Vicente Montesinos

 

charles-chaput-arzobispo-de-filadelfia
Monseñor Charles Chaput

 

 

El 14 de septiembre de este año “Fides et Ratio” de San Juan Pablo II cumplirá 20 años. Con tal motivo el Arzobispo de Philadelphia; Charles Chaput, ha manifestado que la encíclica del santo papa fue profética, ya que “enfrenta la crisis de la verdad dentro de la misma Iglesia“. En una entrevista concedida a CNA el mitrado ha hablado largo y tendido sobre la relevancia de “Fides et Ratio” en el momento que atraviesa la Iglesia en la actualidad.

Chaput ha declarado que es una vital encíclica contra la “teología caprichosa“; y que una buena filosofía y una buena teología son mutuamente enriquecedoras, y sirven para combatir los actuales vaivenes. Por otro lado ha resaltado que dicha encíclica trae como principal conclusión que aprender a pensar con claridad, con la Iglesia, de una manera madura y bien informada, es vital. Es tan crucial como sentir profundamente nuestras convicciones religiosas. El sentimiento no es suficiente, y eso afecta directamente la forma en que entendemos el papel de la conciencia.

Monseñor Chaput ha manifestado que la fe cristiana es más que buena voluntad e intenciones amables. La conciencia es más que nuestras opiniones sinceras personales. Una conciencia sana necesita una fuerte formación en las verdades comunes de la comunidad católica. Sin ella, la conciencia puede convertirse rápidamente en una máquina de coartada. El mundo es un lugar complicado y requiere sólidas habilidades de razonamiento católico arraigadas en la enseñanza de la Iglesia.

El arzobispo de Philadelphia no se ha escondido de afirmar que las últimas generaciones han tenido una catequesis deficiente y una formación de conciencia muy inadecuada. Tenemos una gran cantidad de adultos con credenciales exitosos que se consideran a sí mismos como católicos pero cuya educación de fe terminó en sexto grado. La recuperación de la disciplina del buen razonamiento moral católico es urgente.

No tienen desperdicio además la siguientes respuestas dadas por Chaput a algunas cuestiones que se le han plateado en CNA:

 

Si alguien se encuentra en un entorno cultural o eclesial dominado por una filosofía y una teología pobres, ¿cómo debería responder él o ella?

Ignorar las tonterías, leer, mirar y escuchar buen material católico, y vivir su fe en conformidad con lo que la Iglesia siempre ha enseñado. Los conceptos básicos todavía se aplican al matrimonio, el sexo, la honestidad y todo lo demás. No hay “nuevos paradigmas” o revoluciones en el pensamiento católico. Usar ese tipo de lenguaje engañoso solo agrega confusión a una edad confusa.

 

Si nos encontramos en un entorno con buena filosofía y teología, ¿contra qué debemos protegernos?

Contra el orgullo y la complacencia. Todos nosotros estamos llamados a ser misioneros. Predicamos mejor a Jesucristo cuando somos testigos de nuestra fe en la caridad y justicia de nuestras acciones diarias.

 

¿Por qué cree que estos problemas de fe y razón son tan recurrentes en nuestro tiempo?

La ciencia y la tecnología parecen, pero solo parecen, hacer que lo sobrenatural y sacramental sea inverosímil. El lenguaje de la fe puede comenzar a parecer extraño e irrelevante. Es por eso que perdemos a tantos jóvenes antes incluso de considerar las creencias religiosas. Son catequizados todos los días por una corriente de distracciones materialistas que no refutan a Dios, sino que crean una indiferencia hacia él.

La Iglesia está luchando con muchas dudas sobre sí misma. Creo que muchos pastores y eruditos de la Iglesia simplemente han perdido la confianza en la racionalidad de la fe y la fiabilidad de la palabra de Dios, sin estar dispuestos a admitirlo. En cambio, se refugian en los sentimientos humanitarios y la acción social. Pero no necesitas a Dios para ninguna de esas cosas, al menos a corto plazo. A la larga, Dios es el único garante seguro de los derechos humanos y la dignidad. Entonces, debemos pensar nuestro cristianismo, profunda, fiel y rigurosamente, así como sentirlo.

Por eso Fides et Ratio es tan importante. Nos recuerda.

 

Excelencia, no he podido quedarme con ninguna de sus frases como titular. Las hubiera puesto casi todas. Permítame el juego fácil: Monseñor Chaput… chapó.

 

 

—————————————————————

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

Anuncios