Vicente Montesinos

Hoy es el día del Beato Charles de Foucauld. El apóstol del abandono.
Os invito a rezar hoy su oración. La oración de entrega y abandono a Dios. Yo la rezo cada día, y es una bendición.
Especialmente necesaria en estos tiempos en los que, muchas veces, por mucho que luchemos, al final hay que cerrar los ojos, y decir: Padre, en tus manos lo abandono todo.
Y llegue a la paz.
Para de nuevo, al día siguiente, volver a la lucha, y si las cosas no salen: Padre me abandono a ti. Y si salen: Padre me abandono a ti.
¡Feliz día en el Señor y bajo la intercesión del beato Charles de Foucauld!

———————————————————————-
Autor: Charles de Foucauld

Padre, me pongo en tus manos, 
haz de mí lo que quieras, 
sea lo que sea, te doy las gracias.

Estoy dispuesto a todo, 
lo acepto todo, 
con tal que tu voluntad se cumpla en mí, 
y en todas tus criaturas.
No deseo nada más, Padre.
Te confío mi alma, 
te la doy con todo el amor 
de que soy capaz, 
porque te amo.
Y necesito darme, 
ponerme en tus manos sin medida, 
con una infinita confianza, 
porque Tú eres mi Padre.

Anuncios