Vicente Montesinos

 

 

Captura de pantalla 2018-02-20 a las 22.43.21

 

 

Si de la Iglesia dejamos caer la Gracia; y arrinconamos el imperativo de cumplir los mandamientos… ¿Para qué estamos?

Si la Iglesia asume como inevitable la imposibilidad de cumplir con la Ley de Dios… ¿Para qué estamos?

Si la Iglesia no exhorta a la conversión… ¿Para qué estamos?

 

Si la Iglesia no enseña que el hombre no puede incumplir la Ley de Dios sin graves consecuencias, para él y para los demás… ¿Para qué estamos?

¿Qué mas podemos descafeinar? Si la doctrina es clara y se aplica, no hay vuelta de hoja.

Luego… ¿Para qué estamos? ¿Para qué tanto recurso a reflexiones, paréntesis, casuística, discernimientos…? ¿No será que se espera en verdad violentar la ley?

Es, de hecho, el proceder del diablo en las tentaciones. Por eso Jesucristo nos enseñó a ser claros: sí sí, no no.

Y porque hasta el cielo no paramos, buenas noches y que Dios les bendiga

 

—————————————————————

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

Anuncios