Vicente Montesinos

 

 

 

Hace escaso días desde Adoración y Liberación lanzábamos la exclusiva sobre la espeluznante actuación de Monseñor Raúl Martín, Obispo de Santa Rosa La Pampa (Argentina) enfrentado a los monaguillos que ayudaban en la Eucaristía en la Parroquia de Nuestra Señora Milagrosa de La Pampa, porque habían recibido de rodillas a Nuestro Señor en la Sagrada Comunión.

El testimonio al que pudimos acceder pone los pelos de punta, y nos hace que no podamos creer que este señor, por llamarlo de alguna forma, siga en su puesto.

Les dejamos enlace al artículo, y al vídeo mismo, por si quieren refrescarlo o no han tenido oportunidad de atribularse aún con su lectura y visionado.

 

Enlace a la primera entrada relativa al asunto de Monseñor Raúl Martín

 

Hoy seguimos completando la exclusiva, y les traemos este segundo vídeo, al que ha podido acceder Adoración y Liberación, por fuentes directas de las que protegemos su privacidad, dado el temor a las represalias que padecen.

Después de que en el altar Monseñor Raúl Martín riñera a los monaguillos por comulgar de rodillas, observamos a Monseñor Martín discutiendo con la comunidad parroquial por este hecho, al finalizar la celebración eucarística.

En el primero de los vídeos, ante una atónita comunidad parroquial, y junto a unos asustados monaguillos, el mitrado desde el centro del altar afirmaba, entre otras cosas frases textuales, como:

– “Los monaguillos se pusieron de rodillas en el momento de la comunión. Y en la ciudad les he pedido a todos los sacerdotes que en todas las celebraciones quienes ayudan en la misa no comulguen de rodillas ”

– “Y si les pido a los monaguillos que no comulguen de rodillas es una disposición del obispo, y por lo tanto, obliga. El obispo es el liturgo de la diócesis ”

– “Esto es una cuestión ideológica que divide a nuestra comunidad, a la comunidad grande de la diócesis, por esa cuestión es por lo que el obispo, ha decidido esto”

– “Yo les avisé a los monaguillos antes, y les di otra oportunidad, pero han hecho resistencia, una cuestión de resistencia que rompe la comunidad. Si hay algo que es terrible es la ideología, y esta es una cuestión de ideología, que lo que busca es confrontar ”

 

PERO ES QUE EN ESTE SEGUNDO VIDEO vemos como al finalizar la celebración, como les decíamos, una parte de la comunidad parroquial intenta hablar con el obispo sobre este gesto tan feo de abroncar a los monaguillos simplemente por arrodillarse ante nuestro Señor, y en esa confrontación dialéctica, pueden ver cómo Monseñor les dice a los fieles, entre otras lindezas:

– “lo que ustedes están haciendo es poner palos en la rueda, porque Juan XXIII abre las puertas y las ventanas de la iglesia, para hacernos capaces de ser una religión diferente”

 

– “esto que ustedes están haciendo está más asociado a un pre concilio que al concilio Vaticano segundo; y yo únicamente les digo, hagamos hoy lo que la iglesia hoy está enseñando”

 

– “Los niños ya sabían, porque yo se lo había dicho antes, que si me ayudaban, no se arrodillen, porque es una cuestión grave”

 

 

 

 

A partir de ahí, de estos y otros comentarios, como habrán visto, el vídeo es prácticamente inaudible, porque se produce una tangana espectacular entre el obispo, algún defensor del obispo, y fieles de la comunidad parroquial que no entienden porque no pueden comulgar de rodillas.

Entre tanto, únicamente se escucha a Monseñor Martín aludir al concilio Vaticano segundo, al Papa Francisco, y algunas palabras sueltas más, además de argüir lo grave de comulgar de rodillas.

Ha de irse. Monseñor Raúl Martín. ¡Ha de irse! Usted está hablando de Jesucristo Nuestro Señor, Rey del Universo y la Historia, y montando un berenjenal porque los niños, a los que su sectarismo no alcanza, se arrodillan ante Él. Ha de irse. Y si puede, junto a su jefe y amigo, que lo ampara y justifica, mejor que mejor. 

 

Anuncios