Vicente Montesinos.

Munilla ayer con Francisco

Ayer difundía en las redes Monseñor Munilla una foto en la que se le podía ver de espaldas agasajando al Santo Padre, mientras éste le saludaba con afecto.

En el texto que acompañaba a las imágenes, Munilla decía: ¡¡Esta mañana he pedido a Francisco una bendición para todos vosotros!! La frase, como aquí mismo se muestra, se acompañaba de diversas y enfáticas admiraciones.

Doy mi enhorabuena a don José Ignacio por el encuentro con su santidad. Lo celebro. Es normal, y aún debiera serlo más, y para todos los casos; que los miembros del colegio episcopal se vean con frecuencia con el Papa y trabajen en permanente comunión.

Lo que no sé si es tan normal es que estas tan afectuosas imágenes no se puedan ver con el obispo Schneider, Peta o Viganó; o más aún, con príncipes de la iglesia como Burke o Brandmüller, entre otros.

Y lo que tampoco sé si es tan normal es que en esa lista de obispos y cardenales que, sin perder la unidad con el Papa, humildemente y de forma fraternal, le han solicitado que aclare las tremendas dudas, que ya ni siquiera son tales, sobre Amoris Laetitia; no encontremos a ni uno solo de los obispos españoles. ¡Ni uno!.

Monseñor Munilla; entre los poquísimos obispos españoles de los que estamos esperando ese paso que confirme en la fe a todos los católicos de España y nos ayude a asirnos de la mano de nuestros pastores en esta etapa de confusión; está usted.

O estaba. Y no porque haya ido a ver al Papa, faltaría más. Si no porque entre tanta sonrisa, abrazo y petición de bendición; no hubiera estado mal que le hubiera pedido también que ponga fin a la confusión y nos ayude a seguir firmes en la fe y unidos con Pedro, y a que no se pierdan más almas en el camino.

Bueno. Parece que habrá que seguir esperando.

Ánimo.

Y porque hasta el cielo no paramos, que Dios les bendiga.

—————————————————————

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com. Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

Anuncios