LA PALABRA DE DIOS DEL DOMINGO: IV Domingo de Adviento

Juan Donnet

 

 

 

 

 

 

 

IV DOMINGO DE ADVIENTO

I clase, morado

Sin Gloria. Credo, prefacio de Adviento, o en su defecto, de la Santísima Trinidad

 

 

 

 

TEXTOS DE LA MISA

 

Introito. Is. 45.8: Salm- 18-2.-  Cielos, enviad rocío de lo alto, y nubes, lloved a] Justo; ábrase la tie­rra, y brote al Salvador. V/. Los cielos cantan la gloria de Dios, y pregona el firmamento las obras de sus manos. V/. Gloria al Padre.

 

Colecta.-  Muestra, Señor, tu poder y ven, y socórrenos con tu gran fortaleza; para que tu misericordia, siempre propicia, se apresure a darnos graciosamente los auxilios que nuestros pecados nos retardan. Tú que vives.

 

Epístola. 1 Cor. 4.1-5,-  Todos los tesoros de doctrina y vida destinados por Dios a los hombres se distribuyen por ministerio de los sacerdotes. Ellos son responsables ante el Señor de una justa distribución; a nosotros nos toca oírles y seguirles. En el último día juzgará él a cada uno según sus méritos.

Hermanos: Se nos ha de considerar como ministros de Cristo y dispensadores de los misterios de Dios. Lo que se requiere en los dis­pensadores es que se muestren fieles. Por lo que a mí toca, muy poco se me da el ser juzgado por vosotros o en cualquier juicio humano; Pues ni aun yo me juzgo. Pues si bien de nada me remuerde la conciencia, no por eso me tengo por justificado; mi juez es el Señor. Por tanto, no juzguéis antes de tiempo. Dejad que venga el Señor; él iluminará los secretos de las tinieblas, y descubrirá las inten­ciones de los corazones, y entonces cada cual recibirá su alabanza de Dios.

 

Gradual.- Cerca está el Señor de todos los que le invocan, de verdad. V/. Mi boca hablará la alabanza del Señor, y bendecirá toda criatura su santo nombre.

 

Aleluya.-  Aleluya, aleluya. V/. Ven, Señor, y no tardes; perdona los pecados de tu pueblo Israel.

 

Evangelio. Luc. 3.1-6.-  Fechado con precisión, el ministerio de Juan Bautista precede inmediatamente al de Jesús y abre los tiempos mesiánicos. Sus palabras son las mismas del profeta Isaías anunciando la venida del Mesías.

El año decimoquinto del imperio de Tiberio César , siendo Poncio Pilato gobernador de , Herodes, tetrarca de Galilea, y su hermano Filipo tetrarca de y de la provincia de Traconítide; siendo Lisanias tetrarca de Abilina, y bajo los príncipes de los sacerdotes Anás y Caifás, vino palabra del Señor sobre Juan, hijo de Zacarías, en el desierto. Y recorrió entonces toda la región del Jordán, predicando el bautismo de penitencia, para la remisión de los pecados, conforme está escrito en el libro de los orácu­los de Isaías profeta: Una voz clama en el desierto: Preparad el camino del Señor; enderezad sus senderos; todo valle será terraplenado y todo monte o collado será rebajado, y lo torcido, enderezado, y los caminos fragosos allanados; y verá todo hombre al Salvador de Dios.

 

Ofertorio. Luc. 1, 28. 42.-  Dios te salve, María, llena de gracia, el Señor es contigo; bendita tú entre todas las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre.

 

Secreta.-  Te rogamos, Señor, mires benigno a los presentes sacrificios, para que aprovechen a nuestra devoción y salud. Por nuestro Señor.

 

Prefacio de la Santísima Trinidad.- En verdad es digno y justo, equitativo y saludable, darte gracias en todo tiempo y lugar, Señor, santo Padre, omnipotente y eterno Dios, que con tu unigénito Hijo y con el Espíritu Santo eres un solo Dios, un solo Señor, no en la individualidad de una sola persona, sino en la trinidad de una sola sustancia. Por lo cual, cuanto nos has revelado de tu gloria, lo creemos también de tu Hijo y del Espíritu Santo, sin diferencia ni distinción. De suerte, que confe­sando una verdadera y eterna Divinidad, adoramos la propiedad en las personas, la unidad en la esencia, y la igualdad en la majestad, la cual alaban los Ángeles y los Arcángeles, los Querubines y los Serafines, que no cesan de cantar a diario, diciendo a una voz.

 

Santo.

 

Comunión. Is. 7.14.-  He aquí que una Virgen concebirá y dará a luz un hijo que se llamará Emmanuel.

 

Poscomunión.-  Te rogamos, Señor, recibidos estos dones, que la frecuencia del misterio, acreciente el efecto de nuestra salvación. Por nuestro Señor.

 

 

 

COMENTARIO

 

 

EL CUARTO DOMINGO, EL FINAL DE LA PREPARACIÓN

 

En los primeros tres Domingos de Adviento la Iglesia nos insta a avivar nuestro fervor con penitencia, oración y ayuno, pero también con alegría y gozo profundo, para recibir al Mesías que viene.

Este cuarto y último Domingo de Adviento el Evangelio no nos dice algo especial y distinto a lo que ya nos dijo durante el trayecto de este tiempo litúrgico. Ahora hace como una recapitulación, un racconto de lo ya presentado.

Ahora tenemos al Protagonista principal del Adviento, ausente pero que viene, ya muy cerca; y María, su Madre, nos habla en el Ofertorio y la oración de Comunión; Juan el Bautista en el Evangelio, e Isaías en el Introito; ellos nos exhortan a recibirlo, dándonos el último toque para nuestra preparación. San Pablo aporta su bocado desde la Epístola, reclamando fidelidad y configurar la conciencia con la objetividad de la Verdad de Dios. Todo un tema para hoy que mas adelante abordaremos.

La Iglesia siempre ha preparado con mucho cuidado esta fase final del tiempo de Adviento, intensificando la oración y el ayuno con las Témporas, estos tres dias antes del Cuarto Domingo: Miércoles, Viernes y Sábado. Esto remarca la importancia de la vivencia adecuada de este último Domingo para recibir al Señor en Navidad con un espíritu abierto a él y purificado.

La Colecta y el Aleluya hacen énfasis en el pedido de misericordia al Señor para que nuestros pecados no oscurezcan nuestra recepción al Señor que viene. Hay una intención de hacernos reconocer nuestra condición de pecadores necesitados de la misericordia y la salvación que solo trae Cristo.

 

 

LA CONCRECIÓN HISTÓRICA DE LA MANIFESTACIÓN DE CRISTO

 

El Evangelio, teniendo de nuevo como protagonista a Juan el Bautista, (el heraldo del verdadero y principal Protagonista: Cristo), marca con exactitud y concreción el momento histórico de la aparición de Cristo en la vida pública de Israel.  Dice el texto:

…El año decimoquinto del imperio de Tiberio César , siendo Poncio Pilato gobernador de Judea, Herodes, tetrarca de Galilea, y su hermano Filipo tetrarca de Iturea y de la provincia de Traconítide; siendo Lisanias tetrarca de Abilina, y bajo los príncipes de los sacerdotes Anás y Caifás, ….

Esto no es un mero dato anecdótico. La manifestación de Cristo  es rigurosamente histórica, lo mismo que los hechos narrados en los Evangelios. Esto lo reconocen hasta los Papas post conciliares. Si hay alguna diferencia entre los cuatro Evangelios, son meros detalles que no hacen al fondo, que no se oponen ni excluyen entre sí, sino que se complementan. Contra lo que suele decir la exégesis (o antiexégesis) progremodernista. Remarquemos con mucho énfasis que para la Iglesia, el Cristo histórico y el Cristo de la Fe son el mismo.

 

 

OTRA VEZ JUAN EL BAUTISTA

 

Ya hablamos de Juan el Bautista, pero vale la pena recalcar algún punto de su prédica.

…vino palabra del Señor sobre Juan, hijo de Zacarías, en el desierto. Y recorrió entonces toda la región del Jordán, predicando el bautismo de penitencia, para la remisión de los pecados….

 Está concretando las condiciones para recibir al Mesías: penitencia para remitir pecados. El Mesías debe ser recibido con humildad y limpieza de corazón.

 

 

CONDICIONES PARA RECIBIR AL MESÍAS: LA ANTIPRÉDICA DE HOY

 

No se lo puede recibir sin tomar conciencia de quién Es; con un espíritu vanidoso, hinchado de autoestima humana y nublado por el pecado; autosuficiente y creído de no necesitar salvación ni perdón.

La recta penitencia y la conciencia de ser pecadores conducen a la humilde confesión y la  correspondiente limpieza y sanidad por parte de Dios por medio del perdón.

A eso nos exhortan las oraciones y textos del Adviendo.

Si no hay conciencia del pecado, no hay humildad, no hay Verdad. No se puede creer en el Mesías; no se puede recibir al Mesías; y por ende no se puede recibir su Redención.

Precisamente, el calamitoso estado de la iglesia, hoy parasitada por el progremodernismo, por el Sistema, por el Mundo; en un estado de Apostasía asombroso, hace que se exhorte a lo contrario. Debemos deshacer y extirpar la conciencia de pecado, escuché yo de un Obispo de una importante Diócesis de Argentina. Inverosímil. La iglesia neoparadigmática de Francisco exhorta a lo contrario de lo que tiene que exhortar:

No se sientan pecadores; la conciencia de pecado deprime. Ya bastante sufren ustedes con la inequitativa distribución del ingreso, la injusticia social…

La licuación de la Verdad evangélica, la demagogia barata y el materialismo aterrizado neomarxista mas grosero, grotesco, llegan a límites realmente inverosímiles. La realidad supera toda ficción en la tragedia de la iglesia de hoy. El Evangelio es desechado y cambiado por moralina aterrizada, inmanente, sentimental, materialista y políticamente correcta.

 

 

SARDES Y LAODICEA (su texto en las notas)

 

Tienes nombre de vivo, pero estás muerto. Porque eres tibio; no eres ni frío ni caliente, te vomito de mi boca!

Eso no es la Iglesia, dirán algunos. Eso es una seudoiglesia. Es verdad en cierto sentido, hay una parasitación progremodernista mundana que ocupa la mayor parte de la jerarquía de la Iglesia y la tiene en una anemia terminal; o mejor (o peor) en un SIDA terminal.

Pero esa parasitación ha tomado la estructura de la Iglesia. No olvidemos los terribles retos y amenazas de Cristo Resucitado a las iglesias de Sardes y Laodicea (1Ver nota. )

Sus retos son a la Iglesia enferma mortalmente; no a Lucifer ni al mundo en este pasaje. Yo reprendo y castigo AL QUE AMO, dice el Señor, dirigiéndose a su pobre, infiel y parasitada iglesia. Aunque dentro de la estructura de la otrora iglesia católica hay miembros, quizás muchos, que ontológicamente, espiritualmente, son enemigos y no pertenecen a la Iglesia de Cristo, aunque tengan status jurídico en ella.

Sardes y Laodicea: iglesias que exhiben una enfermedad como la de hoy.

Una interpretación seria y tradicional sabe que ese reto no se queda en una crítica coyuntural del Señor a aquellas comunidades que fundaron los apóstoles en la hoy Turquía, sino que se proyectan profética, escatológicamente, a distintos períodos de la Iglesia, períodos finales, afinan algunos comentaristas importantes, como Castellani, basado en algunos Santos Padres. Ese espíritu mortalmente anémico y amariconado de tibieza, de mediocridad, de molicie y comodidad, de acomodamiento al mundo, de optimismo inmanente; de autosatisfacción enferma, de autosuficiencia y extrañamiento absoluto del Señor, y de su Verdad, que exhiben Sardes y Laodicea, lo vemos en la autodenominada Iglesia del Nuevo Paradigma de Francisco. Que como ya lo mencionamos antes, y es públicamente conocido, ha reconocido orgullosa y públicamente como Magisterio al PLAN DE DESARROLLO SUSTENTABLE 2030 DE LA ONU. Rampantemente anticristiano. Y es visible y ostensible como esta…iglesia…sigue todos los imperativos del Sistema: Promoción del LGTB, nombrando clerecía de este Lobby en puestos claves; el fomento de las migraciones islámicas, pero también otras; el calentamiento global, los gobiernos de cuño marxista-progresista-masónicos, la defensa de personajes que evidentemente son agentes activistas de ultraizquierda y del caos; el préstamo del Vaticano como foro de prédica abortista y malthussiana, de ideología de género, la reivindicación de los enemigos inveterados de la Iglesia, como Lutero, Mahoma,  etc.

 

EL TOQUE FINAL DE SAN PABLO:

El hombre de Tarso sí  añade una pincelada nueva  a todo lo visto ya en el Adviento.

Fidelidad, independencia del mundo, y el ajuste de la conciencia a la Verdad y la Objetividad de Dios

Lo que se requiere en los dis­pensadores (Ministros de la Iglesia)es que se muestren fieles. Por lo que a mí toca, muy poco se me da el ser juzgado por vosotros o en cualquier juicio humano; Pues ni aun yo me juzgo. Pues si bien de nada me remuerde la conciencia, no por eso me tengo por justificado; mi juez es el Señor.

Este pasaje del Nuevo Testamento excluye con total claridad, y condena justamente aquellos puntos progremodernistas y políticamente correctos según el Sistema, más apreciados y que más enorgullecen a la neoiglesia paradigmática.

Evolución del Evangelio: su ajuste al Sistema; respeto humano y subjetivismo; este último un verdadero cáncer que se ha extendido en lo que queda de la doctrina y la predíca católicas. Gradualidad de la Ley: los Mandamientos ya no son imperativos absolutos, sino que están relativizados por ciertas condiciones.  Esto se verifica en una idea absolutamente degenerada de la misericordia, a la cual se la ve como una aprobación y bendición del mal, la miseria y el pecado, ni mas ni menos.

Es obvio a donde va a parar la Verdad Moral con estos retoques….Esto es la licuacion absoluta de la Moral Católica y la Verdad de Cristo. La anulación de la capacidad de recibir a Cristo, para contextualizarlo en el Adviento de hoy.

……

No hay que hacer ningún ajuste evolutivo de la Palabra: Cristo es el mismo ayer, hoy y siempre. Cielo y Tierra pasarán, pero su Palabra no pasará. La Verdad es Inmutable. FIDELIDAD a Ella es lo que hace falta, no ajuste al Sistema.

Vemos por ejemplo en algunos topicos neoparadigmáticos, afirmaciones sobre que lo era pecado hace cuarenta años, ya no lo es ahora. O cambios en el Catecismo, sobre la Pena de Muerte, que la Iglesia durante dos milenios consideró lícita; ahora el Nuevo Paradigma lo considera inaceptable.

Vemos el subjetivismo también en la Exhortación Sinodal Amoris Laetitia: El pecador es el que decide, con acompañamiento, si ha pecado o no…si es culpable,  o no.

El progremodernismo exalta la creatividad en desmedro de una odiada fidelidad: la Verdad se va al garete. Se termina en una Pastoral sin Verdad.

El respeto humano, dar excesiva importancia al juicio del mundo, ya queda claro en la adopción del Magisterio de la ONU….y el ajuste de la prédica y la moral a la Corrección Politica del Sistema. El Sistema pide laxitud, inclusión del LGBT, subjetivismo, evolutividad….Pero este Magisterio del Mundo, del Sistema, viene de antes, de los viejos modernistas y sobre todo de Rhaner y Theilard, endiosadores del Mundo, que para ellos y el progremoderniso representa la Realidad con mayúscula. Habida cuenta de que Dios está mas allá de todo fenómeno y es kantianamente incognosible.

Se ha cambiado el Temor de Dios por el Respeto Humano y el Magisterio de Cristo y la Iglesia por el del Mundo.

 

 

RACCONTO

Para recibir al Mesías, reconocerlo, aceptarlo, debemos estar preparados con la Humildad y la Conversión, con la conciencia de que somos pecadores (conciencia de Pecado) y que somos perdonados; debemos ajustar nuestra conciencia al parámetro superior de la Verdad de Cristo: no pretender que ella es el último ámbito de definición del Bien y el Mal, como pretende el subjetivismo en boga hoy en la iglesia del nuevo paradigma.

Debemos ser fieles al verdadero Evangelio, PERMANECER EN LA VERDAD, no cambiarla para adaptarla a las exigencias del Leviathán, como hace el Nuevo Paradigma.

Debemos achatar los montes de nuestra soberbia y estúpida autoestima humana y rellenar los valles de nuestra cobardía y respeto humano, parafraseando al Bautista.

Si para recibir al Señor en tiempos del Bautista hacía falta el Bautismo del agua, hoy hacen faltan los Sacramentos bien vividos. Confesión y sobre todo Misa. Algo que se tiende a olvidar o directamente proscribir, reemplazando todos los medios católicos por los consabidos imperativos progremodernistas: ser buena persona y estar insertos en el Sistema, en la Historia.

Todo esto, obviamente, sostenido por el testimonio de una vida cristiana en serio, cumpliendo los Mandamientos, con el amor verdadero a Dios y al prójimo.

Y no olvidemos un punto ya tratado en los anteriores Domingos: Tener conciencia de que nos salva Cristo. Recordemos que las civilizaciones anteriores, adámicas, bucólicamente mitificadas, aunque hayan parecido exitosas, eran en realidad muy oprimidas por el Diablo y le rendían culto de distintas maneras. En algunas de ellas, muchas de sus guerras eran para obtener material humano para el sacrificio. El terror, la angustia y la desesperanza frente a la muerte y a los espíritus y dioses vengativos y crueles, atenazaban al hombre y lo sumían en una existencia sórdida e impregnada por el miedo. Recordemos la estupidez de los mitos del bon sauvage.

Cristo libera del Demonio, de su opresión, y de los terrores de la muerte y los espíritus, y nos trae la verdadera Esperanza de Vida eterna, que hace relativizar con justeza todas las penas de esta vida y las dificultades y persecusiones por parte del mundo. La paz espiritual y la dedicación al arte, la tecnología, la ciencia y el intelecto que ha tenido Occidente durante muchos siglos se ha debido a la liberación de Cristo y no a otra cosa.

Pidamos a la Santísima Virgen que nos prepare para recibir así a su Hijo, con la intercesión también del bienaventurado San Juan Bautista y el Profeta Isaías.

 

 

 

NOTAS

 

Apocalipsis 3:

 

1. Al Angel de la Iglesia de Sardes escribe: Esto dice el que tiene los siete Espíritus de Dios y las siete estrellas. Conozco tu conducta; tienes nombre como de quien vive, pero estás muerto. 2. Ponte en vela, reanima lo que te queda y está a punto de morir. Pues no he encontrado tus obras llenas a los ojos de mi Dios. 3. Acuérdate, por tanto, de cómo recibiste y oíste mi Palabra: guárdala y arrepiéntete. Porque, si no estás en vela, vendré como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti. 4. Tienes no obstante en Sardes unos pocos que no han manchado sus vestidos. Ellos andarán conmigo vestidos de blanco; porque lo merecen. 5. El vencedor será así revestido de blancas vestiduras y no borraré su nombre del libro de la vida, sino que me declararé por él delante de mi Padre y de sus Angeles. 6. El que tenga oídos, oiga lo que el Espíritu dice a las Iglesias.”  

……………..

 

“14. Al Angel de la Iglesia de Laodicea escribe: Así habla el Amén, el Testigo fiel y veraz, el Principio de la creación de Dios. 15. Conozco tu conducta: no eres ni frío ni caliente. ¡Ojalá fueras frío o caliente! 16. Ahora bien, puesto que eres tibio, y no frío ni caliente, voy a vomitarte de mi boca. 17. Tú dices: «Soy rico; me he enriquecido; nada me falta». Y no te das cuenta de que eres un desgraciado, digno de compasión, pobre, ciego y desnudo. 18. Te aconsejo que me compres oro acrisolado al fuego para que te enriquezcas, vestidos blancos para que te cubras, y no quede al descubierto la vergüenza de tu desnudez, y un colirio para que te des en los ojos y recobres la vista. 19. Yo a los que amo, los reprendo y corrijo. Sé, pues, ferviente y arrepiéntete. 20. Mira que estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él y él conmigo. 21. Al vencedor le concederé sentarse conmigo en mi trono, como yo también vencí y me senté con mi Padre en su trono. 22. El que tenga oídos, oiga lo que el Espíritu dice a las Iglesias.”

 

 

 

 

 

 

 

—————————————————————

¡MÁS QUE NUNCA NECESITAMOS TU AYUDA!

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

 

Si prefieres, además de pinchando en el anterior botón para Pay Pal o tarjeta de crédito; puedes hacer tu donativo, puntual o periódico, por trasferencia a la cuenta número ES2500730100570163476193, indicando en el concepto “Donativo Adoración y Liberación”.

 

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En el mismo mensaje indícanos si prefieres recibir los mensajes por Whatsapp o por Telegram. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

Anuncios


Categorías:LA PALABRA DE DIOS DEL DOMINGO

Etiquetas:,

4 respuestas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: