Vicente Montesinos

 

Al
Tom Evans y su esposa Kate, los padres de Alfie, ante el Tribunal Superior de Londres

 

 

Los jueces de la Corte de Apelación en el Reino Unido  se han negado a dar más tiempo a a los padres de Alfie.

Un juez del Tribunal Superior dictaminó que los médicos pueden dejar de tratar a Alfie Evans, de 21 meses, en contra de los deseos de sus padres Kate James y Tom Evans.

El juez Hayden, que analizó el caso en las audiencias de la División de Familia del Tribunal Superior de Londres y Liverpool, dijo que aceptaba la evidencia médica que mostraba que el tratamiento posterior era inútil.

Los padres de Alfie, que tienen entre 20 y 30 años, han desafiado la decisión del juez Hayden y le han pedido al Tribunal de Apelación que considere el caso.

Tres jueces de apelación comenzaron a analizar todas las cuestiones en una audiencia en Londres, ayer, jueves.

El abogado Stephen Knafler QC, quien dirige el equipo legal de los padres de Alfie, dijo a la Sala que quería plantear “varios puntos de la ley”, y pidió a los jueces que aplazaran la audiencia de apelación aproximadamente por dos semanas para que los padres de Alfie pudieran discutir el fallo del juez Hayden con los abogados.

Pero los jueces de apelación se han negado a suspender el procedimiento; y han manifestado que la audiencia de apelación seguirá adelante, aclarando que emitirán un fallo tras discutir las cuestiones necesarias.

Especialistas en el Alder Hey Children’s Hospital en Liverpool le pidieron al juez Hayden que dictaminara que el tratamiento de soporte vital podría detenerse. Los médicos dijeron que seguir brindando tratamiento de soporte vital era “cruel, injusto e inhumano”.

Pero los padres de Alfie, que creen que el niño responde a los tratamientos, querían que el tratamiento continuara.

El juez Hayden dijo que aceptó pruebas médicas que demostraban que el tratamiento adicional era inútil.

Entre tanto, y habiendo utilizado el juez Hayden palabras del Papa Francisco para justificar su decisión, seguimos, un día más, esperando que alguien (el propio Pontífice, el Vaticano, la Academia Pontificia por la Vida, un Cardenal, un Obispo…) deslegitimen dicho razonamiento, se distancien de él, y muestren sin ambages el rechazo absoluto a esta sentencia de muerte; de conformidad con las Sagradas Escrituras y la doctrina de la Iglesia.

Tremendo.

Seguimos rezando, y esperando el milagro.

Y porque hasta el cielo no paramos, que Dios os bendiga.

 

—————————————————————

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

Anuncios