En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Éste es el mandamiento mío: que os améis los unos a los otros como yo os he amado”. 



Podríamos decir, mis muy queridos hermanos, que esta pequeña perla, es una de las perlas más perlas del Evangelio, si me permitís la redundancia.

“Que os améis los unos a los otros como yo os he amado “. Jesús nos propone el mandamiento nuevo, el amor. Un amor que brota de haber sido elegidos y amados primero.

Acoger este don de la elección de Dios es tomar el compromiso de vivir una vida de intimidad en el amor de Cristo, que nos ayudará a dar frutos de esperanza, caridad y fraternidad.

Que María nos ayude en esta gran y hermosa tarea.

                               Vicente Montesinos

Anuncios