Vicente Montesinos

 

SantoTomasMoroPatronoHumor copia
Santo Tomás Moro, mártir por defender la indisolubilidad del matrimonio.

 

Sabemos sobradamente los tiempos que nos está tocando vivir. No es necesario que me extienda.

Para muchos de los hermanos que habláis conmigo a diario, y para mí mismo, esta época está suponiendo un serio ejercicio de paciencia.

Pido al Señor fortaleza y saber afrontar estas tribulaciones de buen grado, incluso con alegría; para que de esta forma la purificación sea más grande.

No está de más recordar el mensaje que transmite Santo Tomás Moro a su hija desde la cárcel:  “Ten, pues, buen ánimo, hija mía y no te preocupes por mí, sea lo que sea que me pase en este mundo. Nada puede pasarme que Dios no quiera. Y todo lo que Él quiere, por muy malo que nos parezca, es en realidad, lo mejor”.

Quiero que esta sea mi convicción. Quizá, entre tanto sinsentido,  y como apuntara recientemente un buen obispo, el Señor nos quiera recordar, una vez más, que es Él el que hace las cosas, contando con nuestra pobreza y debilidad, como en el caso de María.

Y porque hasta el cielo no paramos, buenas noches hermanos, y que Dios os bendiga.

 

 

—————————————————————

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

Anuncios