Vicente Montesinos – Adoración y Liberación

12 de octubre de 2017

 

Celebramos hoy el día de la Virgen del Pilar, que además de ser patrona de Zaragoza; de la Hispanidad y de la Guardia Civil; es patrona de innumerables villas y ciudades; templos; pueblos y barrios; y cuya devoción, como primera aparición mariana en el mundo, es ampliamente extendida; y muy querida para los españoles de bien, a los que se haya profundamente unida.

Quería detenerme hoy en un aspecto curioso de esta devoción, para muchos conocido, pero que otros no acaban de tener claro. Y es que no deja de ser curioso, para muchas personas que visitan El Pilar por primera vez; la presencia de dos bombas de aviación colgadas en el lateral derecho del frontal de la santa Capilla.

 

bombas-pilar
Estado actual de las bombas en la Basílica del Pilar. Al centro, la placa conmemorativa de la primera Vigilia de Peregrinación Nacional de la Adoración Nocturna Española.

 

¿Qué hacen allí? Vamos a intentar aclararlo muy rápidamente.

La aviación republicana, en el curso de la Guerra Civil que se había iniciado el día 18 de julio; en su profundo odio a todo lo católico y español, bombardeó el templo del Pilar la noche del 3 de agosto de 1936; tras haber decidido acabar con la Basílica de la Virgen, y con su hermosa y querida devoción. Pero no lo consiguieron ni con bombas.

 

La aviación republicana, en el curso de la Guerra Civil que se había iniciado el día 18 de julio; en su profundo odio a todo lo católico y español, bombardeó el templo del Pilar la noche del 3 de agosto de 1936; tras haber decidido acabar con la Basílica de la Virgen, y con su hermosa y querida devoción. Pero no lo consiguieron ni con bombas

 

Las dos bombas que en El Pilar se conservan, más una tercera que cayó a la parte exterior del Templo, fueron lanzadas en una noche clara de luna llena; por un avión que volaba muy bajo; y la guarnición nacional en Zaragoza contaba, en esos momentos, a pesar de que los oficiales al mando pudieron captar los sonidos del avión al acercarse, con muy poca reacción antiaérea y medios muy precarios para repeler la agresión. La guerra sólo llevaba quince días en marcha; y ello permitía al ejército enemigo moverse con bastante libertad.

La cuestión es que el S.T.M de la Virgen del Pilar en Zaragoza fue bombardeado, impactando dos bombas en su tejado y una tercera quedando incrustrada de pie en la Plaza, en el adoquinado del suelo. Ninguna de las tres explosionó.

 

virgen pilar

 

La caída en la plaza permanecía íntegra. Las que impactaron en el Templo se fracturaron tras el impacto y la perforación de la bóveda. Una perforó la pechina izquierda del arco frontal de la Santa Capilla –como puede comprobarse hoy a simple vista, desde el suelo. La otra cayó sobre el coreto y la perforación es visible también en su lateral derecho.

Evidentemente, los milagros existen; Nuestro Señor los dispone cuando y como quiere; y estando de por medio su Santa Madre, la predisposición de Dios Todopoderoso es máxima.

 

La Providencia divina y nuestra Madre la Virgen del Pilar transformaron aquella operación odiosa, en un instrumento que sirve diariamente para muchos para incrementar su fe y devoción a la Santísima Virgen.

 

La Providencia divina y nuestra Madre la Virgen del Pilar transformaron aquella operación odiosa, en un instrumento que sirve diariamente para muchos para incrementar su fe y devoción a la Santísima Virgen.

 

¡Feliz día a Zaragoza, a Aragón, a toda España, a toda la Hispanidad; a todas las Pilares; y a la Guardia Civil!

Y hoy, podemos decir, en el día de la Virgen del Pilar: ¡Viva España! (con perdón); viva la Santísima Virgen del Pilar; y viva Cristo Rey! ¡Feliz día a todos, hermanos, y que Dios os bendiga!

 

 

Anuncios