Al principio de la creación Dios “los creó hombre y mujer”

Evangelio de hoy viernes 25 y Santo Rosario

1 564

 

 

SIGUENOS EN TELEGRAM

 

 

Lectura del santo evangelio según san Marcos (10,1-12):

 

En aquel tiempo, Jesús se marchó a Judea y a Transjordania; otra vez se le fue reuniendo gente por el camino, y según costumbre les enseñaba.
Se acercaron unos fariseos y le preguntaron, para ponerlo a prueba: «¿Le es licito a un hombre divorciarse de su mujer?»
Él les replicó: «¿Qué os ha mandado Moisés?»
Contestaron: «Moisés permitió divorciarse, dándole a la mujer un acta de repudio.»
Jesús les dijo: «Por vuestra terquedad dejó escrito Moisés este precepto. Al principio de la creación Dios “los creó hombre y mujer. Por eso abandonará el hombre a su padre y a su madre, se unirá a su mujer, y serán los dos una sola carne.” De modo que ya no son dos, sino una sola carne. Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre.»
En casa, los discípulos volvieron a preguntarle sobre lo mismo.
Él les dijo: «Si uno se divorcia de su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra la primera. Y si ella se divorcia de su marido y se casa con otro, comete adulterio.»

 

Palabra del Señor

 

 

 

SANTO ROSARIO DE HOY EN LATÍN

 

SANTO ROSARIO DE HOY EN ESPAÑOL

 

 

 

 


…AYUDA A AyL A PODER SEGUIR
Únete ahora a ayl.tv y ayúdanos a seguir y crecer:
Canal de Telegram: t.me/adoracionyliberacion
 DIRECCIÓN POSTAL: «Adoración y Liberación». Apartado de Correos nº 5 – 46113 ESPAÑA
  E-MAIL CONTACTO: info@ayl.tv
 E-MAIL PEDIDOS DE ORACION Y SECRETARÍA: miguelgomez@ayl.tv
——————
MODOS DE COLABORAR CON EL SOSTENIMIENTO DEL PROYECTO
Todo el contenido de la plataforma independiente y propia AYL.TV es gratuito para todos. Sin embargo para poder ser una alternativa real necesitamos medios. Puedes apoyar a AYL.TV con una suscripción de pago en la propia plataforma, aquí:
Si lo prefieres también puedes hacer una donación, puntual o periódica, en Cuenta bancaria Openbank (Banco de Santander) : ES2500730100570163476193
Y también puedes desde cualquier rincón del mundo hacer tu aportación puntual o periódica por Paypal en paypal.me/adoracionyliberacion
Si deseas colaborar de otras formas, o tienes dudas, escribe a: info@ayl.tv
Dios te bendiga. ¡Gracias por unirte a nosotros!
1 comentario
  1. Alberto Ramón Althaus says

    El costo de la verdad
    El costo de la verdad en tiempos del padre de las mentiras es un costo que parecería al mundano muy elevado porque implica enemistarse con todo el mundo y con la Iglesia porque para decir la verdad hay que mencionar todo lo malo y a todos los que han cometido injusticia.
    No se puede explicar la crisis actual de la Iglesia sin mencionar las causas de esa crisis y en estas causas están involucradas personas que la gobiernan y que mantienen y promueven por palabra, obra y omisión la presente crisis, en especial, aquellos que confunden la obsecuencia y la cobardía con la obediencia y que han dejado al Esposo para ir en manada con una gran parte de la Iglesia a adulterar con los poderosos de este Mundo.
    Decir esto es aceptar el costo de ser ignorado y negado por todos aquellos que son causa directa e indirecta de la presente crisis de la Iglesia.
    Mencionar la presente crisis del Mundo obliga a relacionarla con la crisis de la Iglesia, si la Iglesia no hubiera adulterado su fe y no se hubiera refugiado entre los poderosos, estos no tendrían el poder necesario para causar todo el mal que han causado y causarán al Mundo.
    Es la Iglesia la que establece los tiempos y los establece enfriando el amor, entibiando su caridad o santificándose.
    Cuando la Iglesia entibia su caridad prepara una nueva crisis para la Iglesia y para el Mundo y cuando se santifica corrige en algo el mal que ha hecho, sale de la crisis pero, muchas veces, queda debilitada esa debilidad prepara la próxima herejía o crisis de la Iglesia.
    Ver y vivir como católicos la historia personal formando parte de la Historia de Salvación no es sólo conocer de memoria y sin razonar el comienzo, la plenitud y el final de esta Historia.
    Tiempo durante el cual la ciudad de Dios se enfrenta a la ciudad de Satanás.
    Ver, vivir y comprender como católico la Historia de Salvación es realizar una lectura de tipos del antitipo final, o sea, de las manifestaciones del Apocalipsis que se denominaron crisis de la Iglesia o herejías y de los tiempos de santificación de la Iglesia en los cuáles Ella se transforma nuevamente en una Espada Espiritual para los gobiernos y poderosos de este Mundo.
    Las crisis de la Iglesia son provocadas por la Iglesia, si los miembros de la Iglesia terrenal fueran todos santos y si en Ella no estuvieran los herejes no habría crisis y los peligros del mundo serían sorteados con éxito. Los santos vencerían.
    Pero dentro de la Iglesia terrenal siempre estuvieron los que estaban con nosotros pero no eran de los nuestros como dijo San Pablo, la ciudad de Satanás dentro de la Iglesia según San Agustín, la Iglesia de la Publicidad opuesta a la Iglesia santa según Meinvielle y Castellani, el Partido del Mundo en la Iglesia opuesto a la Iglesia santa según Bojorge y la Iglesia profunda opuesta a la santa según Viganó.
    La negativa de la Iglesia actual a ver las causas de la presente crisis y corregir la misma sólo puede tener un desenlace y es acelerar los tiempos finales y preparar el Apocalipsis. Si la Iglesia no se santifica no puede más que ser vomitada de la boca de Dios.
    Pero el problema de los miembros de la Iglesia terrenal es que muchos son los llamados y pocos los elegidos y que en los últimos tiempos sólo se salvarán los elegidos, los santos, los que perseveren, los que no se corrompan ni adulteren su fe.
    A partir del Renacimiento a cada crisis la Iglesia salía cada vez más debilitada y los poderosos de este Mundo salían con más poder, la ciudad de Dios decrecía y la ciudad de Satanás aumentaba y esto se debía a que los hijos de la oscuridad que son más astutos que los hijos de la luz conspiraban en secreto formaban una masonería cabalística mientras los hijos de la luz como los discípulos de Jesús negaban el Apocalipsis y discutían quién sería el mayor de ellos en el Reino de los Cielos o quién se sentaría a derecha e izquierda de Cristo y no comprendían el peligro que representaba para la Iglesia este grupo de conspiradores.
    Dios les da a la Iglesia ante la tibieza la misma orden de siempre: santifícate para que no seas vomitada de la boca de Dios.
    No digas como los judíos decían a San Juan Baustista: “somos hijos de Abraham” y los católicos ahora dicen: “las puertas del infierno no prevalecerá sobre la Iglesia”, la orden está señalada como el castigo santifícate porque de las piedras Dios puede sacar hijos de Abraham y porque hay dos Mujeres en el lecho, una buena Mujer y una Mala Mujer y una será tomada y la otra dejada, realiza obras buenas y meritorias, corrige tu doctrina, enciende la lámpara, no sea que te encuentre sin luz el regreso del Amado y no puedas entrar en la fiesta del Esposo.
    Dios dice desde las Sagradas Escrituras, muchas veces, “debes observar los signos de los tiempos”, “Cristo vuelve pronto”, “cuando vean la abominación de la desolación entrar al lugar santo ya es y, entonces, debes huir”, “del templo, el atrio y las naves serán destruidas y sólo se salvará el tabernáculo”, “el Anticristo se sentará en el templo de Dios haciéndose llamar dios”, “cesará el sacrificio perpetuo” cosa que ha ocurrido durante la pandemia por decisión de la Iglesia pero no tres años y medio, etc.
    No sea que creas estar entre los que pertenecen a la buena Mujer y estés formando parte de la mala Mujer.
    Mira a quién sigues y a quién mencionas como gobernante de la Iglesia santa, mira qué jerarquía sigues y qué hace con las cosas de Dios esta jerarquía, no seas que creas estar en la Iglesia santa y te encuentres ubicado en la Iglesia de la Publicidad que irá a la perdición.
    Mira dónde estás ubicado y qué has hecho para Dios no seas que por palabra, obra y omisión hayas dejado crecer a los que estaban entre nosotros pero no eran de los nuestros, no seas que formes parte por tu ceguera ante los signos de los tiempos de la Iglesia profunda porque irás con ella a la segunda muerte del infierno.
    El costo de la verdad en tiempos del padre de las mentiras es vanidad de vanidades, ser ignorado por Cristo no es nada comparado con lo que Cristo nos ha dado, la verdad exige su sacrificio pero este sacrificio fue pagado por Cristo por la Verdad misma que fue dada al Mundo pero hoy la Verdad brilla en la tinieblas pero las tinieblas no la reciben.
    Los católicos deben completar lo que falta del sacrificio de Cristo en la Cruz que no es lo que falta del sacrificio de Jesucristo porque este fue sobreabundante sino del Cristo total, hay méritos que se deben hacer, los hombres deben colaborar con Dios en la obra de Salvación, deben tomar su propia cruz y seguir a Cristo, ese es el costo de la verdad pero el premio lo es todo. Saludos en la Santa Virgen María y en Cristo Rey

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: