ABERASTURI DIXIT (1): «Yo libero de una quimera llamada conciencia»

Jose Luis Aberasturi (noviembre de 2015)

 

 

00000131

 

 

He encontrado esta cita, recogida por Joseph Ratzinger en Iglesia, Ecumenismo y Biblia (BAC, Madrid 1987, 183), y por esas “razones” que, dada su espontaneidad, no te explicas bien ni tu mismo, enseguida me ha venido a la cabeza el intento, tan burdo como escandaloso, y tan ineficaz como/por inmoral, de llevar “como sea: a la fuerza si es preciso” -sí o sí- a los que algunos siguen viendo y calificando como católicos prácticametne ejemplares, aunque su vida y su empeño vital sea, y siga siendo, vivir tan lejos del catolicismo como les sea posible. Por propia decisión, libremente tomada.

Me refiero a los ¿católicos? divorciados (¿?) y vueltos a arrejuntarse en coyunda “presupuestamente marital”. Y a esa descabellada pretensión pseudopastoral -acanallada, desecerebrada, inmoral, ilógica y antieclesialmente suicida- de engrasar la máquina y la maquinaria pàra que esas personas se metan en la “cola” de la Comunión -no por sus pistolas, sino por las de algunos eclesiásticos- cuando van a Misa; que, por otro lado. no van nunca la mayor parte de ellos y desde hace muchos años. ¡Pues van a ir, y van a comulgar, como que me llamo Julito, para los amigos!

Les van a instalar en el “sacrilegio permanente”: nuevo “logro” de la “nueva pastoral” que preside la “nueva” misericordia. ¡Aleluya! ¡Aleluya! Y esto se les va a vender -se les está vendiendo ya desde hace tiempo-, como ¡MISERICORDIA A GOGO DE LA MADRE IGLESIA! O como, ¡REBAJAS DE FIN DE TEMPORADA: YA ESTÁ A QUÍ LA NUEVA IGLESIA! O como, ¡RENUEVE GRATIS SU VESTUARIO: LA NUEVA IGLESIA PAGA!

Se les va a vender como “catolicismo auténtico y verdadero”. Que es el nivel de tantos y tantos cursillo prematrimoniales, por ejemplo, dados en parroquias católicas y por catequistas católicos -sacerdotes, seglares, religios@s y expert@s de diverso pelaje, en los que se ha enseñado a los futuros casados y como primer principio la ANTICONCEPCIÓN: ¡fuera hijos! Y, a partir de ahí, los condones, la esterilización, la implantación de los “dius», el uso y abuso de píldoras de todas clases, incluidas las abortivas… ¡Será por vender! ¡Aquí se vende la burra más matada, vieja, desdentada y moribunda, como si estuviese recién destetada! ¡Todo por las almas!

Y entonces, ¿qué ocurre? ¿Cuáles son las consecuencias? Dejando a parte, y como fin al que llegar que, con este sistema la Iglesia Católica desaparece… ¡Si ya está desaparecida en tantos países del mundo occidental con milenaria tradición católica! ¿Pero es que nadie lo ve? ¡SI LA DESCRISTIANIZACIÓN ES CONSECUENCIA DE TODO LO ANTERIOR! Pues con la que está cayendo, ni te cuento.

Pues, además de esto, que será lo último en alcanzarse si no lo remedia quien puede y debe remediarlo, antes se van a corromper las conciencias. Y, en consecuencia, al hombre, convirtiéndolo en un animal: cuya especificidad es, en concreto, la no-conciencia.

Hemos llegado así a la cita que daba título al artículo. ¿Saben de quién es? De Hitler, el Adolf, un bendito este chico.

No es de extrañar que quienes más han contribuido a instaurar todo esto, porque ya lo están poniendo en práctica en varias diócesis, sea los centroeuropeos: alemanes, suizos, austríacos, etc. “De casta le viene al galgo».

 

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

 

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que ¡Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

 



Categorías:BLOG ADORACIÓN Y LIBERACIÓN

Etiquetas:

5 respuestas

  1. !Que grande es este hombre, D. José Luis Aberasturi, de los rarísimos sacerdotes de la Obra que tiene lo que hay que tener debajo de la sotana!

  2. Así es hermano! Grandísimo! Gloria a Dios!

  3. No, la cita no es de Adolf Hitler, sino de Iosif Visarionovich Dugachvili, alias Stalin. No está bien atribuir ni palabras ni los millonarios crímenes del comunismo a nuestros aliados de la Cruzada 36/39. Mentir no es católico, y Adoración y Liberación es uno de los medios más fieles a Jesucristo Nuestro Señor.

    • Tremendos los campos de concentración de los aliados… ese fue un verdadero holocausto junto con Dresden y no lo otro que nos quieren hacer creer.

      • El holocausto es el que los judíos perpetraron contra el Cordero degollado según AT, es decir, contra Jesucristo Nuestro Señor, el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo. Calificar la muerte de millones de prisioneros socialistas, comunistas y socialdemócratas, homosexuales y gitanos en los campos de concentración del III Reich por hambre, tifus, tuberculosis y agotamiento en esclavitud, que no por matarratas, de holocausto es una burla más de las «serpientes y raza de víboras» que asesinaron a Dios hecho hombre, hacia el propio Jesucristo y los millones de católicos y católicas asesinados y violadas por las bestias infrahumanas del Ejército Rojo por orden de sus comisarios, tanto en Europa del Este como en España en nuestra cruzada 1936/1939.

        Que la Santa Iglesia Católica Apostólica, por voluntad no de Dios, sino de sus papas, cardenales y obispos hayan sucumbido a la influencia farisea judía, por puro interés de financiación, puede llevar a millones de almas al infierno. La verdad es ácido sulfúrico para los que odian a Cristo Jesús.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: