La sonrisa de la bestia. Por Laureano Benítez

1 1.475

 

SIGUENOS EN TELEGRAM

 

 

Por Laureano Benítez

Para Adoración y Liberación

 

Hay muchos tipos de sonrisa:la sonrisa de la esfinge, la sonrisa etrusca, la sonrisa profidén, y también tenemos otra que, no por ser menos conocida, es la más importante en estos tiempos apocalípticos: la sonrisa de la Bestia.
¿Quién esa Bestia, que también tiene su día, su reino y hasta su profeta?: podemos llamarla Anticristo –Maitreya, dicen algunos–, pero Satanás también le cuadraría bien, porque no hay Diablo sino Satanás, y el Anticristo es su profeta.
Esta Bestia es quien dirige hoy día el mundo, aunque en realidad es el príncipe de este Planeta desde hace tiempo. Aún no ha dado la cara, pero no tengan ninguna duda de que las plandemias, las guerras, las crisis económicas, los kambios klimáticos, la nanotecnología, las blasfemias, la apostasía y la madre que los parió se deben a su perniciosa influencia y a su malévola actividad.

Y, ¿cuándo sonríe esta Bestia apocalíptica? Pues lo que le produce más cachondeo no es que la gente acuda a los pinchódromos, ni que sus siervos entreguen a sus hijos al monstruoso Leviatán corruptor de los centros de enseñanza, ni que las muchedumbres voten a los correveidiles puestos ahí por la misma Bestia, ni que acepten el chipeo a masalva, ni otras cosas con las que hacen el juego al bestial Nuevo Orden Mundial…
No: lo que a la Bestia le produce jolgorio y rechifla es comprobar que sus abducidos y lobotomizados colaboran con su programa destructor y robador de almas con alegría, con entusiasmo, en actos impresionantemente solidarios, altruistas, buenistas y progresistas. Pues, a fin de cuentas, la Bestia ha dado a las masas lo que ellas mismas han pedido, lo que ellas mismas desean.
Cuando alguien paga con el móvil en los comercios, la Bestia sonríe, porque dentro de poco eliminarán el dinero físico, vendrá la moneda digital, y no se podrá comprar ni vender sin un chip –la marca de la Bestia–que controlará nuestras vidas por completo… pero el ciudadano colaborará en esto con orgullo, porque estará participando del progreso que es una barbaridad, y porque, ay, es un fastidio sacar el monedero y contar el efectivo.
Cuando el ciudadanito va a los pinchódromos a inokularse el brebaje de la Bestia, va henchido de satisfacción, porque cree que así evitará a la Parca, y, además, está haciendo un acto solidario a lo boy scout. Así, cuando venga la putimarca de la putiBestia, se dejará chipear, faltaría más… y la Bestia sonríe.
Cuando el borreguillo en flor quiere sol porque está en la playita, o porque ese día va a una fiesta campestre, o porque se casa fulanito de sus amores, pues amará los avioncetes que disuelven las lluvias, arrasan las nubes, y hacer piruetas graciosas en el cielo, dejando tras de sí colas que parecen de un vestido de novia. ¡Ay, sí, que la lluvia nos moja, nos estropea las fiestas…!
Cuando el ciudadanete ejemplar acude a las urnas, participando feliz en la fiesta de la libertad, de la democracia superguay, la Bestia sonríe, pues se apercibe que la gente buenista no sabe que esa fiesta no es sino su akelarre particular.
Cuando el cívico corderillo se apresta a sacrificarse con altruismo para salvar el Planeta del carbonovirus, exhibiendo como medallas que ahorra y ahorra energía, que obedece sin rechistar la dictadura ecoterrorista, la Bestia sonríe, porque sabe que con la mentira climática sus chambelanes nos quitarán la bolsa, el coche, la carne, y la dignidad.
Y sonríe la Bestia, con sonrisa triunfal que anuncia ya carcajadas primorosas, al ver la estupidez humana, la imbecilidad de los borreguillos, que lamen sus barrotes, que besan sus cadenas, que no tendrán nada, pero serán felices.

 

 

 


…AYUDA A AyL A PODER SEGUIR
Únete ahora a ayl.tv y ayúdanos a seguir y crecer:
Canal de Telegram: t.me/adoracionyliberacion
 DIRECCIÓN POSTAL: «Adoración y Liberación». Apartado de Correos nº 5 – 46113 ESPAÑA
  E-MAIL CONTACTO: info@ayl.tv
 E-MAIL PEDIDOS DE ORACION Y SECRETARÍA: miguelgomez@ayl.tv
——————
MODOS DE COLABORAR CON EL SOSTENIMIENTO DEL PROYECTO
Todo el contenido de la plataforma independiente y propia AYL.TV es gratuito para todos. Sin embargo para poder ser una alternativa real necesitamos medios. Puedes apoyar a AYL.TV con una suscripción de pago en la propia plataforma, aquí:
Si lo prefieres también puedes hacer una donación, puntual o periódica, en Cuenta bancaria Openbank (Banco de Santander) : ES2500730100570163476193
Y también puedes desde cualquier rincón del mundo hacer tu aportación puntual o periódica por Paypal en paypal.me/adoracionyliberacion
Si deseas colaborar de otras formas, o tienes dudas, escribe a: info@ayl.tv
Dios te bendiga. ¡Gracias por unirte a nosotros!

1 comentario
  1. Alberto Ramón Althaus says

    El proyecto Gänswein de los sacerdotes católicos
    No lo puedo llamar proyecto Benedicto porque estos sacerdotes que dicen depender de Benedicto, no dependen directamente de Benedicto sino de Gänswein y aquí se genera un grave peligro porque si bien Benedicto no se va a desdecir de su posición de papa emérito o papa, Gänswein sí puede decir cualquier cosa en nombre de Benedicto.
    Es decir, entiendo que se busquen misas en donde sólo aparezca la comunión con Benedicto ya sea como papa emérito o como papa, casi ninguno de los fieles auténticos le gusta Bergoglio con el cúmulo de barbaridades y cismas generados.
    Considero que una misa en unidad con Benedicto ya sea como papa o como papa emérito es una misa válida y muy válida.
    No me gusta la ecuación Gänswein.
    Hay allí un grave peligro de confusión para los fieles y de escándalo y pérdida de sus almas.
    Parece una Iglesia católica contruida sobre la base de Gänswein pues han dicho los sacerdotes que Gänswein es su obispo y que si les dice que se callen se callan.
    Podrían haber elegido cualquier otro obispo para poner su conciencia y su religión en sus manos y las de sus fieles y esto habla muy mal de ellos.
    Ahora, se les predica a los fieles que no apoyan a Bergoglio que deben su apoyo a Gänswein de manera que toda la conciencia y la fe de los sacerdotes y de los fieles descansa sobre las decisiones de Gänswein.
    Para eso se hubieran quedado con Bergoglio.
    Si Gänswein va a cumplir la misión de decidir lo que es católico y lo que no es católico y si va a decidir qué es moral y qué no se moral se hubieran quedado con Bergoglio.
    Un fiel ni siquiera le debe ese sometimiento al papa, no es liberalismo, lo que está mal está mal, si Gänswein me dice que ahora todos seguimos a Bergoglio o todos somos progresistas le voy a decir a él y a todos sus sacerdotes que esa no es la verdadera Iglesia.
    La Iglesia católica no se relaciona con gritos dados desde una posición jerárquica y el sometimiento absoluto de los fieles como si fueran animales a las decisiones de la jerarquía, la Iglesia católica ya tiene una moral y ya tiene una religión y no es la bergogliana ni depende para nada de Gänswein, de Benedicto o de los sacerdotes.
    Los sacerdotes no son Dios, la Iglesia no es Dios, la Iglesia debe cumplir los mandamientos y ordenar cumplir los mandamientos y si Gänswein, Benedicto, Bergoglio, los sacerdotes ordenan no cumplir los mandamientos pues no se los debe seguir porque el pecado mortal no está permitido.
    No lo conozco a Gänswein, no conozco ninguna declaración suya oponiéndose a Bergoglio.
    Escucho en audios sacerdotes comportándose como si fueran pastores protestantes.
    Saben lo que temo, que sea otra estratagema de la Iglesia bergogliana para reunir a todos los fieles alrededor de Benedicto y, luego, hacerlos someterse a Bergoglio por el sometimiento absoluto de los fieles que predican estos sacerdotes a los laicos a su figura y su figura a la figura de Gänswein. “Si el obispo me ordena yo obedezco y me callo”, dicen y luego agregan “Quién es un laico para opinar”.
    Inculcan la obediencia absoluta a sí mismos y a Gänswein y sostienen la imposibilidad de desobedecerlos a ellos y a Gänswein.
    Parece otra forma de sometimiento al pecado.
    Su obediencia no está en primer lugar con Dios y no le exigen a los fieles obedecer a Dios, ellos se presentan superiores a la conciencia moral del fiel y presentan a Gänswein superior a sus propias conciencias.
    Esto es malo y es pecado y es pecado grave y es ignorancia.
    Por ahí, no hay construcción en la verdad.
    O se construye en la verdad o se cae en la mentira y contradicciones.
    No me molestaría escuchar a alguien que se parece a un pastor protestante por sus gritos gritando en contra mía.
    Están enseñando mal, enseñan la obediencia a los hombres y no a Dios, no enseñan que la obediencia a Dios no admite excepciones, los mandamientos no admiten excepciones digan en contrario lo que quieran los sacerdotes, Bergoglio, Benedicto o Gänswein.
    Enseñar que se debe obedecer a los que enseñan a incumplir con los mandamientos como si los laicos fueran perros y los sacerdotes dioses que dicen ahora vamos con Gänswein pero si Gänswein nos dice que callemos y que estamos equivocados entonces nos callamos. Qué clase de buen hombre dice eso poniendo todo lo que es y todas sus ovejas en manos de los hombres y no de Dios. Es que Dios no ha enseñado cosas que no se pueden hacer aunque Gänswein, Benedicto o quién sea diga lo contrario.
    Los sacerdotes hacen bien al establecer esa comunión con Benedicto y no nombrar a Bergoglio con eso todo queda arreglado en relación a la misa pero esa decisión no puede depender ni de Bergoglio ni de Gänswein ni de Benedicto ni de los sacerdotes.
    Estamos hablando de herejías y cismas, de posiciones inmorales y contra Dios y su Iglesia tomadas desde la jerarquía, eso supera la autoridad de la Iglesia porque pertenece a la autoridad de Dios. La Iglesia no le pertenece a Gänswein ni a los sacerdotes, es de Dios.
    Si no hubiera ningún sacerdote y ninguna Iglesia católica aún así no sería lícito a los hombres no cumplir los mandamientos.
    No es una cuestión que depende de la autoridad humana, es una cuestión que depende de la autoridad divina y la misma ya se ha expedido durante dos mil años para que nos digan ahora que todo depende de Gänswein o de sus sacerdotes.
    Entonces, no nombrar a Bergoglio es mejorar la santa misa y no abusar de la paciencia de los fieles y no escandalizar a los fieles.
    Y hasta allí debe llegar la función de los sacerdotes católicos en sus misas.
    Enseñar la segunda Venida de Cristo también y marcar los graves errores de la jerarquía también pero mientras tanto y salvo que alguno sea llamado por Dios para ser uno de los dos testigos del Apocalipsis no pueden pedir que se los siga al desierto.
    Pueden separarse de los herejes pero el momento de ir al desierto es tres años y medio antes de la segunda Venida de Cristo. Ahora, esto lo sé por la fe pero también por la razón, los protestantes construyen sobre la sola fe, nosotros los católicos estamos obligados a unir fe y razón.
    Con la mención a Benedicto y la omisión de Bergoglio se salva la santa Misa para muchos que en conciencia no pueden soportar el nombre de Bergoglio unido al de Cristo pero no pueden los sacerdotes ocupar el lugar de los obispos, si no tienen obispos fieles a Cristo y que se hayan separado de Bergoglio no pueden decir mi obispo se ha separado de Bergoglio porque se miente y se confunde a los fieles.
    Nuestra obediencia como católicos tiene un límite t está dado por los mandamientos y la fe de la santa Iglesia sobre esta fe que es la de siempre no deciden ni sacerdotes, ni obispos, ni papas, nuestra conciencia no depende de ningún nombre que no sea el de Cristo, si Gänswein nos dice de ahora en más te callas y obedeces en todo a Bergoglio Dios dice maldito el que pone su fe en los hombres.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: