Vicente Montesinos

 

vidal_560x280
Francisco y Vidal; cómplices y encantados.

 

El último (o penúltimo) artículo del ex-sacerdote Jose Manuel Vidal, movería a risa, si no fuera porque juega con la fe de tantas personas. Esta vez es en “El Mundo”.

 

Este señor, que con la excusa de que fue cura, se ha pasado 20 años atizándole a la Iglesia católica, a la sana doctrina, a San Juan Pablo II y a Benedicto XVI, está que se deshace desde que Bergoglio es Papa. Yo creo que si no fuera porque debe de irle muy bien (intuyo) económicamente al frente del tinglado de Religión Digital, o como se llame; hasta pediría el “re-ingreso”. Quien sabe, igual un día lo vemos de Cardenal con Francisco.

Su constante panegírico a Francisco (que no a Nuestro Señor) se hace del todo insoportable, cuando además se basa en ideas reiteradas, recortadas y pegadas; siempre en la línea de la misericorditis, la persecución a los católicos tradicionales, y la alabanza a Francisco como si fuera una persona de la Santísima Trinidad.

 

El constante panegírico de Jose Manuel Vidal a  Francisco (que no a Nuestro Señor) se hace del todo insoportable, cuando además se basa en ideas reiteradas, recortadas y pegadas; siempre en la línea de la misericorditis, la persecución a los católicos tradicionales, y la alabanza a Francisco como si fuera una persona de la Santísima Trinidad.

 

Yo creo que de tanto decir lo mismo ya no sabe ni lo que escribe. De hecho este artículo que traigo a colación, viene firmado en fecha 27 de diciembre, y habla de que “próximamente”, el 17 de diciembre, el papa cumple 81 años (alabanzas, loas, juglares y festejos). Vamos, un despropósito.

Por volver al artículo en cuestión; de forma breve para que no afecte a la salud mental de mis queridos lectores, podemos destacar barbaridades como las siguientes:

 

 

  • Hace cuatro años y 9 meses que llegó al solio pontificio. Para darle a la Iglesia un baño de Evangelio. Para volver a las fuentes, para recuperar las raíces. Para regresar al estilo de la Iglesia primitiva, en la que distinguían a los cristianos por el ‘mirad cómo se aman’

 

  • Francisco está colocando primero, ante todo y sobre todo, el Evangelio y, después, la doctrina

 

  • En estos pocos años, el Papa ha transformado una institución hundida, humillada y denostada, en un referente mundial de misericordia y esperanza. 

 

  • Algunos dicen que los milagros no existen. Pero aquí y ahora, ante nuestros ojos, se está cumpliendo uno de los mayores: la primavera floreciente de la vieja Iglesia católica

 

  • La Iglesia de Juan Pablo y Benedicto era… Una institución encastillada en las “verdades innegociables”, desde las que anatematizaba a sus oponentes

 

  • La Iglesia necesitaba con urgencia un Papa libre y decidido. Incluso, desconcertante. Necesitaba un hombre tan apasionado por el Evangelio que echase por tierra siglos de papado…

 

  • Convertir a los católicos serios y tristes del cumplimiento (cumplo y miento) en seguidores alegres y entusiastas del Nazareno

 

  • La misericordia, motor del cambio. La opción preferencial por los pobres de la Teología de la Liberación…

 

  • Bergoglio es, sin duda alguna, el hombre más querido y más escuchado del mundo.

 

  • Papa-párroco del mundo, que se hace entender por sus fieles, sin necesidad de intermediarios. En un “magisterio continuo”, del que sus homilías diarias en la Casa Santa Marta son el corazón estratégico del pontificado

 

 

 

 

Bueno. Pues estas, entre otras muchas astracanadas, son algunas de las perlas del ex-cura Vidal. Uno de esos que salió rebotado y se convirtió en traga-curas, hasta que con Bergoglio y su populismo, le valía la pena “volver a la senda”.

Un tipo que estuvo durante muchos años coqueteando con el protestantismo y yendo siempre contra la Iglesia Católica; y al que ahora, como el protestantismo está dentro, todo le sale redondo. Otra cosa será el día del juicio…

Un personaje para el que cualquiera que no es anti-católico (hasta hace 5 años) o pro-Francisco (ahora) es cristiano carca-cavernícolo-tridentino-nacional-católico.

En fin.

No acostumbro a enlazar a otros medios. No me gusta. Pero en esta ocasión lo hago, por si alguno, más allá de las frases del artículo con las que les he martirizado, quiere mortificarse aún más, y ganarse un pedazo de cielo. Ahí va enlace al tostón completo:

 

La Primavera del Papa Francisco

 

Miren ustedes por donde, Jose Manuel Vidal, nos puede ayudar a alcanzar la vida eterna…

Anuncios