FIRMA INVITADA: Desconfío de los marxistas chinos… y de los ingenuos…

Comentario sobre algún ignorante (¡Señor, cuántos hay!) que argumenta que también durante la monarquía cristiana los reyes intervenían en la elección de los obispos: supongo que sus neuronas no le dan para distinguir entre aquellos gobernantes católicos y fervorosos marxistas.

 

 

Rafael Ortín

 

 

 

 

Ya conocida la noticia del acuerdo provisorio entre la Santa Sede y el gobierno chino (podrían haberse ahorrado la palabra “legítimo”) me surgen, como a muchos, recuerdos y desconfianzas.

Por mi experiencia en contacto con marxistas, el “diálogo” que pretenden es sobre la transformación terrena de la sociedad, al socialismo, sin alusión alguna a lo sobrenatural.

Muchos católicos, incluyendo sacerdotes y obispos, cayeron en la trampa del “cambio de estructuras” que proponían, hacia una sociedad más justa, la comunista, que requería una vigorosa dictadura del proletariado purificadora de los pecados capitalistas.

Por eso no me extraña que Mons. Sánchez Sorondo considere a China como realizadora de la doctrina social de la Iglesia, y otros monseñores estén por conceder al gobierno chino virtudes y prerrogativas que habían sido anteriormente condenadas.

Se trata de lo mismo que exigía el GALICANISMO, de origen absolutista (todos los poderes supeditados al rey para asegurar el bienestar de sus súbditos) que ponía al clero católico en sumisión al Estado. La concepción galicana se resumió en la Declaratio cleri gallicani de 1682, cuyo redactor se cree fue Bossuet, resumiéndose en 4 puntos:

1) En las cosas temporales, los reyes son independientes de la Santa Sede.
2) Conciliarismo: el Concilio está por encima del Papa.
3) El Papa debe respetar las reglas, costumbres y leyes del reino de Francia.
4) Aunque el Papa tiene la parte principal en las cuestiones de fe, y sus decretos se aplican a todas las iglesias y a cada iglesia en particular, sin embargo su juicio no es irreformable, pues al menos está pendiente del consentimiento de la iglesia.

Cambien “reyes” por gobiernos, agreguen a Concilio los sínodos de obispos, “Francia” por China y apliquen el punto cuarto a la actual praxis vaticana, incluyendo su desprecio a la tradición, y lo tendrán más claro.

Ahora podemos explicar la coherencia del acuerdo, esquizofrénica, pero coherencia: si el sistema comunista chino es ejemplo de doctrina social de la iglesia (china, claro), es quien mejor puede decidir quiénes pueden ser obispos, y que esos obispos, sacerdotes y fieles deben fidelidad al partido que ha logrado el “Reino” prometido.

El problema que plantean algunos es la tozudez que han tenido anteriores Papas (unánimemente, por cierto) que no se han dado cuenta que Karl Marx era el verdadero intérprete del evangelio, incluido San Juan Pablo II que no se dio cuenta de que vivía en una sociedad perfecta.

La otra esquizofrenia es felicitar y llorar por los mártires católicos de los países bálticos, al mismo tiempo que se desautoriza a los católicos chinos de la clandestinidad que no se daban cuenta de las bondades de la iglesia patriótica china bajo obediencia al estado.

¿Tendrán más libertad o estarán mejor controlados por el estado omnipotente? No lo sé, pero conociendo que para los marxistas la mentira, el engaño y el incumplimiento de promesas son partes habituales de sus estrategias…¡DESCONFÍO!

Comentario sobre algún ignorante (¡Señor, cuántos hay!) que argumenta que también durante la monarquía cristiana los reyes intervenían en la elección de los obispos: supongo que sus neuronas no le dan para distinguir entre aquellos gobernantes católicos y fervorosos marxistas.

Pero esto y muchas cosas más, podemos entender si analizamos el núcleo del nuevo cristianismo del “gurú” de los jesuitas modernos, el P. Pierre Theilard de Chardin SJ (1881 – 1955).

Evolucionista a ultranza, creía firmemente en un proceso convergente de toda la humanidad hacia un punto “omega”, una colectividad armonizada de conciencias, que equivale a una especie de superconciencia, en el que todos nos reuniríamos con el Jesús cósmico (sin necesidad de segunda venida) hagamos lo que hagamos. Así que, tratemos de ser buenos cada cual a su manera, y cada cual a lo suyo.

Lo dice más claramente Karl Rahner SJ (1904 -1984), con su teoría del cristianismo “anónimo o implícito”: al encarnarse el Verbo, TODA la humanidad ha sido cristificada y consagrada. Por tanto, la Iglesia es la humanidad consagrada por la Encarnación y ya no hace falta la Fe.
Según Rahner, la salvación del hombre que se verifica en la unión con Cristo no deriva de un acto libre del hombre, sino que se produce automáticamente por el hecho de ser hombre: todo hombre es radicalmente cristiano. Edward Schillebeckx OP (1914 – 2009), dijo lo mismo.

 

Conclusión: si Dios es tan, tan, tan misericordioso, más que Padre, un “abuelito bonachón” (frase irónica del recientemente fallecido Cardenal Carlo Cafarra), no nos preocupemos mucho, porque nos vamos a salvar y los malos se desvanecerán. ¿Para qué ser “proselitista”?

Mientras tanto, dediquémonos a salvar al planeta.

Pero, aunque no hubiera grabadoras en tiempos de Jesús que pudieran resolver las dudas de Fe del actual Prepósito General de la Compañía de Jesús, me fío más del testimonio de los evangelistas que parecen contestarle: “Pero, cuando el Hijo del hombre venga, ¿encontrará la fe sobre la tierra? (Lc 18,8)

¡Ah! Me olvidaba! El galicanismo recibió condenas de Alejandro VII en 1690 y obispos franceses hasta el Concilio Vaticano I.

En este último las ideas galicanas fueron condenadas de forma definitiva, en la Constitución dogmática Pastor Aeternus.

¡Ven Señor Jesús!

 

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.
.

 

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

Si prefieres, además de pinchando en el anterior botón para Pay Pal o tarjeta de crédito; puedes hacer tu donativo, puntual o periódico, por trasferencia a la cuenta número ES2500730100570163476193, indicando en el concepto “Donativo Adoración y Liberación”.



Categorías:BLOG ADORACIÓN Y LIBERACIÓN, Firma invitada

Etiquetas:

9 respuestas

  1. Si lo propio de la misericorditis es perseguir a los católicos, por esa rigidez tan anacrónica con los tiempos, no ha tenido ningún empacho en pactar con quienes tienen el mismo objetivo: la dictadura comunista atea china, mediante un acuerdo secreto, que chirría con tanta proclama de transparencia. Ahora los católicos chinos que no se incorporen a la asociación patriótica, van a ser perseguidos doblemente: por la dictadura y por la misericorditis, pues serán anatematizados como individualistas, enemigos del diálogo, no dados al consenso y la comunión.

  2. Mis más cordiales felicitaciones a Rafael Ortín por tan magnífico artículo.

  3. EL CARDENAL ZEN SABE DE LO QUE HABLA. HA PADECIDO EN SUS CARNES LA PERSECUCIÓN, QUE AHORA SE VA A INCREMENTAR.
    «Come fare», allora? Bisogna «accettare di tornare […] alla condizione catacombale. Condizione catacombale non è condizione ordinaria. Ma quando l’ordinario è illegittimo e il legittimo non è permesso, non c’è altra scelta che tenere fermo al legittimo in una condizione non ordinaria». Questa libertà interiore, che lo Spirito Santo concede al vero credente, è un dono inestimabile: essa, anche nel vivo della prova, ci comunica già la serenità inalterabile e la gioia trionfale di chi sta dalla parte del Vincitore e non può esserne strappato da nessuno al mondo, se non è lui stesso a cedere. Qualunque regime, politico o religioso, è destinato a passare, mentre chi avrà perseverato sino alla fine nella retta fede e nella fedeltà ai divini voleri, costi quel che costi, parteciperà al trionfo di una vittoria già compiuta. I persecutori e i loro complici in tonaca sono già sconfitti e si condannano da sé all’esecrazione – oltre a correre il rischio di finire, se non si convertono, all’Inferno.
    http://chiesaepostconcilio.blogspot.com/2018/09/don-elia-morire-per-mano-del-padre.html

  4. CHINA-VATICANO: UNA CARTA QUE SABE DE FIDEÍSMO

    En la Carta a los católicos chinos, tras el acuerdo con el régimen de Pekín, el Papa insta a los católicos chinos a orar, a abrirse, a acoger, a reconciliarse, pero sin que se conozca el objeto. Uno solo debe confiar en el Papa. Les pide que se muevan en la oscuridad, lo cual se está convirtiendo en una constante de este pontificado.

    http://www.lanuovabq.it/it/cina-vaticano-una-lettera-che-sa-di-fideismo

    • Es de esperar que el contenido del acuerdo se haga conocidoy que los católicos chinos fieles a Roma saben, como dicen en la jerga, «qué muerte morirán». Pero, ¿cómo se comportan los católicos de la Iglesia clandestina leal a Roma? Para abrirse, salir y reconciliarse tendrá que reconocer a los obispos de la iglesia patriótica como auténticos obispos, incluso si saben que son espías. ¿Incluso si saben que tienen mujeres y niños? ¿Incluso si saben que estoy allí por pura carrera política? Es sorprendente que el Papa les pregunte algo sin realmente informarles de la situación en la que vivirán. Pídales que se muevan en la oscuridad. ¿Se está moviendo en la fe oscura o el fideísmo?

  5. Y vamos con los chinos. Con los CATÓLICOS CHINOS DE TODA LA VIDA, ¡no con la morrala “patriotica” de adhesión única y por encima de todo al lider de turno que les da de comer!.

    Los católicos chinos han sembrado su historia de mártires, antes y después del régimen comunista. Y como “la sangre de los mártires es semilla de nuevos católicos», pues ahí están los católicos, en la clandestinidad, sufriendo lo indecible -lo que no se puede comprender desde aquí si no se conoce esa realidad de primera mano-: ¡los del régimen institucional no han podido con ellos! Y no será porque no lo han intentado, y de todas las formas posibles.

    Ahora, se les va a “probar” con una nueva vuelta de turca: una “prueba” que era impensable hace solo seis años atrás: desde Roma se les pide, que se fíen de un “compromiso” o “pacto” bilateral, entre la altísima y sutil diplomacia vaticana -más vaticaca y más sutil cuanto más márxismo hay por medio- de la Iglesia Católica y el gobierno marxista chino, pero “SECRETO»: NO HA SIDO PUBLICADO; y no parece que lo vaya a ser en los próximos tiempos, sino ad calengas grecas. O “largo me lo fiáis».

    ¿Motivos? El gobierno marxista chino estaba ya hasta el gorro de aparecer ante el mundo como el “malo” de la película; cuando ya se sabe que en China por no haber no hay ni pena de muerte: allí se mata sin pena; y sin gloria, claro. Y luego, para recuperar algo de la inversión, el reo tiene que pagar la bala con la que le matan; y, además, venden los órganos a entidades que son especialmente escrupulosas con la procedencia de lo que compran: por eso solo compran en el “mercado oficial chino», que les da todas las garantías de que no va a haber reclamación alguna por su parte.

    ¿Más motivos? En Roma, da toda la impresión de que, últimamente, estaban hasta el gorro de estos católicos, con su Jerarquía al frente, que preferían ser MÁRTIRES antes que hablar, dialogar, buscar compromisos, pactar, cohonestar, ceder, perder sus señas de identidad, diluirse, dejar de ser católicos de verdad para serlo solo de boquilla… ¡y romper, de una vez por todas, esa “tradición” de “hostil reciprocidad” que les ha caracterizado frente al poder gubernativo chino!

    Y entonces, ¿que ellos no quieren pactar? ¡Pues ya lo hacemos nosotros desde aquí! ¿No somos su Jerarquía Seprema? ¡Pues a callar, y que obedezcan! Se les acusa, además y para más escarnio, de “hostilidad” declarada frente al poder establecido, ¡y ya está más que justificada la componenda y la rendición total!

    Amén. Pero así están las cosas. Y en la mejor tradición con la “letra” y el “espíritu” del CV II.

    Por poner una cita de autoridad: “La Iglesia atraviesa, hoy, un momento de inquietud. […]. Es como una revolución interna, aguda y compleja, que nadie se esperaba después del Concilio. […] La Iglesia está herida por los que forman parte de Ella”. Lo escribe Pablo VI, en ¡1968!
    http://www.infocatolica.com/blog/nonmeavoluntas.php

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: