Vicente Montesinos

 

 

 

 

Algunas de las homilías dadas por Francisco en Santa Marta en las últimas semanas han tratado de abordar el tema de la autoridad, tanto la de Jesucristo, como la de los pastores de la Iglesia.

Bergoglio, con su “especial lenguaje”, ha venido manifestando que lo que “le da autoridad a Jesús es su cercanía con la gente, porque él entiende sus problemas, dolores y pecados, los acoge, los sana y les enseña a acercarse a ellos“.

Ciertamente, puesto que Bergoglio en Santa Marta habla sin notas, y como dice él, “desde el corazón“, aproximarse a sus palabras en estas “homilías” sirve en muchas ocasiones para saber quién es realmente este hombre. Y sirve sobre para todos aquellos que, vete a saber porqué, después de estos cinco años, siguen sosteniendo que estamos ante un Pontificado modélico y “en plena continuidad con el de Su Santidad el Papa Benedicto XVI” (lo cual es lo mismo que decir que yo estoy en continuidad con Pablo Iglesias; el primero, o el segundo, que tanto tiene)

El ejemplo con el que empezaba este texto no es casual. En esa manifestación de Bergoglio sobre “de donde proviene la autoridad de Dios”, se deja ver, en conjunta con muchas otras similares, el porqué de la duda que tantas veces ha atenazado a tantos católicos: ¿Pero es que el Papa Francisco cree realmente que Jesucristo es Dios? 

Porque si uno cree, como un servidor, y tantos otros, y a la cabeza Su Santidad el Papa Benedicto XVI, que el hecho de que es Dios es lo que le da la Autoridad, con mayúsculas, a Nuestro Señor Jesucristo, estas frases de pasquín y muchas otras, llenas de populismo y soberbia, están completamente fuera de lugar.

Claro… Si con sus palabras y actuaciones es capaz de hacer dudas a tantos millones de católicos sobre si realmente asume la Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo… ¿Como esperar que asuma sin confusiones la sana, santa y tradicional doctrina de la Iglesia por Cristo fundada?

A continuación viene lo de que la autoridad de los pastores de la Iglesia se la da “el olor a oveja“. Y ya estamos con que la abuela fuma…

Hace pocos días le decía este humilde servidor a un buen sacerdote, entusiasmado con el dichoso olor a ovino: ¿Pero no sería mejor que los pastores olieran a santidad, más que a oveja? – vamos, digo yo.

Evidentemente tras estas frases de acampada, power point o cadena de whastapp, lo que se deja ver es que Francisco tiene una absoluta falta de respeto por el sacramento de las Ordenes Sagradas, que es el que configura al hombre para Cristo y lo imbuye de la autoridad para enseñar, gobernar y santificar al pueblo de Dios.

Los que sostienen que Francisco no cae en contradicción a la doctrina, te sueltan que él no ha declarado en ningún sitio, y nos ceñimos al ejemplo concreto (tantos otros hay) que Jesucristo es sólo hombre. Claro. No lo esperamos.

Pero lo que sí que esperamos a este paso es que impulse nuevas iniciativas en las que pueda dejar claro que la autoridad para participar en el ministerio sacerdotal simplemente “se despierta” en un individuo “por medio de la oración”, siempre que exista la voluntad de “estar cerca de la gente”. ¿Y qué es lo que seguirá?

¿Misas ecuménicas? (los ministros protestantes están cerca del pueblo)… ¿Fin del celibato clerical? (los hombres casados también pueden orar…)… ¿Diaconisas, sacerdotisas…? (tantas santas han estado cerca de Dios…)

Pero seguirán diciéndonos… ¡Venga, fundamentalistas, que son solo homilías, y este Papa habla en un lenguaje cercano al pueblo, no en un lenguaje teológico preciso!

Y a seguir…

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

 

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que ¡Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

 

Anuncios