Vicente Montesinos

 

1111

 

Leía y rezaba hoy, meditabundo y perplejo:

“El criado que, conociendo la voluntad de su señor, no se prepara ni obra de acuerdo con su voluntad, recibirá muchos azotes; pero el que sin conocerla ha hecho algo digno de azotes, recibirá menos”. (Lc 12, 47-48)

Ah, pero… ¿esto existe? Entonces… ¿Por qué esta parte del Evangelio nunca se comenta en una homilía? ¿No será que va en contra del “mandamiento modernista” actual?

De repente; ¿Dios castiga? ¿Y que pasa; que ya no es misericordioso?

¿Pero no nos enseñan ahora que el pecado es subjetivo? ¿Y cómo es posible que el que no conoce a Dios ni su voluntad reciba “azotes”?

No se les ocurra esgrimir esta “perla del Evangelio”, porque en el mejor de los casos, pasarán de ustedes. Y en el más seguro de ellos; les llamarán rígidos, inquisidores, fanáticos, crueles, arcaicos, cavernícolas, dinosaurios…

Les preguntarán… ¿Cómo pueden tener una concepción tan estática de Cristo? ¿Acaso el mundo no ha evolucionado? ¿Porque perdieron el tren de la historia y la evolución?

¿Ignoran acaso que el Jesús del Evangelio debe ser adaptado al tiempo actual?

Y seguirá la bola progremodernista creciendo; y creciendo…

Pero al final, hermanos, el criado, recibirá azotes, sí o sí. 

JESÚS NO CAMBIA. Nos lo quieren cambiar.

Dios les bendiga.

Anuncios