Cada vez son más las diócesis, parroquias y grupos católicos que se han propuesto recuperar el 31 de octubre como la Víspera de Todos los Santos, en el sentido que desde tiempos inmemoriales esta bella celebración del 1 de noviembre, y la oración por nuestros fieles difuntos del día 2, tiene para la Iglesia Católica. 


Festividad de Todos los Santos




Y así nació “Holywins” (la santidad vence) frente al insensato, fuera de lugar y peligroso Halloween; tan de moda en las costumbres paganas de hoy. 

Es una buena forma de apartar a nuestros niños y jóvenes de esas espantosas celebraciones al mal y la muerte; para reconducirlos al descubrimiento de la vida, del amor, de la alegría, y de esa llamada universal a la santidad que realiza Nuestra Santa Madre Iglesia.

Celebraciones como las que se van a realizar en la Diócesis de Alcalá de Henares la víspera de Todos los Santos con vigilias de adoración, cenas fraternas y encuentros de oración; experiencias como el Nightfever que en esa misma noche saldrán a las calles de muchas ciudades para anunciar la Buena Noticia, entre ellas la de Valencia; y otras, se enmarcan en este resurgir de la conciencia de que es necesario frenar la extensión de ese tipo de costumbres que muchas veces de forma inconsciente y arrastrada a la práctica comercial importada desde fuera, desdibuja los verdaderos y santos valores de fiestas tan entrañables como las de Todos los Santos y los Fieles Difuntos.

¡La Fiesta de Todos los Santos! ¡Esa es la verdadera fiesta! Difundamos y extendamos pues esta festividad en honor de esa legión de Modelos de fe y de Vida que nos protegen e interceden por nosotros. Y recemos sin descanso por nuestros fieles difuntos y las almas del Purgatorio.

No dejemos al demonio alejarnos del camino de Jesús con sus sutiles maniobras.

¡La santidad vence! ¡Viva Holywins! ¡Gloria a Dios! ¡Bendita sea María!




Vicente Montesinos
Adoración y Liberación
Anuncios