Rafael Ortín

 

 

 

No hace falta tener muchos años para darse cuenta de la diferencia entre los pontificados de San Juan Pablo II, de Benedicto XVI y el actual, que desde todos los puntos de vista, parece caótico.

Curiosamente, y sin aparente motivo, han resurgido polémicas, contradicciones y diversas doctrinas de la época del Concilio Vaticano II y la etapa posterior, incluido el pontificado de Pablo VI. Este mismo Papa llegó a decir “el humo de Satanás se ha colado en el templo” y habló de grupos que causaban “la autodemolición de la Iglesia” También hubo muchos curas y obispos enfrentados contra sus Encíclicas, particularmente la Humanae Vitae, de la que se cumplen ahora 50 años.

Y no es casualidad que uno de los focos de disidencia estuviera en los EEUU. La Encíclica, como tal documento, con mayor valor doctrinal y magisterial que una Exhortación Pastoral, fue publicada el 29 de julio de 1968. Al día siguiente, el New York Times publicaba una larga carta firmada por 200 “teólogos” contradiciendo las disposiciones de la Encíclica y la concepción de la sexualidad que reafirmaba la tradición de la Iglesia. ¿Tuvieron tiempo de leerla?

La revolución sexual de la ideología de “género” dentro de la Iglesia estaba ya en marcha. ¿Se creen que la homosexualidad en los eclesiásticos comenzó con McCarrick? ¿Y que sólo él es el “caso” que hay que investigar?

Las desviaciones doctrinales, las indefiniciones, las ambigüedades, han vuelto a aparecer, y son consentidas. Añadan delitos sexuales y económicos de las cúpulas vaticanas y comprenderemos la necesidad de llamar en nuestro auxilio a la Virgen María y a San Miguel, Príncipe de la milicia celestial, que, de paso, no sé por qué quitaron la oración al final de todas las misas.

Y la urgencia para que, a quien corresponde la autoridad, ayude al Arcángel, enviando a monasterios de clausura o al estado laical a un buen grupo de sacerdotes delincuentes y también a quienes niegan dogmas, antes llamados herejes (¿se han preguntado por qué ya no se usa esa palabra u otras palabras como adulterio o concubinato…etc.?).

Nos encontramos en una situación de plena furia satánica: se imponen las ideologías contra lo mejor de la Creación, la persona humana, “varón y mujer los creó”, que despojan de toda relación con el Padre Creador y enfrentan a quienes fueron creados para la complementariedad y ayuda mutua. El odio de Satanás ha llegado hasta lo más maravilloso de la Creación.

Este mes, recemos y reparemos por todos aquellos que con sus delitos han violado sus votos y dado mal ejemplo y escándalo, muchas veces encubiertos por quienes tendrían que haber actuado con firmeza.

¿Nos extrañamos de que los fieles se alejen de la Iglesia?

¿Vemos lo que conseguimos actuando con debilidad y callando para que no haya escándalos?

¡QUE LOS PERVERSOS PROSPEREN Y DESTRUYAN LA IGLESIA, LA “AUTODEMOLICIÓN”!

Ha faltado Fe firme y oración verdadera.

Y después de octubre, continuemos rezando el Santo Rosario, la oración a San Miguel y pidiendo el auxilio de la Madre de la Iglesia. ¡Hace mucha falta!

 

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.
.

 

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

Si prefieres, además de pinchando en el anterior botón para Pay Pal o tarjeta de crédito; puedes hacer tu donativo, puntual o periódico, por trasferencia a la cuenta número ES2500730100570163476193, indicando en el concepto “Donativo Adoración y Liberación”.

Anuncios