¡En la Gracia de Nuestro Señor Jesucristo, Santo día de Todos Los Santos! (Por Vicente Montesinos)

Pero la Iglesia ha querido recordar que en el cielo hay innumerables santos que no cabrían en el calendario. Por eso nos regala esta solemne fiesta de Todos los Santos que abarca a todos nuestros hermanos que ya están en el cielo. 

3 1.130

 

 

Vicente Montesinos

Director de Adoración y Liberación

 

 

Durante todo el año celebramos la fiesta de muchos santos famosos.

Pero la Iglesia ha querido recordar que en el cielo hay innumerables santos que no cabrían en el calendario. Por eso nos regala esta solemne fiesta de Todos los Santos que abarca a todos nuestros hermanos que ya están en el cielo.

Multitudes de santos desconocidos por nosotros pero amadísimos de Dios.

La fiesta de Todos los Santos no es solo para recordar, sino también una llamada a que vivamos todos nuestra vocación a la santidad. Y es que Dios nos creó para que seamos santos.

 

La fiesta de Todos los Santos no es solo para recordar, sino también una llamada a que vivamos todos nuestra vocación a la santidad.

 

Según el Papa, Benedicto XVI, “El santo es aquel que está tan fascinado por la belleza de Dios y por su perfecta verdad que éstas lo irán progresivamente transformando. Por esta belleza y verdad está dispuesto a renunciar a todo, también a sí mismo. Le es suficiente el amor de Dios, que experimenta y transmite en el servicio humilde y desinteresado del prójimo”.

 

Es la fiesta de la Iglesia triunfante, todos los Santos que están con el Señor.

“…¿no habéis leído lo que Dios ha dicho: Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob? Dios no es Dios de muertos, sino de vivos”. (Mat 22, 31-32)

No existen “santos muertos”…por que todos están vivos en el Señor. Y desde allí nos acompañan

Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante (Heb 12:1)

¡En la Gracia de nuestro Señor Jesucristo, santo día de Todos Los Santos!

 

 

 

3 comentarios
  1. José Iribas says
    1. adoracionyliberacion says

      JOSE, muchas gracias!

  2. Alberto Ramón Althaus says

    Sobre el pecado mortal de omisión y la apostasía general de la Iglesia
    Como la jerarquía ha llevado a cabo el grave pecado mortal de omisión frente a los ataques de la Iglesia bergogliana para la destrucción de la misma Iglesia y la pérdida de las almas es necesario aclarar que toda ella comparte la misma visión del pecado de Bergoglio.
    ¿Cuál es esa visión del pecado de Bergoglio?
    Que la Misericordia de Dios está separada de su Justicia por lo que no hay pecado que no sea perdonado incluso al que no se arrepiente y se enmienda.
    Porque nadie en la jerarquía se ha arrepentido ni enmendado de apoyar de distintas maneras a Bergoglio confirma que tiene el mismo pensamiento que es una apostasía de la fe católica.
    Para evitar esa apostasía general siendo parte de la jerarquía de la Iglesia hubiera sido necesario confesar la fe íntegra.
    Ahora, puesto que la Iglesia docente ha caído en este pecado mortal y los fieles católicos han aceptado este pecado mortal de la jerarquía no exigiendo su conversión es necesario afirmar que los mismos católicos de a pie que van a misa y que reconocen a esta jerarquía sostienen la misma doctrina de la jerarquía, a saber, que no es necesario confesar la fe íntegra y que se puede cometer estos pecados mortales porque la Misericordia de Dios está separada de su Justicia y no hay pecado que no sea perdonado incluso si uno no se arrepiente y se enmienda.
    Estas afirmaciones implican la no importancia del pecado, ya no hay pecados que conduzcan al infierno, la no importancia de las acciones humanas, de las palabras y de las omisiones y la negación de los mandamientos divinos, no en el sentido de que no existan sino que no son importantes cumplirlos para poder ser salvados.
    El católico tiene un mandamiento nuevo que es defender la fe católica y no ha cumplido con ese mandamiento, no ha sido milicia de Cristo y se ha ubicado en la milicia del Anticristo.
    Todo ello supone una visión de la religión que se reduce a la liturgia compartida, a aceptar en ella nuevas ideologías como la ecología o salvación de la Madre Tierra o Pachamama, relativizar la gravedad del consentimiento en comunidad a la ideología de género, aborto y eutanasia sumando su nombre a los que apoyan a la jerarquía y los nuevos dogmas y doctrinas de esa jerarquía y del nuevo orden mundial.
    Si los católicos hubieran dejado los templos parte de la jerarquía tendría que haber cambiado de parecer pero como se han mantenido en los templos junto a la herejía y a los herejes han perdido la fe íntegra.
    Ya no juntan sino desparraman.
    Cada vez que la Iglesia bergogliana en comunidad comete pecados apoyando procesos cismáticos en China y en Alemania todos en comunidad pecan porque por medio de su presencia y su dinero se hacen estas cosas.
    Cada vez que la Iglesia bergogliana apoya al comunismo, a gobiernos dictatoriales y a las nuevas ideologías de género, del aborto y de la eutanasia todos en comunidad pecan gravemente porque por medio de su presencia y dinero se hacen estas cosas.
    Cada vez que la Iglesia bergogliana apoya la nueva agenda global 2030, a los poderosos de este Mundo y al NOM todos en comunidad pecan gravemente porque por medio de su presencia y dinero se hacen estas cosas.
    Porque todos creen que no existen mandamientos que deben cumplir y que basta con asistir a la liturgia y parecer buenista pero si se apoya a una parte de la Iglesia que está contra Cristo se está dentro de la ciudad de Satanás y no dentro de la ciudad de Dios.
    Si se apoya a una jerarquía que persigue a la Iglesia santa se está en la contraIglesia y en el Partido del Mundo en la Iglesia.
    No hay lugar para decir esta batalla no es mía porque hay dos Ejércitos enfrentados y dos banderas y el que no está en uno, está en el otro.
    No hay forma de evitar la batalla y salir victorioso y salvar su vida.
    Hay dos cruces que llevar o se lleva la cruz de Cristo y se niega uno a llevar la cruz de Cristo y, entonces, se le impone la cruz del Mundo.
    Por ello, aquellos que no han querido dar la buena batalla han confirmado que no creen en el catolicismo y han preferido ocultarse y mostrarse falsamente prudentes frente al mal y este pecado de omisión es una gran apostasía general en el sentido de que supone creer que los pecados de omisión graves no los conducirán al infierno, se han ubicado en el lugar opuesto a donde está Cristo y contra Cristo.
    Con ello han confirmado poseer la misma fe que Bergoglio porque Bergoglio no cree que existen mandamientos que obligan y pecados que no pueden ser cometidos y que sólo asistiendo a la santa misa es suficiente y ni siquiera eso cree porque confirma a los ateos en su ateísmo.
    Y Uds. creen que pueden dejar hacer y dejar pasar en comunidad a la Iglesia bergogliana y al Nom sin que ese pecado de omisión los lleve al infierno y han aceptado apoyar a la Iglesia bergogliana a pesar de que saben que desparrama porque dicen la liturgia y la fe nos salvará y no tenemos ningún mandamiento que nos obligue a combatir el mal.
    San Atanasio prefirió con la Iglesia santa dejar los templos para conservar la fe pero Uds. prefirieron mantenerse en los templos para conservarlos a costa de su fe.
    Y porque son tibios y si no se arrepientes Dios comenzará a vomitarlos de su boca.
    Porque todos los santos dieron batalla al mal.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: