, es porque hay más batallas que oraciones”.

    Tendrá que ser como en Lepanto. Esta vez la batalla es más terrible.
    Las oraciones tendrán que ser mas fervientes y si modificaciones , sobre todo las más importantes , la Santa Misa celebrada de la manera más piadosa posible, la consagración con las palabras correctas , sin apuros y con toda la adoración y respeto (que se trata de Dios), me parece muy buen consejo ese de rezar la oración a san Miguel Arcángel y Bajo tu Amparo.

    Ofrecer, persecuciones , enfermedades , dolores por la conversión de los pecadores sean quienes sean.
    Defender la Verdad, cueste lo que cueste , donde sea y delante de quien sea.
    Ir a la batalla, pero en manos de Dios, que da la victoria a los humildes.
    Hay tantos buenos los ejemplos de san Pablo ,san Atanasio , san Ernesto, san Tomás Moro ,etc

    Le gusta a 1 persona

  6. La Sagrada Comunión de rodillas es comprender que Jesús es verdadero Dios, es nuestro Salvador, ¿Como no respetar a nuestro amado Salvador y Redentor que nos libró de la esclavitud del demonio y del mundo? Nos ayuda a ver las cosas con más claridad. Comulgar devotamente de rodillas, nuestra fe sigue creciendo, nos transformamos en la medida de Cristo Jesus,

    Vaciar completamente nuestro corazón de todo lo que no sea del agrado de Dios, porque así comprendemos que no se puede comulgar de cualquier manera.

    Recibirla de pie y en la mano, no es una costumbre de santidad, sino de tibieza, que se estanca en la corrupción del mundo. Recordando que las personas que quieren obligar a que los comulgantes reciba a Jesus de pie y en la mano, estos sacerdotes no viven conforme a Cristo Jesús, desprecia, insulta al comulgante devoto, no pueden soportarles. Hasta con gritos y amenazas le exigen que no deben arrodillarse, pues hay casos asi, y ofende muchísimo a Dios, es un rechazo a la vocación sacerdotal. Porque los lobos no son llamados a la vida sacerdotal, porque no tienen la menor idea de lo que es la piedad y el amor a Cristo. Son maltratadores en lugar de sacerdotes, son destructores de la fe, en lugar de pastorear el rebaño de Cristo hacia los mejores prados, que es donde el Señor está.

    Yo siempre encuentro un amplio reclinatorio, que es el suelo, frío y duro, Ha habido comulgantes que al no haber comulgatorio o reclinatorio, se arrodillan al suelo, son pocos los ancianos, poquísimos los jóvenes, y otras personas que desearían arrodillarse para recibir a Jesús, permanecen de pie. Pero un poco de sacrificio no es malo, penitencia es mejor que comodidad, para sanar nuestro espíritu.

    Siempre a mayor gloria y alabanza de Dios que merece nuestro amor, que debe ser limpio, humilde.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: