Vicente Montesinos

El mitrado, hombre de confianza de Bergoglio

En dos vídeos que ha podido conseguir Adoración y Liberación, y que tenemos a disposición de quien los requiera (colgamos acceso a uno de ellos en YouTube, ya que el otro es de una conversación que afecta privadamente a más fieles) podemos observar al Obispo de Santa Rosa La Pampa (Argentina), Monseñor Raúl Martín, como, al finalizar la Comunión en la Santa Misa, y antes de finalizar la misma, toma el micrófono y durante varios largos minutos reta a los monaguillos por haber comulgado de rodillas, y los reconviene públicamente dejando claro a la comunidad parroquial que ello no puede realizarse, porque él, como obispo, y “liturgo” de la diócesis, lo tiene prohibido.

Sí, un Obispo que prohibe recibir a Nuestro Señor Jesucristo de rodillas, y además con una saña y un evidente enfado incomprensibles.

Permitiéndose además afirmar, con toda la caradura, que lo ha prohibido, porque es una cuestión ideológica que divide a la comunidad.

Esta es la vergüenza de iglesia que nos ha tocado vivir. Un obispo que prohíbe arrodillarse ante nuestro Señor, porque considera que esa cuestión es ideológica, y puede dividir a la comunidad.

Si no fuera porque es absurdo seguir pidiendo cosas que no vamos a conseguir, pediría inmediatamente el cese de este señor, así como de todos los señores que permiten que suceda esto, así como del máximo señor que permite y alienta que esto pase. Pero con eso nos vamos a quedar.

Pero el Señor de verdad no se va a quedar impasible. Porque de Dios nadie se burla.

Esto tan triste es lo que sigue pasando en la Iglesia Argentina. Los hechos han sucedido en la Parroquia de Nuestra Señora Milagrosa de La Pampa.

En un segundo vídeo, además, al que hemos podido acceder por fuentes directas, observamos a Monseñor Martín discutiendo con la comunidad parroquial por este hecho, al finalizar la celebración eucarística.

En el primero de los vídeos, ante una atónita comunidad parroquial, y junto a unos asustados monaguillos, el mitrado desde el centro del altar afirma, entre otras cosas, que por economía literaria y salud mental de ustedes les omito, frases textuales, como:

– “Los monaguillos se pusieron de rodillas en el momento de la comunión. Y en la ciudad les he pedido a todos los sacerdotes que en todas las celebraciones quienes ayudan en la misa no comulguen de rodillas ”

– “Y si les pido a los monaguillos que no comulguen de rodillas es una disposición del obispo, y por lo tanto, obliga. El obispo es el liturgo de la diócesis ”

– “Esto es una cuestión ideológica que divide a nuestra comunidad, a la comunidad grande de la diócesis, por esa cuestión es por lo que el obispo, ha decidido esto”

– “Yo les avisé a los monaguillos antes, y les di otra oportunidad, pero han hecho resistencia, una cuestión de resistencia que rompe la comunidad. Si hay algo que esté Rible es la ideología, y esta es una cuestión de ideología, que lo que busca es confrontar ”

Es, queridos hermanos, absolutamente aterrador ver el video en el que este obispo dice en una celebración eucarística estas palabras.

Pero aún hay más. Porque al finalizar la celebración, como les decíamos, una parte de la comunidad parroquial intenta hablar con el obispo sobre este gesto tan feo de abroncar a los monaguillos simplemente por arrodillarse ante nuestro Señor, y en esa confrontación dialéctica, en un segundo vídeo que tenemos en nuestro poder, se puede ver cómo Monseñor les dice a los fieles, entre otras lindezas:

– “lo que ustedes están haciendo es poner palos en la rueda, porque Juan XXIII abre las puertas y las ventanas de la iglesia, para hacernos capaces de ser una religión diferente”

– “esto que ustedes están haciendo está más asociado a un pre concilio que al concilio Vaticano segundo; y yo únicamente les digo, hagamos hoy lo que la iglesia hoy está enseñando”

– “Los niños ya sabían, porque yo se lo había dicho antes, que si me ayudaban, no se arrodillen, porque es una cuestión grave”

A partir de ahí, de estos y otros comentarios, el vídeo es prácticamente inaudible, porque se produce una Tangana espectacular entre el obispo, seguidores del obispo, y fieles de la comunidad parroquial que no entienden porque no pueden comulgar de rodillas.

Entre tanto, únicamente se escucha a Monseñor Martín aludir al concilio Vaticano segundo, al Papa Francisco, y algunas palabras sueltas más, además de argüir lo grave de comulgar de rodillas.

Estamos llegando un punto en que ya pocas cosas se pueden decir. Yo no voy a hacer más comentarios. Aquí lo dejo.

Ven pronto Señor.

Dios les bendiga

 

 

 

Anuncios