inmaculada_081215

Y entrando, le dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo». Ella se conturbó por estas palabras, y discurría qué significaría aquel saludo. El ángel le dijo: «No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios; vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús. Él será grande y será llamado Hijo del Altísimo, y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reino no tendrá fin»

Señor Jesús, que imite en cuanto mis fuerzas me lo permitan a María; que tiene un proyecto, de proporciones humanas; y cuando Dios irrumpe en su vida para presentarle otro proyecto… de proporciones divinas; le da un sí incondicional; permitiendo con ello la salvación del mundo. También hoy, Señor, quieres entrar en nuestra vida y dar proporciones divinas a nuestro quehacer humano. Que me deje moldear. Así sea. 

Anuncios