Vicente Montesinos

 

aldo.jpg
Aldo Maria Valli

 

Están siendo tiempos difíciles.

Tiempos en los que cada vez que un sacerdote de la misericorditis me exhorta a dejar de decir lo que digo, yo respetuosamente le digo: Lo siento, pero no; porque no podemos callar.

Tiempos en los que cada vez que “católicos” encantados de haberse conocido y de haber conocido a Bergoglio me insultan, amenazan y calumnian; les digo… Lo siento, que el Señor os bendiga, y os de paz, pero no podemos callar…

Tiempos en los que cuando familiares y amigos me dicen que soy un “fundamentalista”, les digo: Bueno, os respeto, pero lo siento… no podemos callar.

Tiempos en los que cuando incluso te ves obligado hasta a abandonar dirección espiritual, grupos, círculos, etc…; debes decir… Lo siento, pero no; porque no podemos callar…

Porque no podemos callar…

Y en esta batalla ha sido un verdadero gozo descubrir la entrevista que Cristiano Lugli ha realizado a Aldo Maria Valli; en la que el reputado informador básicamente ha dicho eso: ¡es que no podemos callar!

Aldo Maria Valli es un conocido periodista de RAI, que ha trabajado durante varios años en Tg3 y, desde 2007, ha desempeñado el papel de vaticanista en Tg1.

Ya en este blog hablamos sobre él cuando el acertado tema del diccionario de la “misericorditis”.

Desde 2016 comenzó a mostrar serias reservas sobre el pontificado de Francisco, que acabó recogiendo en diversos libros, y que fueron una sorpresa para quienes desde 2013 habían reconocido en él a un defensor de la visión eclesial de Bergoglio.

Pero como él mismo explica en esta entrevista, esa fascinación inicial que compartieron tantos católicos, en su caso pronto se convirtió en sorpresa, hastío y decepción. Y desde entonces dice lo que piensa, y lo dice muy bien. Y además sin miedo a ser misericordiado, y de una forma valiente.

Aldo Valli destaca como fue echándole cada vez más para atrás que Francisco no hablara del juicio divino,  y que no perdiera la oportunidad de devaluar la ley divina, como si ese asunto fuera solo una preocupación de los “fariseos“. Después de eso, y de muchas otras cosas, Amoris laetitia hizo que sus perplejidades se volvieran aún más claras y ya no pudo callar. ¡Bienvenido! Su labor desde entonces es impagable.

Valli responde con sinceridad en la mencionada entrevista que le produce mucha tristeza ver el depositum fidei cada vez más en peligro y devaluado en nombre de una llamada genérica a la “misericordia” y el “diálogo“. Es la tristeza, como define muy bien, de la oveja que ve consternada que ya no podrá contar con el pastor. De un creyente que ve el relativismo extendido dentro de la Iglesia misma.

Otros valiosos pronunciamientos sobre la deriva de la Iglesia de Bergoglio; el papel que “han dejado” jugar a Su Santidad el Papa Benedicto XVI y el alcance de la crisis actual, los desarrolla Valli en esta entrevista en una línea que nuestros lectores están acostumbrados a leer.

Brillante Valli. En el análisis y en el compromiso que del mismo se deriva, que lleva a manifestar que los católicos fieles debemos rezar, no desfallecer, seguir adelante, contra viento y marea, y que…, no podemos callar.

Añado yo: gracias Aldo. Así es. Porque si callamos… hablarán las piedras.

¡A seguir!

¡Y porque hasta el cielo no paramos, que Dios os bendiga!

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

 

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que ¡Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

 

Anuncios