Durante la presentación de la versión alemana de “La fuerza del silencio”, el cardenal, Prefecto de la Congregación para el culto divino y la disciplina de los Sacramentos, ha alertado de la secularización en la Iglesia. 

“No es un misterio –y lo digo con gran sufrimiento- que nuestro mundo moderno vive de hecho un alejamiento práctico de Dios”, ha afirmado Sarah. 

El Cardenal ha continuado manifestando que “aún más doloroso para mí es constatar cómo esta superficialidad, esta impiedad injuriosa hacia Dios y hacia la persona humana haya entrado también en la Iglesia”

De esta manera Sarah se ha referido a la secularizacion creciente que padecemos, afirmando: “A veces tengo la impresión de que esta secularización ha entrado también en la Iglesia y consiste exactamente en reducir la fe a nuestra medida humana. En vez de abrir al hombre a la iniciativa de Dios, que es inesperada, detonante, liberadora, se piensa que el hombre de hoy pueda creer mejor si le proponemos una fe que no se funda tanto sobre la revelación de Cristo y la tradición de la Iglesia, sino sobre las exigencias del hombre moderno, sobre sus posibilidades y mentalidad”. 

Anuncios