Vicente Montesinos

 

Captura de pantalla 2018-01-15 a las 17.10.18

 

Buenos, amigos; y con este escrito, ponemos fin a la Carta y sus tres posts de reacciones; y a seguir, que la faena es inmensa.

Como les prometí, me falta por mostrarles alguna respuesta laica que me había dejado especialmente confirmado en esta lucha.

La verdad es que es gozoso ver como llegan apoyos de todo el mundo a esta carta; que por supuesto no lo son para su pobre autor; sino para la necesidad de expresar desde dentro de la Santa Madre Iglesia, y por ella y su Pontífice, que hemos necesariamente de retomar el camino de la fidelidad a Cristo, al Magisterio bimilenario,  la Tradición, y  la Sana Doctrina.

Desde todos y cada uno de los rincones de España; la Argentina (¡cuantas voces en Argentina, curiosamente!), Italia, Francia, Polonia, Hungría, Chile, Ecuador, México, Brasil, El Salvador, U.S.A, Bolivia, Venezuela, etc, etc…

En concreto quiero mostrarles un comentario que viene de Colombia, hecho por una mujer, íntegra, católica, fiel, de las de verdad (no de las de cuotas, cardenalas y papisas…)

Dice así:

 

 

“No tengas miedo ni te desanimes porque yo, tu Señor y Dios, estaré contigo dondequiera que vayas”. Jos 1,9.

Si has decidido no rendirte, Dios te dará las fuerzas para no caer y te acompañará para que no te detengas. Mi oración contigo.

Recuerda: las palabras del Señor en el evangelio de San Lucas 19, 40. “Os digo que si estos callan gritaran las piedras”

Y si lo tomas desde el versículo 29 al 43; es hermoso como el Señor nos advierte de tantas cosas.

Recuerda: es a través de su Santo Espíritu que se ilumina tu ser para que hables. Aunque muchos vayan en tu contra o no te respondan, no temas.

Hay personas que les gusta o nos gusta el camino fácil y no aceptamos con valor la voluntad de Dios en nuestras vidas y no se dan o no nos damos cuenta de que cuando el Señor no permite nuestra voluntad en nuestras vidas es por que hemos triunfado con Él.

Por eso no puedes renunciar a lo que el Señor Dios del cielo y la tierra coloque en tu Corazon.

Del libro “Imitación de Cristo”: “Quien descansa tranquilo en Dios tiene firme su corazón, y para él todas las cosas se resumen en una sola: tener contento al Señor. Oh Dios que eres la Verdad: haz que estemos unidos a ti con un amor eterno.”

No hay problema, Vicente. Para grandes cosas te tiene nuestro Señor y Dios para estos momentos que vivimos en nuestra Iglesia y para los que vienen.

¡Ánimo! Por que solo su Misericordia y la poca oración que tratamos de hacer con Corazon humilde podrá levantar nuevamente las manos de nuestro Padre Celestial.

Recuerda: el profeta anuncia y denuncia.

Bendiciones. 

 

 

Ante esta gran mujer, hasta los Ángeles callan. Luego yo no voy a hacer otra cosa.

Y porque hasta el cielo no paramos, ¡Qué Dios les bendiga!

 

Anuncios