Una cosa es servir a Dios en lo cotidiano en lo que haga falta, y otra, reducir todo, entrega a Dios, trascendencia, heroísmo, martirio, al cumplimiento chato de los deberes mundanos. El cristiano, además de sus deberes simples naturales, siempre, y sobre todo, tiene una misión trascendente, sobrenatural y heroica que exige trascender -valga la redundancia- y a veces hasta posponer lo cotidiano para hacer la voluntad de Dios. La necesidad del Testimonio claro y valiente en situaciones difíciles donde el Sistema oprime; afrontar el rechazo, el odio, la difamación, la estigmatización, la persecución, incluso el Martirio, son probabilidades cada vez mas frecuentes hoy.

 

Juan Donnet

 

 

(Comentario después de la oración Poscomunión)

 

COLECTA

Oh Dios Omnipotente y misericordioso, aleja propicio de nosotros todo lo adverso; para que desembarazados de alma y de cuerpo, te sirvamos con entera libertad. Por Nuestro Señor Jesucristo….

 

EVANGELIO (Mt 22 1-14)

 

<<1.Tomando Jesús de nuevo la palabra les habló en parábolas, diciendo: 2.«El Reino de los Cielos es semejante a un rey que celebró el banquete de bodas de su hijo. 3.Envió sus siervos a llamar a los invitados a la boda, pero no quisieron venir. 4.Envió todavía otros siervos, con este encargo: Decid a los invitados: “Mirad, mi banquete está preparado, se han matado ya mis novillos y animales cebados, y todo está a punto; venid a la boda.” 5.Pero ellos, sin hacer caso, se fueron el uno a su campo, el otro a su negocio; 6.y los demás agarraron a los siervos, los escarnecieron y los mataron. 7.Se airó el rey y, enviando sus tropas, dio muerte a aquellos homicidas y prendió fuego a su ciudad. 8.Entonces dice a sus siervos: “La boda está preparada, pero los invitados no eran dignos. 9.Id, pues, a los cruces de los caminos y, a cuantos encontréis, invitadlos a la boda.” 10.Los siervos salieron a los caminos, reunieron a todos los que encontraron, malos y buenos, y la sala de bodas se llenó de comensales. 11.«Entró el rey a ver a los comensales, y al notar que había allí uno que no tenía traje de boda, 12.le dice: “Amigo, ¿cómo has entrado aquí sin traje de boda?” El se quedó callado. 13.Entonces el rey dijo a los sirvientes: “Atadle de pies y manos, y echadle a las tinieblas de fuera; allí será el llanto y el rechinar de dientes.” 14.Porque muchos son llamados, mas pocos escogidos.>>”

 

POSCOMUNIÓN

Haz Señor que el remedio de tu Gracia nos purifique eternamente de nuestras maldades, y nos tenga siempre adheridos a tus Mandamientos. Por Nuestro Señor Jesucristo….

 

COMENTARIO

Jesús en sus parábolas toma la realidad cotidiana como comparación para señalar misterios trascendentes; misterios del Reino de Dios. Por eso la parábola no es un simple cuentito cotidiano; contiene elementos desequilibrantes, desmesurados; que parecen salirse irrespetuosamente de contexto; porque la parábola alude al plano trascendente, sobrenatural.

En sintonía con Castellani, podemos decir de entrada, en un primer nivel, que Jesús la dirige a la casta religiosa de Israel, sobre todo fariseos. Esto queda claro en el v 15, después de este pasaje: <<“Entonces los fariseos se fueron y celebraron consejo sobre la forma de sorprenderle en alguna palabra.>>

Esta parábola los enojó mucho. Luego, en un nivel mas general, a todos.

Por lo tanto, la primera invitación es hecha al pueblo de Israel; no solo este se excusó de asistir a las Bodas con el Mesías, sino que algunos de ellos maltrataron y mataron a sus siervos: los Profetas. La Ira del Rey, Dios, hace que este destruya la Ciudad de los invitados: Profetiza la Caída de Jerusalén en el 70.

Notemos con mucha atención que los motivos de aquellos excecrables que desprecian a Dios y la Boda de su Hijo, no son motivos extravagantes, ostensiblemente malvados: Son motivos cotidianos. Para la mentalidad de la cristiandad de hoy, casi definitivos o irrefutables. ¡Oh la miserable y crasa racionalidad de lo cotidiano y de la pura inmanencia antropocéntrica! ¡Que sofoca la visión de Dios! ¡Tan impregnada en la cultura post católica después del II Concilio!

Una cosa es servir a Dios en lo cotidiano en lo que haga falta, y otra, reducir todo, entrega a Dios, trascendencia, heroísmo, martirio, al cumplimiento chato de los deberes mundanos.

El cristiano, además de sus deberes simples naturales, siempre, y sobre todo, tiene una misión trascendente, sobrenatural y heroica que exige trascender -valga la redundancia- y a veces hasta posponer lo cotidiano para hacer la voluntad de Dios. La necesidad del Testimonio claro y valiente en situaciones difíciles donde el Sistema oprime; afrontar el rechazo, el odio, la difamación, la estigmatización, la persecución, incluso el Martirio, son probabilidades cada vez mas frecuentes hoy.

El achatamiento de toda la vida cristiana al cumplimiento de tareas cotidianas, al cumplimiento de un Catálogo de Buenos Modales políticamente correcto y funcional al actual paradigma es una de las aberraciones mas temibles del progremodernismo, que reduce todo a la inmanencia humana y a una moral sosa y de autoayuda y ONG.

La Segunda invitación es a todos: Buenos y Malos: judíos, los pocos que no participaron del desprecio de los primeros hacia el Rey; los Pobres de Yhavhé; y gentiles, en las encrucijadas de los caminos.

Los comensales llenaron la Sala y el Rey ve uno que no tiene el traje de bodas -no está en Gracia a pesar de estar físicamente dentro de la Iglesia- y es mandado al Infierno claramente. Este juicio ya es escatológico. El que haya uno solo sin Gracia entre muchos convidados no debe tomarse como proporción, sino como mera referencia y advertencia de que es necesaria la Vestidura de la Gracia.

Y por último, termina la parábola con la ruda advertencia: Muchos son los llamados, pocos los escogidos. Esto último hay que tomarlo, sin hacer números ni proporciones ni porcentajes que no ayudan, como un serio llamado de atención a la gravedad de la preparación para el Juicio que debe tener la vida del hombre: viviendo en Gracia de Dios.

Hoy en la iglesia del nuevo paradigma bergogliano, que ocupa la estructura de lo que otrora fue la Iglesia católica -quedan reductos de Cristo dentro de esta estructura, pero no marcan su rumbo- cunde un buenismo vago, de la hipermisericordia, o la misericorditis, del infierno vacío o la apokatástais; o simplemente la pura inmanencia…..el vaciamiento total de la escatología y la soteriología; el pecado de Presunción disfrazado de fe y confianza…..errores y conceptos que se vierten mezclados en contextos distintos, de manera promiscua, contradictoria: bien progremodernista y a gusto del Sistema: nada de Dios exigente, legistador y condenador, incluso nada de Dios proveedor de Gracia, nada de Infierno, y nada de Cielo finalmente: TODO ESTÁ AQUÍ EN EL MUNDO; DIOS ES TODO AMOR Y MISERICORDIA SIN VERDAD NI JUSTICIA. ¿Gracia? No, mas bien pelagianismo. Lay Ley de Dios es brutal y cruel; hace infeliz al hombre y no se puede cumplir.

Pero toda la Palabra de Dios , y sobre todo el Nuevo Testamento del cual sobresalen los Evangelios, es totalmente clara en esto: Dios es misericordioso, paciente, pero es Justo y finalmente castiga y condena, promulgando una ley que la conducta y la libertad del hombre sancionaron con su existencia. Y para que el hombre pueda estar a la altura de las exigencias de Dios, cumplir con su Ley, este provee la Gracia por medio de Cristo: todo lo que Dios pide se puede.

Y esto es reflejado en dos milenios de Tradición viva e interpretación del Magisterio con la misma claridad.

Tenemos los Sacramentos, primero el Bautismo, luego sobre todo la Misa, -pero también la Confesión y otros- en la que participamos del Sacrificio Redentor de Cristo en el Calvario, para revestirnos de Gracia y que nuestro traje sea el requerido para la Fiesta de Bodas escatológica.

No hay salvación por “default” como se diría en sistemas informáticos de un conocido magnate del Bildelberg Club, donde la Iglesia bergogliana ahora es miembro…La Salvación requiere una configuración personalizada -para seguir con ese símil- : la de estar en Gracia de Dios.

Gracias a Dios, Dios es misericordioso pero también es Justo.

Un Dios que fuera pura misericordia sin justicia ni verdad, no sería Dios y sería un engendro abominable.

Pero, Gracias a Dios, Dios es Dios.

 

—————————————————————

¡MÁS QUE NUNCA NECESITAMOS TU AYUDA!

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

 

Si prefieres, además de pinchando en el anterior botón para Pay Pal o tarjeta de crédito; puedes hacer tu donativo, puntual o periódico, por trasferencia a la cuenta número ES2500730100570163476193, indicando en el concepto “Donativo Adoración y Liberación”.

 

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

Anuncios