Vicente Montesinos

 

 

 

 

Para Bergoglio todo diálogo vale: abortistas, lobby LGTBI, dictadores marxistas, ONU, Nuevo orden mundial, islamistas, protestantes… La gente se entiende hablando. Para eso es el Papa de la Misericordia.

Todo diálogo vale menos el diálogo con los católicos de verdad. No hay diálogo posible. Pero es que ni el más elemental. Y es que el nuncio en Washington D.C. dijo a los obispos estadounidenses que no inviten a personas como el cardenal Raymond Burke para charlas, y cuando no se pueda evitar la presencia de Burke, que no deben participar en esos eventos. Y punto.

Es un cardenal de sana doctrina. Es por tanto un cardenal apestado.

Hoy informábamos de la “misericorditis” aplicada al buen obispo Schneider, recluido en su casa y sin poder viajar. Ahora les informamos de algo, para Burke, que va mucho más alla de la “misericorditis”. Es la muerte civil. Pura y dura. La más rastrera. La más dictatorial dictada desde ese presunto centro de progresía y libertades que es el actual Vaticano. No pueden ni invitarlo. Y si él está no han de ir. Es algo así como la lepra. La lepra que para Francisco tenemos los católicos de siempre.

La orden, como no, y como les hemos contado con Schneider,  fue dada solo oralmente. Y una vez más, el responsable de esto: el todopoderoso secretario del Estado vaticano, cardenal Pietro Parolin, número dos de Francisco.

Cuando el cardenal Burke aparece en cualquier parte del mundo atrae a muchos fieles, mientras que los prelados liberales recogen solamente el interés de los periodistas oligarcas. Y no pueden soportarlo.

Los obispos de sana doctrina atraen a miles de personas. Todo el episcopado progre, cobarde y obsecuente con Francisco no interesa a nadie.

Los seminarios de los institutos tradicionales florecen cada vez más. Los seminarios de las conferencias episcopales se vacían de forma alarmante.

Es lo que hay.

No solo quieren acabar con la Iglesia, sino que no soportan el éxito de los buenos.

Pero con los buenos está Dios.

Y de Dios nadie se burla.

 

 

—————————————————————

¡MÁS QUE NUNCA NECESITAMOS TU AYUDA!

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

 

Si prefieres, además de pinchando en el anterior botón para Pay Pal o tarjeta de crédito; puedes hacer tu donativo, puntual o periódico, por trasferencia a la cuenta número ES2500730100570163476193, indicando en el concepto “Donativo Adoración y Liberación”.

 

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

Anuncios